Compartir

Competencias parentales: definición, factores, tipos y actividades

 
Por Lorena García Vega. Actualizado: 23 noviembre 2020
Competencias parentales: definición, factores, tipos y actividades

La tarea de ser padre o madre no es fácil, es común que el objetivo principal sea dar lo mejor a sus hijos, sin embargo, el nivel de exigencia sobre la parentalidad es alto y la educación, la crianza y el desarrollo integral de los niños no viene con libro de instrucciones.

Sobre los cuidados y educación del niño intervienen diferentes contextos como son el educativo o el social, sin embargo, la mayor responsabilidad recae sobre la familia; todas son diferentes y disponen de distintos recursos, entornos valores y culturas, por lo tanto, la respuesta que ofrezcan dependerá mucho de la situación en general y de cada responsable de la educación en particular. En este artículo de paraBebés, conocerás las competencias parentales: definición, factores, tipos y actividades.

También te puede interesar: ¿Qué es la parentalidad positiva?

¿Qué son las competencias parentales?

En primer lugar veremos la definición de competencias parentales. Las habilidades parentales son las competencias, destrezas y capacidades que poseen las figuras principales en la vida del niño o niña.

Las competencias parentales varían en función del ambiente, la cultura, los valores, los conocimientos e incluso los factores genéticos heredados por los padres, donde también se incluyen factores ambientales, como el tipo de vida y los contextos sociales en los que se han desenvuelto. Este hecho genera una respuesta diferente hacia el niño y en la implicación de los padres hacia la crianza de sus hijos o en la etapa evolutiva en que estos se encuentren.

¿Qué factores influyen en las competencias parentales?

Para la adquisición de competencias parentales beneficiosas sobre el desarrollo integral en la vida de niño, repercute en gran medida, la situación socioeconómica y sociocultural de la familia. La pobreza, la delincuencia, la violencia, el maltrato o el consumo de drogas y alcohol difícilmente conducen a que los padres consigan para sus hijos, poseer buenas y apropiadas habilidades parentales.

Las habilidades parentales llevan implícitas una serie de habilidades sociales, desarrollo de la capacidad empática, puesta en marcha de respuestas asertivas hacia el niño que, provoca que padres e hijos puedan conectar emocionalmente y responder eficazmente a las necesidades básicas del niño en cuanto a su cariño y cuidados.

Principios de las habilidades parentales

Las competencias parentales han de interpretarse desde una visión holística e integrar cada una de las partes que las componen, en la forma de educar a los hijos. Los padres asumen el rol de orientadores y guías en el crecimiento y desarrollo de sus hijos.

  • Principio de vinculación: referido a la sensibilización parental hacia los temas que repercuten directamente en el niño, ofreciendo una respuesta emocional ajustada y afectiva e implicación e interés sobre todo el proceso de crianza y enseñanza del menor.
  • Principio formativo: es multidireccional y no solo pone el foco en el proceso de enseñanza- aprendizaje del niño, sino que también lo hace sobre las posibilidades formativas de los progenitores o personas vinculadas en la educación de los niños.
  • Principio de protección: garantiza la seguridad física, psicológica y emocional del menor, además quedan satisfechas las necesidades básicas del menor.
  • Principio de reflexión: autocuidado parental, imprescindible para que los niños estén bien; si el cuidador principal del niño se siente bien física, psicológica y emocionalmente, están preparados para anticipar situaciones y escenarios que puedan ofrecer una respuesta ajustada a las circunstancias.

Tipos de competencias parentales

Existen diferentes tipos de competencias parentales, pero todas deben estar interrelacionadas para garantizar el óptimo desarrollo integral del niño. A continuación explicamos los tipos de competencias parentales más importantes:

Competencias educativas

  • Las relaciones están basadas en el afecto y en el cariño, así como en el reconocimiento de los logros.
  • Entiende el error como una maravillosa oportunidad de aprendizaje, y trata de fomentar que el niño se visualice desde sus fortalezas y no desde sus limitaciones.
  • Capacita al niño evitando la sobreprotección, haciéndole entender que puede conseguir lo que se proponga y que siempre contará con el apoyo y acompañamiento incondicional de su familia.
  • Se promueve el desarrollo de actitudes que inviten al autocontrol y gestión emocional; es importante el papel que juega la comunicación dentro de la familia y la posibilidad de compartir juntos tiempo de ocio.
  • Promueve la comprensión y respeto hacia las características propias del menor.
  • El padre o madre desarrolla una autoevaluación que le permita analizar sus fortalezas y debilidades y cómo mejorar su práctica parental.

Competencias parentales a nivel personal y en pareja

  • Se llegan a acuerdos en la pareja para ofrecer a los hijos respuestas coherentes y que vayan en la misma dirección, procurando establecer un mismo estilo educativo.
  • Percepción ajustada del rol parental, se tiene una idea realista de que la tarea de padres implica tiempo, esfuerzo y dedicación.
  • Interés por conocer a los hijos y de comprender en qué fases de desarrollo se encuentran con el fin de involucrarse en el crecimiento de sus hijos de una forma adecuada y positiva.

Competencias de autonomía personal

  • Responsabilidad e implicación para garantizar el bienestar del niño
  • Existe confianza hacia otros profesionales para solicitar su apoyo, ayuda, consejos y si fuera necesario también su diagnóstico e intervención.
  • Se implica en las tareas educativas y participa activamente en la vida de la escuela.

Competencias para la vida personal

Este aspecto es importante, porque si no se desarrolla desde una perspectiva respetuosa y positiva o no se le concede la importancia que tiene, el resto de las competencias y habilidades tan solo quedarán en buenas intenciones. Para ello, es importante realizar un trabajo de introspección y autoconocimiento. En este artículo encontrarás cómo saber cuándo ir al psicólogo/a. Las habilidades de vida personal que son beneficiosas y que han de adquirir los padres para la crianza de sus hijos son:

Competencias de organización y rutina diaria

  • En casa, los padres se preocupan de proporcionar un ambiente tranquilo y relajado, pero también limpio y ordenado en cuanto a espacios y rutinas.
  • Cuidan que todos los miembros de la casa adquieran hábitos de vida saludable relacionados especialmente con la alimentación, la higiene y el descanso.

Actividades para trabajar competencias parentales

¿Cómo potenciar las competencias parentales? A continuación veremos dinámicas para mejorar habilidades y competencias parentales. Están especialmente orientadas a la reflexión de la práctica parental tratando de involucrar y contar con la opinión de todos los miembros de la familia.

  • ¿Cómo es mi hijo? Es un ejercicio de reflexión en el que se pone en práctica la capacidad empática para conocer cuáles son los gustos, inquietudes e intereses del niño con el fin de mejorar la respuesta que se le puede ofrecer en diferentes situaciones.
  • Mi estilo educativo: es una actividad muy recomendable para desarrollar en pareja, pues se hace una reflexión en la que se pueden poner puntos en común y cómo llegar a acuerdos ante las diferentes perspectivas en torno a la crianza de los hijos. Hay que plantear las siguientes cuestiones “Soy autoritario cuando…” “Soy permisivo cuando…” “Soy democrático cuando…” El feedback de pareja en esta dinámica enriquece la práctica parental. En este artículo explicamos los estilos de crianza y sus consecuencias.
  • ¿Cómo resuelvo los conflictos? Esta actividad está pensada para realizarse con toda la familia teniendo en cuenta las edades de los hijos y su nivel de comprensión, tratando de favorecer la comunicación y establecer pautas de acción comunes. Cada participante debe hacer un ejercicio de reflexión y sinceridad y responde a la pregunta: ¿Cómo resuelvo los conflictos? Y a continuación: ¿Qué debería hacer para no alterarme y dar una respuesta más calmada? Después se hace una lluvia de ideas sobre situaciones que desencadenan en conflictos y se hace una puesta en común de cómo podría solucionarse de una forma amable y respetuosa para toda la familia.

Evaluación de las competencias parentales

Una vez llevado a la práctica y tras haber desarrollado una serie de destrezas y habilidades que favorecen a la crianza y el desarrollo integral del niño, resulta conveniente realizar una autoevaluación sobre la propia práctica. Para evaluar las capacidades parentales, se deberá contemplar los siguientes aspectos:

  • La evaluación se hará teniendo en cuenta las características de las relaciones padres e hijos y no tanto en la personalidad de cada uno.
  • Hacer un análisis de las expectativas, logros y metas educativas que se tienen hacia el niño y entender si son reales y asequibles o si hay que tratar de ser más comprensivos con las capacidades actuales de los hijos teniendo en cuenta su desarrollo madurativo y circunstancias personales.
  • Buscar la evidencia de una adecuación parental resiliente a las necesidades de los niños entendiendo y respetando los ritmos madurativos y de desarrollo de los menores.
  • Tratar de evaluar teniendo en cuenta no solo las posibilidades de mejora, sino también pensando en las fortalezas con las que se cuentan para abordar la tarea parental.
  • Poder identificar situaciones y condiciones del entorno que influyan positiva o negativamente sobre las competencias parentales.

Si deseas leer más artículos parecidos a Competencias parentales: definición, factores, tipos y actividades, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Familia.

Bibliografía
  • Carrobles, J. A., & Perez-Pareja, J. (2011). Escuela de padres / Parents meeting: Guía práctica para evitar problemas de conducta y mejorar el desarrollo infantil / Practical Guide to prevent behavior problems and improve child deve. Piramide Ediciones Sa.
  • Lawrence, L. (2014). Ayude a sus hijos a leer y esc (1aed., 1a imp ed.). Paidós.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Competencias parentales: definición, factores, tipos y actividades
Competencias parentales: definición, factores, tipos y actividades

Volver arriba