Cuidados del bebé

Por qué a mi bebe no le gusta el porteo y qué hacer

 
Dra. Maryangel Moreno Díaz. Pediatra
Por Dra. Maryangel Moreno Díaz. Pediatra. Actualizado: 10 junio 2024
Por qué a mi bebe no le gusta el porteo y qué hacer

¿Te has preguntado alguna vez por qué a tu bebé no le gusta el porteo? ¿Tu bebé parece incómodo o llora cuando lo porteas? ¿Te preocupa si esto podría afectar su desarrollo? Este fenómeno, común y desconcertante, puede deberse a diversas razones que van desde la incomodidad por hambre o sueño, dolot, problemas de salud, o factores emocionales.

Si quieres resolver todas tus dudas, en este artículo de paraBebés resolveremos tu duda sobre por qué a mi bebé no le gusta el porteo y qué hacer. Descubre cómo ajustar el portabebés, entender las necesidades del bebé y explorar distintas opciones para hacer del porteo una práctica enriquecedora y placentera para todos.

Índice
  1. Por qué a mi bebé no le gusta el porteo
  2. ¿Debo preocuparme si a mi bebé no le gusta el porteo?
  3. Qué hacer si a mi bebé no le gusta el porteo

Por qué a mi bebé no le gusta el porteo

El porteo es un sistema de transporte tradicional que asegura un contacto constante entre el bebé o el niño (porteado) y el adulto o porteador, y que bien utilizado tiene innumerables beneficios[1]. Sin embargo, en el fascinante mundo de la crianza, nos encontramos con la maravillosa diversidad de bebés, cada uno con su propia personalidad y preferencias únicas, por lo que a algunos pequeños no les gusta el porteo.

Comprender por qué a tu bebé no le gusta el porteo implica considerar qué factores influyen en su respuesta a esta experiencia. No todos los bebés encuentran el mismo nivel de confort en el porteo, y las razones son las siguientes:

  • Sensibilidad sensorial: juega un papel crucial en la reacción de un bebé al porteo. Algunos infantes son más sensibles a estímulos táctiles, visuales y auditivos, lo que puede hacer que se sientan abrumados por la proximidad constante durante el porteo. La textura del portabebés o fular, la presión del tejido y otros estímulos sensoriales pueden influir en la comodidad de tu bebé.
  • Temperamento único: cada bebé tiene su propio temperamento desde el nacimiento. Algunos bebés son naturalmente más tranquilos y disfrutan del contacto cercano, mientras que otros pueden preferir explorar su entorno con más independencia. El nivel de actividad y la respuesta emocional de tu bebé pueden influir en su disposición hacia el porteo.
  • Experiencias previas: pueden influir en su percepción del porteo. Si ha tenido experiencias negativas o incómodas durante el porteo anterior, es probable que muestre resistencia en futuras ocasiones. Observar y comprender las experiencias previas de tu bebé puede ayudarte a abordar cualquier asociación negativa.
  • Preferencias individuales en tipos de portabebés: no todos los portabebés son iguales, y algunos infantes tienen preferencias muy específicas. La estructura, el diseño y la posición del portabebé pueden afectar la comodidad de tu bebé. Experimentar con diferentes tipos te permitirá descubrir cuál se adapta mejor a las necesidades y preferencias únicas de tu pequeño/a.

Es esencial recordar que estas variaciones son completamente normales y forman parte del proceso de conocer a tu bebé. La individualidad de cada bebé es un regalo precioso, y respetar sus preferencias contribuye al desarrollo de una conexión sólida entre tú y tu pequeño. Explorar, ajustar y adaptarse a estas preferencias cambiantes es una parte fundamental de la maravillosa travesía de la crianza. Descubre los estilos de crianza y sus consecuencias en este artículo.

¿Debo preocuparme si a mi bebé no le gusta el porteo?

La preocupación natural de los padres por el bienestar y la felicidad de sus bebés a menudo se refleja en preguntas sobre sus preferencias, como el caso del porteo. Es importante abordar esta inquietud con calma y comprensión. Aquí te proporcionamos información valiosa basada en la evidencia sobre cuándo preocuparse si al bebé no le gusta el porteo:

  • No necesariamente una causa de preocupación: la preferencia de un bebé por el porteo puede variar, y es fundamental comprender que no todos los bebés comparten la misma afinidad por esta práctica. No debes preocuparte de inmediato si tu bebé muestra resistencia al porteo. Este comportamiento puede deberse a una serie de factores, como su sensibilidad sensorial, temperamento y experiencias previas.
  • Observa las señales de tu bebé: la comunicación de un bebé se expresa a través de señales, y es crucial que los padres estén atentos a ellas. Si tu bebé parece incómodo o no muestra interés en el porteo en un momento específico, respeta sus señales. No todos los bebés disfrutan del contacto constante, y es importante ajustarse a las necesidades individuales de tu pequeño.
  • Beneficios emocionales y físicos del porteo: si bien es cierto que el porteo puede proporcionar beneficios emocionales y físicos tanto para el bebé como para los padres, estos beneficios no se aplican de la misma manera a todos los niños. Algunos bebés encuentran consuelo y seguridad en el contacto cercano, mientras que otros pueden preferir explorar su entorno con más independencia. La clave está en adaptar las prácticas de crianza según las señales y preferencias de tu bebé.
  • Preferencia individual: la resistencia al porteo puede ser simplemente una preferencia individual de tu bebé en este momento específico de su desarrollo. A medida que crecen y experimentan el mundo que los rodea, es posible que cambien sus actitudes hacia el porteo. No es inusual que las preferencias de los bebés evolucionen con el tiempo, y es importante ser flexible y receptivo a estos cambios.

No es necesario angustiarse si tu bebé no muestra entusiasmo por el porteo en ciertos momentos. La adaptabilidad y la atención a las señales de tu bebé son clave para construir una relación de confianza y conexión durante la travesía de la crianza. Recuerda que cada bebé es único, y lo que funciona para uno puede no ser igualmente efectivo para otro. También puede interesarte el artículo Cómo portear a tu bebé en verano.

Por qué a mi bebe no le gusta el porteo y qué hacer - ¿Debo preocuparme si a mi bebé no le gusta el porteo?

Qué hacer si a mi bebé no le gusta el porteo

Es común que algunos infantes no se sientan cómodos con el porteo, ya que cada niño es único y tiene sus propias preferencias. Aquí te damos algunos consejos que podrían ayudarte si tu bebé no parece disfrutar del porteo:

  • Observa las señales de tu bebé: presta atención a las reacciones de tu bebé mientras lo llevas en brazos. ¿Llora, se muestra inquieto o parece incómodo? Ajusta el método de porteo según sus necesidades.
  • Explora diferentes tipos de portabebés: hay una variedad de portabebés disponibles en el mercado. Prueba distintos estilos para encontrar el que mejor se adapta a ti ya tu bebé. Algunos bebés prefieren estar en posición vertical, mientras que otros pueden disfrutar más de la posición horizontal.
  • Introduce el porteo gradualmente: si tu bebé no está acostumbrado al porteo, introdúcelo gradualmente. Comienza con sesiones cortas y aumenta el tiempo a medida que tu bebé se familiariza y se siente más cómodo.
  • Crea un ambiente cómodo: asegúrate de que el portabebés esté ajustado correctamente y que tu bebé se sienta seguro. Utiliza almohadas adicionales o mantas para brindar un soporte adicional.
  • Fomenta el contacto piel a piel: aunque tu bebé no disfrute del porteo en sí, puede beneficiarse del contacto piel a piel. El contacto físico hace que estén más tranquilos y les proporciona seguridad[2]. Dedica tiempo a establecer un vínculo físico con otras actividades, como la lactancia o el tiempo de juego.
  • Consulta con un profesional de la salud: si persisten las preocupaciones porque a tu bebé no le gusta el porteo, no dudes en consultar con un pediatra. El especialista podrá proporcionarte orientación específica basada en la salud de tu bebé.

Si deseas leer más artículos parecidos a Por qué a mi bebe no le gusta el porteo y qué hacer, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cuidados del bebé.

Referencias
  1. Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria. (10 de marzo de 2015). El porteo ergonómico, una opción segura para transportar a los recién nacidos. Recuperado de: https://sepeap.org/el-porteo-ergonomico-una-opcion-segura-para-transportar-a-los-recien-nacidos/
  2. Asociación Española de Pediatría. (29 de agosto de 2019). Porteo de los bebés. Recuperado de: https://enfamilia.aeped.es/edades-etapas/porteo-bebes
Bibliografía
  • Norholt H. (2020). Revisiting the roots of attachment: A review of the biological and psychological effects of maternal skin-to-skin contact and carrying of full-term infants. Infant Behav Dev. 60:101441. doi: 10.1016/j.infbeh.2020.101441. Epub 2020 Jun 27. PMID: 32603951.
Escribir comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 2
Por qué a mi bebe no le gusta el porteo y qué hacer