Salud del bebé

Cómo calmar los cólicos nocturnos del bebé

Cómo calmar los cólicos nocturnos del bebé

Los cólicos nocturnos pueden ser una experiencia desafiante tanto para tu bebé como para ti. Sin duda, ver a tu pequeño llorar inconsolablemente durante horas por la noche puede ser angustiante. Aunque estos cólicos nocturnos pueden ser una fase incómoda, es importante tener en cuenta que son comunes en los bebés y se trata de una etapa normal en su desarrollo. Sin embargo, eso no significa que no puedas hacer algo para calmarlos y hacer que se sientan más cómodos durante estos episodios.

En este artículo de paraBebés te proporcionaremos 10 consejos prácticas para calmar los cólicos nocturnos del bebé. Estos consejos, respaldados por evidencia científica, te ayudarán a encontrar formas efectivas de proporcionar alivio a tu pequeño/a.

Índice
  1. Contacto físico
  2. Masajes abdominales suaves
  3. Cambiar la alimentación
  4. Crear un ambiente tranquilo y relajante
  5. Movimientos y balanceos suaves
  6. Aplicar calor suave
  7. Ponerle el chupete
  8. Practicar técnicas de distracción
  9. Buscar apoyo y mantener la calma
  10. Consultar a tu pediatra
Ver más >>

1. Contacto físico

En primer lugar, el contacto físico puede ser muy reconfortante para tu bebé durante los episodios de cólicos nocturnos. Sostenerlo en tus brazos, darle palmaditas suaves en la espalda o acunar suavemente su cuerpo pueden ayudar a calmarlo.

Asimismo, el contacto piel con piel, como llevarlo cerca de tu pecho también puede brindarle una sensación de seguridad y consuelo. Además de ayudar a calmar los cólicos, el contacto físico fortalece el vínculo emocional entre tú y tu bebé. Sin duda, la paciencia y el amor son fundamentales durante esta etapa, así que aprovecha estos momentos para fortalecer el vínculo con tu bebé y brindarle todo el apoyo y la seguridad que necesita.

2. Masajes abdominales suaves

Realizar masajes suaves en el abdomen de tu bebé también puede ayudar a aliviar los cólicos nocturnos. Esta es una práctica muy popular e inofensiva que los padres pueden aprender fácilmente y de la cual existe evidencia de su efectividad, probablemente mediada por el fomento de la relajación y la mejora de la interacción madre-hijo[4].

Para realizarlos, realiza movimientos circulares y suaves presiona con tus dedos en el sentido de las agujas del reloj. Esto puede ayudar a liberar la tensión y mejorar el funcionamiento del sistema digestivo de tu bebé. Además del alivio físico, los masajes también pueden ser una experiencia relajante y reconfortante para tu pequeño. Si quieres saber más, en este artículo te explicamos Cómo hacer masajes para bebés.

Cómo calmar los cólicos nocturnos del bebé - 2. Masajes abdominales suaves

3. Cambiar la alimentación

Si estás dando el pecho puedes considerar evitar ciertos alimentos que podrían estar causando malestar a tu bebé a través de la leche materna, como los lácteos, cafeína o alimentos picantes. Algunos componentes de estos alimentos pueden irritar el sistema digestivo de tu bebé y aumentar los cólicos.

Si estás alimentando con fórmula, consulta con tu pediatra si un cambio de fórmula podría ser beneficioso para tu bebé.

4. Crear un ambiente tranquilo y relajante

Propiciar un ambiente tranquilo y relajante durante la noche puede ayudar a calmar a tu bebé. Para ello, utiliza luces tenues, crea un espacio libre de estímulos excesivos y establece una rutina de sueño reconfortante. En este sentido, la rutina antes de dormir puede ayudar a tu bebé a asociar ciertas actividades con la hora de dormir, lo que puede facilitar la transición al sueño y reducir así los episodios de cólicos nocturnos.

5. Movimientos y balanceos suaves

Muchos bebés encuentran alivio en los movimientos y balanceos suaves. Puedes probar balancear a tu bebé en tus brazos, utilizar una mecedora o hamaca para bebés o incluso darle paseos cortos en su sillita o en tu coche.

Estos movimientos rítmicos pueden ayudar a calmar su sistema nervioso y aliviar los cólicos, además de ayudar a liberar gases y aliviar la incomodidad abdominal.

Cómo calmar los cólicos nocturnos del bebé - 5. Movimientos y balanceos suaves

6. Aplicar calor suave

Aplicar calor suave en el abdomen de tu bebé es otra buena forma de aliviar los cólicos nocturnos. Para ello, puedes usar una almohadilla térmica tibia o envolver una botella de agua caliente en una toalla y colocarla suavemente sobre el vientre de tu bebé.

El calor puede ayudar a relajar los músculos abdominales y aliviar la tensión. Sin embargo, es importante que antes de ponérsela te asegures de que no esté demasiado caliente para evitar quemaduras.

7. Ponerle el chupete

Aunque algunos bebés que son amamantados rechazan el chupete, en otros casos puede aportar un alivio instantáneo y ayudar a calmar los episodios de cólicos nocturnos.[1]. La razón principal de esto es que succionar puede tener un efecto relajante en los bebés, por lo que el chupete puede ayudar a satisfacer esa necesidad de succión no nutritiva.

No obstante, antes de utilizar un chupete asegúrate de elegir uno adecuado para la edad y seguir las pautas de seguridad recomendadas. Aquí puedes leer Cuál es el mejor chupete para un recién nacido.

8. Practicar técnicas de distracción

En algunos casos, distraer a tu bebé durante los episodios de cólicos nocturnos puede ayudar a calmarlo, ya que esto alivia la tensión en su sistema nervioso central. A su vez, esto promueve una sensación de bienestar al eliminar el dolor y mejorar la salud y la inmunidad[2].

Puedes intentar cantarle una canción suave, reproducir música relajante o utilizar sonidos blancos como el de un ventilador o una máquina de ruido. Estos estímulos pueden ayudar a desviar su atención y brindarle cierto alivio. Además, el contacto visual y hablarle con un tono de voz calmado puede ser reconfortante para tu bebé.

9. Buscar apoyo y mantener la calma

Los cólicos nocturnos pueden ser agotadores y estresantes tanto para tu bebé como para ti, por eso es tan importante mantener la calma y buscar apoyo. Cuando la madre está estresada o ansiosa es fácil caer en un círculo vicioso en el que el llanto del bebé genere estrés y este estrés sea percibido por el bebé, lo que generará todavía más llanto[4].

Por ello, no dudes en buscar apoyo de familiares, amigos o grupos de apoyo para padres. Compartir tus experiencias y obtener consejos de personas que han pasado por lo mismo puede ser una gran ayuda emocional. No te sientas sola en esta etapa, y recuerda que es normal buscar apoyo y orientación.

10. Consultar a tu pediatra

Si los cólicos nocturnos persisten y afectan significativamente el bienestar de tu bebé, es importante que lo consultes con tu pediatra para que pueda descartar cualquier causa subyacente y brindarte recomendaciones de tratamientos actualizados.

Por ejemplo, pueden recomendarte probióticos para mejorar los cólicos de tu bebé. Los probióticos actualmente tienen una fuerte evidencia científica para el tratamiento de los cólicos en bebés, sobre todo los que contienen L. reuteri parecen ser una opción de tratamiento eficaz para los cólicos en lactantes menores de seis meses[3].

Sin embargo, antes de administrar cualquier medicamento a tu bebé es imprescindible consultarlo con tu pediatra para que pueda recomendarte el más idóneo y la dosis exacta según su peso. Recuerda que cada bebé es único y lo que lo que funciona para uno puede no funcionar para otro. Si quieres saber más información al respecto, aquí encontrarás más información sobre Cómo aliviar los cólicos del bebé: ejercicios, métodos y masajes.

Cómo calmar los cólicos nocturnos del bebé - 10. Consultar a tu pediatra

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo calmar los cólicos nocturnos del bebé, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud del bebé.

Referencias
  1. Academia Americana de Pediatría. Consejos para los padres para aliviar el cólico de los bebés. 21 de Noviembre de 2015. Recuperado de:https://www.healthychildren.org/Spanish/ages-stages/baby/crying-colic/Paginas/Colic.aspx
  2. Castejón-Castejón M, Murcia-González MA, Todri J, Lena O, Chillón-Martínez R. (2022). Treatment of infant colic with craniosacral therapy. A randomized controlled trial. Complement Ther Med;71:102885. doi: 10.1016/j.ctim.2022.102885. PMID: 36113708.
  3. Harb T, Matsuyama M, David M, Hill RJ. (2016). Infant Colic-What works: A Systematic Review of Interventions for Breast-fed Infants. J Pediatr Gastroenterol Nutr;62(5):668-86. doi: 10.1097/MPG.0000000000001075. PMID: 26655941.
  4. Scott-Jupp R.(2018). Why do babies cry? Arch Dis Child;103(11):1077-1079. doi: 10.1136/archdischild-2017-313597. Epub 2018 Apr 28. PMID: 29705723.
Bibliografía
  • Sarasu JM, Narang M, Shah D. (2018). Infantile Colic: An Update. Indian Pediatr;55(11):979-987. PMID: 29941700.
  • Sung V, D'Amico F, Cabana MD, Chau K, Koren G, Savino F... (2018). Lactobacillus reuteri to Treat Infant Colic: A Meta-analysis. Pediatrics;141(1):e20171811. doi: 10.1542/peds.2017-1811. PMID: 29279326.
  • Zeevenhooven J, Browne PD, L'Hoir MP, de Weerth C, Benninga MA. (2018). Infant colic: mechanisms and management. Nat Rev Gastroenterol Hepatol;15(8):479-496. doi: 10.1038/s41575-018-0008-7. PMID: 29760502.
Escribir comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 4
Cómo calmar los cólicos nocturnos del bebé