Compartir

Cómo hacer papilla de cereales con leche de fórmula

 
Por Eva Martínez Fierro. 1 abril 2020
Cómo hacer papilla de cereales con leche de fórmula

Las papillas de cereales son uno de los alimentos más populares de la alimentación infantil, ya que suelen gustar mucho a los bebés y les aportan muchos de los nutrientes y vitaminas que necesitan. Hay muchas opciones para ofrecer este tipo de papillas ya que existe una gran variedad de cereales con diferentes propiedades en nuestra gastronomía.

En este artículo de paraBebés vamos a ver cómo hacer papilla de cereales con leche de fórmula, vamos a analizar si los cereales son buenos para los bebés, cómo introducirles en su dieta, cómo hacer papilla de cereales casera con leche de fórmula y cómo hacerla para biberón.

¿Los cereales son buenos para los bebés?

Los cereales y la fruta suelen ser los primeros alimentos que ingieren los bebés después de alimentarse exclusivamente de leche durante unos meses después del nacimiento. Los cereales son una fuente de vitaminas, nutrientes y energía necesarios para el correcto funcionamiento del organismo y, los cereales integrales, aportando al cuerpo fibra y antioxidantes que ayudan a prevenir enfermedades cardíacas, disminuyen el colesterol y ayudan a regular el tránsito intestinal. Por lo tanto, son un excelente alimento para los bebés y para los adultos.

Podemos ofrecérselos de dos tipos:

1. Cereales naturales

Pan, la pasta, el arroz, la quinoa, la avena, la espelta, el centeno, el maíz o la cebada… tenemos un montón de opciones naturales en el mercado con las que hacer papilla a nuestros bebés.

2. Cereales industriales

Los cereales industriales vienen en formato de “polvo” que se añade al agua, a la leche de fórmula, a la leche materna, a la leche animal, a las papillas de fruta… su uso está muy extendido pero tiene menos valores nutricionales que los cereales naturales ya que están procesados y contienen un alto porcentaje de azúcar.

Pues bien, una vez que conocemos los tipos de cereales que existen, vamos a ver cómo introducírselos a los bebés.

Cómo introducir los cereales

Una vez vistos sus beneficios, puede ser que te preguntes cómo y cuándo introducir los cereales a un bebé. La Organización Mundial de la Salud y la Asociación Española de Pediatría recomiendan lactancia exclusiva hasta los 6 meses de edad independientemente de si es lactancia materna o artificial. Es decir, que antes de esa edad los bebés no deben consumir nada diferente a la leche, ni agua, ni infusiones, ni cereales, ni papillas y su lactancia debe ser a demanda. Además de tener 6 meses de edad, para poder comenzar con la alimentación complementaria, deben cumplir estos requisitos:

  • Haber perdido el reflejo de extrusión, es decir, que al introducir una cuchara vacía en su boca no la expulsa hacia fuera con la lengua.
  • Mantenerse sentado sin apoyo.
  • Mostrar interés por la comida.

Es importante respetarlos y no tener prisa por comenzar antes de tiempo, ya que son un indicativo de que su sistema digestivo ha alcanzado la madurez suficiente para tolerar alimentos sin que le perjudiquen en un futuro.

Pues bien, una vez que nuestro bebé está preparado para comer y queremos empezar a darle cereales, se los podemos ir incorporando a su dieta progresivamente para descartar alergias. Con 6 meses ya pueden consumir gluten, por lo que podemos preparar el cereal que queremos o tengamos en casa. Cada cereal debería introducirse en un día diferente y no introducir ningún otro alimento nuevo ese mismo día, ya que en caso de mostrar reacción, sabremos identificar con rapidez lo que la ha causado.

También debemos evitar ofrecérselo por la noche hasta que nos aseguremos de que nuestro bebé no es alérgico a dicho ingrediente. En caso de los cereales industriales no se puede llevar a cabo esta separación, ya que vienen mezclados. Empezaremos agregando a la leche que tome habitualmente una pequeña cantidad y, si la tolera bien, podremos ir aumentando la cantidad poco a poco en función de las instrucciones del fabricante. Es recomendable ofrecer los cereales con cuchara y no con biberón, ya que este fomenta la aparición de caries. Vamos a ver cómo hacer la papilla de cereales.

Cómo hacer papilla de cereales casera con leche de fórmula

Las papillas de cereales caseras tienen múltiples beneficios frente a las papillas industriales, ya que contienen mayor porcentaje de cereal, son más baratas, sabes exactamente qué ingredientes y qué cantidad echas y están libres de azúcar.Para ello, tenemos dos opciones.

Por un lado, podemos utilizar el cereal entero. Debemos seleccionar el cereal que más nos guste (trigo, arroz, quinoa, mijo, maíz, avena…) y cocerlo en agua ya que no es recomendable hervir la leche artificial. Una vez hecho, lo mezclamos con la leche de fórmula y lo pasamos por la batidora.

Otra opción es usar harina de avena, de maíz o de cualquier otro cereal e ir agregando cucharadas a la leche de fórmula caliente a la vez que removemos, hasta dar con la textura que más nos guste. Una vez que esté templado se lo podemos dar a nuestro bebé con cuchara. Aquí encontrarás más información sobre cómo preparar la papilla de harina de avena para un bebé.

Cómo hacer papilla de cereales con leche de fórmula en biberón

Las papillas de cereales espesan la leche aunque echemos poca cantidad y, por eso, existen en el mercado tetinas de biberón específicas para que los bebés no tengan que hacer un esfuerzo extra a la hora de succionar un líquido más denso. Pero esto es una práctica muy poco recomendable, ya que meter en el biberón alimentos diferentes a la leche (como pueden ser zumos o cereales), puede provocar caries. Es muy importante prevenir las caries desde el principio, ya que las bacterias que las provocan pasan fácilmente de los dientes de leche a los dientes definitivos aunque quede mucho tiempo para que estos salgan. Por lo tanto, debemos evitar dar papillas en biberón y ofrecerlas únicamente con cuchara.

Y recordad, la papilla de cereales debe ser un plato más dentro de su alimentación complementaria y no se debe usar para llenar más a nuestro bebé antes de dormir con el objetivo de que duerma más horas seguidas. El sueño es madurativo y, no por comer más, dormirá más. Puede crear el efecto contrario al hacer más pesada la digestión. Si te preocupa el tema del sueño, te recomendamos este artículo: ¿Por qué a mi bebé le cuesta dormir y qué puedo hacer?

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer papilla de cereales con leche de fórmula, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Alimentación del bebé.

Bibliografía
  • Arizala, J. M. (17 de febero 2016). Alimentación y caries. Recuperado de: https://www.dentistadonostia.es/odontopediatria/alimentacion-y-caries/
  • Gomez M. (2018) Recomendaciones de la Asociación española de pediatría sobre la alimentación complementaria. Recuperado de https://www.aeped.es/comite-lactancia-materna/documentos/recomendaciones-aeped-sobre-alimentacion-complementaria

Escribir comentario sobre Cómo hacer papilla de cereales con leche de fórmula

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo hacer papilla de cereales con leche de fórmula
Cómo hacer papilla de cereales con leche de fórmula

Volver arriba