Cuidados del bebé

Qué hacer si mi bebé tiene sueño, pero se resiste a dormir

Qué hacer si mi bebé tiene sueño, pero se resiste a dormir

Comprendemos lo importante que es el sueño para el bienestar de tu bebé y lo desafiante que puede ser cuando se resiste a dormir. Es normal que los bebés tengan dificultades para conciliar el sueño, pero también existen formas efectivas de ayudarlos a dormir de manera más tranquila y placentera. Ante todo, recuerda que cada bebé es único, y con el tiempo y paciencia, establecerás hábitos de sueño saludables que beneficiarán su desarrollo y bienestar.

En este artículo de paraBebés te aportaremos información útil y basada en evidencia sobre qué hacer si mi bebé tiene sueño, pero se resiste a dormir. Acompáñanos en este recorrido para comprender qué hacer en esta situación y descubrir ocho consejos prácticos para fomentar un buen descanso en tu pequeño.

Índice
  1. ¿Es normal que un bebé tenga sueño y se resista a dormir?
  2. Por qué mi bebé tiene sueño, pero se resiste a dormir
  3. Cómo ayudar a tu bebé a dormir sin que se resista

¿Es normal que un bebé tenga sueño y se resista a dormir?

Sí, es completamente normal que los bebés experimenten resistencia al sueño en ciertas etapas de su desarrollo. Durante los primeros meses de vida, su ciclo de sueño está en pleno desarrollo, por lo que aún no han establecido patrones regulares de sueño-vigilia. Sin embargo, los problemas de sueño y llanto de los bebés constituyen las razones más comunes por las que los padres buscan ayuda a profesionales de la salud en los primeros meses de vida del bebé[3].

De acuerdo con la teoría del apego, los bebés necesitan respuestas sensibles, contingentes e inmediatas a las señales de comportamiento que expresan la necesidad de protección, sueño, alimentación, contacto y cuidado. Cuando el bebé experimenta esto como un patrón de reacción estable y predecible en su primer año de vida, se forma un apego seguro con su madre.

El comportamiento inquieto cuando un bebé intenta dormirse se interpretan como una señal clara de que el bebé necesita la presencia de los padres para dormirse, a menudo la proximidad física, como mecerlo y amamantarlo. Por lo tanto, los padres deben ser conscientes de que un bebé inquieto y que llora puede estar expresando la necesidad de dormir, la cual es una necesidad primaria importante[2]. Aquí te contamos Por qué mi bebé llora de sueño pero no se duerme.

También es posible que tu bebé luche contra el sueño debido a varias razones, como la inmadurez del sistema nervioso, los cambios en su entorno o las etapas de crecimiento y desarrollo. Los bebés pueden manifestar su resistencia al sueño a través del llanto, inquietud y dificultad para conciliar el sueño, esto puede ser agotador para los padres, pero, ten en cuenta que es una fase temporal y forma parte del proceso de adaptación y maduración de tu bebé.

Qué hacer si mi bebé tiene sueño, pero se resiste a dormir - ¿Es normal que un bebé tenga sueño y se resista a dormir?

Por qué mi bebé tiene sueño, pero se resiste a dormir

Los desafíos del sueño en los bebés son complejos. Ocurren en la interacción entre factores biológicos, culturales y sociales, y la interacción de los padres con el bebé por la tarde y durante la noche juega un papel fundamenta[4]. Existen diversas razones por las que tu bebé puede tener sueño pero resistirse a dormir:

  • Sobreestimulación: si tu bebé ha estado expuesto a estímulos excesivos, ruidos fuertes o una actividad frenética antes de dormir, puede tener dificultades para calmarse y conciliar el sueño.
  • Hambre o incomodidad: un bebé que tiene hambre o se siente incómodo debido a un pañal sucio, ropa ajustada o un ambiente inapropiado, puede resistirse al sueño hasta que sus necesidades básicas sean atendidas.
  • Miedo a separarse: algunos bebés pueden sentir ansiedad al separarse de sus padres o cuidadores, lo que les dificulta conciliar el sueño sin la presencia reconfortante de un adulto.
  • Cambios en el entorno: un cambio en el ambiente, como una mudanza o viaje, puede afectar la rutina de sueño de tu bebé, provocando resistencia al sueño hasta que se adapte al nuevo entorno.
  • Desarrollo de habilidades motoras: los bebés en etapas de desarrollo, como aprender a rodar o gatear, pueden estar tan emocionados practicando sus nuevas habilidades que les cuesta relajarse y dormir.
  • Problemas de sueño subyacentes: aunque es más común en bebés mayores, algunos pueden tener dificultades para dormir debido a problemas como el insomnio, la apnea del sueño o el reflujo gastroesofágico. Si sospechas que puede haber un problema de sueño subyacente, es importante que consultes a tu pediatra.

También puede interesarte el artículo Mi bebé se despierta mucho por la noche, ¿es normal?

Cómo ayudar a tu bebé a dormir sin que se resista

Afrontar la resistencia al sueño de tu bebé puede ser desafiante, pero con paciencia y comprensión podrás mejorar sus hábitos de sueño. Documentarse como padres con información sobre como son los patrones normales de sueño y llanto de sus bebés, las formas de reducir la estimulación y de proporcionar un entorno predecible en los primeros meses de vida, puede prevenir los problemas de sueño y llanto del bebé[1].

Aquí te presentamos ocho consejos prácticos basados en evidencia que te ayudarán a facilitar un descanso más reparador para tu pequeño:

  • Establece una rutina de sueño: crear una rutina consistente antes de acostarse puede ser beneficioso para tu bebé, ya que lo preparará para dormir. Bañarlo, leer un cuento o cantarle una canción suave pueden señalarle que es hora de dormir y fomentar un ambiente tranquilo y relajante.
  • Ambiente propicio para dormir: asegúrate de que el entorno de sueño de tu bebé sea cómodo, seguro y propicio para el descanso. Una habitación oscura, con una temperatura adecuada y sin ruidos molestos, puede ayudar a que se sienta más tranquilo y relajado.
  • Horario regular para dormir: intenta establecer un horario regular para acostar a tu bebé y despertarlo. La consistencia en los horarios de sueño puede ayudar a regular su reloj biológico y facilitar la conciliación del sueño.
  • Respuesta tranquila a los despertares nocturnos: cuando tu bebé se despierte durante la noche, responde de manera tranquila y cariñosa. Evita estimularlo demasiado o encender luces brillantes, para que comprenda que es hora de dormir y no de jugar.
  • Evita la sobrestimulación antes de dormir: reduce la estimulación antes de acostar a tu bebé. Evita actividades enérgicas, juegos ruidosos y pantallas electrónicas, ya que pueden dificultar la transición al sueño.
  • Practica el colecho con seguridad: algunos padres encuentran útil el colecho, pero es importante hacerlo de manera segura. Para ello, utiliza una cuna adosada a la cama o una superficie adecuada para dormir con tu bebé cerca, siempre siguiendo las pautas de seguridad para reducir el riesgo de accidentes. Aquí te explicamos Qué es el colecho seguro y cómo practicarlo.
  • Crea una asociación positiva con el sueño: ayuda a tu bebé a asociar el sueño con sensaciones placenteras y seguras. Puedes utilizar un objeto de apego, como un suave peluche o una manta, para que se sienta reconfortado al dormir.
  • Ten paciencia y comprensión: recuerda que cada bebé es único y puede requerir diferentes enfoques para dormir. Ten paciencia y muestra comprensión mientras te adaptas a las necesidades y preferencias de tu pequeño.

Es normal que los bebés experimenten resistencia al sueño en ciertas etapas de su desarrollo, pero con el apoyo adecuado puedes ayudar a tu bebé a dormir de manera más tranquila y placentera. Establecer una rutina de sueño, crear un ambiente propicio, mantener un horario regular y responder de manera tranquila a los despertares nocturnos son estrategias efectivas para mejorar los hábitos de sueño de tu bebé.

Practicar el colecho con seguridad, evitar la sobreestimulación y crear una asociación positiva con el sueño también pueden contribuir a un descanso más reparador. Recuerda que cada bebé es único, por lo que es importante adaptar las estrategias a las necesidades individuales de tu pequeño. Con paciencia, comprensión y amor, acompañarás a tu bebé en el camino hacia un sueño más tranquilo y saludable. ¡Cuida y apoya a tu pequeño!

Qué hacer si mi bebé tiene sueño, pero se resiste a dormir - Cómo ayudar a tu bebé a dormir sin que se resista

Si deseas leer más artículos parecidos a Qué hacer si mi bebé tiene sueño, pero se resiste a dormir, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cuidados del bebé.

Referencias
  1. Cook F, Bayer J, Le HN, Mensah F, Cann W, Hiscock H. (2012). Baby Business: a randomised controlled trial of a universal parenting program that aims to prevent early infant sleep and cry problems and associated parental depression. BMC Pediatr;12:13. doi: 10.1186/1471-2431-12-13. PMID: 22309617; PMCID: PMC3292472.
  2. Drozd F, Leksbø TS, Størksen HT, Wilhelmsen CEW, Slinning K. (2022). An overview of reviews for preventing and treating sleep problems in infants. Acta Paediatr;111(11):2071-2076. doi: 10.1111/apa.16475. Epub 2022 Jul 13. PMID: 35778903.
  3. Hiscock H, Cook F, Bayer J, Le HN, Mensah F, Cann W... (2014). Preventing early infant sleep and crying problems and postnatal depression: a randomized trial. Pediatrics;133(2):e346-54. doi: 10.1542/peds.2013-1886. Epub 2014 Jan 6. PMID: 24394682.
  4. Tikotzky L.(2017). Parenting and sleep in early childhood. Curr Opin Psychol; 15: 118- 124. doi:10.1016/j.copsyc.2017.02.016
Bibliografía
  • Jenni O, Benz C, Hunkeler P, Werner H. (2014). Schlafphysiologie bei Kindern und deren Bedeutung für die Behandlung von nicht-organischen Schlafstörungen [Sleep physiology and its relevance for the management of behavioral sleep disorders in children]. Ther Umsch;71(11):647-55. German. doi: 10.1024/0040-5930/a000605. PMID: 25377288.
  • Liu A. (2020). Sleep Training. Pediatr Ann ;49(3):e101-e105. doi: 10.3928/19382359-20200218-01. PMID: 32155274.
Escribir comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 3
Qué hacer si mi bebé tiene sueño, pero se resiste a dormir