menu
Compartir

Qué es el refuerzo positivo en niños y ejemplos

 
Por Eva Martínez Fierro. 21 diciembre 2020
Qué es el refuerzo positivo en niños y ejemplos

A lo largo de los años se han usado los castigos como una parte fundamental de la educación para imponer disciplina a los niños y niñas. Afortunadamente, esta estrategia educativa está pasando a un segundo plano y están ganando fuerza los refuerzos positivos, una forma totalmente opuesta de educar y que tiene muchos beneficios en el desarrollo infantil.

A pesar de ello, muchos profesionales de la educación y muchas familias siguen usando los castigos como una técnica habitual para corregir a los más pequeños y pequeñas. Pero, ¿sabes por qué es mejor evitarlos?

En este artículo de paraBebés, vamos a ver qué es el refuerzo positivo en niños y ejemplos en los que veremos claramente la diferencia que hay con los castigos.

También te puede interesar: Qué es el castigo positivo y ejemplos 

¿Qué es el refuerzo positivo?

El refuerzo positivo es una de las bases de la psicología conductista. Concretamente, la teoría del reforzamiento fue formulada por el psicólogo Frederic Skinner. Esta concepción basa sus premisas en que, poniendo una consecuencia a una acción, aumentamos o disminuimos las probabilidades de que se repita. Es decir, parte de la asociación de estímulo - respuesta y, de esta forma, nacen los premios y los castigos.

El refuerzo positivo en niños y niñas trata de aportar una consecuencia agradable para la persona que realiza una determinada acción en diferentes formatos como palabras, gestos, muestras de atención, algo material, etc.

Con el refuerzo positivo se intenta motivar a los infantes a seguir realizando determinadas conductas, que serán diferentes según el contexto en el que se encuentren. Para entenderlo mejor solo debemos fijarnos en el siguiente ejemplo: un niño o niña que ha comido bastante cantidad de comida y es felicitado por su madre o padre, está recibiendo un refuerzo positivo.

Descubre más sobre la crianza positiva en el siguiente artículo: crianza positiva: qué es, pautas y prácticas con ejemplos.

Diferencia entre refuerzo positivo y negativo  

No solo existen los refuerzos positivos. En el polo opuesto tenemos los refuerzos negativos que tienen como intención disminuir las probabilidades de que una determinada conducta vuelva a repetirse en el futuro. La forma de llevarlos a cabo es haciendo desaparecer el estímulo que está provocando dicha conducta. En la educación infantil los refuerzos negativos que suelen usarse habitualmente son los castigos, pero tienen un impacto perjudicial en el desarrollo de los niños y niñas. En este artículo, te contamos si castigar a los niños es bueno o no.

Los refuerzos positivos y negativos son dos perspectivas totalmente diferentes que pueden aplicarse ante las mismas situaciones. La diferencia entre el refuerzo positivo y negativo es que con el primero nos centramos en la conducta deseada y, con el segundo en la conducta a evitar.

Como en el caso anterior, la mejor forma de entenderlo es a través de un ejemplo. Si con el refuerzo positivo felicitamos a un niño o una niña por haber comido bastante comida de su plato, con el refuerzo negativo le castigaríamos si no ha sido capaz de terminárselo.

Tipos de refuerzo positivo

Existen diferentes tipos de refuerzo positivo, ya que no se usan los mismos en todas las situaciones. Estos se dividen en dos grandes áreas:

  • Primarios: están biológicamente marcados y no se aprenden, como la necesidad de alimentarse o de hidratarse.
  • Secundarios: a través del aprendizaje su valor se incrementa, como el dinero.

Refuerzos positivos secundarios

Los refuerzos positivos secundarios son aquellos destinados a modificar algún tipo de conducta y se subdividen de la siguiente forma:

  • Refuerzos materiales: un objeto, un juguete, un cuento o una carta.
  • Refuerzos comestibles: cualquier tipo de alimento apto para los niños y las niñas.
  • Refuerzos sociales: sonrisas, palabras, abrazos, caricias, gestos, alabanzas o felicitaciones.
  • Refuerzos de actividad: recompensas relacionadas con alguna actividad que les guste, por ejemplo ver una película.

Ahora bien, los refuerzos positivos para niños por sí mismos no van a lograr nada. Debes aplicar la técnica de forma correcta para que hagan su función.

¿Las técnicas de refuerzo positivo funcionan en niños/as?

Las técnicas de refuerzo positivo óptimamente empleadas funcionan muy bien para estimular aquellos comportamientos que deseamos que los niños y las niñas incorporen en su vida diaria. Con ellos, evitamos tener que usar los castigos a los que son sometidos los infantes y que no causan más que desmotivación en sus rutinas. Además, con los castigos damos por hecho que las cosas que hacen son su obligación y nos olvidamos de reforzarlas, centrándonos solo en la parte negativa.

Con los refuerzos positivos fomentamos la autoestima y las habilidades sociales de los niños y niñas siempre y cuando no abusemos de ellos. En este artículo, verás cómo mejorar las habilidades sociales en niños.

Aun así, si se abusa del refuerzo positivo en los niños esto puede provocar los siguientes efectos:

  • Que hagan las cosas solo por la recompensa.
  • Que siempre necesiten una aprobación, lo que causará una baja autoestima.
  • Las recompensas pierden valor.

Técnicas de refuerzo positivo en niños

Es importante seguir ciertas pautas que nos aseguren que estamos bien encaminados y que el refuerzo positivo se aplica de forma correcta:

  • No dar siempre recompensas finales y reconocer los logros que vayan alcanzando poco a poco.
  • No se premia al niño o niña, sino su conducta. De otro modo, puede terminar haciendo las cosas por agradar a los adultos y no se automotiven.
  • Establecer refuerzos proporcionales a las conductas realizadas.
  • Debe aplicarse en un espacio corto de tiempo para que resulte eficiente. No podemos dejar que pasen muchos minutos para recompensar la acción.

Ejemplos de refuerzo positivo en niños y niñas

Por último, vamos a ver una serie de ejemplos de refuerzo positivo en niños y niñas en situaciones cotidianas:

  • En un supermercado los niños y niñas quieren tocarlo todo y eso, a veces, puede ser estresante para los padres y madres. En vez de castigarles, reñirles u obligarles a ir de la mano, podemos usar el diálogo: “ayúdame a buscar X producto, seguro que lo encuentras antes que yo porque sabes hacerlo genial” o “elige una cosa para que comamos juntos después”.
  • Cambiar el “si vas corriendo sin hacer caso, nos vamos a casa” por frases de refuerzo positivo para niños como “elige si quieres darme la mano o ir a mi lado caminando juntos”.
  • Si está comiendo su parte del plato, utilizar expresiones como “a por el siguiente bocado”
  • Si se está esforzando en alguna actividad, podemos sonreírle en modo de aprobación, acariciarle o decirle “lo estás haciendo genial”
  • Si están cansados de hacer una tarea y deben terminarla, podemos reforzarles diciéndole que, cuando acaben, podrán realizar X actividad que les guste mucho.

En definitiva, los refuerzos positivos en niños y niñas han supuesto un cambio en la educación y cada vez se aboga más por su uso, tanto por su carácter respetuoso como por los beneficios que tienen en el desarrollo infantil. Su aplicación depende de la concienciación de los adultos, de su paciencia, su habilidad y su deseo de querer llevar a cabo este tipo de educación evitando los castigos y refuerzos negativos. En este artículo, verás cómo poner límites a los niños.

Si deseas leer más artículos parecidos a Qué es el refuerzo positivo en niños y ejemplos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Educación infantil.

Bibliografía
  • Castejón, J., González, C., y Gilar, R. (2010). Psicología de la Educación. Alicante: Editorial Club Universitario.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Qué es el refuerzo positivo en niños y ejemplos
Qué es el refuerzo positivo en niños y ejemplos

Volver arriba