Compartir

Disciplina positiva para niños que pegan: cuentos y actividades 

 
Por Mª José Roldán. Actualizado: 13 noviembre 2020
Disciplina positiva para niños que pegan: cuentos y actividades 

Cuando los niños pegan, los padres pueden sentirse impotentes y frustrados: ¿por qué un niño puede pegar a otros con la intención de hacer daño? Normalmente, cuando un niño acude a la agresividad física, tiene emociones intensas que no ha sido capaz de entender ni de manejar. Es importante trabajar con el niño con actividades y cuentos estas emociones para que sea capaz de manejarlas correctamente. Por eso, desde paraBebés queremos hablarte sobre la disciplina positiva para niños que pegan con cuentos y actividades.

Por qué hay niños y niñas que pegan

Aunque no siempre es el caso, pero sobre todo cuando un niño/a actúa agresivamente, sus acciones son impulsadas por la frustración, y la frustración, realmente, puede abrumar a un niño que todavía está desarrollando lentamente el control de los impulsos, especialmente cuando pierden su sentido de conexión y seguridad. Además de aprender que no está bien lastimar a otros, necesitan una respuesta a la pregunta de: "¿pero qué puedo hacer con toda esta frustración?”

Los niños y niñas que lastiman a otros a menudo es causado por un grito interno de ayuda. Además de orientación sobre lo que no les dejarás hacer, también es generalmente un llamado a una mayor conexión, calidez, afecto, diversión, risas o tal vez tiene dolor emocional encerrado dentro de su cuerpo que necesita una salida.

Cómo actuar ante niños que pegan y muerden

Cuando un niño pega, empuja, muerde… de manera agresiva es necesario actuar para poder enseñarle el camino correcto para mostrar sus emociones sin necesidad de hacer daño a los demás o a sí mismo. Los niños necesitan información y apoyo para comprender y respetar los límites de otras personas.

Los niños pueden lastimarse mutuamente accidentalmente, en cuyo caso, podemos ayudarles a comprender qué ha ocurrido y cómo pueden actuar mejor la próxima vez. En cualquier caso, la actuación del adulto debe ser calmada y gentil. Haciendo entender a los niños que la violencia no genera nada bueno y solo nos hace sentir peor.

Técnicas para controlar la agresividad en niños

Un castigo porque un niño pega a otro no suele ser efectivo a largo plazo aunque a corto plazo solucione el problema. Un castigo es una imposición hacia una persona, por lo que el menor puede sentir resentimiento y además no tendrá un cambio interno para mejorar su comportamiento en el futuro. En este artículo explicamos las limitaciones y desventajas de los castigos. Por ello, en lugar de pensar en castigos, es mejor pensar en consecuencias.

Las consecuencias son medidas que se hablan con el menor antes de que ocurra su comportamiento. Son consecuencias pactadas ante un mal comportamiento, en este caso, la agresión. El menor sabrá que si pega o muerde (por ejemplo), tendrá consecuencias negativas por estas acciones que no debía cometer. Por ello, antes de pegar o morder podrá escoger hacerlo o no. Sentirá que tiene el control de sus propias decisiones y de sus acciones.

Es necesario tener en cuenta estos puntos y técnicas para controlar la agresividad en niños que pegan a sus padres, madres, hermanos/as o compañeros/as:

  • Es importante, para controlar la agresividad de los niños y niñas, tener una actitud tranquila y constante de orientación y apoyo paciente.
  • Enseñar a los niños a poner palabras a sus emociones y entender por qué sienten lo que sienten en cada momento.
  • Hablar con el menor cuando está relajado, en los momentos de tensión es mejor centrarse en conseguir la calma.
  • No juzgues a tu hijo/a ni le etiquetes con palabras negativas como “malo” o “travieso”. Haz una mediación tranquila y sin prejuicios.
  • Comprender y acompañar al niño o niña.
  • Desaprobar la conducta y responder con consecuencias pactadas y educativas.

Quizás tu hijo necesite que disminuyas el ritmo y que mantengas una comunicación tranquila y respetuosa, especialmente en momentos vulnerables, como cuando el niño se despierta o está cansado o hambriento. Un tiempo de calidad no dirigido en la naturaleza también puede hacer maravillas para ayudar a las criaturas a recuperar el equilibrio. Aquí encontrarás las consecuencias negativas de gritar a los niños/as y las alternativas que existen.

Cuentos infantiles para niños que pegan

Existen algunos cuentos infantiles para niños que son buenos títulos para los niños/as que pegan, de esta manera, aprenderán a entender sus emociones y a aprender mejores habilidades sociales. Algunos títulos que te pueden interesar son:

  • Emocionario: el diccionario de las emociones (Palabras Aladas). Guía sobre las emociones para niños de todas las edades.
  • Hoy estoy enfadado. (ed. Beascoa). Es una tierna historia para ayudar a los niños a gestionar y superar el enfado. Entenderán la ira mejor y la tensión que sienten cuando se enfadan.
  • Soy un dragón. (ed. Edelvives). Es un cuento que trata sobre la ira y cómo nos transforma. Enseña a calmarse.
  • Cuando estoy enfadado. (ed. Anaya). Cuenta la historia de un niño cómo la siente cuando se enfada.

En el siguiente artículo encontrarás más información sobre cómo mejorar las habilidades sociales en niños.

Actividades para niños que pegan

Es buena idea también que los padres tengan en cuenta algunas actividades para los niños que pegan a sus padres, madres, hermanos/as o compañeros/as y que puedan mejorar su comportamiento:

  • La lectura de los cuentos citados anteriormente son actividades excelentes para trabajar las emociones en los niños que pegan.
  • Hacer las fichas del Emocionario, que tanto la guía como las 42 fichas se pueden descargar de manera gratuita.
  • La técnica de la tortuga. Es técnica es una actividad ideal y por eso lo ponemos en este punto. Consiste en que el niño cuando está enfadado y tenga ganas de pegar se convierta en una tortuga que se mete en su caparazón. Solo tiene que rodearse con los brazos a modo de abrazo apretando los puños, contar hasta 10 y soltar (o decirse frases calmantes y soltar).

Si deseas leer más artículos parecidos a Disciplina positiva para niños que pegan: cuentos y actividades , te recomendamos que entres en nuestra categoría de Educación infantil.

Bibliografía
  • J. Siegel, D. y Payne Brison, T. (2014). Disciplina sin lágrimas: Una guía imprescindible para orientar y alimentar el desarrollo mental de tu hijo. Editorial Grupo Zeta
  • Nelsen, J., Lott, L. y Glenn, S., (2008). Disciplina positiva de la A a la Z (niños y adolescentes). 1001 soluciones para los problemas cotidianos en la educación de los hijos. Ediciones MEDICI.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Disciplina positiva para niños que pegan: cuentos y actividades 
Disciplina positiva para niños que pegan: cuentos y actividades 

Volver arriba