Cuidados del bebé

Por qué no besar las manos de los bebés

 
Yurisbeth Zanotty
Por Yurisbeth Zanotty. Actualizado: 19 junio 2023
Por qué no besar las manos de los bebés

Los bebés son una tentación sensorial, al verlos siempre queremos tocarlos, olerlos, abrazarlos y mimarlos. Pero estas son demostraciones de amor y afecto hacia ellos, debemos saber que como adultos (y también en el caso de los niños) podemos servir como portadores de enfermedades para un ser desprotegido, cuyas defensas son insuficientes. Dado que el sistema inmunológico de un recién nacido se va desarrollando con el tiempo, debemos tratar de lavarnos las manos antes de tocarlos y evitar besarlos.

En el siguiente artículo de paraBebés te explicamos por qué no besar las manos de los bebés.

Índice
  1. Dónde no besar a los bebés
  2. Por qué no hay que besar las manos de los bebés
  3. Cómo evitar que besen las manos de mi bebé

Dónde no besar a los bebés

Evita besarlos en la boca, las mejillas o las manos, sitios especialmente peligrosos para trasmitir infecciones. Si le damos un beso en la cara o en las manos, el niño terminará tocándose y llevándose las manos a la boca, lo que podría derivar en el contagio de enfermedades respiratorias o herpes.

Los bebés son más susceptibles a las infecciones porque tienen un sistema inmunitario debilitado. Por ello, podemos propagar estos gérmenes simplemente con tocarle las manos o la cara. Muchos virus también se propagan a través de la saliva, que es una fuente de bacterias y patógenos que pueden infectarlos.

Dado que es difícil que un bebé se lleve el pie a la boca entre los 0 y los 2 meses, se aconseja besarlo en los pies en lugar de en la cara para evitar la posibilidad de que nuestra saliva entre en contacto con la suya. De igual modo, no dejes que nadie toque la cara de tu bebé o lo bese en los lugares antes mencionados para mantenerlo lo más protegido posible. En el siguiente artículo te explicamos Cuándo dan besos los bebés.

Por qué no besar las manos de los bebés - Dónde no besar a los bebés

Por qué no hay que besar las manos de los bebés

El sistema inmunológico de un niño es mucho más susceptible al de un adulto. En el caso de recién nacidos y bebés, sus defensas son todavía más débiles, lo cual los hace propensos a padecer enfermedades causadas por bacterias y virus que puede transmitirle un adulto.

Algunas de estas enfermedades pueden ser muy peligrosas para los bebés, especialmente en los primeros meses de vida, incluso si no son graves o no afectan a personas adultas. Este es el caso del virus HSV-1, también conocido como herpes simple, que puede ser trasmitido por una persona portadora con un simple beso. Los signos pueden incluir desde llagas en la boca y labios hasta inflamación del cerebro y la médula espinal. En los peores casos, puede resultar en la muerte del pequeño.

Los adultos también pueden trasmitir otras enfermedades a los bebés a través de los besos en las manos, cachetes o la boca, por ejemplo resfriados o gripes o la mononucleosis infecciosa, conocida como la enfermedad del beso, que es causado por un virus llamado Epstein Barr, perteneciente al virus del herpes. En este artículo encontrarás información Herpes labial en el bebé: síntomas, causas y consecuencias.

Cómo evitar que besen las manos de mi bebé

La mejor forma de evitar que besen las manos a mi bebé es hablarlo directamente con la persona. Si son personas de confianza lo van a entender sin problemas. Este mismo principio aplica para el resto de la familia, amigos y conocidos, dado que es importante para proteger la salud del bebé. Por lo tanto, es crucial educarlos en cuanto a los peligros que representan algunos besos.

En el caso de que alguien que no pertenece a tu núcleo familiar o de amigos quiera tocar al bebé o besarlo, lo mejor será evitar la situación, no llevarlo a sitios concurridos, no dejar sus manos expuestas y, si es posible, llevar al bebé en un portabebés. Estas soluciones suelen funcionar bastante bien y harán que la persona lo piense mejor antes de acercarse demasiado.

Es evidente que las muestras de cariño y el amor son fundamentales para el desarrollo del bebé, así que es normal que como madre o padre te estés preguntado por qué es mejor no besar a tu bebé en la boca o las manos si en principio no tienes ninguna tipo de enfermedad. El principal argumento siempre será el mismo: para cuidar la salud del bebé.

Cómo prevenir la transmisión de enfermedades a tu bebé

La prevención es fundamental para que los besos no enfermen a nuestro bebé. Por ello, o olvides ninguno de estos consejos.

  • No bebes al bebé en la boca: no es apropiado besar darle un beso en la boca a los bebés para evitar el contagio de enfermedades o molestias, especialmente durante los tres primeros meses de vida
  • Lávate correctamente las manos antes de tocarlo.
  • No uses sus cubiertos.
  • Si el chupete se cae al suelo, no trates de limpiarlo con tu saliva. Esta nunca es una buena forma de limpiar tus pertenencias
  • No soples su comida para enfriarla.
  • Cuida la salud oral del bebé: limpia su lengua con una gasa limpia y agua hervida. Cuando les salga el primer diente, utiliza un dentífrico adecuado para bebés. Aquí te explicamos Cómo cepillar los dientes de mi bebé.
Por qué no besar las manos de los bebés - Cómo evitar que besen las manos de mi bebé

Si deseas leer más artículos parecidos a Por qué no besar las manos de los bebés, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cuidados del bebé.

Bibliografía
  • Del Valle F, Germán A, Vivares L, Herráiz P. ¿Qué tiene mi bebé? ¿Un herpes en la cabeza? Form Act Pediatr Aten Prim. 2022;15(2):87-9
  • Guía de la Sociedad Española de Infectología Pediátrica sobre prevención, diagnóstico y tratamiento de la infección neonatal por virus herpes simplex. Anales de Pediatría. 2018; 89 (1):64.e1-64.e10
  • Muñoz H, Morillo G. Grupo de Patología Infecciosa de AEPap. Infecciones por virus Herpes Simple. Noviembre 2017. [Disponible en https://www.aepap.org/grupos/grupo-de-patologia-infecciosa/biblioteca/infeccionespor-virus-herpes-simple-gpi-2017 ]
Escribir comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 3
Por qué no besar las manos de los bebés