Compartir

Octavo mes de embarazo

 
Por Equipo editorial. Actualizado: 22 agosto 2019
Octavo mes de embarazo

¡Nos encontramos en la recta final del embarazo! La barriga al final del octavo mes de embarazo habrá crecido notablemente y, por sus dimensiones y peso, probablemente ya te cueste dormir. Ponerte los calcetines o vestirte puede ser una tarea complicada ¡Pide ayuda siempre que la necesites!

El feto cada vez tiene menos espacio dentro de la placenta y sus movimientos, en el octavo mes de embarazo, pueden llegar a ser molestos. Haciendo referencia a su desarrollo, en el octavo mes de embarazo sus pulmones alcanzarán el nivel óptimo de maduración. En este artículo de paraBebés, te lo contamos todo sobre el octavo mes de embarazo: síntomas y cuidados.

También te puede interesar: Primer mes de embarazo

8 meses de embarazo: ¿cuántas semanas son?

El octavo mes de embarazo comprende cuatro semanas: se inicia en la semana 32 y termina en la semana 35, situándonos dentro del tercer trimestre de embarazo.

¿Qué pasa en mes 8 de embarazo?

En el octavo mes de embarazo, el bebé ya es capaz de reconocer sus extremidades y de diferenciarlas del resto de elementos que se encuentran dentro de la placenta. Con el sentido del tacto perfectamente desarrollado, es selectivo con aquellas texturas que le gustan y con aquellas que no. Su aspecto es prácticamente el de un recién nacido. Hasta el momento del parto, su desarrollo se centrará en aumentar de peso.

En relación a la madre, la barriga en el octavo mes de embarazo ya tiene unas dimensiones consideradas. El cansancio y la hinchazón de las piernas se apodera de las últimas semanas. Pueden apreciarse las primeras producciones de calostro, el primer alimento que nutrirá a tu bebé antes de la subida de la leche.

Mes 8 de embarazo: síntomas y características

A parte de la incomodidad y el peso que conlleva tener una barriga de 8 meses de embarazo, a continuación, te contamos otros síntomas del octavo mes de embarazo:

  • Mareos
  • Cansancio
  • Acidez o ardor
  • Digestiones pesadas
  • Estreñimiento
  • Sueño
  • Leucorrea (abundante flujo vaginal)
  • Dolor lumbar
  • Necesidad de ir a orinar frecuentemente
  • Cambios de ánimo
  • Presión en la vagina
  • Antojos o aversión por determinadas comidas
  • Primeras producciones de calostro (primera producción antes de la leche materna)
  • Contracciones de Braxton Hicks

Contracciones de Braxton Hicks

A partir de la segunda mitad del embarazo, es común empezar a sentir contracciones, estas contracciones no son de parto, se llaman contracciones de Braxton Hicks.

A diferencia de las contracciones de parto, no son dolorosas y no aumentan en intensidad a medida que avanzan las contracciones. Generalmente se mantienen débiles y no van a más, son simples molestias. También puede que la primera contracción sea fuerte pero, que las siguientes, disminuyan en intensidad. El dolor es similar a los dolores de la menstruación.

Este tipo de contracciones, suelen ocurrir en intervalos irregulares, pueden empezar cada 10 o 20 minutos, a diferencia que las contracciones de parto que, incrementan en intensidad, en intervalos de 5 minutos.

Cambios en la madre

En el octavo mes de embarazo, la característica más significativa es el gran volumen y tamaño de la panza. Nos encontramos en el final del embarazo y, junto con el crecimiento del bebé, la barriga ha obtenido unas dimensiones considerables. Otros de los cambios en la madre son:

  • Aumento de peso: en el octavo mes de embarazo, la embarazada habrá aumentado unos 10 kg.
  • Hinchazón en las piernas: causado por la retención de líquidos.
  • Aumento del tamaño del pecho: también aumenta la sensibilidad.

Desarrollo del feto en el mes 8 de embarazo

A continuación, te explicamos los rasgos más significativos del desarrollo del feto en el octavo mes de embarazo:

  • Los órganos. En la semana 32 de embarazo, los órganos del bebé ya están perfectamente desarrollados y han alcanzado el nivel óptimo de maduración. Al final del octavo mes de embarazo, los pulmones estarán preparados para que el recién nacido pueda respirar autónomamente.
  • Los huesos continúan el proceso de osificación. El cartílago se vuelve más duro y cada vez es menos flexible. Este proceso de osificación no terminará hasta que el bebé llegue a la etapa de la adolescencia.
  • Aumento de peso. A partir de la semana 33 de embarazo, aunque continuará aumentando de tamaño y, sobre todo, aumentando de peso.
  • Las uñas han alcanzado la punta de los dedos, aunque aún son muy finas y transparentes. Es frecuente que el bebé se pueda arañar la cara. El vérnix, le protegerá para que estas pequeñas heridas se curen fácilmente.
  • El rostro. En la semana 34 de embarazo, el rostro del bebé se redondea y termina de perfeccionarse obteniendo el aspecto final que tendrá una vez nazca.
  • El sentido del tacto. Dentro de la placenta, el bebé ya es capaz de reconocer sus extremidades y de diferenciar su cuerpo de las distintas texturas que le rodean. Puede que, por ejemplo, al tocar con las manos el cordón umbilical, quiera apartarse.
  • El cerebro. En el transcurso de la semana 35 de embarazo, hay una actividad cerebral muy activa, ya que se están creando múltiples conexiones neuronales. Se desarrollan las distintas partes del cerebro. El sentido de la vista es el que más tarda en desarrollarse, ya que, dentro de la placenta hay muy poca luz. Cuando nazca, el recién nacido reconocerá a sus cuidadores por el olfato y el tacto. Por esta simple razón, es importante no usar perfumes ni colonias que alteren el olor corporal.
  • La piel del bebé ya ha obtenido pigmentación. Junto con la formación de las distintas capas, deja de ser de rojiza y transparente.

¿Cuánto pesa y mide el feto?

Al inicio del octavo mes de embarazo, en la semana 32, el feto mide 42,4 cm y pesa 1,7 kg. Sin embargo, al final del octavo mes de embarazo, en la semana 35, el feto mide 46,2 cm y pesa 2,3 kg. Podemos observar que en cuestión de un mes, el bebé ha aumentado 600 g y 4 cm de longitud. A partir de la semana 35 de embarazo, el aumento de peso continúa siendo más significativo que el crecimiento longitudinal. Esta información es general y aproximada, será el ginecólogo o la ginecóloga, el que determinará el peso y las medidas exactas mediante una ecografía.

Movimientos del bebé

Falta poco más de un mes para dar a luz y el espacio sobrante dentro de la placenta es prácticamente inexistente. El bebé ocupa casi cada rincón de tu vientre y le es complicado moverse cómodamente.

Normalmente, en el octavo mes, la mayoría de bebés ya están colocados en posición cefálica, es decir, la posición más recomendada para llevar a cabo un parto vaginal. Al colocarse con la cabeza encajada en la pelvis, sus piernas están en dirección al estómago. El bebé se estira y se mueve intentando colocarse en la posición más cómoda. Estos movimientos en el final del embarazo pueden ser realmente molestos.

Si se observa la panza en el octavo mes de embarazo, se podrán apreciar los movimientos desde el exterior. Nos podemos hacer una pequeña idea del poco espacio que dispone el bebé.

Octavo mes de embarazo - Desarrollo del feto en el mes 8 de embarazo

Cuidados en el mes 8 de embarazo

A continuación, te explicamos los cuidados en el mes 8 de embarazo.

Pruebas médicas

Las pruebas médicas que se realizan durante el octavo mes de embarazo pueden variar dependiendo del seguro médico que tengamos contratado. !!

  • Ecografía: entre la semanas 32 y la semana 36 de embarazo, se realiza la tercera y última ecografía. Esta ecografía sirve para observar en qué posición se encuentra el bebé, el peso y medidas y la cantidad de líquido amniótico que hay.
  • Prueba de coagulación: esta prueba se realiza para evitar posibles hemorragias descontroladas durante el parto.
  • Análisis de sangre: se vuelven a repetir los test de hepatitis B y C, SIDA, toxoplasmosis, ETS si en el primer trimestre han dado negativo.
  • Análisis de orina: se descartan posibles infecciones vaginales por bacterias o hongos.
  • Exudado vaginal: en torno a la semana 35 de embarazo, se realizará un frotis!! y cultivo vaginal para comprobar si puede!! haber la presencia de la bacteria estreptococo del grupo B.

Qué comer en el octavo mes de embarazo

A partir del octavo mes de embarazo, es probable que el reflujo y el ardor gástrico se acentúe. Esto ocurre, a consecuencia de la presión del feto en el estómago. Se recomienda que la dieta en el final del embarazo, sea una dieta ligera y saludable para hacer las digestiones lo más fáciles posibles. Por otro lado, si hay estreñimiento o hemorroides, es vital incluir alimentos con fibra para facilitar ir al baño.

Seguiremos prestando atención a los alimentos contraindicados. Otros, reduciremos su consumo.

  • Las carnes y pescados crudos o poco hechos.
  • Los embutidos o procedentes crudos.
  • Los productos sin pasteurizar.
  • Los huevos deben estar bien cocinados y las tortillas bien hechas. La repostería no puede contener huevo crudo.
  • Las ensaladas, frutas y verduras crudas se recomienda que sean caseras para asegurarse de su óptima higiene y desinfección. Podrían contener parásitos como la toxoplasmosis.
  • Limitar la ingesta de pescados grandes con altos niveles de mercurio: atún o pez espada.
  • Limitar la ingesta de cafeína a 200 mg por día.
  • Ni tabaco ni alcohol.

Cuidados

  • Hidratación. En el octavo mes de embarazo, seguiremos hidratando la piel, sobre todo la del abdomen, ya que está en su punto máximo de tirantez. Hidratando la piel evitaremos la aparición de estrías y picor.
  • La ropa y los zapatos durante el final del embarazo es recomendable que sean cómodos. El uso de ropa premamá o ropa cómoda será necesario.
  • El pecho puede haber aumentado de tamaño considerablemente y es recomendable usar sujetadores adaptados al tamaño del pecho y sin aros. Los expertos en lactancia materna han demostrado que los aros interfieren negativamente con la lactancia materna.
  • Insomnio gestacional. En el final del embarazo es frecuente que se de insomnio gestacional por la incomodidad y dimensiones de la panza. Aún así, es recomendable intentar descansar lo máximo posible.
  • Leucorrea. Si hay abundante flujo, es decir, leucorrea, realizaremos frecuentes cambios de ropa interior. Se desaconseja usar tampones y compresas, ya que retienen el flujo y se podría dar una candidiasis o infección bacteriana.
  • Exposición al sol. Es aconsejable evitar la exposición directa al sol para prevenir la aparición de manchas en la piel.
  • Higiene bucodental. Seguiremos manteniendo una buena higiene bucodental y, si es necesario, acudiremos al dentista ante cualquier molestia fuera de lo normal.

A continuación, encontrarás una galería de imágenes del octavo mes de embarazo.

Si deseas leer más artículos parecidos a Octavo mes de embarazo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Embarazo mes a mes.

Bibliografía
  • Carlson, B. M. (2005). Embriología humana y biología del desarrollo. Elsevier.
  • Sadler, T. W., & Langman, J. (2007). Embriología médica: con orientación clínica. Ed. Médica Panamericana.

Fotos de Octavo mes de embarazo

Escribir comentario sobre Octavo mes de embarazo

¿Qué te ha parecido el artículo?

Octavo mes de embarazo
1 de 12
Octavo mes de embarazo

Volver arriba