Compartir

Mi bebé respira agitado cuando duerme: ¿por qué y qué hacer?

 
Por Mª José Roldán. 20 julio 2020
Mi bebé respira agitado cuando duerme: ¿por qué y qué hacer?

Es normal que los padres y las madres se preocupen por sus bebés siempre. Le observan desde el momento en que nace para asegurarse de que está bien. Le cuidan, le alimentan y le dan todo su cariño para asegurarse de que crezca fuerte y sano. La forma en que los recién nacidos respiran, duermen y comen es nuevo para unos padres primerizos. Normalmente, no hay motivo de preocupación pero es necesario comprender cómo es la respiración del recién nacido para cuidarle. En este artículo de paraBebés queremos hablarte sobre por qué un bebé respira agitado cuando duerme qué hacer ante esta situación.

Cómo debe ser la respiración de un bebé 

Los bebés recién nacidos respiran mucho más rápido que los bebés que son más mayores y esto es absolutamente normal.

  • Los bebés de menos de 6 meses pueden respirar de 40 a 50 respiraciones por minuto. Cuando está dormido, las respiraciones pueden disminuir a 20 respiraciones menos.

En ocasiones, la respiración de un recién nacido puede detenerse durante 5 o 10 segundos y después comenzar de nuevo más rápidamente. Aunque duerma, no tiene que detener su respiración más de 10 segundos.

Es importante que los padres y las madres se familiaricen con el patrón de respiración normal de su bebé cuando está sano y tranquilo. De esta manera, los padres podrán saber si hay algo que no marcha bien en cuanto a la respiración en algún momento determinado.

Por qué un bebé respira muy rápido

Puede que notes que tu bebé recién nacido respira más rápido de lo normal, incluso cuando está dormido. También es posible que haga pausas en su respiración o que haga ruidos mientras está respirando. Normalmente, cuando esto ocurre suele ser causado por la fisiología del pequeño.

Los bebés tienen pulmones pequeños y músculos más débiles, además respiran normalmente por la nariz. Están aprendiendo a respirar ya que el cordón umbilical que les aportó el oxígeno ya no lo tienen. Sus pulmones no están tampoco completamente desarrollados. Por este motivo, la respiración rápida en sí misma no tiene que ser un motivo de preocupación, aunque hay algunas cosas que sí se deben tomar en consideración.

Cuando sepas cuál es el patrón normal de respiración de tu recién nacido, deberás estar atento/a a otras señales. Primero, ten en cuenta que los bebés que han sido prematuros tienen los pulmones subdesarrollados y es probable que tengan problemas para respirar. Los bebés que no nacen a término o por cesárea tienen un mayor riesgo que otros de tener problemas respiratorios después del nacimiento. Los problemas respiratorios de un recién nacido pueden ser:

  • Tos profunda (moco o infección en pulmones).
  • Silbidos o ronquidos.
  • Gritos roncos o llanto ronco.
  • Respiración rápida que podría ser causado por tener fluidos en las vías respiratorias, pulmonía o taquipnea transitoria.
  • Silibancias que puede deberse a asma o broquiolitis.
  • Tos seca persistente (causado quizá por alergias). En este artículo hablamos sobre cuándo preocuparse y cómo aliviar la tos seca en bebés.

Qué hacer si un bebé respira rápido y fuerte

Normalmente, cuando un bebé respira rápido, puede acabar tosiendo, lo que podría confundir a los padres. Es importante recordar que la tos es un reflejo natural que protege las vías respiratorias de tu bebé y evita la entrada de gérmenes al organismo. Si te preocupa la respiración de tu recién nacido, vigílale durante unas horas, pronto podrás saber si es un resfriado leve o algo más grave.

Si crees que su respiración no respira normal, graba en vídeo cualquier comportamiento que te preocupe para poder mostrarlo al pediatra. Esto le ayudará a saber exactamente cómo respira tu hijo y qué anomalía puede estar teniendo. Ya que es posible que el bebé no respire demasiado rápido todo el tiempo.

Mientras consultas a tu pediatra sobre la respiración de tu hijo o hija, es importante que tengas en cuenta los siguientes consejos:

  • Mantenle hidratado todo el tiempo.
  • Usa gotas de solución salina para ayudar a eliminar la posible mucosidad.
  • Prepara un baño de agua tibia o deja que corra el agua caliente para que el vapor le ayude a respirar mejor.
  • Pon música relajante para calmar a tu bebé en caso de que pienses que está sobreestimulado.
  • Mece a tu bebé y dale cariño.
  • Asegúrate de que tu bebé está durmiendo lo que realmente necesita.

¡Importante! No uses el vapor como tratamiento para niños menores de dos años. Si piensas que tu bebé es demasiado pequeño para ello, habla con tu pediatra para saber qué hacer en los casos concretos.

Los expertos recomiendan poner siempre a los bebés a dormir boca arriba para que tenga un mejor apoyo respiratorio. Puede ser complicado acomodar al bebé boca arriba cuando está enfermo, pero sigue siendo la postura más segura para que duerma y evitar el Síndrome de Muerte Súbita del Lactante. En este artículo explicamos por qué no pueden dormir los bebés boca abajo.

Ante cualquier duda que puedas tener respecto a la salud de tu bebé, acude al pediatra para comentarle cualquiera de las inquietudes que te puedan surgir.

Si deseas leer más artículos parecidos a Mi bebé respira agitado cuando duerme: ¿por qué y qué hacer?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud del bebé.

Bibliografía
  • Vega Balbás, R. (2020). BRONQUIOLITIS Respira tranquila: Guía para padres sobre la prevención, diagnóstico y tratamiento de la bronquiolitis. Editorial: Grijalbo.
  • Galán Bertrand, L. (2020). El gran libro de Lucía, mi pediatra: La guía más completa y actualizada sobre la salud de tu hijo desde el nacimiento a la adolescencia. Editorial: Planeta.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Mi bebé respira agitado cuando duerme: ¿por qué y qué hacer?
Mi bebé respira agitado cuando duerme: ¿por qué y qué hacer?

Volver arriba