menu
Compartir

Juegos de verano para niños

 
Por Lorena García Vega. 25 marzo 2021
Juegos de verano para niños

El verano es esa estación en la que el mejor plan es estar al aire libre disfrutando de todos los recursos que ofrece el entorno. Los juegos al aire libre incentivan la capacidad exploratoria, creativa y motriz de los más pequeños, descubriendo a partir de la experiencia, las posibilidades, competencias y destrezas que poseen.

Sin embargo, el verano a pesar de las posibilidades que proporciona, el contar con más tiempo libre, también puede ser un indicador de no saber qué hacer o cómo emplear el tiempo. En este artículo de paraBebés, os proponemos 35 juegos de verano para niños y niñas, ya sea en casa o al aire libre.

También te puede interesar: Juegos con material reciclado para niños

Pintar piedras

Una actividad típica de verano para niños y niñas es dar un paseo por el campo o por la playa. Estos lugares están llenos de recursos de naturales que se pueden aprovechar, por ejemplo las piedras. Pintar piedras es una actividad que, además de invitar a la concentración, puede permitir desarrollar recursos muy originales, como representar cuentos, a partir de pintar en piedras a sus personajes.

Bandejas sensoriales

Si se dispone de espacio al aire libre, se pueden crear bandejas sensoriales, donde se introduzcan elementos propios del verano que sirvan de exploración para el niño.

Entre las sugerencias, pueden ser bandejas con agua en diferentes estados, bandejas con elementos del mar o bandejas de frutas de temporada.

Pompas de jabón

Hay diversidad de pomperos, algunos permiten hacer pompas inmensas o sacar miles de pompas a la vez. También, a los pomperos tradicionales, se le pueden introducir una o dos gotas de colorante alimenticio y hacer las pompas de colores. Es un juego de verano para niños con un recurso tradicional, sencillo y fácil de encontrar. Además, a los niños les encanta.

Huellas

Se crean con agua pequeños charcos para que el niño pise con los pies descalzos y, al cominar, pueda observar la trayectoria de sus pies, seguir alguna pista y observar como su huella se va secando y desapareciendo. Este es uno de los juegos para niños al aire libre sin material.

Camisetas

Los rotuladores de tela son un recurso muy práctico y divertido para los niños, pudiendo realizar sus propios diseños, lucirlos o como actividad para regalar. También hay témpera para los tejidos, es más complicada de eliminar si se manchan con ella, sin embargo, quizá sea más atractiva para los niños a la hora de usarla.

Hielos sorpresa

El hielo sorpresa es un juego original para niños en verano. El adulto incorpora sobre un recipiente con agua objetos y los mete en el congelador, una vez se han congelado, se lo proporciona al niño, para que este encuentre la forma de derretir o romper el hielo y liberar el objeto. Puede formar parte de una actividad exploratoria o también como un juego de tareas y retos.

Puntería

Se hace un agujero en una caja de cartón y los niños desde cierta distancia deben encestar. Sobre una misma caja, pueden hacerse varios agujeros con diferentes puntuaciones. Otro juego que solo requiere material reciclado. En este artículo encontrarás varias manualidades para aprovehcar el reciclaje.

Modelar con arena

Esta experiencia no tiene por qué ser dirigida, simplemente, se le proporcionan los recursos necesarios al niño para que este investigue. Arena, palas, embudos, agua o coladores pueden ser elementos enriquecedores del juego.

Tizas

Las tizas suelen tener una gran aceptación sobre el público infantil. En un espacio al aire libre, se le ofrecen al niño tizas para que pinte en el suelo, pudiendo dar rienda suelta a su creatividad y expresividad artística. Una vez que haya finalizado, le proporcionamos una manguera o un cubo con agua para que elimine lo que ha pintado. Esta actividad está relacionada con la motricidad fina.

Bomba

Para este juego es necesario estar al aire libre y desarrollarlo en grupo. Cada grupo se sitúa a una cierta distancia y toma un pareo extendido, uno de los equipos en el centro del pareo coloca un globo de agua que debe lanzarlo al equipo contrario. El juego consiste en que no se caiga el globo ni se explote.

Búsqueda del tesoro

Se puede jugar tanto en interior como en exterior, consiste en crear pistas y pruebas divertidas que han de superar para encontrar el tesoro escondido.

Tela de araña

A lo largo de un pasillo, se va pegando cinta o lana en la pared, de tal forma que los niños tengan que pasar con mucho cuidado para no tocarla con el cuerpo. Es un juego de precisión que puede resultar muy divertido y donde se trabaja el control y esquema corporal.

Pintar con lo pies

Los pies permanecen prácticamente todo el año tapados, sin embargo, captan muy bien las sensaciones, y el tacto puede estimularse a través de la percepción sensorial. Una propuesta es pintarse los pies con pintura de dedos e ir formando recorridos sobre un papel largo o una caja grande de cartón plegada.

Pintar con hielo

Para esta actividad es necesario disponer de heladeras o cubiteras. Estas se llenan de agua y se echan unas cuantas gotas de colorante alimenticio, se remueven y se meten en el congelador hasta que el agua se convierta en hielo. Una vez congeladas, los niños pueden pintar con el hielo teñido con el colorante alimenticio, es una forma de colorear diferente, original y muy divertida.

Cesta de música

Se le proporciona al niño instrumentos musicales, algunos pueden ser de fabricación casera como las maracas, los puede tocar libremente y, al final del día, preparar un ritmo para tocar a toda la familia. En este artículo puedes ver instrumentos musicales caseros para niños.

Luz natural

En verano hay muchas horas de luz y es apropiado disfrutar de la iluminación natural el máximo posible. Se pueden coger objetos o animales de juguete y dibujar su sombra en un papel o crear vidrieras con papel celofán.

Botella de la calma

Se llena una botella pequeña de agua algo más de la mitad, se echa un poco de glicerina y brillantina y se cierra bien, pudiendo poner cinta adhesiva alrededor del tapón, se agita y ya está hecha la botella de la calma, resultando especialmente bonita a la luz del sol.

Concurso de zumos

La fruta en cualquier temporada es un alimento imprescindible, pero en verano la fruta proporciona una sensación refrescante que alivia cuando hace mucho calor. Con diferentes frutas de verano, se puede hacer un concurso de zumos, donde todos los participantes los prepararán, pero a su vez, también harán de jurado. Es un forma sana y refrescante para pasar ratos divertidos en verano.

Carreras de soplo

Se preparan bolas de papel y se colocan el suelo, repartiendo a cada jugador una pajita y estableciendo un recorrido. Consiste en llevar la pelota de papel hasta la meta soplando con la pajita.

Frío, caliente

Se esconde algún objeto por casa y el niño debe de encontrarlo gracias a nuestras indicaciones. Si le decimos "frío", es que está muy lejos de encontrarlo, pero si le decimos "caliente" es que se encuentra muy próximo.

Abanicos de papel

Primero se colorea una hoja como el niño decida y, a continuación, se dobla en zig-zag, se abre y ya tiene un abanico. Un objeto muy útil en verano.

Pecera

En una caja de zapatos sin tapa, el niño pega papel azul, y también puede colorearla. Después, incorpora elementos naturales o creados con materiales como plastilina, cartulina o goma eva relacionados con el mar y los va pegando en uno de los laterales interiores de la caja. Dibuja peces, los colorea, recorta y perfora pasando hilo de pescar y perforando también la caja y dejando a los peces colgando dentro como si estuvieran nadando. Es una actividad muy entretenida con un resultado muy bonito.

Globos de agua

Aunque se pueden desarrollar infinidad de juegos con globos de agua para niños, un clásico de los juegos de agua, es lanzarlos sin que se caigan y exploten. Es un juego muy refrescante y divertido para hacer en verano con niños.

Pescar tapones

Para este juego solo es necesario un barreño lleno de agua, muchos tapones en su interior y palillos chinos. Este juego de verano para niños consiste en pescar tapones del barreño con los palillos chinos.

Carreras de esponjas

Es un juego que resulta más divertido si se realiza por equipos. En la casilla de salida hay tantos barreños de agua como equipos, dentro hay una esponja y en la meta hay otro barreño vacío. Consiste en que los niños vayan mojando la esponja y viertan todo el agua en el barreño vacío, gana el equipo que consiga llenar con más agua el barreño.

Jugar a los bolos

Se llenan botellas grandes hasta la mitad con arena y se decoran para hacerlas más atractivas. Después, se colocan como los bolos y se le da una pelota a cada niño, con el fin de que puedan derribarlos, lanzando la pelota desde una determinada distancia.

Recortar

Las tijeras son un material que a los niños les encanta, pues le proporcionan cierta autonomía y disfrutan con ellas, se le pueden crear al niño en hojas trayectos para que pueda seguir recortando con las tijeras. Es un juego divertido para ellos, donde se estimula su motricidad fina, la coordinación óculo manual, pero que siempre hay que desarrollarlo bajo la supervisión de un adulto, pues podría resultar peligroso. Es un juego que se puede hacer en casa y que necesita muy poco material.

Trasvases

Se proporcionan diferentes recipientes como barreños, vasos o botellas, vacíos o con agua, también cucharas, esponjas, coladores, medidores y todos aquellos utensilios que puedan enriquecer la experiencia. Después el juego, simplemente, consiste en que el niño explore y juegue libremente.

Pintar

En un espacio al aire libre, se le proporciona al niño cartón de grandes dimensiones o papel continuo, se pone música tratando de combinar los ritmos, y dejamos que pinte conforme la música le transmita. Un juego que se puede hacer tanto en casa como al aire libre.

Carreras de barquitos

En la bañera o en un barreño, se ponen tapas de latas de conserva y se les pega una pajita y un trozo de papel simulando la vela del barco. A continuación, podéis hacer carreras de soplo o hacer olas, para ver qué barco sigue a flote y resulta el ganador. Otro juego traducional y divertido para niños. Aqui puedes ver otros Juegos de agua para niños.

Bandeja de arena

Sobre una bandeja se echa arena y se le proporciona al niño pinceles o palos para que haga formas o dibuje números y letras. Es un buen recurso para trabajar las matemáticas o la lectoescritura, por lo que es un juego didáctico y educativo para niños y niñas. En este artículo encontrarás más Juegos para aprender a leer y escribir.

Disfraces

Con diferentes complementos que haya por casa, el niño tiene que disfrazarse. La experiencia resultará más divertida si imagina personajes y trata de representarlos con los accesorios, teniendo que adivinar de quién se trata.

Crear historias

Con recortes de revista, podéis inventar una historia. Solo hay que meter los recortes en una bolsa y sacarlos conforme se va contando la historia, teniendo que introducir en el relato la imagen que saquemos. Cuanto más disparatadas sean las imágenes, más divertido resultará. Un juegos para niños sin material, divertido y creativo.

Tres en raya

Es un juego tradicional que a los niños les encanta y puede resultar un buen compañero de viaje para las vacaciones de verano. En un tablero se dividen 9 casillas y cada participante debe formar con sus fichas, tres en raya y evitar que su contrincante lo consiga.

Collares y pulseras

Con hilo, macarrones, pinceles y pintura de dedos, podéis hacer talleres muy entretenidos de pulseras y collares. Un juego creativo y didáctico para niños y niñas.

Si deseas leer más artículos parecidos a Juegos de verano para niños, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Actividades infantiles.

Bibliografía

Scholar, Y. (2017). Libro de actividades de verano: Laberintos, Colorear y Puzzles para Ninos (Spanish Edition). Young Scholar.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Juegos de verano para niños
Juegos de verano para niños

Volver arriba