Compartir

Juegos tradicionales para niños

 
Por Lorena García Vega. 27 octubre 2020
Juegos tradicionales para niños

Es evidente el poder que las videoconsolas, las tablets, la televisión y otros dispositivos digitales tienen sobre los niños, sin embargo, los juegos de siempre siguen presentes en la infancia y no pasan de moda. A través del juego, el niño comparte momentos únicos con las personas más importantes para él o ella y llegarán a convertirse en preciosos y valiosos recuerdos de su niñez cuando llegue a la edad adulta.

Hay una gran variedad de juegos tradicionales donde, de forma transversal, se pueden trabajar aspectos culturales, valores, normas y por supuesto la importancia de cooperar y colaborar en equipo.

Los juegos más innovadores y actuales no están reñidos con el desarrollo de juegos de origen popular y tradicionales, sino que complementan a la perfección y el niño podrá aprender mucho con ellos. En este artículo de paraBebés encontrarás 30 juegos tradicionales para niños y niñas. Tanto juegos populares para niños y niñas al aire libre, como en casa, para grupos grandes o individuales, juegos tradicionales de mesa, educativos, de memoria, juegos tradicionales gratis y sin material. Seguro que encuentras ideas para divertirte con los peques.

También te puede interesar: Juegos al aire libre para niños

Sillas musicales

Para realizar este juego tradicional para niños, se ponen tantas sillas como participantes haya menos una. La música comienza a sonar y todo el grupo gira alrededor de las sillas, cuando para la música, los participantes deben sentarse, el que no lo logre queda eliminado.

Veo veo

Para este juego lo único que se necesita es el estímulo visual para poder hacer que los participantes acierten el objeto elegido para adivinar.

Va acompañado de una alegre canción "veo, veo ¿Qué ves? Una cosita, y ¿Qué cosita es? Empieza por la... Se indica la letra por la que inicia el objeto a descubrir.

Se pueden dar pistas y modular el grado de dificultad. Es un juego educativo muy apropiado para cuando los niños han comenzado a leer y van manejando con cierta seguridad el abecedario. Aquí encontrarás más juegos para aprender a leer y escribir.

Formas con barro

Tanto si el barro es casero como comprado, es una gran actividad para un tiempo de juego, se puede moldear fácilmente, tiene una textura agradable y diferente a la que suelen estar acostumbrados los niños, agarra bien la pintura y lo que hagan puede servir de un bonito adorno.

Es uno de los juegos tradicionales que más gusta a los niños. Los elementos naturales, suelen tener un éxito asegurado como propuesta lúdica.

Carreras

Las carreras son otro ejemplo de juegos tradicionales. Para hacer carreras lo único que importa es el espacio ya que éstas se desarrollarán en función de las posibilidades de movimiento.

Se pueden hacer carreras corriendo, saltando como conejos, reptando como gusanos, a la pata coja, de sacos, con los ojos vendados, e incluso de soplo.

Las carreras de soplo son muy divertidas y además estimulan el músculo fonoarticulatorio, simplemente hay que hacer bolitas de papel y ponerlas en el suelo, se da a cada participante una pajita y tienen que soplar. Gana quien llegue primero a la meta.

Gallinita ciega

Juego muy divertido de grupo, recomendable desarrollarlo en un espacio sin obstáculos y liso porque consiste en ir con los ojos vendados y la finalidad del juego es pasarlo bien evitando los tropezones.

El juego va acompañado de una breve retahila: "Gallinita ciega, ¿qué se te ha perdido? Una aguja y un dedal. Pues da tres vueltas y las encontrarás".

Consiste en tapar los ojos al niño que se la liga y recitarle la retahíla, después de las tres vueltas y algo desorientado, debe encontrar en el espacio a algún participante y, a través del tacto, identificar quién es.

Rondas de chistes

Hacer rondas de chistes por turnos, da igual lo malos que puedan ser, el juego consiste en que quien se ría con un chiste queda descalificado. Gana quien consiga pasar la ronda sin reírse.

Pompas de jabón

Es un juego que no pasa de moda y que ofrece grandes ratos de diversión. Posee cierta magia para los niños, puesto que de un tubo y tras soplar, salen multitud de pompas de diferentes tamaños suspendidas en el aire que invitan a ser explotadas.

Si dentro del pompero se echan un par de gotitas de colorante alimenticio, las pompas salen de colores, siendo todavía más llamativas; si además, se coloca un papel sobre el suelo, conforme van cayendo las pompas, queda un mural de estampaciones muy original.

Tres en raya

Uno de los juegos tradicionales de mesa para niños más básicos es el tres en raya. Se juega normalmente con un tablero, pero al ser tan sencillo, también puede dibujarse con arena, hacerlo con palitos, piedras, etc.

Se dibujan 9 celdas y se reparten 4 fichas a cada participante (es para dos jugadores). Normalmente las fichas son "X" y "círculos", pero pueden emplearse otras figuras e incluso objetos naturales.

Por turnos cada participante coloca una de sus fichas en una celda del tablero tratando de hacer tres en raya, su contrincante tratará de evitar que lo logre e intentará ser él o ella quien lo consiga. Es un juego tranquilo que requiere cierta concentración y estrategia.

Pintar con tizas

Este es uno de los principales juegos tradicionales para niños al aire libre. Si se dispone de un patio o zona exterior es un juego muy recomendable. Simplemente se ofrecen las tizas y el niño pinta en el suelo, la sensación que le produce es muy agradable y por otra parte, la tiza se elimina fácilmente con agua.

Manzanas

Un juego infantil muy divertido. Se pone una cuerda de pared a pared y se cuelgan manzanas a la altura de los niños, después estos con las manos hacia atrás, deben ser capaces de morder la manzana. Si algún participante toma la manzana con las manos queda descalificado.

Además de la dificultad que de por sí tiene el juego, las risas que provoca hacen más complicado todavía poder capturar la manzana con la boca.

Comba

Es un juego popular típico en patios, parques y demás zonas de juego y recreo. Para saltar la comba hay múltiples canciones que la acompañan e infinidad de formas de saltarla, con los pies juntos, separados, con dos jugadores o más dentro de la comba, ver quién es capaz de dar más saltos, etc.

Corro de la patata

Es un juego popular y tradicional que consiste en, como su nombre indica, hacer un corro y cantar: "Al corro de la patata, comeremos ensalada, lo que comen los señores, patatitas y limones. Achupé, achupé, sentadito me quedé".

La canción cambia según la región. Son juegos muy sencillos, pero que invitan al niño a conocer las tradiciones culturales de donde pertenece. Es uno de los mejores juegos tradicionales para niños pequeños.

Teléfono escacharrado

Un juego tradicional sencillo, que no necesita ningún tipo de material y muy divertido. La disposición de los participantes puede ser en línea o en círculo, quien inicia el juego le dice al oído a su compañero de al lado una palabra o frase corta muy rápida, éste deberá interpretarla y transtimitírsela muy rápida a su compañero de al lado, también en el oído y así sucesivamente.

Cuando la palabra o frase ha llegado a todos los participante, el último dice lo que ha escuchado, en la mayoría de las ocasiones ni siquiera pronuncia una palabra y solo emite un ruido, el jugador que inició el juego, comparte con el grupo qué es lo que dijo.

La rayuela

En el suelo y normalmente con tiza se dibujan 8 cuadrados haciendo el dibujo de dos cuadrados consecutivos, dos cuadrados en contiguos, un cuadrado, dos cuadrados contiguos y un cuadrado y se numeran.

El niño se coloca al inicio del dibujo en el suelo y tira una piedra, tendrá que hacer el recorrido de cuadrados a la pata coja, evitando saltar sobre el cuadrado donde está la piedra. Es un juego en el que se combina el movimiento y la puntería.

Juegos tradicionales para niños - La rayuela

Las canicas

Las canicas son bolas de diferentes tamaños normalmente fabricadas en vidrio, otro de los juegos tradicionales para niños, pero no para los más pequeños, para niños un poco mayores.

El juego consiste en hacer rodar las canicas en el suelo a golpe de dedos pulgar y corazón; se puede jugar utilizando la puntería e intentando dar a la canica del jugador rival, tratando de meterlas en un agujero o ver quién llega más lejos.

1, 2, 3, al escondite inglés

Es un juego en el que se recomiendan varios jugadores, el que se la liga se pone de cara a la pared y tapándose los ojos cuenta "Al escondite inglés sin mover las manos ni los pies". En ese momento se gira y el resto de participantes que han tenido que avanzar mientras quien se la liga cuenta, deben quedarse como estatuas y si alguno se mueve, deberá retroceder al punto de salida. Gana quien consiga llegar a la pared y entonces será él o ella quien cuente.

Comecocos de papel

Para este juego se necesita poco material y se puede realizar en casa o en el colegio. ¿Cómo se hace el comecocos?

  1. Se necesita un papel tamaño DIN A4.
  2. Doblar el extremo superior y juntarlo con el borde izquierdo de la hoja para que quede un triángulo.
  3. Cortar el papel sobrante.
  4. Abrir el triángulo y ver cómo queda marcada una de las diagonales del cuadrado.
  5. Doblar el otro extremo para obtener la otra diagonal.
  6. Doblar los cuatro extremos del cuadrado hacia el centro de éste, girarlo.
  7. Doblar los cuatro extremos hacia el centro, girarlo.
  8. Poner los dedos en los huecos que quedan en los cuatro extremos y darle forma al comecocos.
  9. Dentro se pueden escribir adivinanzas, palabras bonitas, chistes e incluso sencillas actividades.

Puedes ver los pasos ilustrados en este artículo sobre cómo hacer un comecocos de papel.

Escondite

Uno de los juegos más populares es el escondite. Quien "se la liga" cuenta con los ojos tapados, mientras el resto de los participantes corren a esconderse y cuando el que está contando termina, sale a buscar a todos los jugadores escondidos. Si un jugador es encontrado se la liga. Un juego ideal para jugar al aire libre.

A la zapatilla por detrás

"A la zapatilla por detrás, tris tras, ni la ves ni la verás, tris tras. Mirad para arriba, que caen judías, mirad para abajo, que caen garbanzos. A dormir, a dormir, que vienen los Reyes Magos".

Todos los participantes sentados en círculo cantan la canción, mientras el que "se la liga" deja el zapato detrás de un jugador, cuando terminan de cantar, todos se giran y quien tenga el zapato tendrá que dar una vuelta completa con el zapato en la mano tratando de agarrar a quien "la para", que por otra parte tratará de ocupar el lugar que el otro ha dejado. Si lo consigue el participante al que le han dejado el zapato, "se la liga".

Yo-yo

Fue un juguete muy famoso en su momento con el que se llegaron a realizar competiciones; es un juego complejo de utilizar, por lo que no es un juego para niños pequeños, sino más mayores.

Es un disco con una ranura donde se enrolla un cordón que debía subir y bajar alternativamente y en el que los expertos en la materia, conseguían hacer verdaderas acrobacias.

La cola al burro

En una pared se coloca la silueta de un burrito sin cola. A una determinada distancia se le da a un niño la cola para que se la pegue el burro y se le vendan los ojos. Para hacerlo más divertido, se puede dar alguna vuelta al participante y desorientarle un poco.

Tinieblas

Un juego muy divertido que es muy parecido al escondite pero añadiendo la dificultad de que se juega a oscuras. El que "la para" tiene que contar con los ojos cerrados mientras el resto se esconde. Cuando termine de contar, tendrá que encontrar a algún jugador para no "volvérsela a ligar", pero ¡a oscuras! Un juego tradicional que gusta mucho a los niños.

Búsqueda del tesoro

Se toma un objeto y se esconde en algún lugar de la habitación del aula, el responsable o los responsables de encontrarlo, se guiarán por las indicaciones que le vayan dando, utilizando comúnmente "frío", si el jugador se encuentra lejos del objeto, "templado" si está a mitad del camino, "caliente" cuando está cerca y "te quemas" cuando ya casi lo ha encontrado. Es un juego entretenido tanto para el que tiene que encontrar el objeto como el que da las pistas.

Dominó

El dominó original consiste en unas fichas con puntos en las que hay que seguir una secuencia y es uno de los juegos de mesa tradicionales más utilizados. Para niños, las hay con diferentes ilustraciones que facilitan la posibilidad de emparejamiento por parte del niño. Gana quien se queda sin fichas y es capaz de ponerlas todas adecuadamente siguiendo la secuencia.

Gestos

En papeles se escriben acciones, personajes, objetos, animales, profesiones, etc. y a través de la mímica tendrán que adivinar el resto de jugadores de qué se trata.

Un versión muy parecida es la de hacer lo mismo por medio de dibujos sin poder usar las palabras escritas o verbales, si algún jugador lo hace, queda descalificado.

Memory

El memory es uno de los juegos de mesa para niños en el que se estimula la concentración y la memoria. Consiste en poner sobre una mesa un juego de cartas ya mezclado boca abajo e irlas levantando, a través de la memoria y muchas veces de la suerte se tendrán que ir emparejando las cartas. Gana quien consiga formar más parejas.

Conejo de la suerte

"El conejo de la suerte ha pasado haciendo reverencias con su cara de inocencia. Tú besarás al chico o a la chica que te guste más".

Para jugar a este juego infantil para grupos, se forma un círculo y todos los participantes se sientan y colocan las palmas hacia arriba, pasándose la palmada. Cuando la canción termine, el último al que le han dado la palmada deberá dar un beso a uno de los jugadores.

Hula-hop

El hula-hop es uno de los juegos educativos para niños tradicionales. Es un aro de plástico que se pone en la cintura y se hace girar. Es bastante difícil lograrlo y requiere una gran coordinación motriz. Se puede desarrollar con otras partes del cuerpo. Por eso, es uno de los juegos tradicionales de educación física.

Ratones y gatos

"Ratón que te pilla el gato, ratón que te va a pillar, si no te pilla esta noche, mañana te pillará".

Este juego tradicional para niños y niñas puede realizarse en círculo sadon vueltas y logrando sentarse en un hueco que hagan los participantes al que hace de ratón o jugar con esta canción al pilla pilla. Es más divertido jugar en círculo y hacerse un hueco para no ser pillado.

Al corro Chirimbolo

"Al corro Chirimbolo que bonito es, al corro chirimbolo que bonito es. Un pie, el otro pie, una mano, la otra mano, un codo, el otro codo, una oreja, la otra oreja. El culo de la vieja".

Es un juego de corro tradicional en el que se van dando vueltas y se van repasando partes del cuerpo. Forma parte de la cultura y es de origen popular.

Jugar y compartir

El juego es el mejor medio para pasar tiempo en familia, a pesar de que el adulto haya dejado atrás su niñez, siempre es un buen momento para jugar, para divertirse y sobre todo para disfrutar con las personas que más importan. A través del juego se liberan tensiones, se aprenden de forma inconsciente valores y facilita la comunicación en familia. El tiempo lúdico debería incluirse como cualquier otra rutina y tener un tiempo específico para jugar en familia.

Si deseas leer más artículos parecidos a Juegos tradicionales para niños, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Actividades infantiles.

Bibliografía
  • unCOMO (2015). Cómo hacer un comecocos de papel - 10 pasos.
  • Gomez, M. E., & Olalla, I. N. (2015). Juegos populares y tradicionales para educación infantil (1.a ed.). Editorial CCS.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Juegos tradicionales para niños
1 de 2
Juegos tradicionales para niños

Volver arriba