Compartir

Cómo son los dolores de parto

 
Por Eva Martínez Fierro. 3 abril 2020
Cómo son los dolores de parto

El dolor es una experiencia sensorial muy desagradable y, el momento del parto, es uno de los más temidos por muchas mujeres a lo largo del embarazo por este motivo. Durante los 9 meses de gestación, la futura madre se puede llegar a plantear cuestiones acerca de cómo será ese momento, si dolerá mucho, si será capaz de soportarlo o si sabrá diferenciar las contracciones de parto. Por eso, en este artículo de paraBebés vamos a describir cómo son los dolores de parto, si las primeras contracciones son como dolores de regla, a qué se asemejan los dolores de parto, a qué equivale el dolor y cómo se sienten esos dolores de parto.

También te puede interesar: ¿Es normal tener diarrea antes del parto?

¿Las primeras contracciones son como dolores de regla?

El parto se desencadena de varias formas: rotura de aguas, expulsión del tapón mucoso o contracciones rítmicas. A lo largo del embarazo es posible que experimentes ciertas contracciones con las que notarás cómo tu barriga se endurece pero de forma indolora, al contrario que sucede con las contracciones de parto. Seguramente hayas escuchado decir que cuando llegue el momento sabrás diferenciar los dolores de parto, pero si nunca antes los has sentido, no te tranquilizarán esas palabras. Las características de las contracciones que indican que estás de parto son las siguientes:

  • Regulares: tienen un patrón definido, se repiten cada X minutos y los espacios entre ellas se van acortando. Es decir, cada vez son más seguidas.
  • Barriga dura: endurecimiento o presión en toda la zona de la barriga, aunque muchas mujeres no lo sienten con exactitud.
  • Dolor: el dolor al principio será más leve y llevadero e irá aumentando en intensidad a medida que el cuello del útero se va borrando y se va dilatando para dar paso al bebé. Dependiendo de cada mujer, las contracciones se sentirán como dolores de regla localizados en la zona del vientre o bien se notarán en la zona lumbar.

Por lo tanto, los dolores de las primeras contracciones puede que te recuerden a los cólicos menstruales en algún momento.

¿A qué se asemejan los dolores de parto?

En realidad, los dolores de parto no se pueden comparar con nada, porque es un dolor totalmente diferente a los que has podido experimentar hasta ese momento. Como hemos dicho ya, hay mujeres que encontrarán similitud entre los cólicos de la menstruación y las primeras contracciones, pero no siempre es así y cada mujer lo sentirá de una forma. Incluso dos partos de la misma mujer pueden ser totalmente diferentes. Otra mujeres sentirán los dolores como punzadas en la espalda a la altura de los riñones, zona abdominal o piernas.

El dolor del parto equivale a…

La tolerancia al dolor y la actitud ante él son dos factores que influirán mucho en la intensidad de las contracciones. El dolor es algo subjetivo y, en un parto, ya vamos con la idea de que va a ser muy doloroso debido a las experiencias propias que nos cuentan otras madres. No nos debemos dejar influenciar por este hecho y no debemos crearnos falsas expectativas. Además, otro hecho que influye en el dolor es el nivel de medicalización del parto. Dependiendo las circunstancias, puede que tengas que permanecer largos ratos en una misma postura y, esto, no ayuda a llevar mejor cada contracción.

Circula por internet un mito que asegura que dar a luz equivale a romperse 20 huesos a la vez, pero por las razones que hemos explicado anteriormente, esto es algo que no se puede saber, ya que el umbral del dolor es totalmente personal.

Cómo se sienten los dolores de parto

Los dolores de parto, hayas roto aguas o no, empezarán en zonas localizadas que hemos explicado anteriormente (abdomen, vientre, riñones) de forma más o menos leves, cortos y espaciados y, poco a poco, irán haciéndose más largos y frecuentes. Es decir, al comienzo del trabajo de parto, entre contracción y contracción no notarás dolor y podrás aprovechar para descansar y respirar tranquilamente, hecho que te ayudará a llevarlas mejor.

Una vez en el hospital, puedes solicitar la analgesia epidural si así lo deseas, con la que seguramente los dolores prácticamente desaparezcan y te ayuden a dilatar sin apenas enterarte. En caso de que no quieras o no puedas usar la analgesia, los dolores irán aumentando en intensidad hasta el momento del expulsivo que, dependiendo de cada mujer y de cada parto, pasará más o menos tiempo.

Sea como fuere, el dolor de parto puede llegar a ser muy intenso, pero todas las mujeres son capaces de soportarlo ya que su cuerpo está biológicamente preparado para ello. ¡Hay mujeres que incluso tienen sensaciones placenteras durante todo el proceso! Cuando llegue el momento de dar a luz estarás totalmente preparada y cuando menos te lo esperes tendrás a tu bebé en brazos.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo son los dolores de parto, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Dar a luz.

Bibliografía
  • Barras, C. (29 de diciembre de 2016). Las verdaderas razones por las que el parto humano es tan doloroso y peligroso. Recuperado de: https://www.bbc.com/mundo/noticias-38459549
  • Catalán Morera, M. (24 de abril de 2018). El dolor en el parto. Recuperado de: https://www.elpartoesnuestro.es/informacion/parto/el-dolor-en-el-parto

Escribir comentario sobre Cómo son los dolores de parto

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo son los dolores de parto
Cómo son los dolores de parto

Volver arriba