menu
Compartir

Cesárea infectada: causas, síntomas, consecuencias y tratamiento

 
Por Yurisbeth Zanotty. 1 septiembre 2021
Cesárea infectada: causas, síntomas, consecuencias y tratamiento

La cesárea es un procedimiento quirúrgico muy frecuente en todo el mundo, que se realiza para lograr que se produzca el nacimiento del bebé, por medio de una apertura o incisión en el abdomen y el útero. Generalmente, se llevan a cabo cuando existen problemas que evitan que las mujeres puedan tener un parto natural, es decir porque el parto vaginal no es viable, porque no es seguro para ellas o pueden complicarse en el intento.

A pesar de ser una cirugía sencilla, y de no representar riesgos ni para la madre ni para el bebé, en ocasiones la herida se infecta, trayendo algunas consecuencias desfavorables. En el siguiente artículo de paraBebés, te hablaremos acerca de la cesárea infectada: causas, síntomas, consecuencias y tratamiento.

Causas de una cesárea infectada

El término cesárea infectada se refiere a la contaminación que ocurre en la herida operatoria o en las paredes de la cavidad uterina. ¿Cómo saber si la herida de la cesárea está infectada? Posterior a la operación, se evidencia porque ocurre un proceso infeccioso con signos de inflamación, enrojecimiento y presencia de pus. Existen diferentes causas por las cuales las heridas operatorias pueden infectarse. A continuación, veremos las principales causas de una cesárea infectada:

  • Invasión de la herida operatoria con microrganismos que ya se encuentran en la piel.
  • Invasión de la herida operatoria por microbios que estaban dentro del cuerpo o en el órgano reproductor femenino. Por ejemplo, una infección en la bolsa amniótica denominada corioamnionitis.
  • Invasión de la herida operatoria por microrganismos que estaban en el lugar donde ocurrió la cesárea, por ejemplo, el quirófano o la sala operatoria.
  • Mal lavado de manos por parte del personal sanitario que asistió la cesárea.
  • Los instrumentos quirúrgicos utilizados se encontraban contaminados.
  • Si la cirugía se extendió por dos horas o más: puede significar que hubo constantes exploraciones vaginales, lo que aumenta el riesgo de infección.
  • Cuidado insuficiente de la herida operatoria luego de la cesárea.

La herida quirúrgica debe ser evaluada constantemente de forma meticulosa, cambiando los apósitos diariamente. Se deben buscar señales de secreción, sangrado, enrojecimiento o infección. De presentar estos síntomas de cesárea infectada, debe acudir al médico de inmediato.

Grados de cesárea infectada

Cuanto más pronto se determinen estos signos, más oportuno será iniciar con la apertura de los puntos y el drenaje de las secreciones que estén produciendo infección en el lugar. Existen distintos grados de cesárea infectada:

  • De primer grado o superficial: solo está infectada la zona externa de herida operatoria.
  • De segundo grado o profunda: la infección involucra los tejidos y el músculo.
  • Complicada: la infección se ha extendido a las zonas adyacentes donde se realizó la cirugía, incluso puede estar localizada en el útero.

Cuándo se produce una cesárea infectada

Existen mayor riesgo de infección de la cesárea si la mujer los signos que presentamos a continuación:

  • Antecedentes de azúcar alto en la sangre o diabetes gestacional.
  • Defensas bajas: el sistema inmunológico se encuentra debilitado.
  • Hábitos tabáquicos.
  • Problemas de desnutrición o la alimentación es deficiente: las defensas serán ineficaces para combatir posibles infecciones.
  • Sobrepeso: la presencia excesiva de grasa a nivel de la pared abdominal contribuye al desarrollo de infecciones en el sitio de la herida operatoria.

Síntomas de una cesárea infectada

¿Cómo saber si se abre una cesárea por dentro o si está infectada? A continuación, veremos los principales síntomas de una cesárea infectada:

  • Inflamación o aumento de volumen en el sitio de la herida operatoria.
  • Enrojecimiento, prurito, y calor en la herida.
  • Fiebre entre el primer y el tercer día posteriores al parto.
  • Escalofríos.
  • Malestar general.
  • Dolor de cabeza.
  • Palidez.
  • Dolor en el vientre y alrededor de la incisión: aparece de forma súbita y va aumentando de intensidad.
  • Mal olor en la herida.
  • Mal olor en la orina.
  • Secreción vaginal con mal olor.
  • Flujo vaginal sanguinolento o sin sangre.
  • Fatiga y debilidad.
  • Pérdida del apetito.

Consecuencias de una cesárea infectada

¿Qué pasa si una cesárea supura? La infección de la herida después del parto repercute directamente en la salud de la madre. Veamos cuáles son las consecuencias de una cesárea infectada:

  • El proceso de recuperación posterior a la operación es mayor a lo estipulado.
  • Existe mayor riesgo de morbilidad materna: la infección puede dar lugar a otras enfermedades o complicaciones en la madre.
  • Riesgo de sangrado y formación de coágulos en el sitio de la herida.
  • Aumento de problemas respiratorios en los bebés.
  • Problemas gástricos en los bebés, al no poder ser alimentados por su madre.

Tratamiento de una cesárea infectada

Para curar una cesárea infectada existen distintas opciones. El tratamiento de este tipo de infección incluye diferentes cuidados:

  • Administración de antibióticos por vía intravenosa: generalmente, esto ocurre cuando la infección es profunda y ha afectado el útero. Los antibióticos ayudarán a controlar los síntomas y a evitar que la infección se disemine por el resto del organismo de la mujer. Son indicados mínimo por 48 horas, pero depende de la condición general. Por esta razón, es importante estar bajo vigilancia médica.
  • Tratamiento quirúrgico: si el grado de la cesárea infectada es complicada, hay que recurrir a una operación quirúrgica para curar la infección.

En este artículo, te contamos cuáles son los cuidados después de una cesárea que hay que seguir para prevenir la cesárea infectada.

Tratamiento quirúrgico de una cesárea infectada

Si la infección es muy grave, probablemente sea necesario aplicar un tratamiento quirúrgico invasivo. En estos casos, el procedimiento que se seguirá será el siguiente:

  1. Abrir nuevamente la herida de la cesárea, retirando los puntos.
  2. Un médico cirujano deberá realizar limpieza de la herida, removiendo todo el tejido muerto o infectado de la zona.
  3. En caso de tener pus, realizar exámenes de laboratorio para determinar el tipo de bacteria que está ocasionado la infección.
  4. Limpiar la herida con solución salina y cerrarla adecuadamente para que pueda cicatrizar sin problemas.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cesárea infectada: causas, síntomas, consecuencias y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Posparto.

Bibliografía
  • Espinosa J, Sawyer R. Surgical site infections. Current Surgical Therapy. 13th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020: chap 1337-1344
  • Lidiane A (2013). Infección de herida operatoria tras cesárea en un hospital público de Fortaleza. Revista electrónica trimestral de enfermería. 29: 105-117

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cesárea infectada: causas, síntomas, consecuencias y tratamiento
Cesárea infectada: causas, síntomas, consecuencias y tratamiento

Volver arriba