Dar a luz

Parto en el agua: cómo es, beneficios y cuánto dura

 
Leidy Mora
Por Leidy Mora. 23 diciembre 2021
Parto en el agua: cómo es, beneficios y cuánto dura

Son muchas las gestantes que buscan un parto natural humanizado, una tendencia que ha ido en aumento en estos últimos años. Uno de los que más se adecua a esta preferencia es el parto en el agua, donde el trabajo de parto y expulsión del bebé se realiza dentro del agua tibia, en una bañera o piscina. Los partos en el agua puede tener muchos beneficios, pero también tiene sus desventajas.

Conoce en este artículo de paraBebés más del parto en el agua: cómo es, beneficios y cuánto dura. Además hablaremos de las ventajas de este tipo de parto para la madre y el bebé, así como las desventajas que tiene esta forma de traer el bebé al mundo.

Índice
  1. Cómo es un parto en agua
  2. Cuánto dura un parto en agua
  3. Beneficios del parto en agua
  4. Condiciones para tener un parto en el agua
  5. Desventajas del parto en agua

Cómo es un parto en agua

El parto en el agua es aquel tipo de parto alternativo donde todas o parte de las fases del trabajo de parto se realizan dentro del agua. Es un tipo de parto natural reconocido por tener ventajas analgésicas y psicológicas en la madre.

Además, el parto en el agua tiene la particularidad de que no se puede administrar la anestesia epidural, sin embargo, debido al efecto analgésico del agua, muchas madres no lo necesitan, pues el dolor es menor en este tipo de parto. Por eso, es especialmente recomendado en aquellas madres que deseen un parto 100% natural sin analgesia, ni fármacos.

A continuación, te contamos cómo es un parto en el agua y qué aspectos hay que tener en cuenta:

  • Se busca que la tina o piscina esté en un lugar cómodo y privado: puede ser en un hospital o en el domicilio junto con una matrona. Conviene que quede cerca de un hospital por si se presenta una emergencia.
  • La bañera debe tener una temperatura controlada de unos 37ºC: el agua debe estar limpia y se debe renovar continuamente. La temperatura de la habitación debe estar por encima de los 24ºC, para que el bebé no sufra el cambio de temperatura al salir.
  • Administrar fármacos cuando sea necesario: se toma una vía venosa periférica y, en caso de que sea necesario, se administran fármacos o hidratación.
  • La embarazada que a dar a luz debe entrar a la bañera solo cuando la dilatación esté entre los 3 y 5 cm. Si se entra antes, existe el riesgo de que se ralenticen las contracciones. El agua va a ayudar a que la dilatación sea más rápida.
  • En los centros de salud se realizan controles maternos y fetales para detectar riesgos para la madre o el feto durante este procedimiento, por ejemplo, un registro cardiotocográfico intermitente mediante telemetría sumergible, entre otros.
  • Todo el proceso del parto en agua se supervisa de forma continua y controlada por matronas y profesionales de salud.

En algunos casos, la madre puede dividir el trabajo de parto, una parte dentro del agua, y luego, antes de la expulsión, fuera del agua para que le sea administrada la anestesia epidural. Todo depende de su estado de salud, el grado de dolor o de lo acordado con el médico y matrona.

Cuánto dura un parto en agua

Cada mujer es diferente y la duración de un trabajo de parto en el agua depende de muchos factores, como si la madre es primeriza o ha tenido embarazos anteriores.

Aun así, se estima que el parto en agua es mucho más rápido que un parto fuera de ella. Esto guarda relación con los beneficios del parto en agua, como lo es la relajación, la disminución del dolor, la aceleración de la etapa de la dilatación y la libertad de movimientos que permiten una adaptación más rápida al trabajo del parto.

Beneficios del parto en agua

El parto en el agua es reconocido por sus beneficios y ventajas, especialmente por la relajación de la madre y la naturalidad del proceso. Veamos qué beneficios tiene dar a luz en el agua para la madre y para el bebé.

Beneficios del parto en el agua para la madre

Las ventajas del parto en el agua para la madre son las siguientes:

  • Disminuye la sensación de dolor: el agua estimula la producción de endorfinas, relajando los músculos y haciendo que las contracciones sean más llevaderas. Para saber identificarlo, en este artículo verás cómo son los dolores del parto.
  • La etapa de dilatación suele ser más rápida que en un parto fuera del agua. Esto baja el porcentaje de uso de oxitocina externa.
  • El agua hace que sea más fácil que la madre cambie constantemente de posiciones, pues da una sensación de ligereza muy conveniente en este proceso de parto.
  • La posición vertical de la madre en la bañera favorece la expulsión del bebé.
  • Disminución en la probabilidad de traumatismos perineales: esto se debe a que se da un mayor control de los pujos maternos y una mayor flexibilidad del periné.
  • Beneficioso para la salud cardiovascular de la madre: mejora el retorno venoso y mantiene la tensión arterial normal.
  • Disminuye la ansiedad y aumenta la satisfacción materna.

Beneficios del parto en el agua para el bebé

¿Qué pasa cuando un bebé nace en el agua? A continuación verás qué beneficios tiene para el bebé:

  • Mayor adaptación del recién nacido a la vida extrauterina: la llegada al mundo se realiza también en un ambiente acuático y la transición se hace más llevable en el bebé.
  • Favorece el contacto piel con piel.

Hay que destacar que los bebés no tienen el reflejo de inmersión hasta los 6 meses, es decir, que no realizan movimientos respiratorios debajo del agua, por lo tanto, el riesgo de que aspire agua es mínimo.

Parto en el agua: cómo es, beneficios y cuánto dura - Beneficios del parto en agua

Condiciones para tener un parto en el agua

Aunque el parto en el agua tiene muchos beneficios, no es la mejor opción para todas las embarazadas. Para poder parir en el agua es necesario que la madre haya tenido un embarazo sin complicaciones. Veamos las condiciones indispensable para que este procedimiento sea viable y seguro:

  • Un embarazo de bajo riesgo.
  • La gestante debe tener una dilatación de al menos 4 cm y contracciones uterinas regulares. Si tienes dudas sobre cómo reconocerlas, en este artículo encontrarás información sobre las contracciones uterinas: qué son, causas, tipos y características.
  • Registro cardiotocográfico normal del feto antes del parto en agua.
  • Se excluyen embarazadas con una gestación no controlada, menores de edad, con diabetes gestacional, cardiopatías grado I, serologías desconocidas, fiebre, infección, sangrado vaginal, uso de oxitocina o anestesia y uso de narcóticos en las últimas 6 horas.
  • De igual manera, en relación a la exclusión por causa fetal, se excluyen madres cuyos bebés presenten registro cardiotocográfico patológico, líquido amniótico meconial o posición no cefálica, entre otros. Para saber identificar en qué posición está el bebé, puedes consultar este artículo sobre las posiciones del feto en el vientre materno antes del parto.

Desventajas del parto en agua

El parto en agua también puede provocar complicaciones para la madre, pues, como en todo procedimiento, existen algunos riesgos que hay que tener en cuenta. Vemos a continuación las desventajas del parto en el agua:

  • Desaceleración del proceso de parto: la disminución del dolor y la relajación puede hacer que disminuyan las contracciones uterinas, especialmente si la madre ingresa en el agua antes de los 3cm de dilatación.
  • Contaminación del agua y posibles infecciones en la madre y el bebé.
  • Es más complicado controlar el bienestar fetal dentro del agua.
  • Hay riesgo de que el bebé aspire agua, aunque es muy poco probable.

Es recomendable que tanto la madre como el padre estén preparados para el parto en el agua. Para ello, es necesario que después del quinto mes de embarazo, la pareja asista a un curso psicoprofiláctico con el fin de que conozcan los ejercicios y métodos de relajación y respiración necesarios para el momento del parto.

Lo ideal es que todas las dudas en torno al parto en el agua sean aclaradas con el médico tratante, quien te dará su aprobación para este tipo de parto o, por el contrario, te explicará las razones por las que, en tu caso, no es conveniente este proceso. En cualquier caso, puedes consultar este artículo sobre los tipos de parto y sus características para saber qué otras opciones tienes.

Si deseas leer más artículos parecidos a Parto en el agua: cómo es, beneficios y cuánto dura, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Dar a luz.

Bibliografía
  • Asociación española de pediatría (2015). Atención del parto en el agua. Consenso de la Sociedad Española de Neonatología y de la Sección de Medicina Perinatal de la Sociedad Española de Obstetricia y Ginecología. Anales de pediatría Vol. 82. Núm. 2. páginas 108.e1-108.e3 (Febrero 2015).
  • Hospital Sant Joan de Déu (2018). Asistencia al trabajo de parto en el agua. España. Recuperado de: https://medicinafetalbarcelona.org/protocolos/es/obstetricia/asistencia%20al%20trabajo%20de%20parto%20en%20agua.pdf
  • Mallen, L. (2015). Inmersión en agua durante el parto: revisión bibliográfica. Revista Matronas Profesión 2015; 16(3): 108-113
Escribir comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 2
Parto en el agua: cómo es, beneficios y cuánto dura