Dar a luz

¿Con la epidural duele el parto?

 
Yurisbeth Zanotty
Por Yurisbeth Zanotty. 14 diciembre 2023
¿Con la epidural duele el parto?

El parto se vive de formas diferentes porque involucra aspectos tanto físicos como emocionales. Cuando el embarazo está llegando a su fin, el dolor es uno de los mayores temores a los que se enfrentan las mujeres, que muchas veces está relacionado con su forma de pensar y sus experiencias familiares o personales. Sin embargo, existen formas de aliviar el dolor durante el parto, que puede ser intenso y variar según el tipo, duración y etapa en la cual se encuentre.

En el siguiente artículo de paraBebés te explicamos si con la epidural duele el parto.

También te puede interesar: ¿La epidural retrasa el parto?

Índice

  1. ¿El parto duele con la epidural?
  2. Qué se siente en un parto con epidural
  3. Ventajas y desventajas de usar la epidural

¿El parto duele con la epidural?

La respuesta a la pregunta sobre si el parto duele con la epidural no es sencilla, ya que cada experiencia es única y depende de diversos factores, como la sensibilidad, tolerancia al dolor, experiencias anteriores de parto, dosis y tipo de medicamento, método de administración, entre otras razones.

La anestesia epidural controla el dolor en el útero y la vagina al insertar una aguja en la zona lumbar, concretamente en el espacio epidural, seguida de un catéter fino que administra una mezcla de anestésico local y medicamento. Esta técnica busca bloquear la transmisión de señales de dolor al cerebro desde la parte inferior del cuerpo.

La epidural se puede utilizar en cualquier momento del parto, siempre y cuando el cuello uterino no esté demasiado dilatado. Su objetivo es reducir el dolor durante el parto, aunque sin eliminarlo por completo para permitir que la madre sienta las contracciones y participe activamente en el trabajo de parto y los pujos. Por lo tanto, a pesar de la anestesia, la madre podrá sentir la presión de las contracciones, la posición y los movimientos del bebé, la manipulación vaginal y el expulsivo, pero sin molestias.

Por qué duele el parto con la epidural

A pesar de ser un método efectivo, la epidural no es infalible, y puede haber casos en los que el parto duela. Algunas posibles causas son las siguientes:

  • Una mala colocación o desplazamiento del catéter, impiden la administración adecuada de medicamento al espacio epidural.
  • Una dosis insuficiente o inadecuada de la medicación, que no bloquean adecuadamente los nervios que transmiten el dolor.
  • Una distribución desigual de la medicación, puede causar que una parte del cuerpo se paralice más que la otra o que haya zonas sin anestesiar.
  • Resistencia individual a los medicamentos, que haga que la mujer no responda bien a la epidural o que se acostumbre a ella y pierda efecto.
  • El parto muy rápido o muy lento impide la adaptación de la epidural al ritmo e intensidad de las contracciones.
  • Cambios en la posición o e actividad del bebé, que ejercen más presión sobre los nervios u órganos de la madre.
¿Con la epidural duele el parto? - ¿El parto duele con la epidural?

Qué se siente en un parto con epidural

La analgesia epidural reduce, pero no elimina por completo, la sensación en la parte inferior del cuerpo, permitiendo que la madre pueda permanecer despierta y participar en el proceso del parto. Después de su administración, puede producirse cierto grado de debilidad, pesadez o entumecimiento en las piernas, lo cual depende de la mujer y de la dosis administrada.

Una vez que los analgésicos hayan hecho efecto, el dolor de las contracciones se reducirá considerablemente o se eliminará, aunque aún se podrá sentir presión o ligeras molestias. Después del parto, el efecto desaparece gradualmente entre 10 y 20 minutos después de la primera dosis.

A continuación, te detallamos la variedad de sensaciones que puedes experimentar con la epidural:

  • Sentirás un pinchazo en la espalda, seguido de sensaciones de calor o frío que se extienden a la parte inferior del cuerpo.
  • Si la epidural es eficaz, sentirás alivio del dolor, disminución de la tensión y relajación de los músculos. También puede aparecerá un hormigueo, entumecimiento o pesadez en las piernas, lo que dificulta moverse o caminar.
  • Durante el trabajo de parto, continuarás teniendo contracciones, pero sin dolor, como presión abdominal o calambres. También podrás sentir al bebé moverse, las manipulaciones vaginales y el expulsivo, pero sin ninguna molestia.
  • Es posible que pierda sensibilidad y necesite ayuda para pujar.
  • Después del parto, el efecto de la epidural disminuye gradualmente y regresan la sensación y el movimiento en la parte inferior del cuerpo.
  • Si te han practicado una episiotomía o una cesárea, es posible que sientas dolor en el lugar de la herida. Si se desgarra, puede sentir dolor en el perineo.

Cabe destacar que estas sensaciones pueden variar según el momento y el tipo de epidural administrada.

Ventajas y desventajas de usar la epidural

La epidural tiene ventajas y desventajas, que deben ser valoradas por cada mujer y su equipo médico, teniendo en cuenta sus preferencias, sus condiciones y las circunstancias del parto. Los pros y los contras de usarla incluyen:

Ventajas:

  • Reduce el dolor durante el parto, mejorando la experiencia y el bienestar de la mujer y favoreciendo la recuperación.
  • Permite a la mujer estar consciente y presente durante el trabajo de parto y pujar si es necesario.
  • Evita el uso de otros analgésicos que puedan afectar al bebé o a la lactancia.
  • Permite realizar técnicas instrumentales (fórceps o ventosa) o una cesárea sin necesidad de una nueva anestesia.

Desventajas:

  • Puede haber efectos secundarios que requieran tratamiento o seguimiento, como dolor de cabeza, náuseas, vómitos, temblores, picor, presión arterial baja y fiebre.
  • Pueden ocurrir complicaciones como sangrado, infección, daño a los nervios o reacciones alérgicas, que pueden ser graves y requerir tratamiento.
  • Puede prolongar la segunda etapa del parto, aumentar el riesgo de parto instrumental, reducir la sensación de pujo, dificultar la lactancia y romper el vínculo entre madre y bebé.
  • Puede fallar o no ser suficiente, lo que puede provocar dolor, frustración o ansiedad en la mujer.

En el siguiente artículo encontrarás más información sobre las ventajas e inconvenientes de la epidural en el parto.

¿Con la epidural duele el parto? - Ventajas y desventajas de usar la epidural

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Con la epidural duele el parto?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Dar a luz.

Bibliografía
  • Anim M, Cyna A, Cuthbert A. Epidural versus non-epidural or no analgesia for pain management in labour. Cochrane Database Syst Rev. 2018; 2018: CD000331.
  • ORTEGA C, et al. Miedo al parto: revisión bibliográfica de los instrumentos de medida. En: Matronas profesión. 2019, vol. 20, núm. 2, pp. 36-42
  • Wang T, Sun S, Huang S. Effects of epidural labor analgesia with low concentrations of local anesthetics on obstetric outcomes: a systematic review and meta-analysis of randomized controlled trials. Anesth Analg. 2017; 124: 1571-1580.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 3
¿Con la epidural duele el parto?