Cuidados del bebé

Cómo evitar que el bebé se ahogue con la leche

Cómo evitar que el bebé se ahogue con la leche

Sabemos que tu mayor preocupación es la salud y bienestar de tu pequeño/a, y una de las situaciones que te pueden causar inquietud es cuando tu pequeño se ahoga con la leche cuando lo estás alimentando. Esta situación es más frecuente de lo que piensas y muchos padres pasan por esto a diario, sobre todo los padres primerizos. Para evitar que el bebé se ahogue con la leche usa una correcta posición cuando lo alimentes evita la sobrealimentación, controla el flujo de la leche en el biberón, vigila el reflejo de vómito, mantén la calma y supervisa a tu bebé.

Si bien en la mayoría de los casos no es algo peligroso, en un porcentaje pequeño la leche puede fluir a las vías respiratorias del bebé y convertirse en un verdadero riesgo. En este artículo de paraBebés, te daremos consejos prácticos sobre cómo evitar que el bebé se ahogue con la leche, para que puedas alimentarlo con mayor tranquilidad.

También te puede interesar: Qué hacer si un bebé se atraganta

Índice

  1. Asegura una correcta posición durante la alimentación
  2. Evita la sobrealimentación
  3. Controla el flujo de la leche en el biberón
  4. Vigila el reflejo de vómito
  5. Mantén la calma en caso de atragantamiento
  6. Supervisa a tu bebé durante la alimentación
  7. Estimula una succión adecuada
  8. Evita las interrupciones durante la alimentación

Asegura una correcta posición durante la alimentación

Alrededor del 70-85 % de los bebés tienen regurgitación de leche durante los primeros 2 meses de vida. Esta leche que se devuelve del estómago a la boca puede causar atragantamiento. Esta regurgitación se considera normal o fisiológica y se resuelve sin intervención en el 95 % de los bebés al año de edad[1].

Sin embargo, una posición adecuada durante la lactancia o la alimentación con biberón es fundamental para disminuir en gran medida las regurgitaciones y evitar que el bebé se ahogue con la leche. A continuación, te mostramos las mejores posiciones para alimentar al bebé:

  • Sostén a tu bebé en posición semisentada, con la cabeza ligeramente inclinada hacia adelante. De esta manera, la leche fluirá de manera más segura hacia su estómago y se reducirá el riesgo de que se vaya por el conducto equivocado hacia las vías respiratorias.
  • Si estás amamantando, asegúrate de que tu bebé esté bien agarrado al pecho, evitando que trague aire y reduciendo así el riesgo de atragantamiento.
  • Si utilizas biberón, sostén a tu bebé en posición vertical para facilitar la deglución y evitar que la leche fluya muy rápido.

Evita la sobrealimentación

Para que un bebé no se ahogue es importante respetar el ritmo de alimentación del pequeño y no forzarlo a comer más de lo que necesita. La sobrealimentación aumenta el riesgo de que el bebé se ahogue con la leche, ya que su sistema digestivo puede no estar preparado para procesar grandes cantidades de alimento de una sola vez.

Un gran volumen de alimentación puede estresar al infante y causar regurgitación, reflujo e hipoglucemia[2]. Observa las señales de saciedad de tu pequeño, como soltar el pecho o el biberón, girar la cabeza o cerrar la boca, y respétalas. Recuerda que es mejor ofrecer pequeñas tomas más frecuentes en lugar de una sola toma abundante. En este artículo, te contamos cómo actuar en caso de que el bebé come mucho y no se llena: por qué y qué hacer.

Controla el flujo de la leche en el biberón

Si alimentas a tu bebé con biberón, elige tetinas de flujo lento o medio, especialmente durante los primeros meses. Un flujo demasiado rápido puede abrumar al bebé y provocar que se atragante. Controla el ángulo del biberón para que la leche no fluya demasiado rápido y haz pausas durante la toma para evitar que el bebé se ahogue con la leche.

Observa la succión de tu pequeño y ajusta la posición del biberón, según sea necesario, para facilitar el flujo de leche sin que el bebé se atragante.

Cómo evitar que el bebé se ahogue con la leche - Controla el flujo de la leche en el biberón

Vigila el reflejo de vómito

El reflejo de vómito es una respuesta natural del cuerpo para evitar la aspiración de alimentos o líquidos hacia las vías respiratorias. Si tu bebé presenta este reflejo con frecuencia durante las tomas, es importante que lo consultes con tu pediatra, ya que puede ser necesario realizar una evaluación más detallada para descartar cualquier problema subyacente, como por ejemplo la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE). En este artículo verás Qué hacer cuando un bebé vomita por la boca y la nariz.

Hay que tener en cuenta que casi el 50 % de los bebés sanos regurgitan al menos una vez al día. Este hábito alcanza su punto máximo a los 4 meses de edad y disminuye a los 12 meses en el 90 % de los casos[4]. En función de tu caso, tu pediatra podría recomendarte cambiar la posición del infante durante las tomas o ajustar la cantidad de leche que recibe para evitar que el bebé se atragante o se ahogue.

Mantén la calma en caso de atragantamiento

A pesar de tomar todas las precauciones, es posible que en algún momento tu bebé se atragante con la leche. Si esto sucede, mantén la calma y sigue estos pasos:

  1. Coloca al bebé en posición horizontal inclinado con la cabeza a un nivel mas bajo que su torso.
  2. Golpea suavemente su espalda para ayudar a desalojar cualquier obstrucción, de forma suave y evitando golpes bruscos o violentos.
  3. Si el atragantamiento persiste o el bebé presenta dificultades para respirar, busca ayuda médica de inmediato.

En este artículo encontrarás más información sobre Qué hacer si un bebé se atraganta.

Supervisa a tu bebé durante la alimentación

La supervisión constante de los pequeños es fundamental en todos los aspectos de su vida, incluso durante la alimentación, para prevenir accidentes[3]. Supervisar a tu bebé durante la alimentación es esencial para garantizar su seguridad y bienestar. Para evitar que el bebé se ahogue con la leche, haz lo siguiente:

  • Evita distracciones y mantén la atención en tu bebé mientras se alimenta.
  • Nunca lo dejes sin vigilancia durante la lactancia o la alimentación con biberón, especialmente cuando introduzcas alimentos sólidos más adelante.
  • Estate atenta/o a cualquier señal de incomodidad o atragantamiento mientras el pequeño se alimenta.
Cómo evitar que el bebé se ahogue con la leche - Supervisa a tu bebé durante la alimentación

Estimula una succión adecuada

Si quieres evitar que el bebé se ahogue con la leche, es importante que aprenda a succionar correctamente cuando se alimenta. Si estás amamantando, asegúrate de que esté bien agarrado al pecho para evitar que trague aire y reducir el riesgo de atragantamiento.

Una succión adecuada permitirá que tu bebé tome la leche de forma pausada y controlada, evitando así que se ahogue. Si utilizas biberón, elige tetinas de flujo lento o medio para que tu bebé pueda controlar el ritmo de succión y tragar la leche de manera segura. En este artículo, te damos más detalles sobre Cómo dar el biberón a un bebé.

Evita las interrupciones durante la alimentación

Para prevenir que el bebé se atragante mucho con el biberón o la leche, trata de evitar interrupciones innecesarias durante las tomas. Las distracciones pueden hacer que trague aire o que se atragante con la leche. Busca un lugar tranquilo y libre de estímulos para que tu bebé pueda concentrarse en la alimentación de manera segura. Evita hablar o hacer ruidos fuertes durante la toma, y asegúrate de que tu pequeño o pequeña esté cómodo/a y relajado para facilitar una alimentación adecuada.

Ante todo, es importante recordar que cada bebé es único y puede tener sus propias necesidades y preferencias. Si en algún momento tu bebé se ahoga con la leche, mantén la calma y busca ayuda médica de inmediato si es necesario. Recuerda que tu pediatra es tu mejor aliado para brindarte orientación y apoyo en el cuidado de tu hijo/a.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo evitar que el bebé se ahogue con la leche, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cuidados del bebé.

Referencias
  1. Czinn S, Blanchard S. (2013). Gastroesophageal reflux disease in neonates and infants : when and how to treat. Paediatr Drugs;15(1):19-27. doi: 10.1007/s40272-012-0004-2. PMID: 23322552.
  2. Bergman N. (2013). Neonatal stomach volume and physiology suggest feeding at 1-h intervals. Acta Paediatr; 102(8):773-7. doi: 10.1111/apa.12291. Epub 2013 Jun 3. PMID: 23662739.
  3. Montana A, Salerno M, Feola A, Asmundo A, Di Nunno N, Casella F. (2020). Risk Management and Recommendations for the Prevention of Fatal Foreign Body Aspiration: Four Cases Aged 1.5 to 3 Years and Mini-Review of the Literature. Int J Environ Res Public Health;17(13):4700. doi: 10.3390/ijerph17134700. PMID: 32629891; PMCID: PMC7369691.
  4. Poddar U. (2019). Gastroesophageal reflux disease (GERD) in children. Paediatr Int Child Health;39(1):7-12. doi: 10.1080/20469047.2018.1489649. Epub 2018 Aug 6. PMID: 30080479.
Bibliografía
  • Hersh C, Sorbo J, Moreno J, Hartnick E, Fracchia MS, Hartnick C. (2022). Aspiration does not mean the end of a breast-feeding relationship. Int J Pediatr Otorhinolaryngol;161:111263. doi: 10.1016/j.ijporl.2022.111263. Epub 2022 Aug 4. PMID: 35947926.
  • Lawlor CM, Choi S. (2020). Diagnosis and Management of Pediatric Dysphagia: A Review. JAMA Otolaryngol Head Neck Surg ;146(2):183-191. doi: 10.1001/jamaoto.2019.3622. PMID: 31774493.
  • Maiese A, La Russa R, Arcangeli M, Volonnino G, De Matteis A, Frati P, Fineschi V. (2020). Multidisciplinary approach to suspected sudden unexpected infant death caused by milk-aspiration: A case report. World J Clin Cases ;8(18):4128-4134. doi: 10.12998/wjcc.v8.i18.4128. PMID: 33024771; PMCID: PMC7520785.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 3
Cómo evitar que el bebé se ahogue con la leche