Compartir

Semana 16 de embarazo

 
Por Equipo editorial. Actualizado: 14 agosto 2019
Semana 16 de embarazo

Si estás embarazada ¡enhorabuena! La semana 16 de embarazo es una semana muy especial puesto que puedes empezar a notar al bebé. Además, pasado el primer trimestre, el riesgo de aborto espontáneo y las náuseas han disminuido mucho. Seguramente, ya lo has explicado a tu entorno y la barriga empieza a ser visible. El embarazo avanza con rapidez y está en constante cambio, por eso en paraBebés queremos informarte de todo lo que debes saber en la semana 16 de embarazo: síntomas, desarrollo, cambios y cuidados.

También te puede interesar: Semana 1 de embarazo

Semana 16 de embarazo: ¿cuántos meses son?

Las semanas de embarazo empiezan a contar desde el momento de la última menstruación. Esa semana se considera la primera. En las semanas siguientes se produce la ovulación, el momento más fértil que permite la fecundación, es decir, la unión del óvulo con el espermatozoide. A continuación, el zigoto llega al útero y se implanta en el endometrio. A partir de ese momento empieza la gestación.

La semana 16 se embarazo corresponde a 3 meses y 3 semanas, formando parte del cuarto mes de gestación y, por tanto, del segundo trimestre.

¿Qué pasa en la semana 16 de embarazo?

En la semana 16 de embarazo se producen cambios importantes. El embarazo es un proceso en cambio constante y que evoluciona de forma veloz.

A las 16 semanas ya es probable empezar a notar el bebé, así que si no las notado puede que lo notes pronto. Además, mediante una ecografía es visible el sexo del feto.

No todo es tan agradable, pues el crecimiento del útero comprime los vasos sanguíneos produciendo el cansancio en las piernas, el hinchazón de los pies y la aparición de varices. Por ello se recomienda realizar actividad física moderada.

Semana 16 de embarazo: síntomas y signos

¿Qué se siente en la semana 16 de embarazo? Es posible empezar a notar los movimientos del bebé, pero lo más habitual es que tarde un poco más. El embarazo es un proceso en constante cambio, también en la manifestación de los síntomas de la madre. En la semana 16 de embarazo es común haber dejado atrás vómitos y náuseas para empezar a presentar:

  • Pinchazos o molestias en la parte baja del abdomen, debido que los ligamentos se adaptan a la forma actual del útero.
  • Calambres nocturnos o contracciones involuntarias en las pantorrillas causados por la presión que ejerce el útero en los nervios de las piernas.
  • Estreñimiento que se debe a las hormonas que se segregan durante el embarazo, además de la presión que ejerce el útero sobre los intestinos.
  • Hambre: es posible que aumente el apetito.
  • Problemas bucales como caries y sangrado de las encías. Las embarazadas son más propicias a estos problemas bucales por la falta de vitaminas como la riboflavina, piridoxina y folatos.
  • Dolor de espalda: conforme el volumen de la barriga va aumentando, la espalda soporta mayor carga, lo que puede producir dolores musculares.
  • Mayor secreción de saliva, hipersialorrea o ptialismo, producido por el mayor nivel de estrógenos.

Cambios en tu cuerpo

  • El útero crece.
  • La circulación sanguínea: el útero comprime algunos vasos sanguíneos y ello dificulta la circulación de la sangre produciendo algunas molestias como cansancio e hinchazón en las piernas.
  • El pecho aumenta de volumen y también su sensibilidad.
  • El cuerpo se está acostumbrando al cambio hormonal del embarazo y eso hace que la embarazada se encuentre mejor.
  • La vagina se vuele más elástica y segregará más flujo vaginal. Dichos cambios pueden propiciar desarrollar infecciones vaginales por cándidas.

Semana 16 de embarazo: panza

El crecimiento del útero hace que en la semana 16 de embarazo la panza sea evidente. Este es uno de los cambios en la madre más visibles. Ella se suele notar una masa dura en la parte baja del abdomen.

Desarrollo del feto en la semana 16 de embarazo

Los aspectos más importantes del desarrollo del feto en la semana 16 de embarazo son los siguientes:

  • Se desarrollan los huesos del oído, motivo por el cual es capaz de reconocer los sonidos.
  • Aumenta la capacidad sensitiva.
  • Los músculos de la espalda aumentan su volumen y adquieren fuerza.
  • Las proporciones del cuerpo del feto empiezan a adquirir unas dimensiones más humanas.
  • Los ojos y orejas se sitúan en el lugar casi definitivo.
  • Crece pelo en las cejas y en la zona del bigote, el cual desaparece tras el nacimiento.
  • Aparecen las uñas tanto en los dedos de las manos como de los pies.
  • Se desarrollan los pliegues de las palmas de las manos, así como las huellas dactilares.
  • Las piernas se alargan.
  • Se pueden diferenciar las articulaciones como rodillas, codos, muñecas, etcétera.
  • Empieza la hematopoyesis, es decir, el desarrollo de los componentes de la sangre como los glóbulos rojos, plaquetas, leucocitos, etcétera.
  • Se adquiere el reflejo de presión y ello permite al bebé cogerse el pie o mantener las manos cerradas, por ejemplo.

¿Cuánto pesa y mide el feto?

El feto ha crecido unos 2 centímetros respecto a la semana anterior. Midiendo, en la semana 16 de embarazo, 12,7 centímetros. Tras 16 semanas, el feto pesa 99 gramos.

Movimientos del feto

El desarrollo del feto, especialmente muscular y articular, permite que cada vez tenga mayor movilidad. Ya puede abrir y cerrar las manos, mover las piernas, cogerse los pies, etcétera. Los ojos empiezan a moverse, aunque los párpados aún están cerrados. Además, ¡es posible empezar a notar los movimientos del bebé! Aunque lo más habitual es empezar a notarlos un poco más adelante. Los movimientos del feto que la embarazada nota, suelen describirse como burbujas, gases o aleteos de mariposa.

Semana 16 de embarazo - Desarrollo del feto en la semana 16 de embarazo

Cuidados en la semana 16 de embarazo

Desde el momento en que se planea un embarazo es importante recibir un seguimiento profesional para procurar la salud de la madre y el bebé. A continuación, se expone la información general a tener en cuenta en la semana 16 de embarazo.

Pruebas médicas en la semana 16 de embarazo

En el pasado, entre las semanas 16 y 20, se solía realizar una prueba que medía la alfafetoproteína (AFP) y determinaba posibles defectos del tubo neural, como la espina bífida, en caso de ser elevada, e indicaba síndrome de Down en caso de ser baja. Actualmente, la Sociedad Española de Obstetricia y Ginecología (SEGO) ya no recomienda esta prueba porque es poco fiable.

Las pruebas que sí aconsejan en la semana 16 de embarazo son:

  • Exploración física general: control de la presión arterial, análisis de sangre, control del peso, etcétera.
  • Cribado de la bacteriuria asintomática: en el embarazo las propiedades de la orina cambian y existe mayor probabilidad de que los microorganismos causen infecciones. En caso de salir positivo será necesario tratamiento y seguimiento.
  • Amniocentesis: es una prueba que consiste en la extracción de líquido amniótico del útero, es decir, el líquido que rodea y protege el bebé. El liquido amniótico contiene células fetales y puede proporcionar mucha información sobre le bebé. Por ejemplo, permite analizar la genética, analizar el funcionamiento de los pulmones, determinar la presencia de infecciones, entre otras. Normalmente, la amniocentesis se lleva a cabo cuando alguna prueba previa sugiere alguna información que pueda esclarecerse mediante este procedimiento. No es una prueba rutinaria por ser invasiva y conlleva riesgos.

Semana 16 de embarazo: ecografía

Unas de las dudas más expresadas por las madres y los padres durante el embarazo son: ¿cómo saber el sexo del bebe? y ¿cuándo se sabe si es niño o niña? Ha llegado el momento: si en la semana 16 de embarazo se realiza una ecografía, se verán los genitales del feto y ¡se puede saber el sexo del bebé! No obstante, esta ecografía no es obligatoria y, de hecho, mediante la sanidad pública en España, la próxima ecografía es en la semana 20.

Alimentación en la semana 16 de embarazo

  • Seguir con una alimentación sana que incluya todos los nutrientes necesarios mediante carne, pescado, legumbres, frutas, hortalizas, huevos y lácteos. En caso de llevar una dieta vegetariana o vegana, será necesario comprobar que el aporte nutricional es el adecuado. También es importante consumir las cantidades suficientes de calcio, omega 3, vitamina B12, yodo y ácido fólico.
  • No comer carne ni pesado crudo, tampoco embutido, paté, foie, queso sin pasteurizar ni huevo crudo para evitar el contagio de listeriosis y toxoplasmosis.
  • Lavar bien las manos, los utensilios de cocina y los alimentos, por la misma razón.
  • Comer plátanos, pasas o alimentos ricos en potasio es recomendable para lidiar con los calambres nocturnos.
  • Beber agua: para mantenerse hidratada, se recomienda beber 2 litros diarios.

Recomendaciones en la semana 16 de embarazo

  • Llevar un control del aumento de peso.
  • Higiene bucal: cuidar la higiene bucal con cepillos de dientes de púas blandas, así como dentríficos y enjuagues especiales para la sensibilidad de las encías.
  • Higiene vaginal: mantener una adecuada higiene vaginal para prevenir las infecciones vaginales causadas por las cándidas.
  • Actividad física: recomienda realizar ejercicio físico tanto para mejorar la circulación, como para fortalecer los músculos y aliviar el dolor de espalda, siempre adaptando la intensidad.
  • Gestionar las emociones adecuadamente y vivir el presente.
  • Cuidar la postura corporal para evitar hacerse daño en la espalda. No levantar ni transportar peso.
  • Ropa y zapatos: es recomendable llevar ropa adecuada al aumento de la barriga y zapatos que no empeoren el dolor de espalda ni molesten cuando los tobillos se encuentran hinchados.
  • Hidratación de la piel, especialmente, la piel de la barriga ya que empieza a estirarse y se estirará mucho.
  • Clases de preparación al parto: se recomienda asistir a clases preparto.
  • Evitar la cafeína: o por lo menos reducir el consumo de café, té y bebidas estimulantes.
  • Sustancias tóxicas: eliminar el tabaco, el alcohol y otras drogas.

Si deseas leer más artículos parecidos a Semana 16 de embarazo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Embarazo semana a semana.

Bibliografía
  • Maldonado, H. F., Antolinez, L. Y., Solano, M. N., Tejeiro, M. L., & Valbuena, A. R. (2005). Prevalencia de bacteriuria asintomática en embarazadas de 12 a 16 semana de gestación. MedUNAB, 8(2), 78-81.
  • Pastor, M., Herrera, L., Vásquez, I., Zavala, C. A., & Ramírez, T. A. (2006). Conocimientos y prácticas sobre autocuidado que influyen en la salud de la mujer, durante el embarazo y el puerperio. Rev Fac Cienc Méd, 13-18.

Escribir comentario sobre Semana 16 de embarazo

¿Qué te ha parecido el artículo?

Semana 16 de embarazo
1 de 2
Semana 16 de embarazo

Volver arriba