Compartir

Semana 15 de embarazo

 
Por Equipo editorial. Actualizado: 22 agosto 2019
Semana 15 de embarazo

En la semana 15 de embarazo, los cambios corporales son evidentes, ya que el abdomen crece por momentos. A partir de la semana 15, se va a apreciar un rápido aumento en el volumen de la panza, esto se debe a que el feto crece y se desarrolla correctamente.

A partir de la semana 15 de embarazo, el feto empieza a percibir sonidos intrauterinos y puede empezar a captar sonidos del exterior. A causa de un sonido o estímulo fuerte, se puede producir, en el feto, un espasmo en forma de movimiento reflejo. En este artículo de paraBebés, te lo contamos todo sobre la semana 15 de embarazo: síntomas, desarrollo, cambios y cuidados.

También te puede interesar: Semana 1 de embarazo

15 semanas de embarazo: ¿cuántos meses son?

Nos encontramos en la semana 15 de embarazo. Estás embarazada de 3 meses y dos semanas. Es más cómodo y fácil calcular el embarazo en semanas, ya que no todos los meses tienen las mismas semanas ni días y esto puede crear confusión.

¿Qué pasa en la semana 15 de embarazo?

En la semana 15 de embarazo, el feto empieza a cubrirse de una fina capa de vello llamado lanugo. Su piel es muy fina y translúcida y ya tiene perfectamente las articulaciones formadas. Los ojos siguen cerrados y hasta la semana 26 de embarazo no se empezarán a abrir.

En relación a la madre, en la semana 15 de embarazo, se ve un aumento del tamaño de la barriga. El crecimiento del feto es rápido y, a medida que se vaya desarrollando, el crecimiento de la panza será mayor.

Semana 15 de embarazo: síntomas y signos

A continuación, te explicamos los síntomas en la semana 15 de embarazo:

  • El cansancio y la somnolencia es habitual durante todo el embarazo.
  • Cambios de humor frecuentes.
  • Aumento del apetito.
  • Sudoración y salivación excesiva.
  • Mayor facilidad para el sangrado de las encías.
  • Leves dolores de espalda.
  • Estreñimiento.
  • Náuseas matutinas, puede que pronto desaparezcan.
  • Calambres, sobre todo, nocturnos.

Cambios en tu cuerpo

  • Ya se aprecia el crecimiento e hinchazón en el abdomen, sobre todo, si no es el primer embarazo, se apreciará antes.
  • Aumento y tirantez del pecho.
  • Tobillos hinchados a causa de la retención de líquidos. A medida que avance el embarazo se hará más notable.

Línea alba

A causa de la alteración en los niveles de melanina durante el embarazo, es más frecuente que aparezcan manchas, pecas o cambios de color en la piel, así como la aparición de la línea alba. La línea de alba es una línea de color oscuro que empieza a la altura del ombligo y termina en la zona púbica.

Desarrollo del bebé en la semana 15 de embarazo

A continuación, te explicamos el desarrollo del bebé en la semana 15 de embarazo:

  • Lanugo. En la semana 15 de embarazo, el feto está recubierto de una fina capa de vello llamado lanugo. Es muy normal que los recién nacidos, en los primeros meses de vida, conserven esta fina capa en la espalda y la parte superior de los brazos y hombros. El lanugo puede desaparecer o no, no se tiene que eliminar de ninguna forma.
  • La piel sigue siendo muy fina y, a través de ella, se pueden observar los vasos sanguíneos. A medida que la piel se vaya desarrollando, se formarán las distintas capas de piel.
  • Los genitales ya están perfectamente diferenciados entre género masculino y femenino. Ya se puede identificar el sexo mediante una ecografía.
  • Las articulaciones del feto están prácticamente formadas, muy flexibles, elásticas y blandas.
  • Los huesos empezarán el proceso de osificación y calcificación, es decir, el proceso de endurecimiento. Este proceso se iniciará durante la gestación, aunque no finalizará hasta la adolescencia.
  • Los músculos de la cara ya se han desarrollado lo suficiente como para que el bebé vaya haciendo muecas.
  • La cabeza cada vez es más proporcional en relación al cuerpo. El cuello se ha alargado permitiendo al bebé que pueda flexionar la cabeza. Puede moverla hacia los lados y ya traga líquido amniótico.
  • Los párpados siguen pegados entre sí, protegiendo los ojos del bebé con una fina membrana.

¿Cuánto mide y pesa el bebé?

El feto en la semana 15 de embarazo mide 10,2 cm y pesa unos 71 g. Tiene una edad gestacional de 13 semanas.

Movimientos del bebé

El feto se mueve cada vez más en el interior de la placenta y ya mueve las extremidades usando las articulaciones perfectamente formadas. Gracias al desarrollo del cuello, puede mover la cabeza hacia los lados. El feto puede empezar a ejercer fuerza con las piernas y los puños en la pared de la placenta. Estos movimientos aún no se notarán, ya que su fuerza es mínima.

Sobre todo, si no es el primer embarazo, puede que ya se empiecen a notar ciertos movimientos identificados en embarazos anteriores. Por el contrario, al no haber experimentado previamente un embarazo, seguramente se tarde un poco más en reconocer los movimientos.

Semana 15 de embarazo - Desarrollo del bebé en la semana 15 de embarazo

Cuidados en la semana 15 de embarazo

Los cuidados en la semana 15 de embarazo que es importante tener en cuenta son los que mencionamos en las siguientes líneas.

Alimentación

En la semana 15 de embarazo, se recomienda seguir una dieta variada y saludable, prestando especial atención a determinados alimentos que pueden ser de alto riesgo durante el embarazo. Los alimentos que se deben evitar durante la gestación son los siguientes:

  • Carne o pescado crudo o poco hecho.
  • Embutidos o derivados crudos.
  • Productos sin pasteurizar. Por ejemplo, la mayonesa es recomendable que sea de bote.

Otras recomendaciones a tener en cuenta:

  • Reducir la ingesta de peces grandes, como tiburón o atún, con una alta cantidad de mercurio.
  • Patés y carnes de untar de bote, evitar los caseros.
  • Los huevos deben estar bien cocinados. La repostería no puede contener huevos crudos.
  • Limitar la ingesta de cafeína (200 mg al día).
  • Las ensaladas, frutas y verduras deben estar bien limpias para evitar el contagio por toxoplasmosis.
  • Ni una gota de alcohol, ni un cigarrillo.

Cuidados

  • Descanso. Es aconsejable dormir 8 horas nocturnas y descansar después de comer si es posible.
  • Calzado. Evitar los tacones muy altos y los zapatos totalmente planos.
  • Hidratación. Mantener la piel hidratada, sobre todo, prestar especial atención a la piel del abdomen, pechos y piernas. Con una óptima hidratación, evitaremos la aparición de estrías y sensación de tirantez.
  • Manchas en la piel. Evitar una excesiva exposición al sol. Durante la gestación, hay una mayor propensión a la aparición de manchas. Se recomienda usar protección solar con un factor alto.
  • Higiene bucodental. Mantener una buena higiene bucodental, ya que durante el embarazo hay una mayor propensión al sangrado de las encías. Se recomienda acudir al dentista ante cualquier molestia.
  • Ropa. Es recomendable el uso de ropa cómoda o premamá.
  • El sujetador se recomienda que se adapte a la evolución y crecimiento durante la gestación. Los expertos han demostrado que el sujetador con aros interfiere negativamente en la lactancia materna.
  • Las braguitas se recomienda que sean de algodón y que, ante un flujo abundante, se realicen múltiples cambios para evitar infecciones vaginales o candidiasis.
  • Actividad física. Si el médico lo permite, se podrá continuar con la práctica deportiva, reduciendo la intensidad y adaptándola al embarazo.

Preparación al parto

Aunque las clases de preparación al parto se inician hacia la semana 28-30 de embarazo, es importante citar su existencia. En rasgos más generales, los objetivos son los siguientes:

  • Ayudar a mantener un buen estado físico durante el embarazo.
  • Informar sobre el parto y el postparto (respiraciones, posiciones, cómo sobrellevar las contracciones, parto natural/epidural, parto respetado, cesárea, episiotomía, etc.).
  • Compartir y resolver dudas, inquietudes o miedos entre las madres.
  • Compartir técnicas y/o consejos sobre la lactancia materna.

Pruebas médicas

En la semana 14 de embarazo, se habrá realizado una prueba llamada test cuádruple. El test cuádruple mide la alfafetoproteína, la β-hCG (beta gonadotropina coriónica humana), el estriol no conjugado y la inhibina A. Si no se realizó en la semana anterior, también se puede realizar en la semana 15 de embarazo.

Entre las semanas 15 y 20 de embarazo, puede llevarse a cabo una prueba llamada amniocentesis. No es una prueba rutinaria. Normalmente, esta prueba se realiza cuando los resultados del triple screening han salido alterados o bien por antecedentes en el historial familiar. Esta prueba consiste en extraer una muestra del líquido amniótico que rodea al feto para detectar los posibles trastornos cromosómicos.

Si deseas leer más artículos parecidos a Semana 15 de embarazo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Embarazo semana a semana.

Bibliografía
  • Hospital Universitario de Ceuta, Instituto Nacional de Gestación Sanitaria. Guía de cuidados en el embarazo
  • Departament de la Generalitat Catalana (2018). Guia per a embarassades. http://canalsalut.gencat.cat/web/.content/_A-Z/E/embaras_part_i_postpart/documents/arxius/guia_per_a_embarassades.pdf

Escribir comentario sobre Semana 15 de embarazo

¿Qué te ha parecido el artículo?

Semana 15 de embarazo
1 de 2
Semana 15 de embarazo

Volver arriba