Compartir

¿Se puede bañar a un bebé después de comer?

 
Por Sheila Peón. 31 marzo 2020
¿Se puede bañar a un bebé después de comer?

Desde que éramos pequeños, en los meses de verano sufríamos porque nuestras madres nos decían que después de comer teníamos que esperar a bañarnos en la piscina, hasta que no termináramos de hacer por completo la digestión, por miedo a que se nos “cortara”. Esto es una creencia que se va pasando generación tras generación, y ahora puede que te encuentres con tu bebé y te preguntes qué hay de cierto en esto, para estar seguro de no comprometer la salud de tu hijo o hija.

Para poder salir de dudas, en este artículo de paraBebés vamos a ver si se puede bañar o no al bebé después de darle el pecho, cuánto tiempo hay que esperar para bañar a un bebé después de comer, a qué hora es mejor darle el baño y si es mejor bañarlo antes o después de comer.

También te puede interesar: Mi bebé está resfriado, ¿lo puedo bañar?

¿Se puede bañar al bebé después de darle el pecho?

La respuesta es sí, siempre y cuando la toma no haya sido muy copiosa y el bebé esté “hinchado”. Ante la duda conviene esperar un tiempo, al menos entre 30 minutos y 1 hora antes de proceder a bañarlo, así damos un tiempo prudencial para que no se encuentre tan lleno.

Esto es así porque después de una comida muy copiosa aumenta el riesgo de hidrocución (concepto que vamos a ver a continuación), al igual que sucede con la diferencia brusca de temperatura entre la corporal y la del agua, o si se realiza actividad física antes del baño.

¿Cuánto hay que esperar para bañar a un bebé después de comer?

A los padres y madres siempre nos ha dado pánico los temidos cortes de digestión, cuando no había pasado el tiempo suficiente para hacer la digestión después de la comida. Pero eso del corte de digestión es un concepto equivocado. El verdadero peligro por el que nos tenemos que preocupar no es el corte de digestión, sino el cambio brusco de temperatura a la hora de darnos un baño.

Si nuestro cuerpo está caliente y pasamos de forma repentina y brusca al agua que se encuentre más baja de temperatura que la nuestra, se puede producir lo que se llama un síncope de hidrocución, que se traduce en una pérdida súbita de conocimiento por el cambio tan grande de temperatura, pudiendo provocar incluso la muerte directa de la persona. Por suerte no es muy frecuente pero es importante conocerlo.

Entonces, en lo único que hay que tener cuidado y prestar especial atención es en la temperatura del agua de la bañera. Esta tiene que ser la adecuada, sin que haya mucha diferencia entre la temperatura corporal y la del agua. Si queremos que esté más o menos a la misma temperatura, podemos ayudarnos de un termómetro especial para bañera, y nos fijaremos que marque entre 35 y 37°C. Si la temperatura es más baja, con una diferencia de unos 10 grados estamos poniendo en riesgo al bebé, independientemente que haya comido previamente o no.

¿A qué hora es mejor bañar al bebé?

El baño suele ser uno de los momentos más agradables para los bebés, ya que les encanta jugar en el agua, chapotear y divertirse a la vez que están calentitos y libres sin ropa ni pañal, sobre todo a medida que van creciendo. El baño se convierte además en un gran apoyo para establecer rutinas y horarios en el bebé, y si decides realizarlo a últimas horas del día, antes de irse a dormir, el bebé asociará que se acerca la hora de dormir, posiblemente se encontrará más relajado y facilitará después el sueño y el descanso.

Pero como cada niño es un mundo, puede que el tuyo en concreto no se relaje sino que por el contrario se active, así que sea la hora que sea, por la mañana, por la tarde o por la noche, y antes o después de comer, cualquier opción es buena mientras los dos disfrutéis de ese momento.

Lo más importante es bañarlo siempre sobre la misma hora, para ir creando la rutina, y que sea un momento de relax y diversión.

¿Cuándo bañar a un bebé, antes o después de comer?

En realidad esto es indiferente. Los pediatras afirman que no hay una hora concreta establecida para el baño.

Como ya hemos explicado, es posible bañar al bebé tanto antes de comer como después, sin que suponga ningún riesgo para su salud. Ambas opciones son buenas siempre que sigamos las recomendaciones de la temperatura del agua de la bañera que antes hemos visto, es decir, que esa temperatura coincida con la que tiene el bebé en su cuerpo e introducirlo poco a poco en el agua, mojando paulatinamente todas las partes de su cuerpo para que no se note el contraste de temperatura.

 

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Se puede bañar a un bebé después de comer?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud del bebé.

Bibliografía
  • Asociación Española de Pediatría. (2013). Guía práctica para padres desde el nacimiento hasta los 3 años.
  • Bastida, A.; (2019). El baño del bebé, ¿antes o después de cenar?
  • Galán Bertrand, L.; (2015). Corte de digestión, ¿mito o realidad?

Escribir comentario sobre ¿Se puede bañar a un bebé después de comer?

¿Qué te ha parecido el artículo?

¿Se puede bañar a un bebé después de comer?
¿Se puede bañar a un bebé después de comer?

Volver arriba