Compartir

Porteo ergonómico: qué es, beneficios y tipos

Por Júlia Ortiz, Educadora infantil y editora. Actualizado: 30 octubre 2019
Porteo ergonómico: qué es, beneficios y tipos

Es muy común que, por la calle, se vean a padres, madres, tíos o abuelas llevando a un bebé en un portabebés, pero, ¿todos lo hacen de manera correcta? Hay varios tipos de portabebés y no todos son beneficiosos para la postura y el desarrollo del bebé, se diferencian, básicamente, entre portabebés ergonómicos y las mochilas no ergonómicas, es decir, un tipo de portabebé que lleva al bebé con el peso recayendo en los genitales.

Por otra parte, cabe destacar que portear tiene múltiples beneficios como, por ejemplo, la creación de un vínculo afectivo de calidad, una mayor facilidad para conciliar el sueño y una reducción de los cólicos.

Si quieres saber cómo portear a tu bebé de forma segura, cómoda y cómo puedes elegir el portabebé que más se adapte a las necesidades de tu familia, en este artículo de paraBebés, encontrarás qué es el porteo ergonómico, beneficios y tipos.

¿Qué es el porteo ergonómico?

Podemos definir el porteo ergonómico como la práctica que se realiza cuando un bebé es transportado en un portabebé ergonómico, es decir, respetando la ergonomía o posición natural tanto del bebé como del porteador. Dentro de la gran variedad de portabebés que hay, se diferencian dos grandes tipos: los portabebés ergonómicos y las mochilas no ergonómicas o colgonas:

  1. Portabebés ergonómicos. Para que un portabebé sea ergonómico debe cumplir con tres indicadores básicos en el bebé: la espalda está en forma de C, las piernas se posicionan en forma de M, es decir, las rodillas quedan por encima del culo y, por último, el bebé está a la altura de los besos. La barbilla del porteador no choca con la cabeza del bebé, aunque se le puede dar un beso en la cabeza fácilmente. Cabe especificar que un portabebé ergonómico siempre va a mantener al bebé de cara al porteador, nunca hacia el exterior.
  2. Mochilas no ergonómicas o colgonas. La mochila no ergonómica es un portabebé rígido que no respeta la ergonomía ni del bebé, ni del adulto, ¿por qué? porque fuerza al bebé a mantenerse con la espalda totalmente recta, con las piernas colgando, con todo su peso recayendo en los genitales y, normalmente, el bebé se posiciona mirando hacia el exterior. Además, no se reparte el peso en la espalda del porteador, convirtiéndolo en un momento incómodo. Este tipo de mochilas no permiten una total regulación de las asas, por lo tanto, esta segunda opción de portabebés son los que debemos evitar a toda costa. Una de las desventajas del porteo no ergonómico es que no respeta la posición natural del bebé y puede causar malformaciones en la cadera y espalda.

Beneficios del porteo ergonómico

El porteo ergonómico, además de respetar la ergonomía o posición natural, tiene múltiples beneficios emocionales, afectivos y físicos en el bebé y, por supuesto, también para el porteador:

Beneficios del porteo: emocionales y afectivos

  • Favorece la creación de un vínculo afectivo de calidad.
  • Ayuda a una mayor sensación de seguridad y protección.
  • Facilita a un apego saludable con los cuidadores.
  • Potencia a una mayor sociabilización con las diferentes personas que portean al bebé.
  • Evita la segregación de hormonas de estrés y, por lo tanto, son bebés que lloran menos.

Beneficios del porteo: físicos

  • Respeta la ergonomía de todo el cuerpo en general.
  • Ayuda a un mejor desarrollo de la espalda y la cadera.
  • Permite anticiparse o corregir displasias en la cadera (desencajes) o alteraciones en el desarrollo.
  • Favorece a una mayor digestión y a disminuir los cólicos. En este artículo, cómo saber si mi bebé tiene cólicos, tienes más información sobre este problema tan común.
  • Reducción de muerte súbita del recién nacido.
  • Potencia la lactancia materna, ya que el pecho está a disposición del bebé.
  • Ayuda a disminuir una posible plagiocefalia, ya que el bebé no está tumbado. La plagiocefalia es cuando un bebé tiene la parte trasera más plana de lo habitual. Comúnmente es por una excesiva posición horizontal.
  • Estimula los reflejos y hay un mejor desarrollo neuronal.
  • Brinda una mejor conciliación del sueño y de más calidad.

Beneficios del porteo para el porteador

  • Permite tener las manos libres para realizar cualquier actividad.
  • Ayuda a conocer más al bebé y a las señales de hambre, sueño, etc.
  • Favorece, en las madres, la estimulación de las glándulas mamarias y la producción de leche.
  • Aporta seguridad y tranquilidad.

Porteo ergonómico seguro

El porteo ergonómico, como ya hemos visto, es una práctica muy beneficiosa para el bebé y para el porteador. Para que, además de satisfactoria sea segura, se deben seguir algunos consejos y recomendaciones. A continuación, te explicamos los aspectos básicos para un porteo ergonómico seguro:

  • Respetar la posición ergonómica. Todos los portabebés elegidos deben respetar una posición ergonómica y natural del bebé, es decir, sus piernas se colocarán en forma de M, con las rodillas por encima del culete, la espalda en forma de C y su cabeza apoyada en el porteador.
  • Vías respiratorias despejadas. Las vías respiratorias del bebé deben estar libres en todo momento, por eso, se evitará poner a un recién nacido en la posición de cuna.
  • Ajuste. El ajuste del portabebé debe ser lo suficiente ajustado para que el bebé no se mueva de un lado a otro y no se pueda caer, pero sin apretarlo demasiado.
  • Apertura óptima de las piernas. El portabebé tiene que estar adaptado al momento evolutivo del bebé. Como veremos a continuación, hay varios tipos de portabebés y para varias edades. Se debe asegurar que el portabebé no tiene un panel que le obligue a abrir demasiado las piernas, ya que querrá decir que el portabebé escogido es demasiado grande.
  • Nunca portear hacia fuera. Llevando al bebé hacia fuera estamos forzando a que el bebé mantenga la espalda totalmente recta y, además, la altura de la mochila le llegará justo por debajo de la barbilla, interfiriendo en su respiración.
  • El mentón del bebé no toca su torso. Siempre nos debemos asegurar de que el mentón del bebé no toca su propio torso. Si esto sucede, provocaría que el bebé no pudiese respirar. Esto normalmente pasa en la posición cuna dentro del fular, en la que el bebé es llevado como si estuviera acunado en los brazos.
  • No realizar actividades peligrosas como correr, saltar o ir en bicicleta mientras se portea el bebé. Al igual que no se usará un portabebé conduciendo.
  • No abrigar demasiado al bebé y poner ropa cómoda. Tanto el cuepro del bebé como el del porteador tienen una capacidad de adaptarse uno al otro. No hace falta poner demasiada ropa al bebé, sobre todo, en verano, se puede llevar al bebé en pañal o en body. Si se trata del invierno, no llevaremos al bebé con prendas que incluyan pies, ya que estos imponen presión en la punta de los pies.

Tipos de portabebés ergonómicos

Hay tipos de portabebés ergonómicos para todas las edades, familias, necesidades y gustos. Dependiendo de las diferentes características de la família, de la experiencia o de la frecuencia con la que se quiera utilizar el portabebé, se elegirá un u otro tipo. ¿Cuáles son los tipos de portabebés? Actualmente, los tipos de portabebés ergonómicos que hay son:

  1. El fular elástico
  2. El fular rígido
  3. La mochila ergonómica
  4. El mei tai
  5. El onbuhimo
  6. El podaegi
  7. La bandolera

Porteo con fular elástico

El fular elástico es una tela elástica, normalmente, de algodón o bambú y suele tener entre 3 y 5 metros de largo. Es un tipo de porteo ergonómico ideal para el recién nacido. Las características que encontramos en el fular elástico son las siguientes:

  • Edad recomendada. Es el método más aconsejado para portear a bebés recién nacidos y bebés de hasta 9 kg aproximadamente. Más adelante, la tela cede y ya no ofrece la rigidez necesaria.
  • Versatilidad. ¿Cómo colocar un fular elástico? Existen múltiples nudos y variaciones para llevar al bebé. Aunque es más aconsejable un fular rígido, también se puede portear un bebé en la espalda mediante un nudo que aporte rigidez y sujeción.
  • Regulable y adaptable a cualquier persona que quiera portear.
  • Dirección del bebé. El bebé siempre va colocado de cara a la persona que realiza el porteo ergonómico, nunca hacia fuera.
  • Posición ergonómica. Piernas en M, espalda en C y colocado a la altura de los besos. La cabeza estará sujetada con tela de fular elástico por detrás de la nuca o por encima, con la cabeza de lado permitiéndole respirar.
  • Porteo seguro. Para un porteo seguro, el bebé siempre estará en posición vertical y con la cabeza apoyada de lado, con las vías respiratorias despejadas.
  • Lactancia materna. Para amamantar porteando solo se deben aflojar los nudos y colocar al bebé a la altura del pecho. Se puede inclinar al bebé para amamantarlo, aunque siempre vigilando que su nariz no quede tapada con el pecho y pueda respirar perfectamente.
  • Ofrece un mayor soporte. Al ser una tela elástica, permite tener al bebé bien pegado al cuerpo.
  • ¡Requiere un poco de práctica! Para una mayor confort y seguridad es aconsejable acudir a un taller de porteo para aprender a usar el fular correctamente.
Porteo ergonómico: qué es, beneficios y tipos - Porteo con fular elástico

Fular rígido

Este tipo portabebés es una tela rígida de entre 3 y 5 metros y, a diferencia del fular elástico, es rígido. Normalmente, el fular rígido o fular tejido es 100% de algodón, bambú u otros tejidos naturales. A continuación, te explicamos las características del fular rígido.

  • Edad recomendada. El fular rígido es apto para portear a bebés recién nacidos y, además, se pueden portear niños de hasta 4 o 5 años, dependerá del peso del niño y del peso que aguante la persona que portea.
  • Versatilidad. ¿Cómo usar el fular rígido? Al igual que el fular elástico, el fular rígido permite diferentes tipos de nudos tanto delante como detrás, en la espalda. Para portear a bebés mayores de 9 kg es aconsejable que sean colocados en la espalda, ya que si no podríamos deteriorar el suelo pélvico. Como todo, dependerá de la resistencia de cada persona que portea.
  • Regulable y adaptable. La tela del fular permite adaptarlo a la altura y anchura de la persona que portea.
  • Dirección del bebé. Al igual que con el fular elástico, el fular rígido tanto delante como en la espalda, el bebé irá colocado mirando hacia la persona que realiza el porteo ergonómico.
  • Posición ergonómica. Con todos los nudos y variaciones del fular se debe respetar la ergonomía del bebé, que las piernas estén en forma de M, la espalda en forma de C y colocado a la altura de los besos.
  • Porteo seguro. Para que el porteo ergonómico sea seguro, el bebé irá en vertical y con las vías respiratorias despejadas.
  • Lactancia materna. El fular tejido favorece la lactancia materna. Para dar el pecho solo se deberá aflojar los nudos y colocar al bebé a mamar. Si así se desea, se puede inclinar al bebé para amamantarlo, aunque siempre tendremos presente que su nariz no quede tapada con el pecho y pueda respirar.
  • Mayor rigidez. Al ser una tela rígida ofrece una mayor sujección y confort. Es ideal para bebés mayores y para portear en la espalda.
  • ¡Requiere un poco de práctica! El fular rígido es un poco más complejo de manipular que el elástico, pesa más y no basta con tirar de la tela, se debe ajustar pliegue por pliegue para una mayor sujección. Si empiezas de 0 con el fular, se recomienda acudir a un taller de porteo ergonómico previamente.
Porteo ergonómico: qué es, beneficios y tipos - Fular rígido

Mochila ergonómica de porteo

La mochila ergonómica es, comúnmente, el tipo de porteo ergonómico más elegido por las famílias. Es muy fácil de usar y no requiere de práctica para saber usarla. A continuación, te explicamos las características de la mochila ergonómica:

  • Edad recomendada. Hay una amplia variedad de mochilas ergonómicas y, por lo tanto, la edad recomendada variará. Las mochilas evolutivas son las más recomendadas para los bebés a partir de los 3,5 kg hasta, aproximadamente, los 15-20 kg, unos 3-4 años. Por otra parte, hay mochilas para bebés más mayores o, directamente, para niños de 2, 3 o 4 años, llamados toddlers.
  • Versatilidad. Las mochilas ergonómicas, normalmente, solo permiten portear al bebé delante y detrás, en la espalda. Hay opciones que también ofrecen la posibilidad de que se lleve al bebé en la cadera.
  • Regulable y adaptable. Las mochilas son regulables y adaptables a las características de cada persona. Normalmente, se regulan las asas laterales y la sujeción de la cintura.
  • Dirección del bebé. Aunque muchas mochilas no ergonómicas permitan la posibilidad de llevar al bebé mirando hacia el exterior, siempre se respetará la posición ergonómica y, por lo tanto, se llevará al bebé mirando hacia la persona que portea.
  • Posición ergonómica. Es común confundir una mochila ergonómica con una mochila no ergonómica. Las segundas llevan al bebé totalmente recto, con las piernas colgando y recayendo el peso total del bebé en sus genitales. Por otra parte, son rígidas y ofrecen la posibilidad de colocar al bebé mirando hacia el exterior. Para elegir una mochila, se debe observar que la estructura no sea rígida, que respete la posición de las piernas en M, la espalda en forma de C y que solo se pueda colocar en dirección al porteador.
  • Porteo seguro. El bebé siempre irá en vertical y con las vías respiratorias despejadas. Normalmente, incorporan una capucha para que si el bebé se duerme no le cuelgue la cabeza.
  • Lactancia materna. Al igual que con el fular elástico y el rígido, una mochila ergonómica permitirá que el bebé pueda ser amamantado. Solo se deberán aflojar las asas y colocar al bebé a la altura del pecho.
Porteo ergonómico: qué es, beneficios y tipos - Mochila ergonómica de porteo

Portabebé mei tai

El mei tai es un portabebé de origen asiático y es muy similar a una mochila ergonómica. La diferencia entre un mei tai y una mochila es que no tiene correas ni piezas ajustables, se trata de un rectángulo de tela con cuatro asas largas: dos asas se atarán en la cintura y las otras dos harán la función de los tirantes, pasándolas por debajo del culete del bebé. Las características del portabebé mei tai son las siguientes:

  • Edad recomendada. Hay una amplia variedad de mei tais, así como de tamaños. Si queremos utilizar un mei tai con un bebé recién nacido, deberemos buscar uno que sea evolutivo o con unas medidas adaptadas a la edad. Es muy recomendable para cualquier edad, sobre todo para ser usado con bebés o niños mayores.
  • Versatilidad. Las asas libres permiten que se pueda ajustar el mei tai a las necesidades de cada familia y realizar distintos tipos de nudos.
  • Regulable y adaptable. Es completamente ajustable a las dimensiones de cada persona.
  • Dirección del bebé. La dirección del bebé tanto delante como detrás, siempre será la misma, el bebé en dirección a la persona que realiza el porteo ergonómico, nunca en dirección al exterior.
  • Posición ergonómica. El mei tai respeta, perfectamente, la posición ergonómica del bebé, ya que ofrece una posición con las piernas en forma de M, la espalda en forma de C y colocado a la altura de los besos.
  • Porteo seguro. Para un porteo ergonómico seguro, el bebé se colocará siempre en vertical y con las vías aéreas despejadas.
  • Lactancia materna. El mei tai se puede ajustar para que se pueda amamantar porteando. Solo se deberá aflojar el nudo y colocar al bebé a la altura del pecho.
Porteo ergonómico: qué es, beneficios y tipos - Portabebé mei tai

Onbuhimo

Aunque hay distintas variaciones del onbuhimo, el más popular se trata de un portabebés similar a la mochila, pero que solo dispone de dos asas laterales, sin ninguna asa en la cintura. El bebé se coloca con una pierna por dentro de cada asa y se regula a qué altura se quiere llevar. A continuación, te explicamos las características del onbuhimo:

  • Edad recomendada. El onbuhimo es un tipo de portabebé ideal para aquellos que ya han empezado a caminar y buscan un soporte de vez en cuando.
  • Versatilidad. El onbuhimo se puede colocar tanto en la espalda como delante. Al ser un portabebé para niños más mayores, les suele gustar más en la espalda.
  • Regulable y adaptable. Las asas del onbuhimo son regulables y adaptables a las necesidades de cada família.
  • Dirección del bebé. Como en todos los portabebés, la dirección del bebé siempre va a ser mirando al porteador, nunca hacia el exterior para un porteo ergonómico.
  • Posición ergonómica. El onbuhimo respeta una posición ergonómica del bebé, permitiéndole adoptar una posición con las piernas en forma de M, la espalda en forma de C y posicionado a la altura de los besos.
  • Porteo seguro. Aunque ya son bebés más mayores, siempre van a colocarse en posición vertical y con las vías respiratorias despejadas.
  • Lactancia materna. Para aquellos bebés que sigan tomando pecho, se puede ajustar las tiras para amamantar porteando. La verticalidad ayuda a una mayor digestión y evita los cólicos del lactante.
Porteo ergonómico: qué es, beneficios y tipos - Onbuhimo

Podaegi

Es un portabebé de origen coreano y se trata de un rectángulo de tela y dos tiras superiores largas, las que permitirán anudar el portabebé. A continuación, te contamos las principales características del podaegi:

  • Edad recomendada. Se puede usar desde recién nacidos y, dependiendo de lo rígida que sea la tela, hasta los 20 kg. Se deberá elegir un podaegi adaptado a la edad y evolutivo al tiempo que queramos usarlo.
  • Versatilidad. El podaegi tiene múltiples posiciones tanto delante como en la cadera o en la espalda.
  • Regulable y adaptable. Las dos asas del podaegi permiten regular y adaptar el portabebé a las necesidades de la persona que realiza el porteo ergonómico.
  • Dirección del bebé. Con el podaegi siempre se va a colocar al bebé en dirección al porteador, nunca mirando hacia fuera.
  • Posición ergonómica. El podaegi permite que el bebé adopte una posición natural y ergonómica: las piernas en forma de M, la espalda en forma de C y que el bebé esté colocado a la altura de los besos.
  • Porteo seguro. Siempre se debe colocar al bebé en vertical y con las vías aéreas despejadas.
  • Lactancia materna. Como todos los portabebés ergonómicos, el podaegi permite amamantar el bebé mientras se portea. Se deberán aflojar los nudos y colocar al bebé al pecho.
Porteo ergonómico: qué es, beneficios y tipos - Podaegi

Bandolera portabebé

La bandolera es muy similar a un fular rígido aunque la diferencia es que va sujeta por dos anillas de metal. Mediante estas anillas, una vez el bebé está colocado, la bandolera portabebé se regula para un mayor confort y comodidad. A continuación, te explicamos las características de la bandolera:

  • Edad recomendada. La bandolera se puede usar desde recién nacido hasta los 15-20 kg. Es ideal como un soporte para el brazo cuando los niños son más mayores.
  • Versatilidad. Es un tipo de portabebé muy versátil, ya que permite colocar al bebé delante, a la cadera y detrás.
  • Regulable y adaptable. Gracias a las anillas que regulan la longitud de la tela, se podrá adaptar la bandolera tanto al bebé como al porteador. Hay otras bandoleras de rejilla que sirven como soporte para la piscina y la playa, ideales para aquellos bebés a los que les da miedo el agua. Se pueden mojar y se secan muy fácilmente.
  • Dirección del bebé. Tanto a la cadera como detrás y delante, el bebé siempre irá mirando hacia el porteador.
  • Posición ergonómica. La bandolera permite una posición ergonómica del bebé, desde recién nacido hasta los 4 o 5 años.
  • Porteo seguro. Para que el porteo ergonómico con la bandolera sea seguro, el bebé irá vertical y con las vías aéreas despejadas. En los bebés más mayores, la bandolera sirve como soporte para los brazos del porteador, no hay peligro de asfixia. Aún así, en bebés recién nacidos, la tela del fular debe quedar por detrás de la nuca y se tiene que vigilar que puedan respirar bien.
  • Lactancia materna. La bandolera es ideal para dar el pecho, ya que la posición a la cadera permite una postura perfecta.
Porteo ergonómico: qué es, beneficios y tipos - Bandolera portabebé

Si deseas leer más artículos parecidos a Porteo ergonómico: qué es, beneficios y tipos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Educación infantil.

Bibliografía
  • Acuña, E. L., & Ruiz, M. S. (2014). El porteo ergonómico. Pediatría Integral, 774.
  • Longhi, M. E. M. (2014). Porteo. Medicina naturista, 8(2), 37-40.
  • Navío Poussivert, C., Miranda Moreno, M. D., & Rodríguez Villar, V. (2014). Método canguro utilizando portabebés en lactantes. Trances, 6(1), 27-34.

Escribir comentario sobre Porteo ergonómico: qué es, beneficios y tipos

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
Maria
No conocía todos estos tipos. Gracias por la información tan completa e interesante.
Júlia Ortiz (Editor/a de paraBebés)
¡Hola María! Me alegro de que te haya sido útil la información, ya sabes, ¡a portear¡

Porteo ergonómico: qué es, beneficios y tipos
1 de 8
Porteo ergonómico: qué es, beneficios y tipos

Volver arriba