Compartir

Por qué se deshincha el pecho durante el embarazo

 
Por Eva Martínez Fierro. 16 septiembre 2020
Por qué se deshincha el pecho durante el embarazo

Los pechos son una de las principales partes del cuerpo que comienzan a sufrir cambios desde el mismo momento en el que se produce la fecundación del óvulo por parte de un espermatozoide. Esto sucede porque se preparan para alimentar de forma natural al futuro bebé, aunque todavía queden 9 largos meses para que nazca.

Es habitual que los pechos duelan, se inflamen y se deshinchen, cambien de color… Muchas mujeres refieren notar el pecho blando y deshinchado durante el embarazo. ¿Es esto normal? ¿A qué se debe el hecho de notar los senos blandos y deshinchados durante la gestación? En este artículo de paraBebés vamos a ver por qué se deshincha el pecho durante el embarazo, cuándo empiezan los cambios de senos en el embarazo, los cambios fisiológicos que experimentan las mamas en la gestación y cómo cuidar el pecho durante el embarazo.

Cuándo empiezan los cambios en los senos en el embarazo

Amamantar es una tarea que lleva a cabo cualquier mamífero con sus crías. Lejos de la sexualización que han sufrido a lo largo de la historia los pechos de la mujer, están destinados a asegurar el alimento de los bebés desde el mismo momento de su nacimiento.

Los cambios que experimentan empiezan cuando el óvulo fecundado se implanta en el útero y podemos observar lo siguiente:

  • Aumento de tamaño: este proceso se denomina mamogénesis y sucede cuando los pechos crecen una o dos tallas al comienzo de la gestación debido a los cambios hormonales.
  • Sensibilidad en los pezones en el embarazo: sentirás los pechos más sensibles, incluso el roce de la ropa puede molestarte.
  • Cambio de color de la aureola: es habitual que la aureola se torne de un color más oscuro casi marrón. Esto ayuda al bebé recién nacido a identificarlo de forma visual.
  • Tubérculos de Montgomery: son una especie de granitos o bultos de pequeño tamaño que se hacen más prominentes en el embarazo. Sirven para mantener el pezón limpio y lubricado.

Todos ellos son síntomas tempranos de embarazo que se pueden notar incluso antes de la primera ausencia de la menstruación. Por lo tanto, los cambios en los senos en el embarazo comienzan alrededor de la tercera o cuarta semana de gestación. Pero no solo podemos observar estos cambios físicos. Hay muchos a nivel fisiológico que nos pasan inadvertidos y que vamos a ver a continuación.

Cambios fisiológicos en las mamas durante el embarazo

Para que los pechos puedan producir calostro y leche para alimentar a los bebés, se tienen que poner en marcha ciertos mecanismos:

  • Mayor número y tamaño de los conductos mamarios: al aumentar los niveles de estrógenos y progesterona, los ductos mamarios aumentan a la vez que disminuye el tejido graso. Por ello, también podemos observar que a lo largo de la gestación, sobre todo durante el segundo trimestre, como los pechos pueden deshincharse. Por tanto, es la razón por la que puedes notar el pecho blando y deshinchado en durante el embarazo.
  • Prolactina: esta hormona se dispara durante el embarazo y manda al cerebro la señal de que se produzca alimento. Así, se empieza a fabricar el calostro, que es el primer alimento que tomarán los bebés y que es sumamente beneficioso para su sistema inmune. Por ello, muchas mujeres pueden tener algún tipo de secreción en las mamas a partir del segundo trimestre de embarazo.
  • Aumento de la vascularización de los pechos: las venas más visibles se apreciarán a simple vista.

Pues bien, con todos estos cambios te preguntarás si necesitas tener algún cuidado de los pechos en especial durante la etapa de la gestación y hay ciertos mitos y verdades que debes conocer. En el siguiente apartado te lo contamos.

Cómo cuidar el pecho durante el embarazo

Los pechos son una parte del cuerpo especialmente sensible que debemos de cuidar siempre y durante el embarazo más todavía. No requieren ningún cuidado en especial, pero debemos tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Mantenerlos bien hidratados: los cambios de tamaño que experimentan las mamas desde la gestación hasta la lactancia, pueden causar estrías en caso de que no estén bien hidratados. Aplicar una crema adecuada una o dos veces al día ayudará a prevenir su aparición.
  • Usar un sujetador de la talla adecuada: que no moleste, preferiblemente sin aros y que no oprima los pechos. Lo mejor es no usar nada, pero en caso de tener pechos grandes, aumentará el bienestar y la comodidad de la mujer.
  • No estimular los pezones, ya que puede provocar ciertas contracciones que pueden provocar un parto prematuro. En este artículo ofrecemos algunos consejos sobre la práctica de relaciones sexuales en el embarazo.

Más allá de estos consejos, existen ciertos mitos que rodean al cuidado de pechos en el embarazo como por ejemplo preparar los pezones con aceite de oliva, endurecerlos, etc., que no hacen falta, ya que los pechos, como hemos mencionado a lo largo de este artículo, están preparados naturalmente para secretar leche que alimente a los bebés. Es muy difícil que una mujer no pueda dar el pecho si realmente quiere hacerlo, solo hay que revisar el agarre, las posturas o las condiciones orales del recién nacido como puede ser la presencia de frenillo.

Si deseas leer más artículos parecidos a Por qué se deshincha el pecho durante el embarazo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud en el embarazo.

Bibliografía
  • Medela (13 de marzo de 2015). Cambios en el pecho del embarazo al destete. Recuperado de: https://www.medela.es/lactancia/viaje-de-las-madres/cambios-en-el-pecho-del-embarazo-al-destete
  • Padró, A. (13 de marzo de 2018). Cambios del pecho durante el embarazo. Recuperado de: https://blog.lactapp.es/cambios-del-pecho-durante-el-embarazo/#:~:text=%E2%80%9CEl%20pecho%20me%20ha%20crecido,de%20leche%2C%20empiezan%20a%20crecer.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Por qué se deshincha el pecho durante el embarazo
Por qué se deshincha el pecho durante el embarazo

Volver arriba