Compartir

Posturas para tener relaciones durante el tercer trimestre de embarazo

Posturas para tener relaciones durante el tercer trimestre de embarazo

Estar embarazada no significa necesariamente renunciar al sexo, al menos que el médico te indique lo contrario. La última etapa del embarazo suele ser la más difícil para mantener una vida sexual activa, pero no es imposible. ¿Conoces cuáles son las mejores posturas para tener relaciones estos últimos meses de embarazo?

En este artículo de paraBebés encontrarás cómo puedes hacer el amor estando embarazada, las mejores posiciones sexuales en el tercer trimestre y en especial durante el último mes de embarazo, y si es normal tener molestias en el vientre después de tener relaciones estando encinta.

Cómo puedo hacer el amor embarazada

El sexo aporta numerosos beneficios durante el embarazo, entre ellos:

  • Refuerza los lazos afectivos en la pareja
  • Sube la autoestima de la mujer
  • Ayuda a aliviar tensiones
  • Reducir el estrés

Hay mujeres que en este ciclo ven aumentado su apetito sexual, en cambio otras sienten una disminución del deseo. No hay que preocuparse, en ambos casos es normal, ya que el embarazo en sí es una bomba de hormonas, con lo cual la libido varía mucho de una mujer a otra. Lo fundamental es sentirse segura y cómoda.

Si lo que os preocupa a ti y a tu pareja es hacerle daño al bebé, es importante que conozcáis que el bebé está muy protegido gracias al líquido en el que está envuelto (el líquido amniótico) que amortigua todos los movimientos y, además, el tapón mucoso presente en el cuello del útero evita el paso de microorganismos a su interior. En ningún momento hay contacto entre el pene y el interior del útero, por lo tanto no es posible lastimar al feto.

El tejido de la vagina está más vascularizado durante el embarazo, siendo así más delicado que antes. Por ello, las penetraciones han de hacerse con cuidado y evitar que estas sean violentas y muy bruscas, ya que hay más posibilidades de que este tejido sangre. Además, es muy importante evitar aquellas posiciones en las que se haga presión sobre el abdomen y el pecho de la mujer, así como de aquellas en las que exista riesgo de caerse. Se deberá parar la relación sexual si aparecen molestias o dolor, sangrados, contracciones fuertes y dolorosas, calambres o pérdida de líquido amniótico.

Si no os sentís cómodos o seguros con la penetración, ya sea por miedo o porque produce algún tipo de molestia, esta no hace falta para poder disfrutar del sexo en pareja. Podéis intercambiar caricias, abrazos, besos, mimos, etc. Es fundamental que fluya la comunicación entre la pareja para intercambiar temores, dudas y apetencias.

Posiciones para tener relaciones en el tercer trimestre de embarazo

El embarazo no es el momento ideal para probar posturas acrobáticas, ya que las mujeres se encuentran más cansadas, con una tripa bastante abultada, con lo que se ve alterado el equilibrio y tienen menos agilidad. Si a esto le sumamos que el bebé se mueve con más fuerza que antes y a veces clava su codo, un pie, etc., se nos puede hacer difícil encontrar una postura en la que realmente no se esté incómoda. Estas son las posiciones que no implican presión en la barriga por lo que se consideran adecuadas para el tercer trimestre, que empieza en el séptimo mes de embarazo:

La cucharita

La mujer se encuentra tumbada de lado, con las piernas ligeramente flexionadas y el hombre colocado detrás de ella. Esto permite que no se tenga que soportar el peso de la tripa, también que haya una penetración más superficial y disminuye el riesgo de sentir dolor, por eso es una de las más aconsejadas.

La mujer encima

El hombre tumbado sobre la cama y ella se coloca sobre él. La ventaja que tiene esta postura es que la mujer es la que toma el control del ritmo y la profundidad de la penetración, aunque puede producir debilidad en las piernas pasado un tiempo en la misma posición.

La silla

Lo mismo que la anterior, varía en que el hombre en vez de tumbarse estará sentado en una silla y la mujer encima a horcajadas.

De pie

La mujer se apoya con sus manos en la pared, con la pelvis ligeramente inclinada hacia atrás, mientras que el hombre se posiciona detrás de ella.

El perrito

La mujer se coloca a cuatro patas y el hombre detrás de ella. Esta posición hace que la penetración sea más brusca, así que es menos conveniente. Se puede realizar con las debidas precauciones señaladas anteriormente.

Sexo oral

Es de vital importancia que mientras se le practica sexo oral a la mujer no se introduzca aire dentro de la vagina, es decir, no soplar. Esto conlleva un peligro de embolismo (cuando una burbuja de aire obstruye un vaso sanguíneo), pudiendo provocar un peligro de muerte tanto para la madre como para el bebé. Es poco probable pero puede ocurrir.

Posturas sexuales en el último mes de embarazo

Durante el noveno mes de embrazo se pueden practicar todas las posiciones anteriores, mientras os sintáis cómodos, se realicen con precaución y no haya ninguna contraindicación médica.

Se desaconsejan las posturas en las que la mujer tenga que estar recostada sobre su espalda, ya que el peso de la barriga presiona la vena cava y esto hace que disminuya la presión sanguínea. Si alguna vez te mareas por esta razón, tendrás que colocarte tumbada del lado izquierdo, para eliminar esta presión sobre la vena y disminuir las molestias.

Los orgasmos que se sienten en el embarazo son más intensos, ya que las terminaciones nerviosas tienen mayor sensibilidad, así que, como futuros papás y mamás podéis aprovechar hasta el último día antes del nacimiento del pequeño, para aliviar las tensiones que pueda provocar pensar en el momento del parto.

¿Es normal tener dolor de vientre después de tener relaciones estando embarazada?

Hay veces que puede sentirse una ligera molestia después de tener un orgasmo. Esto se debe a que los orgasmos provocan contracciones en el útero, las cuales no son peligrosas para el bebé. También puede que estés sintiendo contracciones de Braxton-Hicks, estas no son dolorosas ni regulares, lo que notarás es que el vientre se pone muy duro durante unos segundos.

Por último, el dolor de vientre se relaciona con los ligamentos que sujetan el útero, sobre todo en la recta final del embarazo. Estos, al soportar mucho peso, provocan dolor a ambos lados del vientre y en la espalda.

Si esta molestia te preocupa o va acompañando a un sangrado, dolor fuerte o cualquier otro síntoma lo mejor es acudir al médico para comprobar que todo va bien.

Si deseas leer más artículos parecidos a Posturas para tener relaciones durante el tercer trimestre de embarazo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Pareja y embarazo.

Bibliografía
  • Sedicias, S. (2018). ¿Cómo es el sexo durante el embarazo?
  • KidsHealth. (2016). Sexo durante el embarazo.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
maribel
hola .....necesito sacarme 1 duda
por favor me pueden ayudar
el 24 de septiembre tuve relaciones sin proteccion y el 25 en la mañana me bajo un sangrado y ya estaba en mis fechas y por el 25 en la tarde me tome la pastilla del dia despues , el 26 todavia me baja un sangrado es normal o es de mi mestruaccion ........... puedo quedar embarazada ?

Posturas para tener relaciones durante el tercer trimestre de embarazo
Posturas para tener relaciones durante el tercer trimestre de embarazo

Volver arriba