Compartir

Por qué mi bebé da cabezazos contra el pecho y qué hacer 

Por qué mi bebé da cabezazos contra el pecho y qué hacer 

En ocasiones, los padres y las madres se pueden preocupar en exceso por aspectos que hablando con el pediatra se solucionan rápidamente. Sobre todo, los padres y madres primerizos pueden sentir más ansiedad en el cuidado de su bebé. En realidad, hay aspectos que es necesario saber qué significan para ponerle remedio lo antes posible.

A veces, parece que el bebé se pelea con el pecho, da golpes, cabezazos... Está inquieto, nervioso y no entiendes qué le está pasando. Por eso, en paraBebés vamos a hablarte hoy sobre por qué un bebé da cabezazos contra el pecho y qué hacer si te encuentras con esta situación.

Siente frustración

Los bebés sienten emociones, pero no las entienden ni saben qué significan. Su gestión emocional al ser bebé es totalmente inmadura. Cuando un bebé se da cabezazos contra tu pecho es posible que esté intentando mostrarte esa frustración o esas emociones que le hacen sentir mal en un momento determinado.

Las frustraciones aparecen cuando las personas tienen una necesidad o un deseo que no se puede realizar. El bebé al no poder demostrar la emoción de ninguna otra manera, porque no puede comunicarse verbalmente, puede hacerlo dándose cabezazos contra tu pecho. Algo no le ha salido bien y se siente mal y es la forma que tiene de decírtelo. Por ejemplo, quizá tu bebé haya perdido un juguete con el que quería jugar.

Si comienza a darse cabezazos contra el pecho, es una conducta inadecuada que se debe detener. Así el bebé sabrá que no es una buena manera de mostrar esa emoción y buscar alternativas como el llanto, o comenzar a señalar el juguete que quiere, etc. Para evitar los cabezazos se puede tener en cuenta lo siguiente:

  • Abraza a tu bebé para que se calme.
  • Aplica técnicas de relajación: masajes, cosquillas en la espalda, ruido blanco, etc.
  • Canta una canción de cuna a tu bebé para que se sienta arropado.
  • Cógele en brazos y guíale para superar la frustración (por ejemplo, dándole el juguete).

Aquí explicamos cómo trabajar las emociones con niños y niñas.

Tiene hambre

Los bebés se comunican a través del llanto o de su lenguaje corporal, por lo que es muy importante entenderle aunque no sea capaz de hablar. En este sentido, es fundamental que te fijes en tu bebé para saber qué es lo que quiere o necesita en cada momento. Ten presente que tu pequeño/a no sabe verbalizar sus necesidades por lo que las expresará a través de la conducta.

Puede darse cabezazos contra tu pecho porque tiene hambre y no sabe cómo decírtelo de otra manera. Tendrás que fijarte además, en toras señales que también son evidentes para saber si lo que realmente quiere es comer o no:

  • Llora mucho.
  • No se calma.
  • Succiona sus puños.
  • Se chupa las manos.
  • No moja ni mancha pañales.
  • Solo se calma y para de darse cabezazos cuando se alimenta.

En este artículo explicamos las señales de que un bebé tiene hambre.

Tiene miedo

Del mismo modo que en los dos puntos anteriores, los bebés no saben expresar sus emociones y por eso lo hacen a través de la conducta, lo mismo ocurre cuando sienten miedo. El miedo es una emoción común en los bebés, sobre todo cuando hay personas desconocidas delante y sus rostros no los conocen.

Si tienes a tu bebé en brazos y entran en la estancia donde están extraños, es posible que el bebé sienta miedo al no reconocer esos rostros nuevos. En este sentido, si tu bebé aparta la mirada, se da cabezazos contra tu pecho o no llora cuando esas personas se acercan, es más que probable que sea por miedo.

Abraza a tu bebé para que se sienta seguro y reconfortado todo el tiempo que estén los extraños presentes, de esta manera, al sentir calma puede que deje de llorar y de darse cabezazos contra tu pecho. Aquí encontrarás más información sobre cómo calmar a un bebé que llora.

Está enfermo

Otro motivo por el que tu bebé puede darse cabezazos contra tu pecho puede ser porque está enfermo. Un bebé no puede decirte qué le pasa o dónde le duele, por eso, tu intuición y tu observación son fundamentales en todo momento. Un bebé enfermo se sentirá débil y no sabrá expresar qué le pasa. Quizá esos cabezazos contra el pecho sean su manera de hacerte ver que hay algo que no marcha bien.

Es importante que además de los cabezazos, te fijes en otras señales que te pueden indicar que tu bebé está enfermo:

  • Está apático.
  • Tiene un tono de piel amarillento o demasiado pálido.
  • Llora mucho.
  • No tiene hambre, no quiere comer en sus tomas.
  • No moja el pañal.
  • Sus deposiciones son diferentes, más líquidas o duras o huelen muy fuerte. Aquí encontrarás las causas de las deposiciones líquidas en bebé y qué se debe hacer al respecto.
  • Lo notas aletargado.

De cualquier modo, si crees que tu bebé está enfermo, no esperes a que pase el tiempo para ver si se pone mejor. Será necesario que acudas al pediatra lo antes posible para que puedan hacer una valoración médica y descubrir exactamente qué le ocurre para tratarlo cuanto antes. Los bebés de pocos meses por ejemplo, pueden deshidratarse muy rápido y es necesario tratarlo lo antes posible para evitar complicaciones mayores.

Algo le molesta

Es posible que tu bebé se dé cabezazos contra tu pecho porque algo le molesta. Son muchos los factores que pueden molestar a tu bebé, pero como no sabe expresarlo, te lo puede mostrar de esta manera. Pueden ser diversas causas, como por ejemplo:

  • El proceso de dentición.
  • Algo en la ropa le incomoda.
  • Siente dolor.
  • Está sobreestimulado y necesita calma.

En este sentido, tendrás que saber qué es lo que le está molestando exactamente para poder solucionarlo lo antes posible y que tu bebé vuelva a sentirse en calma.

Es un bebé nervioso

Otro de los motivos que puede hacer que tu bebé se dé cabezazos contra tu pecho es que sea un bebé nervioso. Quizá no le ocurre nada en concreto, pero es un bebé que necesita más calma de lo normal para estar bien. En este sentido, si tu bebé es nervioso, necesitará más que otros bebés lo siguiente:

  • Un ambiente tranquilo.
  • Que le tengas en brazos para sentir seguridad.
  • Que no se le sobreestimule demasiado.
  • Que le abraces a menudo para que se sienta en calma.

Crisis de lactancia

Cuando un bebé pasa por una crisis de lactancia o de crecimiento, es posible que no se sienta cómodo con la cantidad de leche que está tomando y que necesite más. Si no se queda satisfecho con la alimentación recibida es posible que se dé cabezazos contra tu pecho para hacerte saber que tiene más ganas de comer.

Tiene algún tipo de alergia o intolerancia

Otro de los motivos por los que un bebé se puede dar cabezazos contra tu pecho es que tenga algún tipo de alergia o intolerancia. Quizá está tomando leche de fórmula que no le sienta bien o en caso de que le amamantes, quizá hayas comido algo que a través de tu leche, le haya sentado mal. De cualquier modo, si sospechas que tu bebé tiene algún tipo de alergia o intolerancia, deberás acudir al pediatra lo antes posible para que el médico sepa cómo proceder y que tu bebé no tenga que pasarlo mal.

Si deseas leer más artículos parecidos a Por qué mi bebé da cabezazos contra el pecho y qué hacer , te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cuidados del bebé.

Bibliografía
  • Feenstra C., (2010). ¿Por qué llora mi bebé?: El significado del llanto infantil y sus remedios. Editorial: Temas de hoy.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?
2 comentarios
Su valoración:
Patricia Gómez Villanueva
Muy bien me sirvió mucho gracias xq mi bb se inflama mucho y tiene muchos gases y no puede Aser popo
Su valoración:
Darlos Ariza
Porque mi bebé tiene fiebre y tos moco clarito
Mª José Roldán
Hola, quizá se está resfriando. De cualquier modo, acude al pediatra para que le haga una revisión. Saludos!

Por qué mi bebé da cabezazos contra el pecho y qué hacer 
Por qué mi bebé da cabezazos contra el pecho y qué hacer 

Volver arriba