menu
Compartir

Dolor en el bajo vientre durante el tercer trimestre de embarazo: ¿por qué y qué hacer?

 
Por Yurisbeth Zanotty. Actualizado: 15 enero 2021
Dolor en el bajo vientre durante el tercer trimestre de embarazo: ¿por qué y qué hacer?

Si estás embarazada y te encuentras en el último trimestre, probablemente experimentes muchos cambios. Puede que alguno de ellos te parezcan incómodos y desesperantes, pero también resultan significativos, porque quiere decir que pronto tendrás a tu bebé en brazos.

En este período de recta final, tu útero va creciendo, volviéndose aún más pesado y difícil de sobrellevar. Por esta razón, se van a intensificar las molestias y los dolores, pero no te preocupes, muchos de ellos son considerados normales, y en este artículo de paraBebés te hablaremos de por qué puede ocurrir el dolor como de regla continuo al final del embarazo y qué hacer en caso de experimentarlo, con la intención de apoyarte en estos últimos momentos de gestación. Veamos por qué se da el dolor en el bajo vientre durante el tercer trimestre de embarazo y qué hacer ante esta situación.

¿Por qué dan colicos al final del embarazo?

A lo largo de todo el embarazo, el útero sufre modificaciones importantes, que están relacionadas con el proceso de adaptación del bebé a su nuevo ambiente para crecer cómodo y sanamente.

Básicamente, los cólicos y pinchazos en el pubis al final del embarazo es una condición que toda gestante va a experimentar, casi de forma inevitable. Esto es debido a que como el útero se va expandiendo, los ligamentos y músculos que lo apoyan se estiran también y se vuelven más flexibles. Esta condición aumenta la sensibilidad al estornudar, toser, o cambiar de posición.

Aunque las contracciones son infrecuentes en este período, se han descrito dos fenómenos contráctiles durante el embarazo, justo antes del inicio del trabajo de parto, que a menudo son una señal de que estás en los últimos días de gestación. También para este tiempo, es muy probable que tengas cólicos constantes, acompañado con diarrea y gases. Las contracciones las puedes identificar como:

  1. Las contracciones de Álvarez: son aquellas pequeñas y de gran frecuencia que se localizan únicamente en una pequeña área uterina.
  2. Las contracciones de Braxton Hicks: son de mayor intensidad y menor frecuencia (1 en 60 min), y se propagan a una gran zona uterina. Corresponden a contracciones esporádicas que no tiene un ritmo definido y cuya intensidad es variable. Las últimas semanas aumentan su frecuencia, y suelen confundirse con el inicio del trabajo de parto. Por lo que puede que ese sea el motivo de los dolores de regla en las semanas 36-38 de embarazo.

Resulta bastante complicado diferenciar estas contracciones falsas, de las verdaderas contracciones de parto, sobre todo si se trata de una madre primeriza. Sin embargo, este último mes de embarazo, es el momento perfecto para que el cuerpo de la mujer se entrene y ejercite para el momento del parto.

Para que puedas identificar adecuadamente que se trata de las contracciones de Braxton Hicks, debes saber que las mismas, se empiezan a notar a partir del séptimo mes de embarazo, y en el noveno su incidencia suele ser mayor, no se presentan con intervalos regulares, por este motivo, es importante medir su frecuencia y su duración. A continuación, te enumeramos algunas características de las contracciones de calentamiento o de Braxton Hicks para que las diferencies de las contracciones verdaderas, de las cuales hablaremos más adelante en este artículo.

  1. Por lo general, contraen solamente porciones del útero, rara vez con presión en la espalda.
  2. Por lo general de corta duración (15 a 45 segundos).
  3. Pueden no estar juntas.
  4. No aumentan en intensidad.
  5. Generalmente ocurren de manera irregular.
  6. Un cambio de actividad o posición puede hacer que se detengan.
  7. El caminar no las hace más fuertes.
  8. Pueden hacer que el cuello del útero se ablande, se afine, se incline hacia adelante, se empiece a dilatar.

Otra posible causa del dolor en el bajo vientre durante el tercer trimestre de embarazo pueden ser los retortijones, muy típicos al final del embarazo. En este artículo explicamos por qué hay retortijones y diarrea antes del parto.

¿Qué hacer ante los pinchazos en el pubis al final del embarazo?

¿Cómo actuar ante el dolor pélvico en el tercer trimestre del embarazo? Existen ciertas conductas que pueden aplicarse para prevenir las molestias:

  1. Evitando mantenerse sentada por mucho tiempo.
  2. Intentando caminar todos los días, así sea tramos cortos.
  3. Al estar sentada o acostada, realizar cambios de posición.
  4. No cargues peso. Procura no levantar objetos pesados, ni llevar bolsas de un lado para otro.
  5. Duchas de agua caliente antes de acostarte para relajar los músculos.
  6. Trate de hacer ejercicios de relajación.
  7. Coloque una botella de agua caliente envuelta en una toalla sobre el dolor.
  8. Mantenerse hidratada.
  9. Beber una taza de té caliente.
  10. Los masajes en la zona lumbar pueden aliviar el dolor de la contracción: la presión externa ejercida a través del masaje, equilibra la presión interna del bebé, compensando de esta manera la presión y mitigando el dolor.

Resulta muy importante diferenciar estos síntomas de otros trastornos dolorosos al final del embarazo, que puedan relacionarse con complicaciones. Para lo cual, es muy importante que ante la aparición de dolor en el bajo vientre durante el tercer trimestre de embarazo que resulte incómodo y te imposibilite realizar actividades rutinarias, consultes a tu médico, el cual determinará la normalidad de estos eventos, a fin de evitar complicaciones.

¿Cómo son las sensaciones antes de ponerse de parto?

Como hemos visto, se pueden dar dolores de regla al final del embarazo que no estén realcionados con el parto, sino con el crecimiento del útero y los ligamentos y con las contracciones de calentamiento. ¿Cómo diferenciar estas causas del verdadero parto? Veamos las sensaciones previas al parto y cómo identificar que el parto está cerca.

Todo lo que experimentarás antes del nacimiento de tu bebé es único, por lo general el parto de tu primer hijo será más largo que con el segundo y que con los siguientes. El tiempo que dura el parto es entre 12 y 14 horas. Sin embargo, es normal que dure entre 2 y 24 horas. Alguno de las sensaciones que aparecerán comprenden:

  1. Aligeramiento: colocación (la cabeza del bebé desciende en la pelvis).
  2. Preparar el nido: una sensación no usual de energía y un impulso a terminar los preparativos para el bebé.
  3. Síntomas similares a la gripe: diarrea leve, calambres intestinales o náusea.
  4. Dolor de espalda: un dolor de espalda difuso, molesto, puede estar causado por contracciones tempranas.
  5. Calambres similares a la menstruación: los músculos uterinos se contraen. Por eso se habla de dolor contínuo como de regla al final del embarazo.
  6. Pérdida del tapón mucoso: aumento en la descarga vaginal.
  7. Contracciones: este es el momento que aparecerán las contracciones que ya no nos las de calentamiento.

Las contracciones de parto son progresivas, contraen todo el útero y se pueden experimentar como presión en la espalda o en la parte baja del abdomen. Podrás identificar las contracciones de parto con las siguientes características:

  • Son progresivamente más largas en duración (hasta 60 segundos).
  • Son cada vez más juntas.
  • Son progresivamente más fuertes en intensidad.
  • Muy a menudo occuren de manera regular.
  • El cambio de actividad o de posición no las detiene.
  • El caminar puede hacerlas más fuertes.
  • Hace que el cuello del útero se afine (se borra) y se abra (se dilate).

Si bien no hay una sola serie de acontecimientos determinados, hay algunas señales habituales de que está por empezar el trabajo de parto. No todas las mujeres tienen los mismos síntomas, pero es muy importante identificar alguna de ellas y estés atenta, porque probablemente ha llegado el momento de conocer a tu bebé.

Si deseas leer más artículos parecidos a Dolor en el bajo vientre durante el tercer trimestre de embarazo: ¿por qué y qué hacer?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud en el embarazo.

Bibliografía
  • Salinas, A. M., Martínez, C., & Pérez, J. (1991). Percepción de sintomatología común durante embarazo, puerperio y lactancia. Salud pública de México, 33(3), 248-258.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Dolor en el bajo vientre durante el tercer trimestre de embarazo: ¿por qué y qué hacer?
Dolor en el bajo vientre durante el tercer trimestre de embarazo: ¿por qué y qué hacer?

Volver arriba