Compartir

¿Cuándo dar yogur al bebé?

 
Por Eva Martínez Fierro. 14 mayo 2020
¿Cuándo dar yogur al bebé?

Los yogures son un alimento muy frecuente en los hogares españoles y un recurso muy utilizado por las familias españolas con hijos e hijas pequeños para meriendas, desayunos o postres. Pero aunque a priori pueda parecer un alimento bastante saludable, hay que saber elegir qué yogur aporta beneficios y cuál puede repercutir en la salud si se toma de forma habitual. En este artículo de paraBebés vamos a ver cuándo dar yogur a un bebé, cuándo introducirlo, síntomas de alergia, cuál es el mejor yogur para bebés, sus beneficios y cuántos pueden comer al día.

También te puede interesar: Cuándo dar leche de vaca a un bebé

Cuándo introducir el yogur natural al bebé

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Asociación Española de Pediatría (AEDP) establecen en su Guía de la Alimentación Complementaria del año 2019 las pautas para la introducción progresiva de alimentos diferentes a la leche materna o a la leche de fórmula. Así, indican que los derivados lácteos se pueden introducir a partir de los 9 o 10 meses de vida del bebé en pequeñas cantidades. Esto quiere decir que a partir de esa edad podemos ofrecer al bebé yogur o queso para que lo pruebe. El mejor momento para hacerlo debe ser fuera de las comidas principales, ya que los lácteos inhiben la absorción de hierro, por lo que podemos aprovechar la hora de la merienda o del desayuno para dárselo.

Además, el yogur es un alimento muy versátil que lo podemos presentar de muchas formas: solo, con fruta, con avena, con otros cereales, en salsas… Su introducción debe hacerse durante tres días consecutivos evitando las horas cercanas a la noche para descartar alergias o intolerancias. Vamos a ver cómo se manifiestan.

Síntomas de alergia al yogur en bebés

La alergia al yogur o a la leche puede presentarse en la infancia y sucede cuando algunos de los componentes de la leche no pueden ser sintetizados correctamente por el cuerpo del bebé, niño o niña. Los síntomas de esta alergia, por lo general, aparecerán mucho antes de que le ofrezcamos yogur en caso de que el bebé se alimente con leche de fórmula, ya que está compuesta a partir de leche de vaca. En caso de alimentarse a través de lactancia materna de forma exclusiva, puede producirse o no. Si la madre consume lácteos o alimentos que los contengan, pasan a través de su leche pero, la cantidad puede ser tan mínima, que no provoque reacción alguna en nuestro hijo o hija.

Los síntomas que mostrarán los bebés que tienen algún tipo de reacción a la leche lo harán de forma más o menos inmediata y presentarán algunos de los siguientes:

  • Urticaria: pueden aparecer granos o ronchas por todo el cuerpo.
  • Diarreas: deposiciones muy frecuentes, líquidas, con moco, sangre…
  • Vómitos: se producirán después de la toma o de ingerir el yogur.
  • Llanto: el llanto incontrolable se debe a que la alergia puede producir dolor de estómago.
  • En casos más graves y aislados, puede causar incluso la muerte

Por lo tanto, ante cualquier sospecha de alergia o intolerancia a la leche, yogur o cualquier otro alimento, lo mejor es acudir de inmediato al servicio médico de urgencias.

Cuál es el mejor yogur para bebés

Elegir un buen yogur que aporte beneficios nuestro bebé puede ser una tarea complicada. Estamos muy habituados a ver yogures cargados con azúcar excesivamente, yogures con sabores, yogures desnatados, yogures específicos para bebés, etc. Y es precisamente de lo que debemos huir. Vamos a aprender a diferenciar yogures aptos para la alimentación infantil de aquellos que no están recomendados.

¿Qué debe tener un buen yogur en sus ingredientes?

  1. Leche (de cabra, vaca u oveja): es el ingrediente principal de los yogures y debemos elegir en la medida de lo posible aquellos que estén hechos con leche entera, ya que la grasa que aporta es necesaria para el correcto desarrollo de los niños y niña. Esto no quiere decir que tengan que tomar leche si o si, ya que hay casos en los que no es posible, pero en el caso de que la tomen, debe ser entera.
  2. Fermentos lácteos
  3. Cuajo

Estas características las cumplen algunos yogures de los denominados “naturales”, esos que a muchas personas les pueden parecer agrios la primera vez que los prueban. Y es precisamente la ausencia de azúcar la que los hace ser la mejor opción para nuestro bebé. El azúcar se debe evitar los primeros meses de vida y su introducción debe hacerse lo más tarde posible y en escasas cantidades. Además, al no conocer el sabor dulce, los bebés no mostrarán rechazo por ello.

¿Cuáles son los peores yogures para bebés?

Aunque pueda parecer contradictorio, los peores yogures para bebés son aquellos que especifican que están dirigidos a ellos. Cualquier yogur que lleve impresas en su etiqueta las palabras “mi primer yogur”, “yogur a partir de 4 meses” y cosas similares, tienen un alto porcentaje de azúcar para hacerlos atractivos para los bebés, aunque sea altamente perjudicial para la salud. Como ya hemos dicho, los mejores yogures son los naturales sin azúcar.

Beneficios del yogur para bebés

Los yogures aptos para bebés tienen grandes beneficios en su dieta ya que cuentan con las siguientes propiedades:

  1. Es un derivado lácteo que cuenta con grasa beneficiosa para el desarrollo de los bebés.
  2. Es más digestivo que la leche, es decir, se tolera mejor.
  3. Fuente de calcio y minerales.
  4. Gran aporte de vitaminas.
  5. Aporta proteínas esenciales para el desarrollo muscular.
  6. Regenera la flora intestinal.

Como vemos, es un alimento muy bueno para los niños y niñas y que les suele gustar bastante. Pero, ¿cuántos yogures pueden comer al día? Vamos a verlo a continuación.

Cuántos yogures al día puede comer un bebé

A lo largo del artículo hemos visto que los bebés a partir de los 9 o 10 meses pueden ingerir pequeñas cantidades de derivados lácteos. A esta edad no se debería abusar de ellos ya que su alimentación principal debe ser la leche materna o de fórmula, por lo que no deberían tomar más allá de alguna cucharada. En el siguiente artículo explicamos más sobre cuándo dar leche de vaca a un bebé.

A partir de los 12 meses de vida, los bebés que continúen con lactancia materna a demanda no es necesario que tomen ningún tipo de lácteos, ya que tienen las necesidades cubiertas en ese sentido. En caso de que queramos ofrecérselo, no debería superar la unidad diaria ya que puede reducir la ingesta de otros grupos de alimentos esenciales al aumentar con él la sensación de saciedad.

Si por el contrario el bebé no toma leche materna, deberá tomar 500ml de leche o derivados lácteos diario o, lo que es lo mismo, unas 4 raciones de leche, queso o yogur al día. Lo más indicado es que en este caso tomen uno o dos yogures al día y, el resto, completarlo con leche u otro tipo de derivados lácteos como el queso.

En definitiva, los yogures naturales sin azúcar son un alimento muy beneficioso para bebés, niños, niñas y personas adultas, pero no son un imprescindible en su dieta.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Cuándo dar yogur al bebé?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Alimentación del bebé.

Bibliografía
  • Gomez M. (2018). Recomendaciones de la Asociación española de pediatría sobre la alimentación complementaria. Recuperado de https://www.aeped.es/comite-lactancia-materna/documentos/recomendaciones-aeped-sobre-alimentacion-complementaria
  • Moragues, N. (15 de abril dd 2017). Demasiado azúcar en los yogures: vuelven a saltar las alarmas a nivel mundial.
  • Ruiz Soler, G. (18 de septiembre de 2018). Yogur, cómo elegir el más sano para tu hijo.

Escribir comentario sobre ¿Cuándo dar yogur al bebé?

¿Qué te ha parecido el artículo?

¿Cuándo dar yogur al bebé?
¿Cuándo dar yogur al bebé?

Volver arriba