Cuidados del bebé

Cómo limpiar biberones después de cada toma

 
Leidy Mora
Por Leidy Mora. 15 mayo 2023
Cómo limpiar biberones después de cada toma

Lavar y desinfectar correctamente los biberones es un tema que no debemos tomar a la ligera porque los bebés, especialmente los recién nacidos, son muy susceptibles a adquirir infecciones causadas por los gérmenes que pueden proliferar en la superficie del biberón. Aunque algunos padres en el lavavajillas, la manera más utilizada y segura para limpiar los biberones del bebé es a mano, con la ayuda de esterilizadores para asegurar su completa desinfección. Este procedimiento rutinario debe realizarse minuciosamente después de que el bebé use el biberón para evitar que residuos de leche en su interior.

En todo caso, ser meticuloso y ordenado a la hora de limpiarlos es la clave. En este artículo de paraBebés, te explicaremos cómo limpiar biberones después de cada toma, cuántas veces debemos esterilizarlos y las consecuencias que puede traer para el bebé no lavar adecuadamente los biberones.

Índice
  1. Cómo limpiar biberones a mano después de cada toma
  2. Cuántas veces al día se deben esterilizar los biberones
  3. Qué pasa si no se limpia bien el biberón del bebé

Cómo limpiar biberones a mano después de cada toma

El Centro para el control y la prevención de enfermedades (CDC) describe cuáles son los pasos que aseguran el correcto lavado de biberones a mano. A continuación te explicamos cómo limpiar biberones después de cada toma paso a paso:

  1. Lava tus manos con agua y jabón durante 20 segundos. Enjuaga tus manos con abundante agua.
  2. Separa cuidadosamente las partes del biberón: separa la tapa, tetina, recipiente, anillos y válvulas. Si se lava obviando este paso, puede que gérmenes proliferen en los sitios de unión de estas partes.
  3. Retira el exceso de leche enjuagando bien estos artículos. Puedes usar agua fría o tibia.
  4. Coloca el biberón desarmado en un recipiente limpio, o mejor, un recipiente que utilices solo para lavar biberones u otros artículos de alimentación del bebé. Llena este recipiente con agua caliente y jabón para platos. Conviene no lavar directamente sobre el fregadero, pues gérmenes que se encuentren en su superficie podrían contaminar los biberones.
  5. Friega cada una de sus partes con ayuda de un cepillo limpio especial para biberones. Después, exprime para que salga agua por la tetina, así aseguramos que su orificio este limpio.
  6. Retira el exceso de jabón con agua corriente.
  7. Coloca las partes limpias del biberón sobre un papel limpio para que se sequen al aire. No frote ni seque las partes con paños ya usados, ya que los gérmenes del paño de cocina podrían transferirse al biberón.
  8. Asegúrate de mantener limpio el lavabo y el cepillo que utilizas para la limpieza de los biberones. Puedes lavarlos en el lavavajillas, o a mano con agua y jabón, después de algunos usos.

Recomendaciones para limpiar biberones

Los biberones después de lavados no deben intentar secarse internamente con toallas, pues se puede introducir sucio o microorganismos al hacerlo. Asimismo, no hay que guardar los biberones con sus piezas encajadas, se debe esperar a que estén bien secas y guardarlas por separado en un lugar limpio y seguro.

Lo ideal es hacer la limpieza del biberón inmediatamente después de la toma del bebé. Si se deja pasar algunas horas será difícil retirar completamente los restos de leche de su superficie, lo que aumentará el riesgo de que comience la proliferación bacteriana.

Para quitar los residuos de leche en los biberones es necesario restregar muy bien con ayuda de un cepillo, que permite llegar a las zonas más difíciles del biberón. Eso sí, debes ser meticulosa en la limpieza de la rosca y bordes interiores, pues es el lugar donde se acumulan más residuos.

Cómo limpiar biberones después de cada toma - Cómo limpiar biberones a mano después de cada toma

Cuántas veces al día se deben esterilizar los biberones

En cuanto a la frecuencia de esterilización de los biberones, en años anteriores se recomendaba esterilizarlos luego de cada toma. En la actualidad, los especialistas han flexibilizado esta norma, por lo que solo basta con lavarlos muy bien luego de cada toma (de la manera antes descrita), aclararlos y dejarlos secar correctamente.

Ahora bien, si el bebé tiene menos de 3 meses, nació prematuramente o su sistema inmunológico está comprometido debido a una enfermedad o tratamiento médico, es necesario esterilizar los biberones una vez al día, incluso después de cada uso si así el pediatra lo indica. Igualmente, la esterilización de las partes del biberón debe realizarse al usarlo por primera vez o si es un biberón de segunda mano.

Cabe mencionar que después de esterilizar los biberones debemos manipularlos con las manos muy limpias y secas, solo así nos aseguramos de no volverlo a contaminar.

Cómo esterilizar los biberones

La esterilización es un proceso mediante el cual se logra destruir los gérmenes que se encuentran en un determinado objeto, en este caso el biberón. Para esterilizar se utilizan medios físicos o químicos, como ebullición, esterilización por vapor y esterilización química.

Para esterilizar los biberones, lo habitual es que se utilice la ebullición y la esterilización por vapor. Específicamente, cuando las tomas de biberón son ocasionales, como ocurre cuando se amamanta, puede ser más conveniente usar la ebullición, es decir, se introduce las partes del biberón dentro de una olla y se dejan hervir por 5 minutos.

Cuando se utiliza el biberón frecuentemente para alimentar al bebé con leche materna extraída o de fórmula es más práctico el uso de un esterilizador a vapor, bien sea eléctrico o para usarlo en microondas. En este artículo encontrarás más información sobre cómo esterilizar biberones de plástico y vidrio.

Cómo limpiar biberones después de cada toma - Cuántas veces al día se deben esterilizar los biberones

Qué pasa si no se limpia bien el biberón del bebé

Los bebés, en especial los menores de 3 meses de edad, tienen un sistema inmunológico bastante inmaduro, lo que los hace susceptibles a adquirir infecciones de todo tipo, especialmente gastrointestinales. Cuando se realiza un mal aseo de los biberones, aumenta el riesgo de que el bebé desarrolle infecciones en el tracto digestivo que se acompañan de síntomas como vómitos y diarreas. De no tratarse adecuadamente, estos síntomas pueden llevar a la deshidratación del bebé, una condición grave en la infancia.

La leche es un medio donde las bacterias se reproducen con facilidad y, si no se lava correctamente el biberón después de su uso pueden quedar residuos de leche en su superficie, convirtiéndose en un medio de cultivo para microorganismos dañinos.

Una correcta limpieza del biberón con agua y jabón es suficiente para evitar que se desarrollen este tipo de infecciones en el bebé. Sin embargo, algunos padres se sienten más tranquilas si esterilizan con más frecuencia los biberones. Si tu bebé es mayor de 3 meses no es necesaria la esterilización diaria, pero puedes realizar este procedimiento cuando lo consideres oportuno. En este artículo encontrarás información sobre los mejores biberones anticólicos para bebés.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo limpiar biberones después de cada toma, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cuidados del bebé.

Bibliografía
  • Asociación española de pediatría (2019) Preparando el biberón. Recuperado de: https://enfamilia.aeped.es/vida-sana/preparando-biberon
  • Centros para el control y la prevención de enfermedades CDC (2023) Cómo limpiar, desinfectar y guardar los artículos de alimentación del bebé. Recuperado de: https://www.cdc.gov/hygiene/es/clean-sanitize-esp.html
Escribir comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 3
Cómo limpiar biberones después de cada toma