menu
Compartir

Actividades para trabajar las emociones en Primaria

 
Por Lorena García Vega. 13 agosto 2021
Actividades para trabajar las emociones en Primaria

Desde hace un tiempo, la educación emocional ha ido calando en el currículo escolar, de tal forma que, la mayoría de los centros educativos la han incorporado como una materia transversal, es decir, está presente durante todos los momentos, actividades y áreas de la vida del centro escolar.

Vamos siendo conscientes de la importancia que tiene una buena gestión emocional para nuestro día a día en general y en el rendimiento académico en particular. Hay un muchas propuestas relacionadas con el desarrollo y conocimiento de las emociones y en este artículo de paraBebés, os proponemos juegos y actividades para trabajar las emociones en Primaria.

Literatura infantil para entender las emociones

El primer paso para comenzar a trabajar la inteligencia emocional en los niños, es que estos reconozcan las emociones conforme las van experimentando. Es importante que sean capaces de poner nombre a sus estados emocionales, pues esto les ayudará a gestionar y controlar sus impulsos, pero también irán entendiendo y respetando cómo se comportan las personas ante determinados estímulos.

Una buena propuesta es contar cuentos donde cada emoción se identifica con un color, el motivo es, porque los niños cuando son pequeños no tienen el pensamiento abstracto desarrollado, es decir, son capaces de entender lo que ven y hablarles del miedo o del amor sin una representación material les cuesta asimilarlo, sin embargo, asociándolo con un color es mucho más fácil de entender y de interiorizar a sus estados emocionales. El Monstruo de colores de Anna Llenas, es una excelente alternativa.

El dado de las emociones

Uno de los juegos para trabajar las emociones en primaria más utilizados y eficaces es el juego del dado y consiste en lo siguiente. En un dado de gran tamaño se pega en cada lado una imagen que represente una emoción. El niño tira el dado y debe plantear una situación en la que experimenta dicha emoción.

Actividades para trabajar las emociones en Primaria - El dado de las emociones

Teatro de las emociones

La representación a través de teatros con marionetas son un buen hilo conductor para que el niño aprenda a reconocer y expresar emociones. Si se establece una pequeña secuencia de historia, el menor podrá ir dotando de emociones al personaje que represente. Es otro de los juegos de inteligencia emocional para niños más divertidos.

Memory de las emociones

Identificamos las emociones de los demás por el gesto del rostro, este es muy interpretable y los niños tienen que conocerlo pues les ayuda a empatizar con los demás.

El memory de las emociones consiste en utilizar tarjetas en parejas idénticas de diferentes emociones, mezclarlas y ponerlas sobre un tablero boca abajo, el niño empleando su memoria, debe recordar donde se encuentran las parejas. También se puede hacer online, por lo que es una forma de trabajar las emociones de manera virtual.

Frente al espejo

Otra forma de trabajar la inteligencia emocional en niños de 6 a 12 años es a través de la expresión facial. Situamos al niño frente al espejo y le vamos poniendo en situación de diferentes escenarios, para que represente por medio de gestos faciales la emoción que le sugiere. Es un juego que cuanto más exagerado sea, más divertido resultará.

Pongo música a mis emociones

La música tiene un efecto capaz de provocar un estallido de múltiples emociones, y para los niños este hecho no iba a ser menos.

El juego consiste en extender papel continuo sobre una pared y proporcionar pinturas y pinceles a los niños; a continuación, se pone diferentes tipos de música alegre, triste, estridente, lenta, rápida, etc... Después, se deja que los niños pinten libremente y, en función, de lo que la melodía les provoca.

La rueda de las opciones

Este recurso es una propuesta de la Disciplina Positiva para manejar las situaciones más complicadas. Consiste en realizar una ruleta y, dividirla en porciones, cada porción es una estrategia que puede servir al menor para relajarse en un momento de rabia, ira o pérdida de control.

Pintando emociones

Se juntan los niños por parejas y a uno de ellos se les da un papel con una emoción y se les pide que piensen en una situación que les provoque dicha emoción. A continuación, deben explicar a sus compañero la escena y este dibujar la emoción que cree que puede experimentar.

Coloreando emociones

Una excelente manera de ayudar al niño a canalizar emociones es coloreándolas, justo en el momento que las está experimentando. El niño puede tener a su alcance un bote con pinturas que utilice cuando experimenta una emoción, los colores siempre van muy ligados a las emociones.

Aquí puedes ver algunas Manualidades para trabajar las emociones.

Actividades para trabajar las emociones en Primaria - Coloreando emociones

Mandalas

Los mandalas son preciosos dibujos con formas geométricas que ayudan tanto a pequeños como a mayores a encontrar la paz y la concentración. Se dejan al alcance de los niños diferentes colores y mandalas y dejamos que sean ellos quienes decidan qué colores utilizar. Los colores que escojan, el lugar por donde se inicie a colorear el mandala, cuentan mucho del estado emocional del menor.

En este artículo, hablamos sobre para qué se utilizan los mandalas.

Diario de las emociones

Consiste en que cada día el niño pueda registrar el balance de las cosas positivas y negativas que ha experimentado a lo largo de la jornada y cómo le han hecho sentir. Hacer un repaso a sus emociones y las situaciones que lo desencadenan, le ayudan a conocerse mejor y a gestionar sus sentimientos y sensanciones.

Aquí explicamos más sobre Cómo hacer un diario de emociones.

El cubito de hielo

Este es un ejercicio que ayuda al niño a iniciarse en la meditación y a comprender y gestionar sus emociones:

"Eres un cubito de hielo, rígido, sólido, duro y frío. Encógete con las piernas dobladas y agarradas con los brazos fuertemente. Nota la tensión, aprieta todo tu cuerpo. Ahora observa cómo poco a poco aparece el sol en el horizonte. Empiezas a notar su calor, cómo te va calentado. Despacio ve soltando la tensión pues te estás derritiendo. Poco a poco ve extendiendo el cuerpo hasta quedarte tumbado a medida que el sol te calienta y te vas convirtiendo en un charco de agua líquida. Suelta y relaja todo el cuerpo. Derrítete, suéltate, ya no eres un hielo duro y en tensión, eres agua que fluye por todas partes."

Botella de la calma

La botella de la calma es un recurso que, desde hace un tiempo, ha adquirido un gran protagonismo como recurso que permite a los niños autorregularse. En una botella transparente, se llena aproximadamente, a la mitad de agua, se echa un poco de glicerina y brillantina. Cuando el niño está muy exaltado o furioso puede agitar la botella y, los destellos de la brillantina, le ayudarán a calmarse. Esta actividad también es útil para trabajar la educación emocional en infantil.

Técnica de la tortuga

Cuando un niño se siente muy irritado, agobiado o con ganas de huir de una situación que, a nivel emocional le supera, puede recurrir a la técnica de la tortuga.

Esta técnica consiste en elevar sus brazos y cubrirse como si se tratara de un caparazón. El hecho de aislarse de la situación que le provoca irritación o le resulta amenazadora, le ayuda a relajarse y recomponerse paulatinamente.

Me pongo en tu lugar

Otra de las actividades para trabajar las emociones en primaria es este ejercicio de empatía que sirve para desarrollar la capacidad empática y de escucha activa entre los niños.

Consiste en que se hagan preguntas del tipo cuál es tu color favorito, tu comida favorita, la que menos te gusta y por qué, con la finalidad de que vayan siendo conscientes de reconocer y respetar distintos puntos de vista.

El bote de la gratitud

Otra de las actividades para potenciar la inteligencia emocional en niños de 6 a 12 años consiste en el bote de la gratitud. Este recurso es muy valioso para enseñar a los niños la importancia de agradecer lo que las demás personas hacen por nosotros y lo que valoramos su ayuda y cooperación.

Consiste en escribir en un papel el motivo y la persona con la que nos sentimos agradecidos y meterlo en un bote, una vez, hay varios papeles llenos,se puede ir leyendo todos los papeles.

Actividades para trabajar las emociones en Primaria - El bote de la gratitud

Si deseas leer más artículos parecidos a Actividades para trabajar las emociones en Primaria, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Actividades infantiles.

Bibliografía
  • Elias, T. M. J. (2021a). Educar con inteligencia emocional. Debolsillo.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Actividades para trabajar las emociones en Primaria
1 de 4
Actividades para trabajar las emociones en Primaria

Volver arriba