menu
Compartir

Tomar hierro en el embarazo: cómo, cuándo y por qué

 
Por Leidy Mora. 3 diciembre 2021
Tomar hierro en el embarazo: cómo, cuándo y por qué

Cuando nos confirman que estamos en la espera de un bebé, comenzamos a cambiar nuestros hábitos y adecuarlos a los cuidados prenatales necesarios para mantener el bienestar de salud en esta etapa.

Entre estos hábitos, se encuentra el consumo complementos nutricionales que contengan hierro, el mineral responsable la producción de hemoglobina, una proteína presente dentro del glóbulo rojo que se encarga de oxigenar el organismo de la madre y del bebé.

Para aclarar dudas acerca de este tema, en este artículo de paraBebés hablaremos de la importancia de tomar hierro en el embarazo: cómo, cuándo y por qué se debe consumir.

También te puede interesar: Alimentos con hierro para el embarazo

Por qué es importante tomar hierro en el embarazo

Durante la gestación, los requerimientos nutricionales aumentan para mantener el correcto funcionamiento del organismo de la madre y del bebé. La síntesis celular, la formación de tejidos y el crecimiento del bebé se da gracias a que estos nutrientes, que se absorben a través de la dieta diaria y de complementos vitamínicos.

Para qué sirve el hierro en el embarazo

El sistema cardiovascular absorbe parte de estos nutrientes con el fin de sintetizar una mayor cantidad de células, específicamente los glóbulos rojos. Este se ve influenciado por los cambios que ocurren en el organismo durante el embarazo, por lo que la vascularización y el volumen sanguíneo aumentan en un 50%, permitiendo mantener al bebé oxigenado y nutrido dentro del útero, a través de la placenta.

Por esta razón, el organismo necesita producir una mayor cantidad de glóbulos rojos y es aquí donde el papel del hierro en el embarazo es clave. Este mineral ayuda a producir la hemoglobina, una proteína encargada de captar el oxígeno en los pulmones y distribuirlo a través de todos los tejidos del organismo de la madre.

Cuánto hierro se necesita en el embarazo

El requerimiento de hierro durante el el embarazo es de aproximadamente de 1200 mg, distribuidos de la siguiente manera:

  • Eritrocitos maternos: 450 mg
  • Necesidades del feto: 250-300 mg
  • La placenta: 90-100 mg
  • Pérdidas generales: 200- 250 mg
  • Durante el parto: 150 mg de hierro, en 300-500 mL de sangre.

Así pues, es importante tomar hierro en el embarazo todos los días, aproximadamente unos 27 milígramos al día.

Riesgos de no tomar hierro en el embarazo

Si el aporte de hierro en el embarazo es insuficiente, la madre puede desarrollar anemia por deficiencia de hierro, también llamada anemia ferropénica. Se estima que un 40% de las madres sufren de anemia en el embarazo. De estas, un 20% está relacionado con un bajo aporte de hierro en la dieta diaria o por problemas de malabsorción intestinal.

A continuación, veremos los peligros de no tomar hierro en el embarazo y las consecuencias de la anemia:

  • Los niveles de hemoglobina son bajos.
  • No hay buena oxigenación tisular, lo que puede afectar gravemente a la formación del bebé.
  • Fatiga.
  • Debilidad.
  • Taquicardia o latidos irregulares.
  • La piel se torna pálida y amarillenta.
  • Mareos y dolores de cabeza.
  • Tener las manos y pies fríos.

En caso de que experimentes estos síntomas, coméntalo con un profesional sanitario, quien te indicará un análisis hematológico para corroborar el diagnóstico. Si la falta de hierro en embarazo no se trata, aumenta el riesgo de partos prematuros, bebés con bajo peso al nacer y riesgo de que la madre sufra de depresión postparto. Si te ocurre, en este artículo verás cómo superar la depresión postparto.

Cómo se toma el hierro en el embarazo

Por un lado, los complementos vitamínicos prenatales indicados en el embarazo contienen hierro. Sin embargo, si la analítica sanguínea refleja anemia, es probable que el especialista indique un suplemento de hierro. Se recomienda consumirlo en ayunas o, 1 o 2 horas antes de las comidas, con agua o zumo de naranja.

Si te preguntas cómo tomar hierro en el embarazo, es importante que no lo consumas con café, leche o té, pues estos disminuyen su absorción. Además, no hay que exceder la dosis de hierro recomendada, pues en exceso puede ser perjudicial.

Por otro lado, hay alimentos que contienen hierro de forma natural, por lo que es importante incluirlos en la dieta diaria. A continuación, te mostramos algunos de los alimentos con hierro para el embarazo:

  • Carnes rojas magras.
  • Hígado.
  • Carne de aves.
  • Pescados y mariscos.
  • Cereales enriquecidos.
  • Legumbres como lentejas y arvejas.
  • Verduras como espinaca.

Para absorber mejor el hierro, también es importante consumir alimentos o complementos vitamínicos que contengan vitamina C. Por el contrario, debes evitar fosfatos, oxalatos, sustancias alcalinas y taninos.

Finalmente, hay que tener en cuenta que muchas madres pueden tener efectos secundarios al consumir hierro como heces oscuras, estreñimiento, diarrea, náuseas y calambres en las piernas. En estos artículos encontrarás información sobre cómo aliviar el estreñimiento en el embarazo y sobre qué hacer ante los calambres en el vientre durante el embarazo.

Tomar hierro en el embarazo: cómo, cuándo y por qué - Cómo se toma el hierro en el embarazo

Cuándo dar hierro en el embarazo

El consumo de hierro en el embarazo debe ser indicado por el especialista cuando hay un déficit del mismo. Por lo general, es recetado desde el primer trimestre en suplementos vitamínicos, con el fin de prevenir la anemia. Es importante recalcar que las complementos por si solos no contienen la dosis necesaria de hierro, por lo que estos deben complementarse con una dieta saludable. En este artículo, te mostramos diferentes alimentos con hierro para el embarazo.

Cuándo empezar a tomar hierro en el embarazo

El hierro se puede comenzar a tomar desde antes del embarazo, pues si vas a consultas preconcepcionales y el especialista observa que tienes la hemoglobina por debajo de 10,5 u 11 g/dl, puede indicar su consumo durante los 3 meses anteriores a quedar embarazada. El objetivo es que tu cuerpo se prepare para la llegada del bebé.

Como hemos visto, el hierro es un mineral primordial en el embarazo. Su consumo en la dieta diaria y en cápsulas mantiene la salud del embarazo. Además, durante el postparto, el hierro previene los síntomas de la anemia ferropénica.

Si deseas leer más artículos parecidos a Tomar hierro en el embarazo: cómo, cuándo y por qué, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud en el embarazo.

Bibliografía
  • Milman, N. (2012). Fisiopatología e impacto de la deficiencia de hierro y la anemia en las mujeres gestantes y en los recién nacidos/infantes. Revista peruana de ginecología y obstetricia. V.58 Nº4 Lima 2012.
  • Organización mundial de la salud. (2014). Administración diaria de suplementos de hierro y ácido fólico en el embarazo. Recuperado de: http://apps.who.int/iris/bitstream/handle/10665/124650/9789243501994_spa.pdf
  • Rosas, E. (2019). La travesía del hierro en el embarazo: una vía para su deficiencia. Revista de Hematología de México, 2019 julio-septiembre;20(3):224-230.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?
Tomar hierro en el embarazo: cómo, cuándo y por qué
1 de 2
Tomar hierro en el embarazo: cómo, cuándo y por qué

Volver arriba