Siento movimientos en mi vientre, ¿puedo estar embarazada?

Siento movimientos en mi vientre, ¿puedo estar embarazada?

Son muchas las señales y los síntomas que se pueden llegar a notar cuando se está embarazada. Hay algunos que suelen ser comunes en casi todos los embarazos, y otros dependerán de cada mujer, ya que cada una lo podrá percibir de diferente forma e intensidad. Una de esas señales que hacen indicar un posible embarazo son los movimientos que realiza el feto dentro del vientre materno, aunque de ser así la gestación ya estaría más avanzada, ya que si no, no se podrían percibir.

En este artículo de paraBebés vamos a ver si sentir movimientos en el vientre es señal de estar embarazada, si es normal o no sentir movimientos en el abdomen sin estar embarazada, cuáles son las razones por las que se producen movimientos en el vientre, en qué momento comienzan a notarse los movimientos del bebé y cómo saber si estás embarazada.

¿Es normal sentir movimientos en el vientre sin estar embarazada?

Sí, es normal sentir movimientos en el vientre aunque no exista embarazo. Lo extraño sería no sentir nunca ningún movimiento en nuestro abdomen, ya que no estamos huecos por dentro. En nuestro interior tenemos una gran cantidad de órganos funcionando cada segundo para poder llevar a cabo las funciones vitales de nuestro organismo, y lo que más vamos a poder notar a lo largo de nuestra vida es en concreto el aparato digestivo.

El movimiento que notamos durante la digestión se llama peristaltismo, que son el conjunto de movimientos de contracción que realiza el tubo digestivo, lo que hace posible que vaya circulando el alimento desde el estómago hasta su salida por el ano. De esta forma, los alimentos que ingerimos a diario se transforman en elementos de menor tamaño que nuestro cuerpo puede llegar a asimilar. A menudo también notaremos los gases que se hayan podido acumular durante este proceso.

Causas de los movimientos en el vientre

Existen varias razones por las que las mujeres podemos notar movimientos en la tripa, siendo las más comunes las siguientes:

  • Gases. Los gases pueden acumularse en el intestino, y cuando estos se van desplazando se siente en el abdomen como un movimiento que a veces puede confundirse con los movimientos fetales. La acumulación puede deberse al propio mecanismo de digestión, también al tragar más cantidad de aire por comer o beber deprisa, consumir bebidas con gas y masticar chicles, o fumar, ya que al inhalar el humo, también se traga más cantidad de aire, entre otras.
  • Diarrea. Cuando se tiene diarrea, los movimientos del intestino aumentan de forma considerable, haciendo que se contraigan más frecuentemente. Se sufren los conocidos retortijones, que nos avisan de que tenemos que ir urgentemente al baño.
  • Ingesta de fibra. La fibra es beneficiosa en su justa medida, pero no en exceso, ya que si se toman demasiados alimentos con alto contenido en fibra se producirá mayor cantidad de gases.
  • Comer alimentos flatulentos. Ciertas comidas como los guisos o ensaladas de legumbres, la coliflor, las coles de Bruselas y el arroz y panes integrales provocan muchos gases, por lo que después de comer es normal que se puedan sentir más movimientos en la tripa.
  • Estreñimiento. El estreñimiento produce molestias e hinchazón abdominal, y suele asociarse con mayor acumulación de gases.
  • Movimientos fetales.Una mujer también puede notar movimientos en su vientre si está embarazada, ya que el feto no para de moverse. Podemos sospechar que se debe a un embarazo si hay falta de menstruación durante varios meses seguidos, y aparecen otros síntomas como más cansancio de lo normal, náuseas, y otros que veremos en el último apartado.

Cuándo se empiezan a notar los movimientos fetales

Uno de los momentos más esperados y emocionantes durante la gestación es cuando la futura mamá nota por primera vez a su bebé. Que se note antes o después va a depender de varios factores, como la cantidad de grasa abdominal que tenga la madre en el abdomen (cuanta más grasa más se amortiguan los movimientos, por lo que se notan menos), la ubicación de la placenta, la cantidad de fetos que se estén gestando y si se trata del primer embarazo o no.

En el caso de las madres primerizas, es probable que no empiecen a sentir a su bebé hasta llegada la semana 20 de embarazo, ya que en esas fechas el bebé tiene mayor tamaño y más fuerza. Al no tener experiencia previa, es posible que estos movimientos se confundan a menudo con gases o el peristaltismo del intestino durante las digestiones, sobre todo al principio de empezar a sentirlo, ya que es cuando se siente al bebé como si fueran pequeñas burbujas en el bajo vientre. Aquí se explica en profundidad cómo se sienten los primeros movimientos del bebé.

Si ya se ha vivido anteriores embarazos, será más fácil identificar los movimientos que realiza el bebé, por lo que se pueden percibir semanas antes, dependiendo de las características de cada mujer.

Cómo saber si estás embarazada

Desde casa, la única forma por la que se puede saber con certeza si estás embarazada es realizándote una prueba de embarazo cuando se tenga un retraso en la regla, con los test de orina que venden en farmacias. El resto de métodos caseros no sirven, ya que ninguno cuenta con evidencia científica.

Aún así, hay síntomas que pueden hacer intuir que existe un embarazo, aunque varían en cada mujer, así que has de estar atenta a las siguientes señales:

  • Retraso menstrual. El principal síntoma y común en todos los embarazos es la ausencia de la regla.
  • Cambios en los pechos. Una de las primeras señales en muchas mujeres es dolor, sensibilidad e hinchazón en los pechos.
  • Pequeño sangrado. Si observas unas gotitas de sangre durante el primer mes, lo más probable es que se trate del sangrado de implantación.
  • Cansancio excesivo. Las mujeres embarazadas a menudo necesitan unas pequeñas siestas extra debido al cansancio que experimentan.
  • Náuseas y alteración en el sentido del olfato. El olfato se agudiza durante la gestación, y el olor de algo en concreto puede que de repente provoque repulsión cuando antes no lo hacía.

En este artículo explicamos cuándo se empiezan a sentir los primeros síntomas de embarazo.

Si deseas leer más artículos parecidos a Siento movimientos en mi vientre, ¿puedo estar embarazada?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud en el embarazo.

Bibliografía
  • Barrett, K.E, Barman, S.M., Boitano, S. y Brooks, H.L. (2013). Fisiología médica, capítulo 27: motilidad gastrointestinal.
  • Medline Plus. (2020). Peristaltismo.
  • Reynoso, C., Crespo-Eguílaz, N., Alcázar, J. L., & Narbona, J. (2015). Motricidad fetal durante el segundo trimestre de gestación: Estudio ecográfico longitudinal.