Consejos para embarazadas

¿Se pueden tomar infusiones en el embarazo?

 
Leidy Mora
Por Leidy Mora. Actualizado: 10 enero 2023
¿Se pueden tomar infusiones en el embarazo?

Durante el embarazo la mujer experimenta múltiples cambios en su organismo que deben ser supervisados siempre por el médico. Mantenerse hidratada es fundamental durante este período, y algunas infusiones seguras durante el embarazo pueden ser excelentes incluso para aliviar algunos de los síntomas que se presentan.

Las infusiones juegan un papel importante y, aunque parecen ser inofensivas por ser naturales, algunas no se deben consumir por sus efectos adversos sobre el embarazo. En este artículo de paraBebés, te contamos si se puede tomar infusiones en el embarazo. Además, hablaremos de las infusiones permitidas en esta etapa y las que están prohibidas por traer efectos adversos a la madre y al bebé.

También te puede interesar: Las infusiones prohibidas en el embarazo
Índice
  1. ¿Es bueno tomar infusiones en el embarazo?
  2. Infusiones prohibidas en el embarazo
  3. Infusiones aptas en el embarazo
  4. Qué infusiones se pueden tomar en el embarazo

¿Es bueno tomar infusiones en el embarazo?

Las infusiones son bebidas naturales a base de hojas, raíces, flores, cortezas o semillas obtenidas de plantas, que se introducen en agua caliente para obtener un concentrado, potenciando su sabor y sus propiedades. Muchas infusiones son reconocidas por sus beneficios para la salud. Entonces, ¿se pueden tomar infusiones en el embarazo? En la etapa de gestación hay que ser precavidas antes de consumirlas.

Las infusiones, aunque son naturales contienen sustancias químicas que pueden causar toxicidad, actuando en tejidos susceptibles como el uterino o viajando y atravesando la placenta afectando al bebé. De hecho, contienen principios activos fuertes que el bebé no está en capacitado para procesar.

Durante el embarazo, es probable que te veas tentada a tomar infusiones que ayuden con los malestares propios de esta etapa, pero antes de eso, debes conocer cuáles son prohibidas, tanto por producir daños o por no conocerse a ciencia cierta sus efectos sobre el útero y sobre el bebé.

En este sentido, los fármacos pasan por una serie de pruebas de laboratorio y estudios antes de ser recomendados en embarazadas, pero con las infusiones no es así. Existen muy pocos estudios realizados, por lo que no se recomienda tomar infusiones en el embarazo hasta no estar segura de sus beneficios. En otras, se ha comprobado que algunos de sus componentes tienen efectos adversos como la inducción el parto o efectos teratogénicos. Así pues, estos afectan directamente al bebé.

Infusiones prohibidas en el embarazo

¿Es malo tomar infusiones en el embarazo? Existen infusiones que son prohibidas por sus efectos adversos en el embarazo. Aun así, es importante destacar que son perjudiciales solo en altas dosis, es decir, cuando se consumen frecuentemente y en altas concentraciones.

Las concentraciones de las infusiones dependen de la cantidad de producto por taza de agua y del tiempo que esté en el agua caliente. Mientras más tiempo remojando, más concentración de sus componentes activos. Entonces, no debes tomar infusiones desconocidas en altas concentraciones, en especial en los 3 primeros meses del embarazo, donde tu bebé se está formando y es más susceptible a sustancias químicas.

A continuación, veremos las infusiones prohibidas en el embarazo por causar posibles complicaciones.

Infusiones que estimulan las contracciones uterinas

  • Pasiflora: una de las infusiones perjudiciales en el embarazo porque, debido a su efecto oxitócio, puede ocasionar contracciones uterinas. También contiene alcaloides, compuestos que alteran el Sistema Nervioso Central.
  • Anís estrellado y anís verde: son usados para calmar los gases y malestares estomacales, pero en el embarazo no se deben consumir, pues provocan contracciones uterinas.
  • Salvia: una de las infusiones prohibidas en el embarazo. Esta contiene tujona, una sustancia que puede producir hipertensión arterial y desencadenar abortos por su acción a nivel hormonal.
  • Hierbaluisa y verbena: se debe evitar por estimular el tejido uterino, desencadenando partos prematuros.
  • Cascara sagrada, sen y aloe: por tener efectos laxantes, estimulan la motilidad intestinal y pueden producir contracciones uterinas.

Infusiones que afectan al desarrollo del bebé

  • Cascara sagrada: una de las infusiones contraindicadas en el embarazo. Puede provocar malformaciones en el bebé, en especial si se consume en los primeros meses.
  • Poleo menta: aunque no se han estudiado a profundidad sus efectos en el embarazo, contiene monoterpeno, una sustancia abortiva y que puede causar toxicidad provocando malformaciones en el bebé.
  • Boldo: contiene ascaridol, una sustancia con alta toxicidad, que puede dañar el hígado del bebé y puede resultar abortiva.
  • Regaliz: sus efectos estimulantes pueden aumentar las posibilidades de sufrir una aborto y tampoco se recomienda su consumo durante el período de lactancia.

Infusiones aptas en el embarazo

Además de las infusiones prohibidas en el embarazo, existen otras que se pueden tomar en ciertos momentos del embarazo. Veamos cuáles son las infusiones aptas en el embarazo, pero que es mejor tomar con precaución:

  • Valeriana: por los pocos estudios realizados, es mejor evitarla en los primeros 3 meses. Puedes tomarte una taza esporádicamente, cuando tengas problemas para conciliar el sueño.
  • Manzanilla: una de las infusiones que pueden tomarse durante el embarazo siempre y cuando no sea en grandes cantidades, especialmente durante el primer trimestre. A pesar de que no hay estudios que demuestren sus efectos abortivos, es recomendable que sea consumida de forma moderada. Destaca por ayudar a las embarazadas con problemas digestivos, asniedad y para conciliar el sueño. Tómala ocasionalmente y en bajas cantidades. Descubre cómo combatir el insomnio en el embarazo.
  • Hierbabuena: también llamada menta, ayuda a calmar los dolores de cabeza y el estrés durante el embarazo. La menta es un relajante muscular natural que calma el tracto digestivo y el músculo liso del estómago, por lo que ayuda a disminuir las molestias estomacales como las náuseas o la indigestión. Su recomendación en esta etapa aún no está del todo clara, sin embargo, consumirla de forma esporádica y no muy concentrada te dará buenos resultados.

Qué infusiones se pueden tomar en el embarazo

No todas las infusiones son peligrosas cuando estas embarazada. Descubre qué infusiones se pueden tomar en el embarazo a continuación:

  • Jengibre: una de las plantas medicinales más conocidas debido a su gran cantidad de propiedades para nuestra salud. En el caso de las mujeres embarazas, una infusión de jengibre puede ser efectiva para disminuir los mareos frecuentes durante en primer trimestre y los dolores musculares y pélvicos. Consumir jengibre con moderación no produce toxicidad, pero se debe consultar siempre con el médico y no debe consumirse de forma habitual durante la gestación. No se recomienda el consumo de esta infusión durante el último trimestre de embarazo.
  • Rooibos: una de las infusiones permitidas en el embarazo. Contiene minerales magnesio, calcio y zinc, además tiene propiedades antihistamínicas que ayudan en los procesos alérgicos. Es utilizado también para ayudar a la motilidad intestinal en caso de estreñimiento y otros trastornos digestivos como náuseas y vómitos. En este artículo, verás cómo quitar las náuseas en el embarazo.
  • Tomillo: es una infusión segura durante el embarazo porque aporta vitaminas y minerales como el hierro, calcio, potasio, magnesio y aportan fibra. contiene calcio, potasio y magnesio. También contiene antioxidantes, es antiséptico y antiinflamatorio. Además, también va bien para aliviar procesos gripales y malestares intestinales. Por todo ello, esta hierba es una buena forma de cuidar la salud de las mujeres embarazadas para asegurar que no falta ningún nutriente al bebé. Además, el tomillo también se utiliza para ayudar a calmar los dolores que aparecen durante el primer trimestre del embarazo.
  • Hinojo: una de las infusiones recomendadas en el embarazo por su efecto antiinflamatorio. También está indicado en malestares gastrointestinales, para disminuir la pesadez, los gases y las diarreas. Después del embarazo, también puedes consumirlo. Tiene propiedades galactógenas que estimulan la producción de leche materna.
  • Tila: las flores de tilo contienen alfa-pineno que actúa como un suave relajante del sistema nervioso central. Si estas algo nerviosa, puedes tomarte una infusión de tila por la noche.
  • Flores de naranjo: contiene nerolidol y pineno, que le confieren propiedades sedantes y relajantes. Es segura tomarla en el embarazo.
  • Flor de azahar: otra de las infusiones seguras durante el embarazo cuyo consumo puede ayudar a relajar el organismo. Los cambios hormonales que se experimentan durante este período, como sofocos, cambios de temperatura, nerviosismo y el aumento de peso pueden hacer que resulte más difícil dormir. Por ello, una infusión de flor de azahar aportará sus propiedades sedantes y aromatizantes y ayudará a conciliar el sueño más fácilmente, e incluso a reducir los dolores de cabeza.

Las infusiones calman malestares, son relajantes y tienen buenos sabores. Si eres de las que acostumbra a tomarlas, es recomendable que consultes primero con tu médico. Él o ella te confirmará si es seguro su consumo. Esto es fundamental para asegurarte de que no pones en riesgo tu salud ni la de tu bebé. Por ello, antes de consumir alguna infusión asegúrate de que no está contraindicada durante el embarazo.

Una vez te hayas informado acerca de las infusiones seguras durante el embarazo, no debes excederte en su consumo. Por ello, también debes saber cuál es la dosis adecuada. Por lo general, es mejor no tomar más de dos infusiones al día y evita las infusiones donde se mezclen diferentes hierbas, en especial, en el primer trimestre.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Se pueden tomar infusiones en el embarazo?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Consejos para embarazadas.

Bibliografía
  • American Pregnancy Association. (2021) Hierbas y embarazo. Recuperado de: https://americanpregnancy.org/es/healthy-pregnancy/is-it-safe/herbs-and-pregnancy-1003/
  • Macias, B. (2009). Consumo de plantas medicinales por mujeres embarazadas. Cuba. Revista Médica Institucional Mex Seguro Social. 2009; 47 (3): 331-334. Recuperado de: https://www.medigraphic.com/pdfs/imss/im-2009/im093q.pdf
Escribir comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
¿Se pueden tomar infusiones en el embarazo?