menu
Compartir

¿Se puede tomar cúrcuma en el embarazo?

 
Por Leidy Mora. 26 abril 2021
¿Se puede tomar cúrcuma en el embarazo?

Existen alimentos que pueden afectar el bienestar del embarazo. No en vano hay una larga lista de productos que la embarazada debe evitar consumir para que este período transcurra sin complicaciones. Teniendo en cuenta lo anterior, al momento de elegir ciertos alimentos, como condimentos o tés de plantas naturales, puede que te surja la duda de si es seguro consumirlos o no.

Una de las plantas más consumidas a nivel mundial es la cúrcuma. En este artículo de paraBebés, hablaremos de si se puede tomar cúrcuma en el embarazo y describiremos sus beneficios y sus contraindicaciones en esta etapa de tu vida.

También te puede interesar: ¿Se pueden tomar infusiones en el embarazo?

¿Una embarazada puede tomar cúrcuma?

Todos los alimentos y bebidas que consumimos al estar embarazadas llegan a nuestro bebé. Así pues, es importante cuidar nuestra alimentación para prevenir posibles complicaciones que afecten tanto el desarrollo del bebé como el bienestar del embarazo. Existen muchas plantas que consumimos diariamente, pero durante el embarazo hay que tomar con precaución. Un ejemplo de esto es la cúrcuma, una planta muy beneficiosa y conocida mundialmente.

La cúrcuma es una planta milenaria, originaria del continente asiático. Es conocida por sus excelentes propiedades medicinales, además de ser utilizada en la industria alimentaria y cosmética. Los beneficios para la salud son incontables, destacando su poder antiinflamatorio.

Esta planta contiene principios activos que le confieren sus efectos curativos, como curcumina y curcuminoides, turmerol, zingibereno, borneol y cineol, además de minerales como calcio, hierro, magnesio, fosforo, potasio, sodio y zinc, vitamina c, vitaminas del complejo B, vitamina E, Vitamina D2 y D3 y vitamina K.

Si nos enfocamos en estos componentes, podemos pensar que sería de gran ayuda para nuestro embarazo su consumo diario, pero no es así. Como todo en el embarazo, debe consumirse solo de forma moderada. No existe restricción al usarla como condimento en las comidas, pero en forma de té o cápsulas es recomendable consumirla solo, ocasionalmente, un par de días a la semana.

Beneficios de la cúrcuma en el embarazo

Con todos los componentes antes nombrados, se entiende porque se han realizado más de 5000 investigaciones relacionadas con esta planta en los últimos 30 años. Estos estudios han evidenciado las propiedades de esta planta, destacando los beneficios de la cúrcuma en el embarazo. A continuación, vemos cuáles son.

Protección gástrica

Los malestares que más afectan en el embarazo se dan a nivel gastrointestinal. La acción de la progesterona en este tejido aumenta la acidez, el estreñimiento y flatulencias por el enlentecimiento de la motilidad gástrica. La cúrcuma combate estos síntomas pues aumenta la producción de mucosa intestinal, disminuye la inflamación en el estómago e intestinos y aumenta la rapidez en el vaciado gástrico. De esta forma ayuda a mejorar las digestiones, disminuyendo emparches y flatulencias.

Aumento de las defensas

En el embarazo es importante evitar infecciones que comprometan el bienestar del bebé y del embarazo, por eso, debemos buscar aumentar los glóbulos blancos, encargados de defendernos de microorganismos patógenos como bacterias, virus, parásitos y hongos. La cúrcuma contiene vitamina C y otros minerales que aumentan las defensas. También tiene propiedades antivirales y antifúngicas.

Previene la depresión

Un estudio realizado en la Universidad de Murdoch en Australia demostró que la cúrcuma actúa a nivel cerebral, mejorando el estado de ánimo y disminuyendo estados depresivos. Todo esto gracias a su acción antiinflamatoria. Durante el embarazo, la acción de las hormonas hace que se puedan sufrir alteraciones del ánimo, en especial después del nacimiento del bebé donde un porcentaje de madres sufren depresión posparto. En este artículo, encontrarás información sobre cómo superar la depresión postparto.

Mejora la apariencia de la piel

Si hablamos de beneficios de la cúrcuma en el embarazo, esta especie aromática tiene propiedades cicatrizantes, antioxidantes y astringentes, por lo que ayuda en la regeneración de la piel, en especial, en la cicatrización postparto.

Reduce las grasas

Otro de los beneficios de la cúrcuma en el embarazo es que disminuye el colesterol y los triglicéridos producto del consumo excesivo de grasas que, en caso de que se sufra hiperlipidemias en el embarazo, aumenta la predisposición de enfermedades como la preeclampsia.

Propiedades antiinflamatorias

Si hablamos de las propiedades de la cúrcuma, una de las más conocidas es que disminuye dolores y malestares asociados a inflamación de órganos, músculos y otros tejidos durante el embarazo. En este artículo, te contamos por qué te sientes inflamada cuando estás embarazada.

Acción analgésica

Entre los beneficios de la cúrcuma en el embarazo también que destacar que ayuda en episodios de dolor, enfermedades de articulaciones y huesos, previene el cáncer y mantiene saludable al hígado a través de sus efectos hepatoprotectores.

Para aliviar este tipo de malestares, puedes tomar la cúrcuma en forma de té o cápsulas para aprovechar mejor sus beneficios. Por el contrario, se debe evitar su uso en aceites esenciales. A continuación, te mostramos distintas formas de tomarla:

  • Té o infusión de cúrcuma: prepara una bolsita de té o una infusión con 1 o 1.5 gramos de raíz seca en 150 ml de agua y déjala hervir por 15 minutos. Al reposar puedes tomarla con miel.
  • Cúrcuma con jengibre: aunque son dos raíces que no suponen riesgo en el embarazo, su consumo debe ser esporádico. Su combinación es de gran ayuda para afecciones estomacales como acidez, mala digestión y flatulencias. Descubre cómo tomar jengibre en el embarazo.

Contraindicaciones de la cúrcuma en el embarazo

Como toda sustancia natural, la cúrcuma en exceso puede poner en riesgo el embarazo y provocar toxicidad en otros órganos y en el bebé. Además, otra de las contraindicaciones de la cúrcuma en el embarazo es que puede actuar un estimulante uterino, favoreciendo las contracciones uterinas, lo que puede desencadenar abortos espontáneos.

Entonces, ¿se puede tomar cúrcuma en el embarazo? Sí que se puede en las comidas y en forma de té. Aun así, debes ser consciente de usarla solo esporádicamente. Puedes tomarte una taza de té de cúrcuma cuando sientas algún malestar donde pueda ser beneficiosa. En todo caso, su consumo debe ser aprobado por tu profesional sanitario de confianza.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Se puede tomar cúrcuma en el embarazo?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Consejos para embarazadas.

Bibliografía
  • American Pregnancy Association. (2021) Hierbas y embarazo. Recuperado de: https://americanpregnancy.org/es/healthy-pregnancy/is-it-safe/herbs-and-pregnancy-1003/
  • Clape, O. (2012). Avances en la caracterización fármacotoxicológica de la planta medicinal Cúrcuma Longa. Cuba. Medisan, 16 (1). Recuperado de: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1029-30192012000100013
  • Saiz, P. (2014). Cúrcuma I (Cúrcuma longa L.). Madrid. Revista Biología. Serie Botánica. 7(2): 84-99,2014.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

¿Se puede tomar cúrcuma en el embarazo?
¿Se puede tomar cúrcuma en el embarazo?

Volver arriba