Consejos para embarazadas

¿Puedo tomar té de anís en el embarazo?

 
Leidy Mora
Por Leidy Mora. 15 marzo 2022
¿Puedo tomar té de anís en el embarazo?

El consumo de infusiones durante el embarazo siempre es un tema importante a tratar durante las consultas prenatales, especialmente si acostumbras a consumir bebidas calientes durante el día. Algunos tés de hierbas pueden traer efectos secundarios en el embarazo y poner en riesgo el bienestar del bebé si se consumen con frecuencia.

Pero, ¿puedo tomar té de anís en el embarazo? En el siguiente artículo de paraBebés, te contaremos si es malo tomar té de anís durante la gestación, qué pasa si se consume con frecuencia y cómo se debe tomar para que no sea dañino durante el embarazo.

También te puede interesar: ¿Se puede tomar té verde en el embarazo?
Índice
  1. ¿Es malo tomar té de anís en el embarazo?
  2. Qué pasa si tomo té de anís en el embarazo
  3. Cómo tomar té de anís en el embarazo

¿Es malo tomar té de anís en el embarazo?

El anís verde es una semilla medicinal reconocida por su efecto sanador y calmante en algunos malestares gastrointestinales, debido a que posee propiedades carminativas y antiespasmódicas. De igual modo, esta semilla es utilizada en la cocina por su sabor característico, especialmente en platos dulces y en forma de infusiones.

Cuando hablamos de anís, debes saber que existen semillas de anís verde, provenientes de una planta llamada Pimpinella anisum, y el anís estrellado, cuyos frutos tienen una forma de estrella y son extraídos del árbol Illicium verum. Sus beneficios y sabores son bastante similares.

El anís se puede encontrar en una gran variedad de productos en el mercado. Por ejemplo, en forma de tés, semillas, aceites naturales o enalteciendo el sabor de algunos alimentos como lácteos, gelatinas, carnes, dulces y refrescantes del aliento.

Beneficios de tomar té de anís en el embarazo

El consumo del té de anís en el embarazo no es malo, siempre y cuando se tome con precaución y no se exceda de la dosis recomendada. Si se hace un buen uso, se pueden aprovechar sus propiedades medicinales en esta etapa, entre las que destacan:

  • Ayuda a tratar malestares gastrointestinales: el anís destaca por sus propiedades antiespasmódicas, carminativas y analgésicas, por lo que es de gran ayuda para sanar el sistema gastrointestinal. Estas semillas reducen los efectos de la fermentación de los alimentos en el intestino, disminuyendo la producción de gases,. Además ayuda a mejorar las digestiones y a disminuir la inflamación pélvica.
  • Reduce los niveles de azúcar en sangre.
  • Ayuda a atacar afecciones respiratorias como tos, gripe, resfriado y flemas.
  • Es relajante muscular: una infusión de este té puede ayudar en los casos de espasmos musculares.
  • Tiene propiedades antimicrobianas, antifúngicas y antivirales: ayuda a prevenir y tratar infecciones.

Qué pasa si tomo té de anís en el embarazo

El consumo de dosis pequeñas de té de anís en el embarazo no supone un riesgo pues se consideran seguras. El problema radica cuando las infusiones de anís son muy concentradas y se consumen frecuentemente en esta etapa. En estos casos, pueden resultar peligrosas para el embarazo. De igual forma, no se recomienda el uso de aceites esenciales de anís y otros productos concentrados durante la gestación.

Esto es así, pues el anís es una de las hierbas que estimulan las contracciones uterinas, por lo que puede provocar abortos en las primeras semanas de embarazo, además de complicaciones como partos prematuros que pueden poner en riesgo la vida del bebé. Por ello, las madres con embarazos de alto riesgo no deben consumir infusiones de anís.

Además, hay que evitar tomar anís estrellado chino en el embarazo, pues, en ocasiones, puede tener trazos de anís estrellado japonés, el cuál es tóxico y no es seguro tomarlo durante el embarazo.

¿Puedo tomar té de anís en el embarazo? - Qué pasa si tomo té de anís en el embarazo

Cómo tomar té de anís en el embarazo

La importancia de consumir té de anís en el embarazo radica en la cantidad y frecuencia con la que se consume el anís durante el embarazo. Es aconsejable consumir una taza de esta infusión de forma esporádica, especialmente cuando se presente un malestar gastrointestinal.

A continuación, te mostramos cómo tomar el té de anís en el embarazo:

  • Anís verde: tomar una bolsita de filtro o media cucharadita de semillas en una taza de agua, resulta seguro.
  • Anís estrellado: hay que comprobar donde proviene y utilizar solo una estrella de anís (aprox. 1 g) o una bolsita filtro. Ponlo en una taza y media de agua hirviendo, tapa, deja reposar cinco minutos y fíltralo.

Como hemos visto, es seguro tomar anís en el embarazo en pequeñas cantidades. El peligro reside en consumir altas dosis, debido a su capacidad de provocar contracciones uterinas. Esto no significa que no puedas consumir una infusión de anís a la semana. Por lo general, se necesitan altas concentraciones para aumentar este riesgo.

Ante todo, lo adecuado es ser precavidas con el consumo de cualquier infusión durante el embarazo, pues, aunque provienen de la naturaleza, algunas pueden ser bastante dañinas en esta etapa. Descubre si se pueden tomar infusiones en el embarazo en este artículo y, ante cualquier duda, pídele a tu médico o matrona qué dosis recomienda tomar durante la gestación.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Puedo tomar té de anís en el embarazo?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Consejos para embarazadas.

Bibliografía
  • American Pregnancy Association. (2021) Hierbas y embarazo. Recuperado de: https://americanpregnancy.org/es/healthy-pregnancy/is-it-safe/herbs-and-pregnancy-1003/
  • Macias, B. (2009). Consumo de plantas medicinales por mujeres embarazadas. Cuba. Revista Médica Institucional Mex Seguro Social. 2009; 47 (3): 331-334. Recuperado de: https://www.medigraphic.com/pdfs/imss/im-2009/im093q.pdf
Escribir comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 2
¿Puedo tomar té de anís en el embarazo?