Compartir

Estoy embarazada y me siento inflamada, ¿es normal?

 
Por Eva Martínez Fierro. 24 enero 2020
Estoy embarazada y me siento inflamada, ¿es normal?

El embarazo provoca una infinidad de cambios en el cuerpo de la mujer, tanto interna como externamente. Las hormonas son las responsables de estos cambios y, en ocasiones, pueden hacer que nos sintamos muy incómodas. Uno de ellos es la inflamación, que se hace evidente desde las primeras semanas de embarazo, para muchas mujeres, y que puede prolongarse o acentuarse a final del mismo.

Por eso, en este artículo de paraBebés vamos a ver por qué te sientes inflamada si estás embarazada, qué puedes tomar durante el embarazo si te sientes inflamada y cómo mantener una vida activa durante toda la gestación.

Por qué me siento inflamada y estoy embarazada

¿Es normal tener el vientre hinchado los primeros días de embarazo? Desde el momento en el que el óvulo de la mujer es fecundado, los niveles de la hormona progesterona aumentan rápidamente. Actúa como un relajante muscular, manteniendo el útero relajado para evitar un parto prematuro. Pero no solo afecta a esa zona, sino que todo el cuerpo se verá afectado por ella y las digestiones se harán más lentas, propiciando una mayor acumulación de gases en el intestino con su consiguiente inflamación.

Por ello, es habitual que sientas que tienes barriga entre las 5 semanas y las 10 semanas de gestación y que luego “desaparezca” hasta que empiece a salir la típica barriga de embarazo. Así que si tienes la tripa muy hinchada las primeras semanas embarazo, ya sabes el porqué.

A partir de la semana 10, es la placenta la que produce la progesterona y por eso es probable que te sientas menos hinchada. Pero cada cuerpo experimentará unos síntomas diferentes ya que cada mujer y cada embarazo es un mundo.

Por lo tanto, es normal sentirte inflamada durante el embarazo, y habrá meses en los que te sientas mejor y meses en los que la inflamación será más evidente. Al final del embarazo, puedes sentir inflamadas otras partes de tu cuerpo como las manos, las piernas y los pies, inflados debido a la circulación sanguínea y a la acumulación de líquidos.

Qué puedo tomar si me siento inflamada y estoy embarazada

Durante el embarazo no es aconsejable tomar medicamentos a no ser que sean absolutamente necesarios y siempre bajo prescripción médica.

Por lo tanto, lo que más nos va a ayudar a prevenir el hinchazón y reducir la inflamación, a llevar un embarazo sano y a sentirte mucho mejor son los hábitos de vida saludables. ¡Apunta estas recomendaciones!

  1. Alimentación: debes evitar las comidas procesadas e industriales como la bollería, alimentos azucarados, un exceso de carbohidratos y un exceso de fibra. Debes seguir una dieta sana y variada, teniendo en cuenta que tu cuerpo requerirá más calorías que antes del embarazo.
  2. Varias comidas: es mejor que realices varias comidas pequeñas al día que hacer pocas y muy copiosas o abundantes. Así controlarás tu apetito y tu digestión no será tan pesada.
  3. Líquidos: bebe abundante líquido (agua a ser posible). Esto hará que te mantengas hidratada y controlará la retención de líquidos. Evita las bebidas gaseosas ya que aumentarán tu sensación de inflamación.
  4. Menos tiempo sentada: intenta no pasar largos tiempos sentada. En caso de que no puedas evitarlo, levántate cada cierto tiempo y da un paseo. También puedes ejercitar las piernas mientras estás sentada.
  5. Pies en alto: trata de poner los pies más altos cuando estés sentada o tumbada para favorecer la circulación y evitar que se inflamen.
  6. Masajes: los masajes mejorarán la circulación sanguínea, te aportarán una sensación de bienestar y reducirán la inflamación de piernas, pies, brazos…
  7. Evita el tabaco: además de ser muy nocivo para la salud y crear graves problemas y afectar al feto en desarrollo, aumentará la acidez de tu estómago. Conoce también las consecuencias del tabaco en la lactancia.
  8. Ejercicio: mantenerse activa durante la gestación, controlará la ganancia de peso, te hará sentirte más ligera y te ayudará a llegar en mejores condiciones al parto. A continuación, vamos a ver unos consejos para mantenerte activa durante el embarazo.

Vida activa para prevenir la inflamación durante el embarazo

Mantener una actividad física durante el embarazo (y durante toda la vida), es muy beneficioso para el organismo. De esta forma, evitarás coger demasiados kilos durante los 9 meses, descansarás mejor, te sentirás más activa y estarás en buena forma cuando llegue el momento del parto.

El nivel de actividad física que puedes realizar, dependerá, en gran medida, de los hábitos que tuvieras antes del embarazo y de tus condiciones físicas siempre y cuando el o la especialista que lleve tu embarazo lo apruebe. No debes realizar ningún tipo de ejercicio o esfuerzo físico sin antes consultarlo, ya que podrías poner en peligro el embarazo.

En caso de que tu embarazo no tenga riesgo y tú te sientas bien, puedes empezar caminando una o dos horas todos los días o practicar algún deporte suave como la natación o el yoga. En caso de que previamente practicaras algún deporte, debes consultar si puedes seguir realizándolo y qué modificaciones puedes hacer en tus ejercicios.

En el siguiente artículo encontrarás más consejos para evitar los pies hinchados en el embarazo.

Si deseas leer más artículos parecidos a Estoy embarazada y me siento inflamada, ¿es normal?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud en el embarazo.

Bibliografía
  • Barrientos Naz, C. (2014). Actividad física en el embarazo. Recuperado de: https://www.rafaelbarrientosnaz.com/consejos-dr-barrientos/actividad-fisica-en-el-embarazo/
  • Hospital Universitario 12 de octubre. (2010). Información y recomendaciones para embarazadas.

Escribir comentario sobre Estoy embarazada y me siento inflamada, ¿es normal?

¿Qué te ha parecido el artículo?

Estoy embarazada y me siento inflamada, ¿es normal?
Estoy embarazada y me siento inflamada, ¿es normal?

Volver arriba