Salud en el embarazo

¿Se puede comer dulce de leche en el embarazo?

 
Leidy Mora
Por Leidy Mora. 14 marzo 2024
¿Se puede comer dulce de leche en el embarazo?

No cabe duda que comer postres es una de las debilidades de muchas embarazadas. Estas ganas de dulce aparecen como consecuencia de los conocidos antojos, o por la necesidad del organismo de subir los niveles de glucosa en sangre, que pueden alterarse producto de los cambios fisiológicos en esta etapa. Por ello, no es raro que te apetezca comer dulce de leche o algún postre que lo contenga. Este aperitivo hecho a base de leche, azúcar y vainilla, tiene una textura cremosa y un sabor inigualable, lo que lo convierte en uno de los principales antojos durante el embarazo.

Sin embargo, a pesar de que puedes disfrutar del dulce de leche si estas embarazada, no debes abusar de su consumo. Esto podría aumentar el riesgo de padecer diabetes gestacional y otras enfermedades que afecten el bienestar durante la gestación. En este artículo de paraBebés te explicaremos si se puede comer dulce de leche en el embarazo, los riesgos de su consumo, y como comer este rico manjar de manera segura. ¡Sigue leyendo!

También te puede interesar: ¿Se puede comer regaliz en el embarazo?
Índice
  1. ¿Puedo comer dulce de leche en el embarazo?
  2. Riesgos de comer dulce de leche en el embarazo
  3. Qué pasa si he comido dulce de leche y estoy embarazada
  4. Cómo comer dulce de leche en el embarazo

¿Puedo comer dulce de leche en el embarazo?

Sí, puedes comer dulce de leche durante el embarazo, siempre y cuando lo consumas con moderación y de forma esporádica. Esto por la cantidad de azúcares, grasas y carbohidratos que contiene. El dulce de leche es una preparación láctea que se obtiene de la cocción de la leche y el azúcar, o a partir de la leche condensada azucarada. Se puede disfrutar solo o como acompañante de postres como pasteles, galletas y helados.

En cualquier caso, el embarazo es una etapa donde debemos cuidar la cantidad de azúcares y calorías que consumimos. Por ello, aunque el dulce de leche no está del todo prohibido, es importante dejar a un lado los excesos de este tipo de preparaciones y escoger opciones más saludables, como yogur o frutas para prevenir complicaciones en esta etapa. Debes tener en cuenta que por cada 100 gramos de dulce de leche se consumen 315 calorías.

¿Se puede comer dulce de leche en el embarazo? - ¿Puedo comer dulce de leche en el embarazo?

Riesgos de comer dulce de leche en el embarazo

Consumir con frecuencia dulce de leche durante el embarazo aumenta el riesgo de desarrollar algunas patologías que pueden comprometer la salud de la madre y el bebé, entre estas:

Diabetes gestacional

Esta es una condición que se desarrolla por primera vez durante el embarazo, alrededor de la semana 20 de gestación, y se caracteriza por niveles altos de glucosa en sangre. Suele ser resultado de una serie de factores, como edad materna y predisposición genética, no obstante, llevar una dieta rica en azúcares puede ser un detonante para su aparición.

De no tratarse, la diabetes gestacional puede causar complicaciones graves en esta etapa como muerte fetal, nacimiento prematuro, bebés con sobrepeso al nacer, y complicaciones neonatales como hipoglucemia y dificultad respiratoria grave.

Hipertensión arterial

Una dieta rica en grasas, en azúcares y alta en sodio incrementa las probabilidades de desarrollar la preeclampsia. Esta es una afección caracterizada por hipertensión arterial acompañada de proteínas en la orina. En ocasiones, puede ser bastante grave y, en casos excepcionales, incluso mortal.

Diabetes gestacional y problemas cognitivos

El dulce de leche, así como la mayoría de los postres, son altos en calorías, por lo que abusar de su consumo puede llevar a un exceso de peso durante el embarazo. En este sentido, el sobrepeso y la obesidad pueden desencadenar complicaciones como hipertensión arterial, diabetes gestacional, además de aumentar la probabilidad de partos prematuros y partos por cesárea.

En algunos casos, la obesidad también se ha asociado con problemas cognitivos durante la infancia con el consumo de azúcares a lo largo del embarazo.

Qué pasa si he comido dulce de leche y estoy embarazada

Comer dulce de leche por si solo y de manera ocasional, no representa un peligro para la gestación siempre que no esté prohibido por el especialista. Por eso, si llevas una dieta balanceada y actividad física de manera frecuente, darte el gusto al comerte un poco de dulce de leche no será un problema. Al contrario, puedes aprovechar los beneficios de este manjar, como un aporte extra de calcio y vitaminas A, B, C, E y K. Además, de el extra de energía que se puede obtener luego de su consumo.

Ahora bien, si comes con frecuencia dulce de leche, chuches y otros postres azucarados y además llevas una dieta rica en grasas y alimentos procesados, existe la probabilidad de que desarrolles cualquiera de las condiciones antes mencionadas. Si este es el caso, es importante que lo comuniques al especialista y hagas algunos cambios en tu estilo de vida.

Ante todo, elige una dieta saludable basada en el consumo de frutas, verduras y proteínas y practica ejercicio con regularidad. También puede interesarte el artículo ¿Puedo comer chuches en el embarazo?

Cómo comer dulce de leche en el embarazo

Existen en el mercado versiones saludables de dulce de leche, hechas con leche de vaca, oveja o cabra y bajas en grasas, azúcares y sin aditivos. Puedes elegir una de estas opciones o hacerlo tú misma en casa con ingredientes de calidad. Entonces, si prefieres preparar un dulce casero, toma nota de la receta:

Ingredientes:

  • 1 litro de leche descremada.
  • 2 cucharadas de gelatina sin sabor.
  • 1 cucharada de esencia de vainilla.
  • Media cucharadita de bicarbonato de sodio.
  • Edulcorante al gusto.

Preparación

Para preparar dulce de leche en el embarazo sigue los siguientes pasos:

  1. Vierte la leche descremada en una cacerola a fuego bajo, agrega la vainilla y el endulzante. Cocina por 40 minutos mientras remueves constantemente.
  2. Retira la leche del fuego y agrega la gelatina sin sabor, la cual deberá disolverse en un poco de leche previamente. Mezcla muy bien y añade el bicarbonato. Sigue mezclando hasta que enfrié. Añade esta preparación en un recipiente hermético y guárdalo en un lugar fresco o en la nevera.
  3. Puedes disfrutar de 2 o 3 cucharadas a la semana de dulce de leche. Una buena alternativa es agregarlo a tu fruta preferida para hacer más nutritiva tu merienda.

Ante todo, sigue las recomendaciones del especialista en cuanto a los alimentos permitidos y prohibidos durante la gestación, así como en la cantidad y frecuencia con la que puedes endulzarte con este tipo de productos.

¿Se puede comer dulce de leche en el embarazo? - Cómo comer dulce de leche en el embarazo

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Se puede comer dulce de leche en el embarazo?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud en el embarazo.

Bibliografía
  • American Pregnancy Association (s.f) La Diabetes Gestacional. Consultado el día 10 de marzo de 2024. https://americanpregnancy.org/es/healthy-pregnancy/pregnancy-complications/gestational-diabetes
  • Casas, R., Castro, S., Estruch, R. (2020). Impact of Sugary Food Consumption on Pregnancy: A Review. Nutrients; 12(11): 3574. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC7700555/
  • Goran, M., Plows, J., Ventura, E. (2019) Effects of consuming sugars and alternative sweeteners during pregnancy on maternal and child health: evidence for a secondhand sugar effect. Proceedings of the Nutrition Society; 78(3): 262–271. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC7441786/#:~:text=We%20found%20evidence%20that%20sugar,diabetes%2C%20preeclampsia%20and%20preterm%20birth.
Escribir comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 3
¿Se puede comer dulce de leche en el embarazo?