Compartir

Juegos para aprender los colores para niños de 2 a 3 años

 
Por Eva Martínez Fierro. 30 octubre 2020
Juegos para aprender los colores para niños de 2 a 3 años

Los niños y niñas comienzan a identificar los colores alrededor de los 18 meses de edad, asociando el nombre a cada color. Es un proceso bastante complejo para ellos, ya que hay una amplia gama de colores en la que algunos de ellos son muy similares.

la forma de aprender el nombre de cada color y la asociación del mismo, es algo que se puede trabajar en cualquier momento del día a través del lenguaje oral, simplemente diciendo el nombre del color de las cosas que está utilizando el bebé o la persona encargada de él. Este aprendizaje lo podemos reforzar con ciertas actividades lúdicas y, por ello, en este artículo de paraBebés vamos a ver 20 juegos para aprender los colores para niños de 2 a 3 años. Si quieres saber cómo trabajar los colores con niños de 2 a 3 años, no te pierdas estas actividades.

También te puede interesar: Juegos para niños de 3 a 5 años

Depresores encajables

Empezamos con la lista de juegos para aprender los colores con los depresores encajables. Este juego atraerá la atención de los niños y niñas desde el primer momento. Solo necesitas forrar una caja con papel blanco, hacerla agujeros del tamaño de un depresor y pintar la parte exterior de cada agujero con un color diferente.

Por otro lado, pinta varios depresores de colores. Para empezar, puedes usar los colores básicos: rojo, amarillo, azul y verde. Los niños y niñas deberán introducir cada depresor en su agujero de color correspondiente.

Fichas plastificadas

Para trabajar los colores son estupendos los materiales imprimibles. Puedes hacerlos tú mismo con el ordenador o descargar materiales hechos por otras personas o empresas. Una vez impresos, solo tienes que plastificarlos y pegarles un trocito de velcro para que sean duraderos y las piezas móviles puedan pegarse y despegarse para que los niños y niñas repitan el juego una y otra vez.

Para trabajar los colores, puedes hacer tablas de color rojo, de color verde, de color amarillo, de color azul... y hacer tarjetas, por otro lado, con objetos reales que sean de un color determinado. Los niños y niñas deberán poner los objetos dentro de la tabla con su color correspondiente.

Ruleta de colores

Este es uno de los juegos para aprender los colores más sencillos. Coged una bolsa e id metiendo diferentes objetos de casa que no se puedan romper: un peine, un trapo, zapatillas, juguetes, prendas de ropa, pinzas...

Por otro lado, coge cartulinas variadas y ponlas en el suelo formando un círculo grande. Después, los niños y niñas deberán ir sacando los objetos de la bolsa, uno a uno, y tendrán que colocarlos en la cartulina del color correspondiente.

Cada fruta en su color

Algo parecido al juego anterior, pero esta vez lo vamos a hacer con frutas, ya que cuentan con una amplia gama de colores. Para ello, previamente los niños y niñas deben colorear un folio de cada color para, después, buscar las frutas y verduras que se correspondan con él.

Podemos ampliar la actividad haciendo preguntas y observando un poco más los alimentos: ¿por dentro tienen el mismo color?, ¿cuándo maduran?, ¿su color cambia?, ¿cuántas frutas conoces del mismo color?...

Busca y encuentra

Para este juego no se necesita ningún material en especial, tan solo concentración y observación. Una persona dirá un color y, el resto, tendrá un minuto para llevar todas las cosas de la casa que encuentre y que sean de dicho color.Puedes hacer un dado de colores de papel para que el juego sea más divertido. Solo deberéis lanzarlo y buscar los objetos del color que salga en el dado.

Días de colores

Otra forma de trabajar los colores con niños y niñas es haciendo un día de los colores. Podemos hacerlo los fines de semana o en vacaciones para hacer la actividad más completa.

Consiste en seleccionar un color y vestirse con prendas semejantes a él, comer alimentos de dicho color, buscar cosas en la calle que sean de ese color, etc... esto les permitirá identificar cada color en particular en diferentes situaciones y objetos.

Juegos para aprender los colores para niños de 2 a 3 años - Días de colores

Veo veo

Este juego clásico se puede usar para trabajar muchos conceptos, entre ellos, los colores. La ventaja del veo-veo es que no necesitas usar ningún material ni juguete, únicamente debes usar tu vista.

La mecánica y el diálogo del juego es la siguiente:

  • Veo-veo
  • ¿Qué ves?
  • Una cosita
  • ¿Qué cosita es?
  • Una cosita de color...

A partir de ese momento, la persona 2 debe ir diciendo cosas del color mencionado y que estén a la vista hasta acertar.

Construcciones de colores

Este juego para trabajar los colores se puede realizar con los bloques de construcción típicos que suelen tener en casa los niños y niñas. Tiene varias posibilidades:

  • Construir cosas solo con piezas de un color.
  • Hacer construcciones con series de colores.
  • Dibujar la silueta de una construcción en cartulinas de colores y construir con las piezas encima.
Juegos para aprender los colores para niños de 2 a 3 años - Construcciones de colores

Tubos y pompones

Otro de los juegos para aprender los colores consiste en emparejar objetos según su color. Si quieres reciclar y hacer una actividad fácil y rápida, recopila rollos del papel higiénico o de papel de cocina y pinta cada uno de un color. Por otro lado, haz varios montones de con pompones de colores para que los niños y niñas los metan por sus tubos correspondientes. Aquí encontrarás otras manualidades de reciclaje para niños.

Gomets

Los gomets o pegatinas de diversas formas son uno de los recursos más utilizados en la etapa de educación infantil. Además de ayudar a aprender los colores, al pegarlos y despegarlos trabajan su motricidad fina y su coordinación óculo manual. Aquí encontrarás otros juegos de psicomotricidad infantil. Podemos usar los gomets de múltiples formas:

  • Para pegar cada uno en una cartulina del color que corresponda.
  • Para ponerlos sobre objetos de su mismo color.
  • Para completar dibujos con el color que corresponda.
  • Para hacer collages.

Coloreando

A los niños y niñas suele gustarles mucho pintar y colorear dibujos. Podemos aprovechar su interés en ello para trabajar los colores eligiendo dibujos en blanco que puedan completar con sus pinturas de madera, pintura de dedos, ceras, rotuladores... Es uno de los juegos de interior para niños que más suele gustar.

Juegos para aprender los colores para niños de 2 a 3 años - Coloreando

Memory de colores

Realizar un juego de memory es muy sencillo. Imprime tarjetas de colores (dos de cada) y plastifícalas. Después, solo debes colocarlas extendidas boca abajo e ir descubriéndolas de dos en dos. Si el color coincide, retíralas. Si no, vuelve a darles la vuelta hasta encontrar una pareja.

Para comenzar y que sea más sencillo, puedes probar primero con dos colores e ir ampliando las cartas a medida que su memoria, atención y conocimiento de colores se va ampliando y afianzando. Es uno de los juegos para niños de 2 a 3 años para jugar en casa.

Twistter

El twist es otro de los juegos clásicos perfectos para trabajar y para aprender los colores. Puedes comprarlo o fabricarlo tú misma, solo tienes que recortar círculos de colores y pegarlos sobre papel continuo blanco.

Después, la mecánica es sencilla: tendrás que ir colocando las manos y los pies en los colores que elija la otra persona ¡pondréis a trabajar vuestra elasticidad y equilibrio! Un juego fantástico para jugar en familia.

Los pétalos de la flor

Este juego para aprender los colores parte de una manualidad que puedes hacer junto con los niños y niñas. Los pasos a seguir son los siguientes:

  1. Corta un círculo de cartón y píntalo de color blanco.
  2. Haz pétalos de diferentes colores.
  3. Pega velcro adhesivo a cada pétalo y al centro. ¡Listo!

Puedes hacer flores de un solo color, flores de dos colores o flores multicolor. De cualquier modo, es un juego para niños de 2 a 3 años muy útil para enseñar los colores.

El arco iris

¿Hay algo más colorido que un arco iris? Los colores básicos que lo forman pueden aprenderlos los niños y niñas y, además, pueden decorar su habitación con él. En este caso, vamos a utilizar láminas de goma eva para construirlo.

Solo debéis dibujarlo e ir completando cada arco de color con una plancha de goma eva. Si lo pegas sobre un cartón, te quedará un cuadro precioso. Esta actividad creativa y divertida es ideal para que los niños y niñas se familiaricen con los colores y se puede hacer en casa y en el aula.

Ordenar rotuladores y tapaderas

Los rotuladores o témperas sólidas que tienen las tapaderas del mismo color que la propia pintura, pueden servirnos como un recurso ideal para trabajar los colores con niños de 2 a 3 años. Además de pintar con ellos, podemos separar las tapas de los rotuladores para que los niños y niñas coloquen cada una en su lugar. De esta forma, también trabajaremos el orden, la concentración, la motricidad...

Cuentos

Los cuentos son uno de los mejores recursos para trabajar el desarrollo integral de los niños y niñas. A través de ellos se trabajan múltiples conceptos y valores y, muchos de ellos, están destinados a trabajar los colores en concreto.

Leerles cuentos, dejarlos a su alcance y hacer actividades de continuación, van a hacer que los más pequeños aprendan los colores de una forma fácil y lúdica. En este artículo encontrarás cuentos para niños.

Collage

Otra actividad creativa y divertida para aprender los colores es un collage. Coge propaganda del buzón y corta con los niños y niñas trozos donde predominen diferentes colores. Después, haz la silueta de un dibujo o imprime uno de internet y complétalo con los colores. Usa pegamento de barra para pegar cada trozo de papel.

Lo mejor es usar dibujos simples al principio, donde solo intervengan uno o dos colores y, poco a poco, ir ampliándolos.

Plastilina

La plastilina, por lo general, es un material que entretiene mucho a los niños y niñas y es uno de los mejores juegos para aprender los colores. Con ella dan rienda suelta a su creatividad y manipulación y, como hemos visto a lo largo de todas las actividades expuestas, nos sirve para trabajar los colores.

Puedes pedir a tus hijos e hijas que moldeen alguna figura del color que se corresponda con la plastilina, que inventen algo nuevo o que mezclen dos colores para ver qué nuevo color sale. ¡Seguro que les encanta!

Los tesoros de la naturaleza

Entre las mejores actividades para niños de 2 a 3 años para aprender los colores está la identificación de colores de la naturaleza. En los juegos infantiles no podemos olvidarnos de la importancia que tiene en ellos el contacto con la naturaleza. Podemos programar una salida a un entorno natural cercano para ir a ver los colores que se encuentran en él y podemos recoger algunos de ellos para hacer un mural de colores en casa: hojas, palos, césped, flores, piedras...

Si deseas leer más artículos parecidos a Juegos para aprender los colores para niños de 2 a 3 años, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Actividades infantiles.

Bibliografía
  • Melús Matarredona, A. (22 de julio de 2020). Autonomía personal y verano. Recuperado de: http://atenciontempranayestimulacion.com/category/estimulacion-por-etapas/2-3-anos/

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Juegos para aprender los colores para niños de 2 a 3 años
1 de 4
Juegos para aprender los colores para niños de 2 a 3 años

Volver arriba