menu
Compartir

Hematoma retrocorial en el embarazo: qué es, causas, síntomas y cómo eliminarlo

 
Por Yurisbeth Zanotty. 17 septiembre 2021
Hematoma retrocorial en el embarazo: qué es, causas, síntomas y cómo eliminarlo

La presencia de un hematoma en el embarazo es motivo de preocupación. Dependiendo del lugar donde esté ubicado y las semanas que aparece, será más o menos riesgoso. Existen varios tipos siendo el retrocorial y el subcoriónico los más importantes porque ocasionan sangrados frecuentes durante el primer trimestre.

La forma más eficiente de saber que se ha formado un hematoma es por medio de una ecografía. Este examen permite determinar las condiciones del saco gestacional, la actividad cardíaca de los embriones y problemas en etapas tempranas de la gestación. En el siguiente artículo de paraBebés, te hablaremos acerca de hematoma retrocorial en el embarazo: qué es, causas, síntomas y cómo eliminarlo.

Qué es un hematoma retrocorial

El hematoma es una acumulación de sangre en alguna zona del cuerpo. Si se forma en el embarazo puede ser preocupante porque las mujeres llegan a pensar que perderán a su bebé, pero no todos los casos son delicados ni para alarmarse.

El hematoma retrocorial se ubica por detrás de la placenta, de allí que se conozca también como retro-placentario, y ocurre cuando se acumula sangre entre la placenta y la capa más interna del útero. Es importante saber que mientras más cerca del útero se acumule la sangre, mayor es el riesgo, principalmente cuando el hematoma separa la pared uterina de la placenta y se produce un desprendimiento que evita el aporte de oxígeno y nutrientes al feto.

Otro aspecto importante a tener cuenta sobre el hematoma retrocorial es que su gravedad dependerá del momento del el embarazo en que aparezca. Las complicaciones más graves surgen cuando aparece en el primer trimestre.

Causas del hematoma retrocorial en el embarazo

El hematoma retrocorial aparece debido a un sangrado intenso que se origina debido a la rotura de uno de los vasos sanguíneos que conforman la placenta y las estructuras amnióticas. Este rompimiento ocasiona una pérdida de sangre, que se va acumulando en zonas específicas de la placenta, y puede interferir con el desarrollo del embarazo, y causar complicaciones.

Cuando se sospecha que se trata de un hematoma retroplacentario, la prueba que se utiliza para confirmarlo es la ecografía, en la cual se podrá visualizar una línea bien delimitada. Esta indica si existe un hematoma ubicado en la parte posterior de la placenta.

Cuando el hematoma no se reabsorbe puede traer consecuencias desfavorables para el embarazo, como por ejemplo, desprendimiento del saco gestacional, falla en el aporte de nutrientes y oxígeno al feto y, por último, aborto o pérdida del embarazo.

Síntomas del hematoma retrocorial en el embarazo

Cuando los hematomas no producen sangrado, lo más probable es que tampoco desarrollen síntomas. Por lo general, son diagnosticados en los controles de rutina, especialmente al realizar la ecografía.

En ocasiones, si se presentan, los síntomas del hematoma retrocorial en el embarazo son:

  • Pérdida de sangre por vía vaginal.
  • Dolor en la pelvis.
  • Mareos.
  • Cansancio o debilidad.
  • Palidez.

Consecuencias de un hematoma retrocorial en el embarazo

¿Cómo afecta un hematoma en el embarazo? Los síntomas serán más o menos graves dependiendo del tipo de hematoma que presente la embarazada, así como del tamaño y la ubicación del mismo.

Los hematomas retrocoriales pueden desencadenar en un parto prematuro o un aborto, porque se encuentran ubicados entre la placenta y el endometrio (la capa que envuelve el interior del útero). Esto provoca el sangrado y dificultades para mantener el embarazo en condiciones favorables, tanto para la madre como para el feto.

Cómo eliminar el hematoma retrocorial en el embarazo

Cuando las mujeres experimentan sangrado en las primeras etapas del embarazo, lo más recomendable es acudir a una consulta ginecológica para conocer el origen y asegurarse que todo el proceso marcha bien.

En caso de confirmar que existe un hematoma, el siguiente paso es establecer en qué lugar se encuentra ubicado con respecto a la cavidad uterina y cuál es su tamaño. Estos datos son vitales, para determinar si la evolución del embarazo será favorable o no.

Como dato importante se conoce que cuando los hematomas son de tamaño pequeño, tiene una evolución más favorable, porque pueden reabsorberse solos sin necesidad de medicamentos u otras medidas. Por el contrario, los más grandes, son propensos a causar complicaciones, porque comúnmente están mal ubicados y ponen en riesgo el embarazo.

Sin embargo, existen algunas medidas útiles que ayudarán a eliminar un hematoma retrocorial en el embarazo. Veamos cuáles son:

  • Hacer reposo absoluto en cama. Descubre cuál es la mejor postura para dormir embarazada y descansar bien.
  • Evitar las situaciones estresantes.
  • Evitar agacharse y cargar objetos pesados.
  • Evitar realizar ejercicios físicos.
  • No mantener relaciones sexuales, porque podría ocasionar complicaciones.
  • Beber mucha agua para mantenerse hidratada.
  • Evitar el estreñimiento para evitar la presión intraabdominal, para lo cual es importante aumentar el consumo de fibra.
  • Algunos ginecólogos recomiendan el uso de óvulos con progesterona vía vaginal porque pueden ser útiles para disminuir las leves contracciones que se producen en el útero.

Pronóstico de un hematoma retrocorial en el embarazo

Los hematomas en el embarazo producen mucho estrés, pero no todos se comportan igual. En cualquier caso, lo importante es mantener la calma. La mayoría son benignos y no van a ocasionar problemas en la gestación, pudiendo suceder lo siguiente:

  • Se reabsorban lentamente hasta desaparecer por sí solos, sobre todo cuando son pequeños.
  • Pueden permanecer a lo largo del embarazo, sin causar complicaciones ni síntomas y llegar a feliz término.

Los hematomas con peor pronóstico son los retrocoriales, que sean muy grandes y estén mal ubicados.

Si deseas leer más artículos parecidos a Hematoma retrocorial en el embarazo: qué es, causas, síntomas y cómo eliminarlo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud en el embarazo.

Bibliografía
  • GUIAS DE MANEJO DE LAS COMPLICACIONES EN EL EMBARAZO. (2015). Programa Nacional de Salud Sexual y Reproductiva Programa Materno Infantil. MINSA – CSS.
  • Xiang L, Wei Z, Cao Y (2014) Symptoms of an Intrauterine Hematoma Associated with Pregnancy Complications: A Systematic Review. PLoS ONE 9(11):e111676. doi:10.1371/journal.pone.0111676

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Hematoma retrocorial en el embarazo: qué es, causas, síntomas y cómo eliminarlo
Hematoma retrocorial en el embarazo: qué es, causas, síntomas y cómo eliminarlo

Volver arriba