Salud del bebé

Granitos en el cuerpo de mi bebé: tipos y tratamiento

 
Leidy Mora
Por Leidy Mora. 14 diciembre 2021
Granitos en el cuerpo de mi bebé: tipos y tratamiento

Las afecciones dermatológicas suelen ser habituales en los bebés, debido a las características sensibles de su piel y a la inmadurez de su sistema inmunitario. Los granitos en el cuerpo del bebé son el resultado de diferentes alteraciones en la piel, que por lo general son benignas.

Las causas de aparición de granitos son variadas. Algunas se generan espontáneamente por la adaptación de la piel al nuevo ambiente. Otras en cambio responden a infecciones por bacterias, hongos y virus, pudiendo llegar a ser muy graves. En el siguiente artículo de paraBebés, hablaremos de los granitos en el cuerpo de mi bebé: tipos y tratamiento. Describiremos las diferentes afecciones en la piel que provocan la salida de los granitos, qué origina estas alteraciones cutáneas y cómo tratarlas en función de la causa.

Índice
  1. Sudamina o sarpullido por calor
  2. Eritema toxico del bebé
  3. Acné neonatal y del lactante
  4. Milia
  5. Foliculitis superficial
  6. Urticaria
  7. Impétigo
  8. Herpes neonatal
  9. Infecciones víricas

Sudamina o sarpullido por calor

Si te preguntas por qué mi bebé tiene granitos en el cuerpo, una de las posibles causas es la sudamina, también llamada miliaria. La sudamina en bebés es una manifestación dermatológica, benigna y transitoria, que puede generarse en la piel del bebé bajo condiciones de calor y de humedad. Esto ocurre cuando se obstruyen las glándulas sudoríparas.

Al quedarse atrapado, el sudor no tener por donde salir, lo que produce la erupción de pequeños granitos no inflamatorios transparentes, rojos o blancos. Generalmente, aparte del sarpullido, la sudamina en bebés no produce otros síntomas, pues afecta solo la superficie de la piel. En ocasiones, puede presentarse un leve picor e irritación.

Generalmente, la sudamina se cura por si sola al cabo de unos días. Si la piel del bebé está irritada, el pediatra indicará una crema de calamina y antihistamínicos orales para aliviar el picor.

Eritema toxico del bebé

Si te quistiones por qué mi bebé tiene granitos en el cuerpo, estos pueden ser un síntoma de un eritema, una afección dermatológica benigna que afecta aproximadamente al 50% de los recién nacidos. Suele presentarse como una erupción inflamatoria en forma de múltiples y pequeñas pápulas o granitos rojos de 1 a 3 mm. El eritema tóxico del bebé puede afectar la cara, el tronco y las extremidades.

Por lo general, aparece entre las 24 y 72 horas de vida y tiende a durar unos 10 días aproximadamente. Esta afección no necesita un tratamiento específico, pues tiende a ser autolimitada. Sin embargo, es importante que el especialista evalué la erupción para diferenciarla de otras que si ameritan un tratamiento especifico.

Acné neonatal y del lactante

El acné neonatal y del lactante son similares, solo se diferencian en el momento de aparición. El neonatal aparece 2 a 3 días después del nacimiento y el del lactante suele aparecer dos meses después.

La aparición de este tipo granitos en el cuerpo de los bebés se da en 20% de los casos, en especial a los varones cuyos familiares hayan sufrido de acné grave a lo largo de su vida. Estos granitos de bebé son similares al acné de los adolescentes, es decir, rojos, en forma de pápulas inflamatorias o pústulas, y aparecen en las mejillas.

Esta alteración dermatológica en bebés suele resolverse por sí sola, sin embargo, el dermatólogo puede recetar cremas que contengan eritromicina o peróxido de benzoilo para reducir la inflamación y prevenir la multiplicación bacteriana. Si quieres más información sobre esta afección, puedes consultar el siguiente artículo sobre el acné del lactante: causas, duración y tratamiento.

Granitos en el cuerpo de mi bebé: tipos y tratamiento - Acné neonatal y del lactante

Milia

Como estamos viendo, los granitos en el cuerpo de un bebé tiene muchos posibles causas. Una de ella puede ser la milia, una erupción cutánea que se caracteriza por la presencia de pequeños granitos amarillentos en la frente, las mejillas y el mentón. En algunos casos, pueden aparecer en otras partes del cuerpo, como la zona intima.

La milia es causada por la obstrucción de los poros por queratina. En ocasiones, puede afectar la mucosa de la boca y puede conllevar la aparición de las llamadas perlas de Epstein en bebés, que puede tardar en desaparecer. Esta afección suele resolverse espontáneamente al cabo de 1 mes sin tratamiento.

Foliculitis superficial

La infección de los folículos pilosos causada por la bacteria Staphylococcus aureus, o por hongos, se manifiesta a través de granitos en bebés de color amarillento, con una área roja alrededor del folículo piloso que suele causar picor y dolor.

El tratamiento de las foliculitis superficiales se basa en utilizar de jabón de clorhexidina para las áreas afectadas. En caso de que la afección sea más intensa en áreas localizadas, el especialista seguramente recomiende el uso de cremas antibióticas como la mupirocina.

Urticaria

La urticaria es una reacción alérgica que aparece en forma de granitos en el cuerpo del bebé o en forma de bultos rojos pequeños y redondos. Estos suelen picar intensamente e irritar la piel del bebé, además de causar inquietud y malestar.

Esta afección dermatología suelen desencadenarla las alergias alimentarias, cremas tópicas o jabones, y alteraciones en el ambiente, como el frio o la humedad. En ocasiones, cuando el bebé tiene urticaria también puede presentar fiebre leve. En estos casos, el tratamiento recomendado son los antihistamínicos para disminuir el picor y la aparición de las lesiones.

Para prevenir este tipo de afecciones, te recomendamos consultar el siguiente artículo sobre los Tipos de alergias en bebés: síntomas y tratamiento.

Granitos en el cuerpo de mi bebé: tipos y tratamiento - Urticaria

Impétigo

Otra de las afecciones dermatológicas que causa granitos en el cuerpo de los bebés es el impétigo. Esta infección bacteriana es muy contagiosa y produce granos en forma de ampollas rojas, especialmente en la cara y manos y pies, que pueden distribuirse por todo el cuerpo. Las ampollas suelen romperse con facilidad, dejando costras de color miel.

Afortunadamente, estas lesiones pueden ser tratadas eficazmente con cremas antibióticas, sin embargo, de no tratarse a tiempo, el impétigo puede traer otras consecuencias graves como celulitis y cicatrices.

Herpes neonatal

El herpes neonatal es una infección de importancia en el bebé. Principalmente, se caracteriza por la presencia de una erupción dermatológica en forma de ampollas en la piel del cuero cabelludo y tronco. En estos casos, también pueden verse afectado los ojos y la mucosa de la boca.

Esta afección dermatológica es causada por el virus del herpes simplex en el periodo neonatal y aparece, especialmente, de 3 a 4 semanas después del parto. Como vemos, el herpes neonatal puede ser una de las causas de los granitos en el cuerpo del bebé y, generalmente, es transmitid por la madre durante el parto.

El tratamiento recomendado en estos casos son los fármacos retrovirales como el Aciclovir. De no ser tratado rápidamente, las complicaciones pueden ser mortales.

Infecciones víricas

Las infecciones víricas, como la varicela, el sarampión y la enfermedad mano-pié-boca, suelen caracterizarse por la presencia de granitos en el cuerpo del bebé. Estas infecciones son altamente contagiosas y suelen durar de 10 a 15 días.

Además, las infecciones víricas pueden venir acompañadas de fiebre y malestar. El tratamiento recomendado se basa en disminuir los molestos síntomas utilizando cremas analgésicas, compresas húmedas, lociones calmantes a base de calamina, antipiréticos y mucha hidratación.

En definitiva, como hemos visto, existen muchas manifestaciones cutáneas que pueden generar granitos en la piel del bebé, todas con diferentes causas y con distinta evolución y gravedad, pero que al observarse en la piel, suelen ser similares. De ahí la importancia de llevar al bebé al especialista en dermatología para su valoración y su correcto diagnóstico y tratamiento.

Granitos en el cuerpo de mi bebé: tipos y tratamiento - Infecciones víricas

Si deseas leer más artículos parecidos a Granitos en el cuerpo de mi bebé: tipos y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud del bebé.

Bibliografía
  • Mayo Clinic (2021). Impétigo. Recuperado de: https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/impetigo/symptoms-causes/syc-20352352
  • Miñana, V. (2012). Trastornos cutáneos más frecuentes del recién nacido y del lactante. Revista Pediátrica Integral; XVI(3): 195-208
  • Monteaguado, B (2010). Eritema tóxico neonatal. España. Revista Piel Volumen 25, Número 9 , noviembre de 2010 , páginas 507-510.
  • Rubes, C. (2010). Recién nacido: lesiones cutáneas benignas transitorias. Sociedad española de pediatría. Recuperado de:https://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/rn_benignastransitorias_0.pdf
Escribir comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 4
Granitos en el cuerpo de mi bebé: tipos y tratamiento