Consejos para embarazadas

¿Se pueden comer encurtidos en el embarazo?

 
Yurisbeth Zanotty
Por Yurisbeth Zanotty. 6 enero 2023
¿Se pueden comer encurtidos en el embarazo?

Es normal que durante el embarazo te preocupes por lo que puedes comer y lo que no. En esta etapa, puede que incluso cambies algunos de tus hábitos alimenticios con la intención de mantenerte saludable y proteger al bebé. Por lo tanto, la verdadera cuestión en estos casos es ¿qué puedo comer en el embarazo? Lo ideal es estar al tanto de los alimentos que no son recomendables y elegir los que sean buenos para tu organismo. En el caso de los encurtidos, lo cierto es que existen algunas limitaciones para que no sea dañino.

En el siguiente artículo de paraBebés daremos respuesta a la pregunta se pueden comer encurtidos en el embarazo y te explicaremos cuáles son las precauciones que debes tomar antes de comerlos.

También te puede interesar: ¿Es bueno comer pepinillos en el embarazo?

Índice

  1. ¿Es seguro comer encurtidos en el embarazo?
  2. Beneficios de comer encurtidos en el embarazo
  3. Cómo comer encurtidos en el embarazo

¿Es seguro comer encurtidos en el embarazo?

Es importante prestar especial atención a tu alimentación durante el embarazo para asegurar tu salud y el desarrollo del feto. Por ello, si deseas incluir en tu dieta el consumo de encurtidos, debes saber que existen algunas limitaciones al respecto para asegurarte de que no sea dañino.

Los encurtidos tienen muy poco valor nutricional, pero resultan adecuados para suplir ciertas necesidades. Los pepinillos son los encurtidos más recomendados porque contienen menos colesterol y son bajos en proteínas y grasas, además de ser una buena fuente de hierro y sodio, proporcionando un poco de calcio, fibra dietética y vitamina C, aunque cada pepinillo tiene sus propias características y varían en cuanto a las cantidades de sodio, grasa y calorías. Por ello, es importante revisar las instrucciones del producto, para obtener información nutricional.

Recomendaciones antes de comer encurtidos en el embarazo

Lo recomendable es no comer todos los días encurtidos, ya que, como todo lo que se hace en exceso, puede causar varios problemas de salud. Los encurtidos tienen pocos minerales y vitaminas, pero combinados con otras comidas pueden potenciar su contenido de probióticos. La precaución es evitar los que son demasiado picantes y una vez más recordar, que la moderación en el consumo es la clave.

Estos alimentos son beneficiosos no solo para las mujeres embarazadas, sino también para la salud de todos en general. No obstante, antes de consumirlos es importante tener en cuenta que para conservarlos son sometidos a un procedimiento que incluye vinagre e ingredientes como azúcar o especias, por lo que conviene lavarlos muy bien antes de comerlos para eliminar los excesos. Si quieres saber cómo hacerlo, en el siguiente artículo te explicamos Cómo lavar frutas y verduras en el embarazo.

¿Se pueden comer encurtidos en el embarazo? - ¿Es seguro comer encurtidos en el embarazo?

Beneficios de comer encurtidos en el embarazo

A continuación, te mostramos los principales beneficios de comer encurtidos en el embarazo:

  • Son ricos en ácido fólico, un tipo de vitamina B fundamental para el desarrollo del sistema nervioso del bebé.
  • Son ricos en proteínas y electrolitos como el sodio y el potasio.
  • Aportan vitamina K, E y ácidos grasos esenciales como el omega-3 y omega-6.
  • El vinagre es útil para disminuir las náuseas y la acidez estomacal típicas del embarazo.
  • Favorecen la digestión gracias a la acción de sus enzimas digestivas.
  • Previenen los gases, la inflamación estomacal e incluso el estreñimiento.
  • Fortalecen el sistema inmunológico por el aporte de vitamina C al cuerpo, que ayuda a mantener nuestras células fuertes y jóvenes.
  • Favorecen la saciedad y ayudan a controlar su peso.
  • Ayudan a reducir la absorción de grasas.
  • Ayudan a reducir los antojos de azúcar refinada.
  • Reducen las bacterias del cuerpo.
  • Protegen la vesícula biliar al mejorar la absorción de grasa.
  • Es perfecto para desintoxicar el cuerpo.
  • Pueden ayudar a reducir y controlar el colesterol, gracias al alto contenido de fibra.
  • Al estar compuestos de agua, son útiles para mantenerte hidratada, especialmente los encurtidos de pepinillos.
  • Tienen pocas calorías y son muy ricos en nutrientes.

Por todas estas razones, los encurtidos son un aperitivo adecuado para compartir con amigos o consumirlos cuando se presenten los típicos antojos del embarazo. De esta forma, cuidarás los detalles en tu alimentación.

¿Se pueden comer encurtidos en el embarazo? - Beneficios de comer encurtidos en el embarazo

Cómo comer encurtidos en el embarazo

En primer lugar, lo más importante es no consumir encurtidos en exceso en el embarazo, por muy ricos y refrescantes que sean. De igual modo, tampoco es bueno comerlos todos los días para evitar problemas de salud más adelante. En el caso de sufrir de problemas estomacales, lo mejor será evitarlos durante el período gestacional.

El consumo excesivo de sal durante el embarazo puede causar aumento de la presión arterial, lo que de forma secundaria conduce a sufrir ataques cardíacos y enfermedades cerebrovasculares. Esta es otra razón por la que debes evitar comerlos en exceso, ya que la mayoría de los encurtidos tienen un alto contenido de sal para realzar el sabor y ayudar a combatir las bacterias, lo que permite conservarlos por más tiempo al limitar el crecimiento de hongos, levaduras y bacterias no deseados.

A su vez, el contenido de grasa puede aumentar el riesgo de elevar los valores en sangre de colesterol. Los encurtidos muy picantes o con conservantes químicos aumentan los gases e inflamación durante el embarazo. Aquí encontrarás más información sobre los Gases en el embarazo: cuándo aparecen y cómo aliviarlos.

Precauciones que debes seguir si comes encurtidos en el embarazo

Todas estas advertencias sirven para resaltar la importancia de tomar precauciones a la hora de consumir encurtidos. Te las mostramos a continuación:

  • Aumenta el consumo de agua y líquidos saludables para equilibrar los niveles de sodio en el cuerpo.
  • Evita los encurtidos muy picantes: pueden ocasionar acidez y otros problemas digestivos.
  • Evita los encurtidos altos en sodio: producen presión arterial alta, lo que afectará negativamente el desarrollo fetal.
  • Elige encurtidos libres de azúcar para evitar subir de peso excesivamente.
  • Escoge la variedad orgánica de encurtidos que esté libre de conservantes químicos.
¿Se pueden comer encurtidos en el embarazo? - Cómo comer encurtidos en el embarazo

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Se pueden comer encurtidos en el embarazo?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Consejos para embarazadas.

Bibliografía
  • Fernández MI. Apps nutricionales para gestantes en atención primaria, aspectos clave para su uso. Nutrición clínica y dietética hospitalaria. 2016; 35(2):75-9

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 4
¿Se pueden comer encurtidos en el embarazo?