menu
Compartir

Cómo lavar frutas y verduras en el embarazo

 
Por Leidy Mora. 16 diciembre 2021
Cómo lavar frutas y verduras en el embarazo

El consumo de frutas y verduras es una necesidad durante la gestación, ya que estas aportan nutrientes claves para mantener el bienestar del embarazo y el correcto desarrollo del bebé. A pesar de sus beneficios, estos alimentos pueden contaminarse con microorganismos dañinos y causar un grave daño en la gestación.

El punto está en realizar un buen lavado que permita la eliminación de bacterias, parásitos y virus. Por eso, en este artículo de paraBebés, te diremos cómo lavar frutas y verduras en el embarazo, por qué es importante hacerlo, así como los riesgos a los que se ve expuesta la madre y el bebé si no se realiza un aseo adecuado de los alimentos que ingiere.

También te puede interesar: Beneficios de comer manzana en el embarazo

Por qué hay que lavar frutas y verduras en el embarazo

Es bien conocida la necesidad de lavar los alimentos concienzudamente para prevenir infecciones y otras enfermedades que puedan transmitirse por el consumo de frutas, verduras y vegetales contaminados con agentes dañinos. Esto es aún más importante durante el embarazo, pues las infecciones en esta etapa ponen en riesgo la salud de la madre y el buen desarrollo del bebé.

Muchas de ellas son prevenibles solo con realizar un buen aseo de las frutas y verduras antes de consumirlas. Los peligros que conlleva comer verdura en el embarazo sin lavar son los siguientes:

  • Toxoplasmosis: infección causada por el parasito Toxoplasma Gondii, presente en heces contaminadas de gatos. De no lavarse bien, se puede adquirir la infección a través del consumo de frutas y verduras contaminadas. Esta enfermedad en el embarazo puede causar graves consecuencias como abortos en el primer trimestre, malformaciones congénitas y partos prematuros. En este artículo encontrarás más información acerca de la toxoplasmosis en el embarazo.
  • Listeriosis: esta infección es causada por la bacteria Listeria Monocytogenes que se transmite a través de alimentos contaminados. No provoca síntomas graves en la madre, pero puede causar problemas neurológicos en el bebé o muerte fetal.
  • Otros microrganismos: la shigella y la salmonella son infecciones que se pueden adquirir al comer alimentos contaminados y que pueden ser perjudiciales para la salud de la madre y del feto.

Como vemos, es muy importante lavar las verduras y frutas en el embarazo para evitar estas enfermedades. Además, con esta práctica se eliminan pesticidas, insectos o tierra que pudiera encontrarse en su superficie que puede resultar dañina para la madre y el bebé.

Lavado de manos

Si te preguntas cómo lavar frutas y verduras en el embarazo, debes saber que es necesario cumplir una serie de puntos que permitan la correcta eliminación de microrganismos patógenos, pues es la única manera de tener la seguridad de que estén completamente limpias para su consumo.

Así pues uno de los consejos sobre cómo lavar verduras en el embarazo es, antes de manipular cualquier alimento, lavarse muy bien las manos con agua y jabón durante 20 segundos para eliminar cualquier microrganismo que se pueda haber adherido. De igual manera, tanto el área donde se van a lavar los alimentos como los utensilios a utilizar deben estar limpios y sin restos de alimentos.

Lávalas con agua limpia

¿Por qué lavar verdura en el embarazo? Es muy importante, pues los microrganismos están adheridos a la piel de las frutas y verduras, por lo que lo ideal es lavarlas con el grifo abierto a presión y frotarlas muy bien durante 30 segundos cada una, sin la necesidad de detergente u otros aditivos.

Hay que tener en cuenta que también puede usarse desinfectantes especiales para alimentos, como la sal, el vinagre, el bicarbonato de sodio y el limón junto con el agua para eliminar pesticidas de estas frutas. Sin embargo, la Food and Drug Administration (FDA) no recomienda usar ningún producto aparte del agua corriente, pues hay estudios que han demostrado que no son más eficaces que el agua para eliminar microrganismos.

Aun así, sumergirlas por 5 minutos en agua con vinagre, o unas gotitas de lejía, dan una mayor seguridad a las madres. Si quieres quedarte totalmente tranquila, puedes preguntarle al especialista su recomendación en relación a este tema.

Cómo lavar frutas y verduras en el embarazo - Lávalas con agua limpia

Es recomendable el uso de un cepillo

¿Cómo se deben lavar las verduras en el embarazo? El cepillo es un buen utensilio para eliminar exceso de suciedad en las verduras, especialmente en los tubérculos que vienen con restos de tierra en la superficie. Es recomendable el uso del cepillo debajo del grifo, con el fin de que la tierra, pesticidas o bacterias se despeguen con facilidad.

Evita la contaminación cruzada

Para lavar frutas y verduras en el embarazo y evitar la contaminación cruzada, es ideal el uso de diferentes tablas de cortar, cuchillos y utensilios para alimentos crudos como la carne y otros como las hortalizas. De lo contrario, es importante el lavado minucioso de estos artículos entre usos.

Elimina puntos dañados y magullados

Las bacterias pueden proliferar en las partes dañadas de las frutas y verduras y, de este modo, contaminar otras frutas que estén alrededor. Por eso, se recomienda lavar muy bien las frutas y verduras en el embarazo y eliminar estos puntos que estén dañados, antes almacenarlas.

Lavado de vegetales de hoja verde

Si te preguntas cómo se deben lavar las verduras de hoja verde, la mejor manera de hacerlo es la siguiente:

  1. Despegar una a una las hojas.
  2. Lavar las hojas por separado.
  3. Conviene dejarlas unos 5 minutos en un recipiente con agua para que se despegue la tierra y la suciedad.
  4. De forma individual bajo el grifo, deja que el agua corra por unos segundos sobre cada hoja.
  5. Es importante desechar las hojas exteriores, especialmente si están dañadas y sucias.
Cómo lavar frutas y verduras en el embarazo - Lavado de vegetales de hoja verde

Lavado de coliflor y brócoli

A la hora de lavar verduras en el embarazo, hay que tener en cuenta muchos factores. En el caso de la coliflor y el brócoli, es recomendable seguir este procedimiento:

  1. Déjalo unos minutos en agua limpia.
  2. Cortarlo en trozos para llegar fácilmente a los "recovecos".
  3. Procede a lavarlo minuciosamente debajo del grifo.
  4. Déjalo secar y cocínalo.

Si tienes dudas sobre qué verduras comer durante el embarazo, en este artículo encontrarás información sobre cuáles son las mejores verduras para embarazadas y sus beneficios.

Lavado de frutas blandas y delicadas

A la hora de lavar frutas en el embarazo, hay que tener en cuenta que las frutas blandas, como es el caso de las ciruelas y uvas, entre otras, deben lavarse en el momento de consumirlas siguiendo estos pasos:

  1. Lavar bajo el chorro de agua suave.
  2. Ir girándolas durante el lavado.
  3. Estregar suavemente la superficie de la fruta con el fin de que no se estropee la piel al momento de enjuagarla.

Si no tienes claro qué frutas es mejor consumir durante la gestación, consulta este artículo sobre las frutas recomendadas y prohibidas en el embarazo.

Lava muy bien las frutas y verduras empaquetadas

¿Cuándo hay que lavar las frutas y verduras en el embarazo? Siempre hay que lavarlas, aunque se adquieran empaquetadas con la etiqueta "listas para comer", es necesario que de igual manera sean lavadas y peladas. Un estudio publicado en el 2010 demostró que más del 39% de las ensaladas preparadas dieron positivo a contaminación bacteriana.

Cómo lavar frutas y verduras en el embarazo - Lava muy bien las frutas y verduras empaquetadas

Seca muy bien luego de lavar

Uno de los factores que hay que tener en cuenta a la hora de lavar las frutas y verduras en el embarazo es la humedad, pues es amiga de los microrganismos, especialmente de bacterias y hongos. Por eso, se recomienda que después de lavar bien los productos sean secados con un paño destinado para esto o con un papel de cocina.

Almacena en un lugar fresco y seco

Los alimentos deben ser almacenados en la nevera o en lugares protegidos de insectos y suciedad. Lo ideal es que estén dentro de envases herméticos. Además, también hay que escoger un ambiente fresco y libre de humedad para una mejor conservación.

En definitiva, lavar las frutas y verduras en el embarazo es la única manera de hacer que sean seguras para su consumo. El lavado profundo es la única línea de defensa que se tiene al momento de consumirlas, especialmente las que se consumen crudas, sin que pasen por cocción previa.

Durante el embarazo hay algunas infecciones que se transmiten mediante alimentos contaminados, cuyas consecuencias pueden ser muy graves para el bebé en crecimiento. Por eso, lo indicado es prevenirlas y, si tienes dudas sobre cómo lavar las frutas y verduras en el embarazo, aclararlas con tu médico o matrona.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo lavar frutas y verduras en el embarazo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Consejos para embarazadas.

Bibliografía
  • Azofeifa, R. (2010). Toxoplasmosis y embarazo. Revista médica de Costa Rica y Centroamérica LXVII (592) pp. 163-167.
  • Boyles, S. (2010). 'Prewashed' Salads May Need Another Rinse. Recuperado de: https://www.webmd.com/food-recipes/food-poisoning/news/20100203/prewashed-salads-may-need-another-rinse#1
  • Foods and Drougs Administration (2021). Fruits, Veggies and Juices from Food Safety for Moms to Be. Recuperado de: https://www.fda.gov/food/people-risk-foodborne-illness/fruits-veggies-and-juices-food-safety-moms-be
  • National Health Service UK. (2021). How to wash fruit and vegetables. Recuperado de: https://www.nhs.uk/live-well/eat-well/how-to-wash-fruit-and-vegetables/

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?
Cómo lavar frutas y verduras en el embarazo
1 de 4
Cómo lavar frutas y verduras en el embarazo

Volver arriba