Compartir

Métodos para enseñar a leer y escribir

 
Por Lorena García Vega. Actualizado: 16 noviembre 2020
Métodos para enseñar a leer y escribir

La posibilidad de leer es uno de los grandes logros del ser humano, proporciona grandes dosis de autonomía, favorece el desarrollo del autoconcepto y nos conecta con el mundo.

Desde edades muy tempranas los niños comienzan a jugar e imitar que lee, cogen cuentos, libros y simulan que los leen e incluso narran sus propias historias.

La adquisición de la lectura ha de transmitirse como un aprendizaje que proporciona placer en sí mismo, un medio de disfrute, de diversión, una forma agradable de invertir el tiempo libre y visualizar a los libros como compañeros de aventuras y aprendizaje.

El método con el que el niño aprende a leer puede condicionar la actitud a la que se enfrente en el futuro hacia la lectura. En este artículo de paraBebés conoceréis los 7 métodos para enseñar a leer y a escribir a un niño. Métodos eficaces para enseñar a leer en casa y una recomendación para iniciar la lectoescritura.

Hay diferentes métodos, a pesar de que han ido evolucionando y los que más se emplean ahora están centrados en que el niño aprenda a partir de su experiencia y partiendo de su interés, lo cierto es que todavía se emplean métodos desactualizados y centrados en la memorización.

También te puede interesar: Cómo enseñar a leer a un niño

Método alfabético

¿Cómo enseñar a leer a un niño de primaria? Quizá sea el método más antiguo de lectoescritura o de los más antiguos, según Giuseppe Lombardo, su aplicación requiere una serie de pasos:

  1. Para el aprendizaje hay que seguir el orden alfabético de las letras.
  2. Cada letra del alfabeto se aprende primero a través de su pronunciación “a, be, ce, de, e, efe, etc,.”
  3. La escritura y la lectura de las letras se produce simultáneamente.
  4. Una vez que se aprende el alfabeto, se inicia la combinación de consonantes con vocales, las cuales forman sílabas pudiendo hacer múltiples combinaciones.
  5. De estas combinaciones comienzan a crearse de forma espontánea palabras que, terminarán siendo oraciones.
  6. Después de este logro llega el conocimiento de diptongos, mayúsculas, normas de acentuación y puntuación.

A través de este primer método, el niño comienza a leer de forma mecánica, a continuación, expresiva y por último comprensiva.

Tiene una serie de desventajas por lo que no se considera el método más recomendado para empezar a leer, aunque sí es conveniente conocerle para tratar de utilizar otras alternativas y es que, el aprendizaje no se logra a través de la experiencia del niño, sino de la memorización de éste.

Presta más atención a la forma y sonido de las letras y sus combinaciones que a la comprensión de lo escrito, convirtiéndolo en un método algo lento en su aprendizaje.

Método fonético de lectoescritura

Surgieron, tras el método alfabético, otros métodos para enseñar a leer a los niños. El método fonético es más sencillo que el alfabético pues evita el deletreo, sin embargo, atiende tanto al sonido, que apenas presta atención a la comprensión.

Método silábico para enseñar a leer y escribir

¿Cómo enseñar a leer a un niño de 5 años? Por su parte, el método silábico omite el deletreo del método alfabético y la pronunciación de los sonidos del método fonético, sigue un orden lógico de enseñanza y es fácil de aplicar, sin embargo, se caracteriza por ser muy mecánico y descuida la comprensión.

Método de palabras normales para la lectoescritura

¿Cómo enseñar a leer a un niño de 5 años de forma divertida? Este método para aprender a leer consiste en partir de la palabra normal, la cual ha visto antes y luego se muestra una figura que posee la palabra generadora, el adulto la escribe y el niño la copia. Luego se lee completa, también por silabas y por letras.

Se utiliza la palabra o palabras clave en un contexto lúdico y agradable, aconsejando el recurso de la literatura infantil. Se presenta la palabra escrita y se pronuncia, el niño copia la palabra y la lee, por último, la distingue de otras palabras escritas. El método de las palabras normales puede ser un juego para aprender a leer.

Ventajas: el método de palabras normales para enseñar a leer a un niño o niña sigue el proceso natural del aprendizaje permitiendo cumplir las leyes del aprendizaje: efecto, ejercicio, asociación y motivación.

Método global de lectura

El método global para aprender la lectura es un método más reciente introducido por Ovidio Decroly. A continuación veremos cómo trabajar el método global de lectura y cómo enseñar a leer por el método global.

Las etapas del método son:

  1. Léxicos, se representan palabras con significado y tras numerosas repeticiones, se forman frases con las palabras aprendidas visualmente.
  2. Fraselógicos: el adulto escribe una frase y el niño irá reconociendo las palabras y sus componentes, estimulando la curiosidad.
  3. Contextuales: Amplía el método fraseológico provocando sobre los niños el interés hacia el texto.

El proceso que sigue es el siguiente:

  • Etapa de comprensión. En letreros poner su nombre sobre su mesa, acompañar las zonas de casa o del aula, así como algunos utensilios, con letreros con el nombre. Reconocimiento de palabras nuevas, apoyándose en el contexto.
  • Etapa de imitación. Es capaz de copiar frases sencillas que puede leer, forma nuevas oraciones con palabras que conoce. En esta fase se combinan las frases copiadas con la iniciación del dictado.
  • Etapa de elaboración. Reconocimiento de palabras por tener sílabas exactas, reconociendo palabras por sonidos iniciales.
  • Etapa de producción. El niño al leer explica lo leído, va entonando e incluso narrando cuentos.

Las ventajas del método es que se adaptan al ritmo madurativo del niño, trabaja desde la repetición permitiendo que el niño vaya dotando al proceso de lecto-escritura de significado, introduce juegos que lo convierten en un aprendizaje motivador y divertido.

La enseñanza es activa y como el niño lee desde el primer momento, le da la impresión de que desde el principio sabe leer.

Método ecléctico de lectoescritura

Toma de cada método lo que considera que es mejor para el aprendizaje del niño.

  • Del método alfabético, el ordenamiento de las letras, las ilustraciones y formas para recordarlas
  • Del método silábico, el orden al enseñarlas, el análisis de las palabras hasta llegar a la estructuración silábica.
  • Del método fonético, el uso de ilustraciones con palabras clave.
  • Del método de palabras normales: la motivación y la combinación de letras, sílabas y palabras.

Facilidades del método: emplea el uso de poemas, canciones, retahílas, con la finalidad de motivar al niño. Por tanto, es una forma divertida de enseñar a leer a un niño o niña.

El método se convierte en un proceso natural adaptado al ritmo de cada niño, lo cual es una gran ventaja. De una forma amena, atractiva y ajustada al desarrollo madurativo del niño, permite hacer el análisis, la síntesis y la comparación de la letra.

Es analítico-sintético, ya que se toma la palabra como elemento de partida para ir a la sílaba y al sonido, reconstruyendo después la palabra, formando nuevas palabras con esas sílabas y algunas nuevas.

Método recomendado de lecto-escritura

El método Montessori de lecto-escritura pone al niño en el centro de su propio aprendizaje permitiendo que éste se construya a través de la experimentación.

La primera fase de adquisición a la lecto-escritura se desarrolla a través del sonido. En este sentido, el niño no adquiere la letra “M”, sino que aprende la letra “mmm”. Una vez interioriza los 15 sonidos aproximados de nuestro abecedario podrá iniciarse en la lectura mecánica.

El método se caracteriza por una serie de materiales específicos que lo diferencian de cualquier otro método.

La adquisición de las letras comienza por las minúsculas en lugar de por las mayúsculas. Las letras se van ofreciendo en tarjetas y el niño, sobre bandejas de arena y un palito, puede ir imitando la forma de la letra.

Utilizan letras de lija y a la vez que las van tocando, repiten su sonido.

En el alfabeto distinguen las vocales con el color azul y las consonantes con el color rojo.

Con el método Montessori de lecto-escritura, los niños deben relacionar los objetos con los nombres escritos de esos objetos en unas tarjetas, una vez adquieren esta habilidad, se da paso a ubicar las palabras en oraciones yendo de las más sencillas a las más complejas e ir apreciando cómo cambia el significado en función de dónde se coloque la palabra.

El siguiente paso es conocer las palabras y distinguirlas entre singular y plural o femenino y masculino.

Priorizar el dónde en lugar del cómo

Por regla general, a los adultos les importa especialmente el método y la forma en la que sus hijos aprenden a leer, sin embargo, el lugar o el espacio donde lo hagan queda en un segundo plano.

¿Es bueno enseñar a leer en casa? El mejor lugar para que un niño aprenda a leer y adquiera el gusto y placer hacia la lectura es, sin duda, el regazo de sus padres y madres.

En este artículo encontrarás divertidos juegos para aprender a leer.

Si deseas leer más artículos parecidos a Métodos para enseñar a leer y escribir, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Actividades infantiles.

Bibliografía
  • Lawrence, L. (2014). Ayude a sus hijos a leer y esc (1aed., 1a imp ed.). Paidós.
  • Pérez, B. L. D. M. F. (2015). Lectoescritura: fundamentos y estrategias didácticas (1a ed.). Editorial Síntesis, S.A.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Métodos para enseñar a leer y escribir
Métodos para enseñar a leer y escribir

Volver arriba