Desarrollo y crecimiento del niño

Estoy embarazada y mi hijo no se me despega, ¿es normal?

 
Leidy Mora
Por Leidy Mora. 4 abril 2024
Estoy embarazada y mi hijo no se me despega, ¿es normal?

El embarazo trae algunos cambios en la dinámica familiar, que pueden influir notablemente en la actitud del que será el hermano mayor. La mayoría de las mujeres observan cómo su hijo pequeño se muestra más apegado a lo largo de la gestación, al punto de que es posible que cambie su manera de actuar y aparezcan regresiones en su comportamiento. En consecuencia, este apego puede acompañarse de rabietas frecuentes y alteraciones del sueño. Aunque es una situación inquietante para la madre, es algo natural y, por suerte, temporal.

Si quieres saber por qué estás embarazada y tu hijo no se te despega, en el siguiente artículo de paraBebés resolveremos todas tus dudas al respecto. ¡Sigue leyendo!

También te puede interesar: Mi hijo me rechaza: por qué y qué hacer
Índice
  1. ¿Es normal estar embarazada y que mi hijo no se me despegue?
  2. Por qué mi hijo no se me despega si estoy embarazada
  3. Cómo preparar a los hijos para el embarazo y un nuevo bebé

¿Es normal estar embarazada y que mi hijo no se me despegue?

Sí, es completamente normal que tu hijo no se te despegue durante tu embarazo. Aunque no hablen o se comuniquen con facilidad, los niños, tienen la capacidad de entender que algo diferente le ocurre a su madre, y puede que se muestre más apegado incluso antes de que tú misma confirmes el embarazo.

Esto puede ser consecuencia de la vinculación afectiva natural entre la madre y su hijo, o de la sensibilidad propia de la niñez que le hace presentir situaciones puntuales. Por ejemplo, cuando mamá se siente mal o cuando algo diferente altera la rutina de ambos. En esos casos, el infante puede cambiar drásticamente su comportamiento y hacer más recurrentes las siguientes situaciones:

  • Se muestra más apegado de lo normal.
  • Se irrita con facilidad y resulta difícil consolarlo.
  • Pueden aparecer cambios en rutina de sueño, como, por ejemplo, dormirse agarrado de la mano o tener nuevamente despertares nocturnos.
  • Si todavía está lactando, puede pasar más tiempo pegado al pecho.
  • Aunque ya haya dejado el pañal, pueden aparecer de repente ciertos “accidentes”.

También puede interesarte el artículo Familia Peleas entre hermanos: causas, consecuencias y cómo gestionarlas.

Por qué mi hijo no se me despega si estoy embarazada

Tu hijo no se te despega mientras estas embarazada porque siente que algo puede estar interfiriendo en su relación con su madre, y en busca de remediarlo, crea un apego mayor. En lineas generales, esta actitud puede estar relacionada a su vez a ciertos aspectos, entre estos:

  • Cambios en la rutina familiar: aunque se busque mantener la misma rutina, es normal que el niño se de cuenta de que su madre no tiene la misma energía, se siente mal, o simplemente, no tiene la misma paciencia o juega tanto como antes.
  • Etapa del desarrollo del niño: las regresiones son parte del desarrollo normal en los primeros años de vida. Puede que tu embarazo ocurra a la par de este tipo de cambios en el niño. En estas, se puede notar como el niño pasa de ser algo independiente a querer “temporalmente” volver a ser un bebé mimado y atendido por su madre. En el siguiente artículo encontrarás información sobre Las etapas de la infancia y sus características.
  • Ansiedad de separación: la ansiedad por separación en los niños puede aparecer entre los 6 meses y los 3 años. Ocurre cuando el pequeño se siente ansioso al dejar de ver a su madre o al separarse temporalmente de ella. En consecuencia, se vuelve más apegado y no quiere ser atendido por otra persona.

Cómo preparar a los hijos para el embarazo y un nuevo bebé

La mejor manera de lidiar con este comportamiento del niño es tratar de mantener la rutina y ofrecer la mayor sensación de normalidad, al pasar más tiempo de calidad con él. Esto puede resultar agotador, especialmente si estas pasando por los malestares propios del primer trimestre.

Sin embargo, es vital compartir gran parte del día con tu hijo, aunque con actividades más relajadas. Por ejemplo, puedes leerle cuentos, jugar a las marionetas, hacer juegos de mesa o sentarte en una mecedora, balancearlo y tenerlo en tu pecho. Ahora bien, si te preguntas cómo preparar a tu hijo ante un nuevo embarazo y hacer que acepte a su nuevo hermanito, toma en cuenta estas recomendaciones:

  • Explica todo sobre la llegada de su hermanito: tan pronto se note tu nuevo embarazo y antes de que se entere la mayoría de las personas, puedes darle la noticia de que será el hermano mayor. Dilo con alegría y utiliza frases como, “llegará alguien nuevo a quien amar”.
  • Explica que será el hermano mayor y que eso implica nuevas responsabilidades: fomenta su independencia incluyendo nuevas actividades en su rutina que haga el mismo, como por ejemplo, vestirse solo. Enaltece cada esfuerzo.
  • Prepárate para responder todas sus preguntas: los niños suelen hacer muchas preguntas sobre el embarazo y el bebé. Por ello, tienes que saber cómo responder y ante todo, contestarlas con naturalidad.
  • Involucra a tu hijo en la tarea de prepararse para el nuevo bebé: involúcralo en todo lo concerniente al bebé, como la decoración de la habitación, la compra de los artículos del bebé, etc, que se sienta que es parte del proyecto.
  • Haz que se familiarice con recién nacidos: De ser posible, pasa algún tiempo con amigos y sus recién nacidos. Tu niño verá cómo se comportará su hermanito y que los bebés recién nacidos necesitan muchos cuidados y atención.

Aunque no siempre estas recomendaciones ayudan a prevenir esta situación de regresión y apego extremo, si pueden ayudar a ser más fácil esta transición y a sentirse más involucrados en este cambio en la dinámica familiar. Este comportamiento de apego puede durar unos días o ser más persistente y desaparecer luego de unos meses. En todo caso, no es un indicativo que se comportará de la misma forma cuando llegue su nuevo hermano.

Lo más importante en estos casos es saber manejar la situación de una manera en la que no afecte a tu hijo, ni descuides tu embarazo. Recuerda que este comportamiento es algo normal, ya que para tu hijo es también difícil dejar de ser un bebé y empezar a ser el hermano mayor.

Estoy embarazada y mi hijo no se me despega, ¿es normal? - Cómo preparar a los hijos para el embarazo y un nuevo bebé

Si deseas leer más artículos parecidos a Estoy embarazada y mi hijo no se me despega, ¿es normal?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Desarrollo y crecimiento del niño.

Bibliografía
  • Raising Children Network (2022) New baby: preparing other children. https://raisingchildren.net.au/toddlers/family-life/new-baby-in-the-family/new-baby-preparing-children
  • Unicef (s.f) Cómo afrontar la ansiedad por separación de tu hijo. Consultado el día 21 de marzo de 2024. https://www.unicef.org/parenting/es/cuidado-infantil/como-afrontar-ansiedad-separacion-de-tu-hijo
Escribir comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 2
Estoy embarazada y mi hijo no se me despega, ¿es normal?