menu
Compartir

¿Es malo tocarse el ombligo en el embarazo?

 
Por Leidy Mora. 10 marzo 2021
¿Es malo tocarse el ombligo en el embarazo?

La transformación de nuestro cuerpo durante el embarazo es total. Todos nuestros órganos ceden su espacio al bebé y los tejidos se amoldan para mantenerlo lo más cómodo posible dentro del útero. En este sentido, la piel del abdomen también se modifica y se distiende, ocasionando cambios en la forma de nuestro ombligo. Cuando esto ocurre puede surgir dudas sobre qué hacer en esta situación.

En este artículo de paraBebés, te contamos si es malo tocarse el ombligo en el embarazo, los cambios del ombligo durante el embarazo y cómo limpiar el ombligo estando embarazada.

También te puede interesar: ¿Es malo agacharse en el embarazo?

Cambios en el ombligo durante el embarazo

Entre el sin fin de cambios que sufre el cuerpo durante tu embarazo, encontramos el cambio de forma del ombligo. El útero al crecer, hace que toda la zona abdominal y pélvica se presione, lo que provoca que la forma del ombligo cambie. Este cambio puede venir acompañado de malestar y dolor en el ombligo.

A partir del segundo trimestre, comenzarás a notar cambios en la forma tu ombligo y, dependiendo del estiramiento y la flexibilidad de tu piel, su forma puede ser diferente. A partir de la semana 28, el ombligo puede presentar los siguientes cambios:

  • Cambio de forma: entre el cuarto y el sexto mes de embarazo puedes experimentar un cambio de color en tu ombligo. Concretamente, forma una línea que llega hasta el pubis llamada la línea alba, una mancha vertical que se torna oscura y en algunos casos sube por encima del ombligo. Esta mancha es producto de la estimulación hormonal sobre la melanina, sustancia encargada de darle color a la piel. Esta línea alba desaparece después del parto.
  • Cambio de color: el ombligo se vuelve oscuro, marrón o grisáceo. No tienes de que preocuparte. Ten presente que es debido al aumento de la melanina que puede producir algunas manchas en tu piel. Recuerda siempre usar protector solar. Por otro lado, si tu ombligo está rojo, entonces es posible que tengas una infección. De igual forma, si está morado a su alrededor y sientes mucho dolor fuerte, debes acudir a un profesional sanitario para que te evalúe y te dé el tratamiento más adecuado.
  • Se puede abultar: puedes sentir como tu ombligo sobresale durante tu embarazo. Esto es el resultado de la presión del útero sobre la pared abdominal. Debes usar ropa holgada y, si quieres, puedes protegerlo con alguna venda para que el roce no irrite el ombligo.
  • Ombligo aplanado: al estirarse la piel de tu abdomen, debido al crecimiento de tu bebé, tu ombligo puede estirarse y verse aplanado. Después del parto volverá a tener la forma de antes.

¿Se puede tocar el ombligo durante el embarazo?

¿Alguna vez te has preguntas si es malo tocarse el ombligo en el embarazo? La respuesta es que no hay ningún problema en hacerlo. Al contrario, hay estudios que comprueban que el vínculo afectivo con el bebé aumenta cuando se toca y acaricia la barriga. Eso sí, no toques tu ombligo de forma brusca, ni frecuentemente, para evitar irritaciones o infecciones.

Es importante recalcar, que tu ombligo es una cicatriz de tu cordón umbilical al nacer, pero no está conectado con el de tu bebé. El cordón del bebé está conectado con tu placenta dentro del útero. Así pues, si te tocas el ombligo durante el embarazo no le harás daño al bebé.

Ahora bien, en ocasiones, puede presentarse un leve dolor en el ombligo. Las causas de este malestar pueden ser las siguientes:

  • Presión uterina: la distensión de la piel ayuda a que el dolor aparezca. Hay que tener en cuenta que la zona del ombligo y su alrededor muy sensible.
  • Fricción: si tu ombligo está abultado, puede que el roce constante con la ropa y la sensibilidad de esta zona te cause dolor.
  • Hernia umbilical: puede aparecer por la distensión de los músculos abdominales en el embarazo. Si sientes dolor en el ombligo y un bulto alrededor, consúltalo con un profesional sanitario.
  • Piel seca: la acción hormonal y el estiramiento de la piel de la zona pueden causar que el ombligo se reseque, cree costras y cause dolor.

Cómo limpiar el ombligo estando embarazada

Mientras estés embarazada, puedes limpiar tu ombligo de forma normal, solo con algunos cuidados extras para evitar irritaciones y dolor. A continuación, te damos algunos consejos sobre cómo limpiar el ombligo estando embarazada:

  • Con jabón neutro y con agua, de forma suave. Puedes ayudarte con un algodón o un hisopo. Para evitar, irritaciones, no lo hagas bruscamente ni con mucha fricción. Recuerda que la piel del ombligo se oscurece durante el embarazo, por lo que es posible que, aún después de limpiarlo, lo notes oscuro.
  • Usa una crema hidratante suave en tu barriga. Fíjate en que sea una crema especializada para embarazadas.
  • Si el roce de tu ombligo con la ropa en el último mes te molesta, puedes usar una venda para protegerlo.
  • Usar ropa cómoda y holgada que no produzca roces ni dolor en el ombligo.

Ante cualquier duda consúltale a tu profesional sanitario de confianza. Él o ella te guiará ante los cambios que pueda presentar tu cuerpo durante el embarazo.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Es malo tocarse el ombligo en el embarazo?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Consejos para embarazadas.

Bibliografía
  • Asociación Española de Matronas. (2017). Los consejos de tu matrona. España Recuperado de: https://aesmatronas.com/wpcontent/uploads/2018/01/Los-consejos-de-tu-matrona.pdf
  • Carvajal, J. (2018). Manual de Obstetricia y Ginecología. Chile. 9na Edición.
  • Klein, S; Miller, S; Thomson, F. (2013). Un libro para las parteras. EEUU. Recuperado de: https://es.hesperian.org/hhg/Un_libro_para_parteras

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

¿Es malo tocarse el ombligo en el embarazo?
¿Es malo tocarse el ombligo en el embarazo?

Volver arriba