menu
Compartir

Cómo saber si estás embarazada desde el primer día

 
Por Yurisbeth Zanotty. 16 noviembre 2022
Cómo saber si estás embarazada desde el primer día

Los primeros síntomas de embarazo no son tan simples de identificar, pero es posible que notes pequeñas diferencias y cambios en tu cuerpo que te harán plantearte si estás esperando un bebé. El primer signo típico de embarazo es el retraso en la menstruación. Previamente, es normal que observes flujo vaginal de color rosado y de consistencia más espesa, acompañado de mayor sensibilidad en las mamas y sueño excesivo.

No obstante, estas solo son algunas de los primeros síntomas. Si quieres conocer más señales, en el siguiente artículo de paraBebés te explicamos cómo saber si estás embarazada desde el primer día.

También te puede interesar: Primer mes de embarazo

Flujo vaginal rosado

Cuando el óvulo es fecundado puede producirse una secreción de color rosado claro, que en realidad es una secreción que produce la mujer normalmente, pero que en este caso cambia a un tono más intenso debido a la entrada del espermatozoide en el óvulo y su traslado hasta el útero.

Este flujo puede aparecer unos minutos después de mantener relaciones sexuales o incluso 3 días después del coito, que es el tiempo de vida de los espermatozoides una vez han ingresado en el cuerpo de la mujer.

Cambios en el flujo vaginal

Los cambios hormonales que se presentan durante la gestación comienzan a notarse con el flujo vaginal, que se hace cada vez más abundante y espeso. Esta secreción normalmente es de color blanquecino y se observa cuando la mujer se limpia después de orinar. No obstante, cuando el flujo se acompaña de olor desagradable, dolor en la zona íntima o picazón, es importante consultar con un ginecólogo para descartar una infección vaginal.

En algunos casos, también pueden aparecer pequeñas pérdidas de sangre similares a las menstruales, pero de menor cantidad.

Gases o cólicos abdominales

La inflamación abdominal es uno de los principales síntomas del embarazo, causada por los fuertes cambios que se producen en la pelvis. Los gases o cólicos abdominales se presentan con mayor frecuencia entre la primera y la segunda semana de embarazo.

Cuando el óvulo fertilizado aumenta el flujo de sangre hacia el área pélvica debido a la acción de las hormonas femeninas que ayudan a formar al feto y dar continuidad al embarazo, pueden producirse calambres abdominales similares a los que se experimentan durante la menstruación, pero con una intensidad moderada.

Cómo saber si estás embarazada desde el primer día - Gases o cólicos abdominales

Cambios en el ombligo

De igual modo, debido al incremento en el flujo sanguíneo y la adaptación que se produce en el útero para recibir al embrión y permitir su crecimiento también presenta leve inflamación abdominal. A pesar de que para algunas mujeres esto puede no notarse, alrededor de la séptima semana de embarazo la parte inferior del ombligo comienza a endurecerse.

Sensibilidad mamaria

Durante las dos primeras semanas de embarazo, las mujeres perciben que sus senos están diferentes y se tornan más sensibles e hinchados a nivel del pezón. Estos cambios se producen como consecuencia de la acción de las hormonas que estimulan las glándulas mamarias y las prepara para la lactancia.

Asimismo, durante el embarazo también aumenta el tamaño de los senos porque las glándulas mamarias comienzan a desarrollarse más para satisfacer las necesidades del bebé después del nacimiento. Algunas mujeres pueden percibir estos síntoma cuando se sienten incómodas al tocar su camiseta o sostén.

La areola se oscurece

Además del crecimiento y la mayor sensibilidad en los senos, cuando una mujer está embarazada puede notar cambios a nivel de la areola, que tiende a volverse más oscura de lo habitual debido al aumento del flujo sanguíneo hacia esta zona.

Cansancio y mucho sueño

La fatiga es uno de los síntomas más frecuentes del embarazo. Comienza aproximadamente en la segunda semana y puede estar presente durante todo el embarazo. Asimismo, es normal que el cansancio aumente durante el primer trimestre por los ajustes que realiza el metabolismo para brindarle al bebé la energía que necesita para crecer.

Este tipo de fatiga es fácilmente identificable si comienzas a sentirte abrumada con actividades que hasta entonces realizabas sin ningún problema. Es posible que al final del día llegues incluso a notarte sin energía o con la necesidad de dormir mucho más para poder recuperarte y sentirte activa.

Sensación de falta de aliento

Además de sentirte cansada, es posible que si estás embarazada sientas que te falta el aire o te cuesta respirar, sobre todo cuando tienes que realizar actividades que consumen mucha más energía, como subir escaleras, limpiar la casa o caminar distancias cortas.

Esta dificultad para respirar no solo se asocia a la fatiga, sino también con la necesidad de un mayor flujo de sangre hacia el útero, lo que provocará una ligera disminución de los niveles de oxígeno en el cuerpo.

Dolor en la parte baja de la espalda

A pesar de que el dolor de espalda es más común durante las últimas semanas de embarazo, algunas mujeres experimentan este síntoma al principio debido a los cambios que se están produciendo a nivel interno que prepararán el cuerpo para recibir al bebé.

Rechazo a los olores fuertes

En las primeras etapas, las mujeres embarazadas rechazarán los olores muy fuertes como, por ejemplo, el de la gasolina, cigarrillos, productos de limpieza, perfumes, alimentos o bebidas e incluso pueden llegar a vomitar después de olerlos.

En el siguiente artículo encontrarás más información sobre la Sensibilidad a los olores en el embarazo: cuándo y por qué ocurre.

Cambios en el gusto

Debido a los cambios en la percepción de los olores que se producen en esta etapa, algunas mujeres también pueden experimentar notar variaciones en el sabor de la comida, que suele volverse más fuerte y causar náuseas.

Si quieres saber más sobre esto, puedes consultar el artículo Cómo quitar las náuseas en el embarazo.

Cómo saber si estás embarazada desde el primer día - Cambios en el gusto

Cambios en el estado de ánimo

Durante las dos primeras semanas de embarazo, las mujeres pueden experimentar cambios de humor sin razón aparente. Una de las reacciones más comunes en estos casos son los llantos sin causa previa.

Este síntoma puede continuar durante todo el embarazo debido a que los fuertes cambios hormonales que se producen durante el embarazo pueden desequilibrar los niveles de neurotransmisores, provocando que el estado de ánimo de la embarazada sea variable.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo saber si estás embarazada desde el primer día, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Embarazo mes a mes.

Bibliografía
  • Ramírez O, Martín A, García J. Duración del embarazo. Modificaciones de los órganos genitales y de las mamas. Molestias comunes del embarazo normal. Panamericana Ed. Tratado de Ginecología, Obstetricia y Medicina de la Reproducción. Cabero Roura L. Madrid. 232-237.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?
Cómo saber si estás embarazada desde el primer día
1 de 3
Cómo saber si estás embarazada desde el primer día

Volver arriba