Compartir

Cómo desinflamar picaduras de mosquitos en bebés

 
Por Sheila Peón. 27 abril 2020
Cómo desinflamar picaduras de mosquitos en bebés

Durante los meses de verano, son muy frecuentes encontrarnos picaduras de insectos en la población infantil, ya que el ambiente cálido favorece la vida de estos bichitos y los niños llevan menor cantidad de ropa, dejando la piel más expuesta. Estas picaduras son molestas por el picor que producen y a veces dolor, pero más allá de eso no suele derivar en otros problemas de salud, salvo en el caso de que se produzca una reacción alérgica, con la que hay que tener especial cuidado.

En este artículo de paraBebés vamos a ver los tipos de picaduras de insectos que nos podemos encontrar, cómo podemos evitar las picaduras de mosquito en los bebés, de qué forma aliviar estas molestas picaduras, qué remedios caseros existen para tratar las picaduras en bebés, qué podemos poner en ellas y cuál es la mejor crema para las picaduras de mosquito.

También te puede interesar: Tratamiento para el sarpullido en bebés

Tipos de picaduras de insectos en bebés

Las picaduras son lesiones en la piel que se producen a consecuencia del pinchazo de un insecto, que de esta manera inyectan sustancias que causan irritación, haciendo que aparezcan bultos, inflamaciones o ronchas.

Existen diferentes tipos de picaduras que nos podemos encontrar en los pequeños, dependiendo del insecto del que se trate:

  • Mosquitos: son las picaduras más habituales en verano, por lo que nos vamos a centrar especialmente en ellas. El granito aparece aproximadamente después de 2 horas, y se mantiene un par de días normalmente. Produce bastante picor y raras veces producen alergias, aunque hay casos descritos. Las alergias más habituales surgen por una gran sensibilidad a la saliva del mosquito.
  • Abejas o avispas: estas picaduras provocan dolor e inflamación de la zona. La diferencia entre una y otra es sencilla, ya que si nos pica una abeja nos deja en la piel su aguijón incrustado, haciendo que esta muera. En cambio el aguijón de las avispas no se queda clavado y pueden volver a picar.
  • Garrapatas: estas suelen quedarse en áreas protegidas por el pelo de los animales, como los perros o gatos que puedan estar conviviendo con nosotros. Se queda pegada a la piel y va chupando la sangre, hasta que la retiramos nosotros o hasta que se suelta ella misma.
  • Chinches: sus picaduras aparecen en grupo, en forma de zigzag sobre un área del cuerpo, produciendo bastante picor. Las chinches suelen vivir en colchones viejos o en hogares con muebles viejos. Salen durante las noches a picar.
  • Pulgas: al igual que las garrapatas, prefieren vivir en una zona que esté protegida por el pelo de animales, por lo que se hace más difícil que nos piquen a nosotros habiendo animales de los que se pueden alimentar. Las ronchas aparecen agrupadas en una zona del cuerpo.
  • Arañas: las picaduras de estas producen una mancha roja sobre la piel con dos puntos en el centro. En nuestro entorno, solamente tenemos tres especies que sean peligrosas para los humanos. Son la tarántula europea, la viuda negra y la araña marrón o de los rincones. Las demás, si nos pican no entrañan riesgos para nuestra salud.
  • Escorpiones: la picadura de un escorpión produce al igual que el anterior una mancha roja, pero con un punto central solamente, la marca de que ha clavado su aguijón. Esta picadura produce dolor, y dependiendo la especie de la que se trate puede verse comprometida la salud, sobre todo si es el escorpión negro o el escorpión amarillo o alacrán, presentes en nuestro medio.

Todas estas picaduras serán más o menos intensas o revestirán más gravedad dependiendo de cada persona, ya que en algunas pueden provocar reacciones alérgicas, poniendo en peligro su vida. Los insectos que suelen provocar reacciones más graves son las abejas y las avispas, aunque son poco frecuentes en bebés.

Cómo evitar las picaduras de mosquitos en bebés

Durante el verano es cuando debemos de procurar proteger a nuestros bebés de las picaduras de los insectos, sobre todo de los mosquitos, ya que son las picaduras más habituales en niños y en adultos.

Existen una serie de medidas fáciles que pueden evitar o al menos disminuir notablemente el riesgo de picaduras. Entre ellas nos encontramos:

  • Vestir de largo cuando se vaya a pasear por el campo, es decir, utilizar camisetas de manga larga, los pantalones también y los calcetines que sean de tonos claros, en especial si hay algún río cerca. Si el bebé va en el carrito, se puede optar por colocar una mosquitera que evite que entre cualquier insecto.
  • Si os vais a sentar sobre el césped del parque, lo mejor es llevar a mano una manta para sentarse sobre ella en vez de directamente sobre el suelo.
  • Utilizar por las noches aparatos eléctricos que repelan a los mosquitos, así como mosquiteras en la cuna si en el entorno hay muchos mosquitos.
  • Evitar pasear por las riveras de los ríos cuando comienza a caer el sol. A estas horas, evitar en general las zonas donde hay agua suelen aparecer gran cantidad de mosquitos y tábanos.
  • Aplicar productos repelentes tras la crema solar en las zonas que esté la piel al aire, con cuidado de no aplicarlo sobre los ojos, la boca o las manos del niño. No se recomienda administrar repelentes a niños y niñas menores de dos años, debido a que la concentración de estos productos es alta y existe peligro de que lo ingieran.

Cómo aliviar las picaduras de mosquitos en bebés

Cuando la picadura de mosquito ya se ha producido, pasadas las dos primeras horas ya empieza a picar, y a veces mucho, pudiendo llegar a ser muy molesto para el bebé. Esto hace que el pequeño para intentar aliviarse, se rasque y pueda llegar a hacerse una herida, con su consiguiente riesgo de que esta se infecte, empeorando la situación aún más. Además, cuanto más se rasque, más picará y se inflamará, así que debemos de procurar que el bebé tenga siempre las uñas cortas. Ya sabemos que es casi imposible evitar el rascado, pero de esta manera se producen menos lesiones. Aquí puedes cuándo y cómo cortar las uñas a un bebé por primera vez.

Lo más útil para aliviar el picor es aplicar frió y así como parches o lociones calmantes que veremos más adelante.

En el caso de que observemos una reacción alérgica en el bebé, como por ejemplo que se produzca una inflamación exagerada en la zona de la picadura, hay que consultar con el médico lo antes posible.

Remedios caseros para picaduras de mosquito en bebés

Para aliviar el picor producido por una picadura de mosquito y ayudar a mejorar la hinchazón e irritación de la piel podemos aplicar los siguientes remedios caseros y naturales.

1. Lavar u refrescar la picadura

Es conveniente lavar la picadura con agua fresquita y jabón, y en el caso de que exista una pequeña ampolla no romperla.

2. Aplicar frío

Otra buena opción para desinflamar las picaduras de mosquito es la aplicación de frío en la zona para aliviar ese molesto picor. Calma mucho la piel afectada.

3. Aplicar vinagre

Uno de los remedios que utilizaban nuestras abuelas era untar directamente sobre el grano una pequeña cantidad de vinagre diluido con agua. No tiene evidencia científica, pero es totalmente inocuo, así que si decides probarlo, adelante.

4. Utilizar zumo de limón

Una gasita con zumo de limón, un poco de cebolla o manzanilla es otro de los remedios antiguos estrella desinflamar las picaduras de mosquito. Al igual que el anterior, no cuenta con evidencia científica demostrada.

5. Aloe vera

Esta planta tiene efectos calmantes y refrescantes sobre la piel.

6. Baños con avena

El polvo de avena mezclado con agua forma una pasta, que se puede aplicar directamente sobre la picadura durante 10 minutos, después se aclara bien.

7. Bicarbonato de sodio

Al igual que el anterior, mezclado con agua forma una pasta. Se deja actuar unos 10 minutos y se aclara eliminando todos los restos. Puede ayudar a desinflamar las picaduras de mosquito.

8. Fabricar tu propio repelente con plantas

Existen determinadas plantas que, además de desprender un buen olor, actúan como repelente para los mosquitos, como por ejemplo el aceite de eucalipto y el aceite de citronela.

9. Conocer los alimentos anti-mosquitos

Algunos olores que desprenden los alimentos influyen en que los mosquitos se alejen del pequeño, ya que este olor no les gusta nada. Estos alimentos que nos pueden servir de aliados son el limón, las cebollas, los ajos, la albahaca y el espliego.

10. Estar tranquilo/a

Cuando estamos nerviosos e irritables, las sensaciones de dolor y molestias aumentan. Por lo que una buena opción es distraerse y prestar atención a otra cosa para disminuir la sensación de picor. En el siguiente artículo encontrarás juegos y actividades para niños y niñas en casa para que estén estretenidos. Mientas estén ocupados, puede que se olviden un poco del picor y así se rascarán menos, de esta forma, conseguiremos que no se inflame e irrite más la piel.

Qué poner en las picaduras de mosquitos en bebés

Normalmente, las picaduras de mosquitos suelen resolverse sin ningún tipo de tratamiento, así que en la mayoría de los casos simplemente bastará con aliviar el picor y esperar a que desaparezca en pocos días.

Aún así, dependiendo de la levedad o gravedad de estas picaduras se aplicarán las siguientes medidas, ordenadas de menor a mayor dependiendo de la magnitud de sus síntomas:

  • Frío local. Esto hace que la picadura se desinflame y duela menos.
  • Lociones calmantes.
  • Desinfección de la zona con clorhexidina, ya que esta no tiene color y se visualiza mejor el aspecto de la picadura.
  • En caso de mayor gravedad como que la picadura se encuentre alrededor de los ojos o de la boca, tenga un tamaño de 10 cm o reacciones alérgicas, el pediatra puede recetar medicamentos como corticoides en crema, antihistamínicos y/o analgésicos.

Tan importante es saber lo que hay que poner como lo que no. No se puede aplicar directamente sobre la picadura ni alcohol ni repelentes de insectos, ya que no sirve para nada si no se ha utilizado antes de producirse la picadura.

Crema para picaduras de mosquitos en bebés

Para casos en los que el niño o la niña presente muchas picaduras de mosquito o se encuentre muy molesto porque le pica mucho, existen en el mercado farmacéutico unos productos en forma de lociones que contienen calamina, que se utilizan para tratar la picazón leve de las picaduras, aunque también sirve para quemaduras, escoceduras y otras afecciones cutáneas.

También tenemos la posibilidad de comprar la famosa barrita de amoníaco, que disminuye el picor de forma casi instantánea.

Se utilice una u otra, en ambos casos hay que tener la precaución de no aplicarlo sobre las mucosas, es decir, evitar los ojos y su contorno, la boca y en la cavidad nasal.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo desinflamar picaduras de mosquitos en bebés, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud del bebé.

Bibliografía
  • Asociación Española de Pediatría. (2014). Picaduras de insectos.
  • Ferrer, J.; (2018). Cómo tratar las picaduras de mosquitos en bebés y niños.
  • Piñeiro Pérez, R.; Carabaño Aguado, I.; (2015). Manejo práctico de las picaduras de insecto en Atención Primaria.
  • Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria. (2013). Alergia a la picadura de insectos.

Escribir comentario sobre Cómo desinflamar picaduras de mosquitos en bebés

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo desinflamar picaduras de mosquitos en bebés
Cómo desinflamar picaduras de mosquitos en bebés

Volver arriba