menu
Compartir

¿Se puede tomar colágeno en el embarazo?

 
Por Yurisbeth Zanotty. 23 mayo 2022
¿Se puede tomar colágeno en el embarazo?

El colágeno siempre se ha relacionado con tratamientos de belleza, pues sirve para mantener la elasticidad de la piel, haciendo que luzca más joven y luminosa. Aun así, la verdad es que tiene muchas más funciones de las que imaginamos, pues es una proteína básica que nuestro cuerpo produce de forma natural y es aprovechada por la piel, huesos, ligamentos, cartílagos, tendones y articulaciones.

Sin embargo, con el paso de los años, la producción de colágeno va disminuyendo considerablemente. Durante la gestación, se pierde gran cantidad de esta sustancia, puesto que el bebé absorbe los depósitos que tiene la madre para formar sus propios huesos, cartílagos y demás estructuras relacionadas. Así pues, es importante contar con cantidades suficientes que permitan cubrir las necesidades del feto. En este artículo de paraBebés, te contaremos si se puede tomar colágeno en el embarazo.

También te puede interesar: ¿Se puede tomar cúrcuma en el embarazo?

¿Puedo tomar colágeno en el embarazo?

Si estás embarazada es normal ser propensa a la descalcificación, debido a las demandas del bebé en formación, por lo que es importante tomar colágeno en el embarazo, así como otras vitaminas. El colágeno es un suplemento que no es calcio, pero que ayuda a que este se adhiera efectivamente al hueso.

Se puede obtener de la dieta diaria mediante el consumo de carnes, pollo y pescados, pero son moléculas muy grandes para que el cuerpo las aproveche, en tal sentido se recomienda optar por el de origen bovino. Las investigaciones científicas demuestran que las mujeres embarazadas corrigen los niveles de esta proteína y mejoran sus condiciones de salud después de ingerirla.

Ante todo, siempre es recomendable acudir a un profesional sanitario antes de ingerir cualquier medicamento para evitar problemas de salud.

Cómo consumir colágeno en el embarazo

El colágeno es una familia de proteínas variada formada por más de 28 tipos. De todos ellos, los más comunes e importantes para el funcionamiento de nuestro cuerpo son los tipos 1(I), 2(II), 3(III), 5(V) y 10(X). Además, el colágeno tiene muchas funciones en nuestro organismo como ayudar a fortalecer nuestra piel, músculos, huesos, articulaciones, cartílagos, tendones, arterias, vasos sanguíneos, tejido conectivo y los dientes.

Aunque todos son importantes, el colágeno tipo V es fundamental durante el embarazo, puesto que ayuda a estructurar la placenta y formar el músculo esquelético, hígado y pulmones en el feto. A pesar que nuestro cuerpo produce colágeno de forma natural, con el paso de los años estas moléculas comienzan a disminuir. Así pues, a continuación, te presentaremos cómo consumir colágeno en el embarazo:

  • Dieta: se puede ingerir el colágeno al comer carne o pescado, el cuerpo aprovecha muy poca cantidad, puesto que no puede digerir las partículas de los alimentos adecuadamente. Por estas razones, es importante consumir colágeno en el embarazo de origen bovino, ya que sus partículas parecidos a las de nuestro cuerpo y son más fáciles de aprovechar.
  • Suplementos nutricionales: es útil optar por fuentes adicionales de colágeno como suplementos nutricionales diseñados con péptidos de esta proteína en forma de polvo. Estos suplementos se usan como medio preventivo, al igual que las vitaminas y minerales. Descubre qué pasa si no tomo vitaminas durante el embarazo.
  • Colágeno hidrolizado: es importante consumirlo durante el embarazo porque es un tipo de molécula que ya está fraccionada y esto permite que el intestino delgado pueda absorber hasta un 85% de todo el compuesto. Como recomendación, mejor no utilizar grenetina hidrolizada porque, aparte de colágeno, puede contener otros factores dañinos para el ser humano.

Ante todo, siempre es recomendable asegurarnos que contiene sustancias como ácido hialurónico, vitaminas y Omegas 3 y 6. Estos elementos ayudan a prevenir el desarrollo de enfermedades crónicas degenerativas como osteoporosis y artrosis, disminuir las líneas de expresión, retrasar el envejecimiento y fortalecer el sistema inmunológico.

Además, hay que tener en cuenta que se puede tomar colágeno a partir de los 25 años, con una dosis recomendada de 10 a 15 gramos diarios. Durante el embarazo es importante consultar al médico las dosis y frecuencias exactas recomendadas según las necesidades de cada paciente.

¿Se puede tomar colágeno en el embarazo? - Cómo consumir colágeno en el embarazo

Cuándo se empiezan a notar los efectos del colágeno en el embarazo

Uno de las principales afecciones que surgen en el embarazo son las estrías, definidas como lesiones atróficas producidas por la ruptura de las bandas que sostienen la dermis. Inicialmente se localizan alrededor del ombligo, en la zona abdominal, el pecho, las caderas y muslos.

Esta condición afecta a la mayoría de las mujeres, debido a factores que favorecen su aparición, tales como variaciones hormonales, distensión de la piel por el aumento de volumen o predisposición genética. En este artículo, te contamos cómo evitar las estrías en el embarazo.

En este sentido, al tomar colágeno en el embarazo la piel va recuperando su estructura original, pero ver resultados requiere de tiempo y disciplina. En ocasiones, resultará difícil recuperar el estado de la piel que se tenia antes del embarazo, pero es posible lograr que recupere su elasticidad original y disminuir las secuelas que deja la piel flácida.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Se puede tomar colágeno en el embarazo?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Consejos para embarazadas.

Bibliografía
  • Cambios en la piel durante el embarazo. http://www.saludclick.com/webapp/commerce/co/reprort.html.
  • González de Agüero R, Sobreviela M, Torrijo C, Fabre E. Alimentación y nutrición materna durante el embarazo. En Manual de Asistencia al Embarazo Normal, 2ª ed. Fabre G.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?
¿Se puede tomar colágeno en el embarazo?
1 de 2
¿Se puede tomar colágeno en el embarazo?

Volver arriba