menu
Compartir

¿Se puede comer ajo en el embarazo?

 
Por Leidy Mora. 25 enero 2022
¿Se puede comer ajo en el embarazo?

Son muchas las falsas creencias sobre lo que debemos o no debemos hacer durante la gestación. Lo mismo ocurre con los alimentos que se consumen en esta etapa. Si bien es cierto que algunos alimentos deben evitarse, otros en cambio no suponen ningún riesgo y, al contrario, pueden ser beneficiosos para la salud del embarazo, como es el caso del ajo.

El ajo es un alimento muy consumido a nivel mundial en el área culinaria, sin embargo, hay quienes creen que puede afectar el bienestar del embarazo. Por esto, en este artículo de paraBebés aclararemos si se puede comer ajo en el embarazo, los beneficios de su consumo, cuando está contraindicado y cuál es el tipo de ajo que debe escoger la embarazada.

¿Es malo comer ajo en el embarazo?

El embarazo es una etapa donde la alimentación saludable es clave para el buen desarrollo del bebé. El consumo de alimentos no adecuados puede aumentar el riesgo de sufrir complicaciones, como los abortos y enfermedades parasitarias como la toxoplasmosis.

Por ello, debemos analizar todo lo que consumimos en esta etapa, hasta los ingredientes habituales que le agregamos a las comidas, como el ajo. Concretamente, el ajo es un alimento que definitivamente puedes comer en el embarazo, pero su consumo diario no debe ser excesivo.

En este sentido, es bueno comer ajo en el embarazo, pero es recomendable ingerir solo 2 a 4 dientes de ajo diarios de tamaño mediano, lo que es lo mismo a comer entre 600 y 1200 miligramos de extracto de ajo al día. Esta cantidad permite adquirir innumerables beneficios para la salud, tanto para la madre como para el bebé, pero sin traer efectos no deseados en la embarazada como lo es la temida acidez en el embarazo.

Beneficios de comer ajo en el embarazo

El ajo contiene gran cantidad de nutrientes que le confieren sus magníficas propiedades, destacando la alicina, un aminoácido azufrado que tiene propiedades antioxidantes, pues disminuye el colesterol, evita la coagulación sanguínea por su propiedad antitrombótica y disminuye las cifras tensionales.

Por ello, se han realizado estudios científicos para analizar estas propiedades, concluyendo que los beneficios de comer ajo en el embarazo son:

  • Ayuda a prevenir infecciones: el ajo fortalece el sistema inmunológico. Además es un excelente antibiótico natural, pues previene infecciones causadas por bacterias, hongos y virus, especialmente infecciones a nivel ginecológico que pueden ser bastante dañinas durante el embarazo.
  • Disminuye el riesgo de sufrir preeclampsia: es bien conocido que el ajo en el embarazo puede ayudar a disminuir la tensión arterial, por eso, su consumo puede ser beneficioso para prevenir la preeclampsia durante la gestación. Esta enfermedad puede aparecer a partir de la semana 20 de embarazo, desencadenando un aumento de la tensión arterial y presencia de proteínas en la orina, que puede incidir en la oxigenación y nutrición del bebé, poniendo en riesgo la vida de la madre y del bebé.
  • Mejora la circulación de la sangre: el ajo en el embarazo ayuda a fortalecer pequeños vasos sanguíneos, lo que mejora la circulación sanguínea y la oxigenación y nutrición del bebé. Se ha observado también un menor riesgo de trombosis y varices en las mujeres que lo consumen. Del mismo modo, se ha comprobado que la alicina reduce y equilibra los niveles de colesterol en sangre.
  • Ayuda a disminuir la fatiga: la fatiga es un síntoma común del embarazo, especialmente en el primer y tercer trimestre. El ajo ayuda a reducir síntomas, como las náuseas y vómitos. Además, da energía y disminuye el cansancio tan habitual en esta etapa.
  • Ayuda a mantener la salud de la piel: comer ajo después del parto mejora la cicatrización y prevención de infecciones en la herida de la cesárea o episiotomía, los desgarros perianales y las lesiones en el pezón por la lactancia.
  • Puede disminuir los niveles altos de glucosa en sangre.
¿Se puede comer ajo en el embarazo? - Beneficios de comer ajo en el embarazo

Contraindicaciones de comer ajo en el embarazo

Ahora bien, existen casos puntuales donde es recomendable no exceder el consumo diario de ajo en el embarazo, pues puede estar relacionado con las siguientes contraindicaciones:

  • Alergias y producir dermatitis.
  • Problemas gastrointestinales como acidez, flatulencias, náuseas y vómitos.
  • Al tener el ajo propiedades anticoagulantes, puede aumentar el riesgo de hemorragias, por lo que no conviene consumirlo en exceso si se combina con medicamentos anticoagulantes como la heparina y warfarina.

Además, hay que destacar que uno de los miedos de tomar ajo en el embarazo es que se cree que es un alimento abortivo, sin embargo, el ajo no produce abortos si su consumo es moderado y sin excesos, sino que solo trae beneficios para la salud del embarazo.

Cómo comer ajo en el embarazo

Por lo general el ajo se consume como aderezo de las comidas, pues su rico aroma potencia el sabor de los alimentos haciéndolos mas apetitosos. Hay que tener en cuenta que para fomentar las beneficios del ajo en el embrazó, se recomienda el consumo de ajo morado y, de ser posible, en forma cruda, machacado o picado, pues así libera su principal componente llamado alicina y proporciona un aroma más intenso.

De todos modos, lo importante es que esté presente en tus comidas. Puedes agregarlo a la carne en el aderezo, así como en las sopas, ensaladas y salsas. A modo de ejemplo, en este artículo encontrarás una receta de sopa sencilla de ajo. Además, también puedes consumirlo en el desayuno y la cena y agregarlo machacado con aceite de oliva a las rodajas de pan tostado.

Entonces, ¿es bueno el ajo en el embarazo? Como hemos visto, su consumo es muy recomendable. Eso sí, conviene consumirlo con moderación, evitando los excesos. Aun así, es bueno que antes de consumir cualquier alimento, lo consultes con tu médico o matrona de confianza.

Recordemos que cada madre es diferente, con condiciones de salud propias, y es el médico el que puede guiarla acerca de lo que puede comer en el embarazo. Aun es más recomendable esta aprobación en embarazadas que tienen problemas estomacales constantes, alergias y otras condiciones como el consumo de medicamentos, en este caso los anticoagulantes.

¿Se puede comer ajo en el embarazo? - Cómo comer ajo en el embarazo

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Se puede comer ajo en el embarazo?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud en el embarazo.

Bibliografía
  • Medicadiet (2015). Guía de alimentación para embarazadas. España. Recuperado de: https://seedo.es/images/site/Guia_Alimentacion_Embazaradas_Medicadiet.pdf
  • Tránsito, M. (2007). El ajo. Revista OFFARM Volumen 26 Nº1.
  • Troyano, J. (2012). Alimentos naturales ginecosaludables. Sociedad Española de Obstetricia y Ginecología (S.E.G.O.). Recuperado de: https://sego.es/mujeres/Alimentos%20naturales%20ginecosaludables.pdf

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?
¿Se puede comer ajo en el embarazo?
1 de 3
¿Se puede comer ajo en el embarazo?

Volver arriba