menu
Compartir

Sarpullido en el embarazo: por qué sale y cómo quitarlo

 
Por Leidy Mora. 28 julio 2022
Sarpullido en el embarazo: por qué sale y cómo quitarlo

La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo y es de esperarse que, al igual que otros tejidos, responda a los cambios que se producen en el organismo cuando una mujer está en la espera de un bebé. Manchas, alergias, urticaria, estrías y sarpullidos son algunas de las afecciones que presenta 1 de cada 5 mujeres en esta etapa. En este sentido, el sarpullido es una manifestación común y generalmente inofensiva para la embarazada, claro está, dependiendo de la causa que lo genere.

En este artículo de paraBebés hablaremos del sarpullido en el embarazo: por qué sale y cómo quitarlo. Descubre cómo afecta esta alteración de la piel durante la gestación, sus causas y los síntomas con los que se acompaña y cómo tratar esta molesta manifestación cutánea.

Qué provoca el sarpullido en el embarazo

Son muchas las afecciones en la piel que surgir durante la gestación como resultado de la acción hormonal sobre este tejido, de una mayor irrigación sanguínea y de un aumento de la sensibilidad cutánea hacia agentes externos con los que la madre pueda estar en contacto.

Ciertamente, las causas de la aparición de un sarpullido en el embarazo no suele estar relacionadas con la gestación sí, pero si pueden exacerbarse debido a los cambios que se producen en esta etapa, entre estas las alergias, la dermatitis de contacto o las infecciones.

De cualquier forma, este tipo de picores en el embarazo suelen ser transitorios y no causar otros problemas de salud, sin embargo, cuando aparezcan debes acudir a una evaluación dermatológica para determinar su origen. A continuación, te mostraremos por qué sale el sarpullido en el embarazo.

Erupción atópica del embarazo (EAE)

Este término engloba a tres condiciones dermatológicas como lo es la dermatitis atópica, conocida también como eczema, la foliculitis pruriginosa del embarazo y el prurigo del embarazo. Estas afecciones en la piel pueden afectar el abdomen, los brazos y las piernas. Sus síntomas suelen ser variados:

  • Dermatitis atópica: aparece en forma de sarpullido, piel enrojecida y descamación de la piel con intenso picor.
  • Foliculitis pruriginosa: se generan granos pequeños en la zona afectada.
  • Prurigo del embarazo: aparece de forma muy similar a las picaduras de los insectos.

La erupción atópica del embarazo es tratada con antihistamínicos y cremas esteroides. En algunos casos desaparece después del nacimiento del bebé, aunque sus síntomas pueden extenderse hasta 3 meses luego del parto.

Pápulas y placas pruriginosas y urticariformes del embarazo (PUPPE)

Las placas pruriginosas también se conocen como erupción polimorfa del embarazo. Esta se presenta en forma de sarpullido de colmena y viene acompañado de intenso picor que aparece sobre las estrías que se forman en la barriga hacia el tercer trimestre de embarazo, en especial en la semana 36 o en días posteriores al parto. Esta erupción también puede propagarse a otras partes del cuerpo como el tronco y los muslos, pero no afecta el cuello, la cara, las manos y los pies.

Este tipo de sarpullido en el embarazo se presenta mayormente en madres primerizas y en embarazos múltiples, debido al estiramiento al que se somete por primera vez la piel de la barriga. Esta condición es molesta a la vista y por el prurito que causa, sin embargo, no suele ser grave ni afecta otros órganos.

Herpes gestacional

La picazón y sarpullido en el embarazo puede deberse al herpes gestacional, también conocido como penfigoide gestacional o herpes gravídico. Concretamente, es un problema dermatológico autoinmune que afecta a 1 de 50.000 embarazadas hacia el segundo o tercer trimestre de la gestación.

Este herpes produce un sarpullido con urticaria que afecta el tronco y la barriga de la embarazada. Con el pasar de los días, este sarpullido se convierte en ampollas con placas elevadas. Suele tratarse con corticosteroides tópicos y orales y, en algunos casos, desaparece por sí solo después del nacimiento del bebé.

Cómo se diagnostica el sarpullido en el embarazo

Cuando se comienza a notar el sarpullido en el embarazo, es importante acudir al especialista para un diagnóstico preciso. Recordemos que las afecciones dermatológicas tienen síntomas similares, aunque sus causas sean diferentes.

Los síntomas con los que se acompaña el sarpullido durante el embarazo son:

  • Erupción cutánea en distintas partes del cuerpo, generalmente en la barriga y las extremidades.
  • Enrojecimiento del área afectada.
  • Intenso picor en la zona donde aparece el sarpullido que empeora con el calor y sudor.
  • Ampollas o a placas que se descaman cuando el sarpullido evoluciona.

En caso de que tengas dudas, dada la similitud de los síntomas cutáneos, es necesario que te toman una muestra de la piel afectada y someterla a estudios de inmunofluorescencia, en especial para diferenciar si se trata de un PUPPE o si es un herpes gestacional, dado las características similares de ambos.

Sarpullido en el embarazo: por qué sale y cómo quitarlo - Cómo se diagnostica el sarpullido en el embarazo

Cómo curar el sarpullido en el embarazo

A la de quitar el sarpullido en el embarazo es importante que te evalué un dermatólogo para detectar la causa especifica que lo está generando. Existen distintas maneras de calmar incomodo síntoma. Te las mostramos a continuación:

  • Mantén la piel hidratada: durante el embarazo es importante consumir al menos 2 litros diarios de agua y utilizar cremas humectantes hipoalergénicas y aplicarlas al menos 2 veces al día.
  • Utiliza aloe vera para calmar las zonas afectadas por sarpullido: puedes colocar directamente el cristal sobre el área o escoger cremas que la contengan como base.
  • Aplica cremas esteroides de uso externo cuando el sarpullido se acompañe de prurito intenso o toma esteroides por vía oral. De igual manera, el uso de antihistamínicos, como la cetirizina, pueden ser una opción para calmar este molesto síntoma, especialmente durante la noche.
  • Usa compresas frías sobre el área afectada: uno de los remedios caseros para el sarpullido en el embarazo ideal para calmar el prurito que puede acompañar el sarpullido.
  • Utiliza ropa de tela transpirable como el algodón y que sea holgada. Evita ponerte ropa muy ceñida que produzca roces en distintas áreas del cuerpo que empeoren el sarpullido.
  • Dúchate con agua templada o fría: escoge una temperatura de agua fresca y utiliza jabón pH neutro o productos naturales sin alcohol.
  • No te expongas al sol durante muchas horas, ya que eso puede favorecer la aparición del sarpullido en el embarazo.

Ante todo, debes tener en cuenta que el sarpullido durante el embarazo suele ser temporal y no responde a problemas que puedan afectar otros tejidos corporales ni al bebé. La evaluación con el dermatólogo/a es la clave para entender la naturaleza de esta manifestación y conocer si es producto de una condición propia del embarazo o es consecuencia de alergias o infecciones.

Si deseas leer más artículos parecidos a Sarpullido en el embarazo: por qué sale y cómo quitarlo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud en el embarazo.

Bibliografía
  • Guerra, A. (2001). Embarazo y piel. Cambios fisiológicos y trastornos de repercusión estética. Madrid. Servicio de dermatología. Hospital Universitario. Recuperado de: https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0001731002792132
  • Huerta, M. (2003). Embarazo y Piel. Revista de medicina Integral. Vol.41. Num.2. Recuperado de: https://www.elsevier.es/es-revista-medicina-integral-63-articulo-embarazo-piel-13045399
  • Roizen V. (2009). Cambios Dermatológicos Fisiológicos y Patológicos del Embarazo: Estudio en 227 Mujeres. Revista Chilena de Dermatología. 2009; 25(4):344-351. Recuperado de: https://www.sochiderm.org/web/revista/25_4/4.pdf

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?
Sarpullido en el embarazo: por qué sale y cómo quitarlo
1 de 2
Sarpullido en el embarazo: por qué sale y cómo quitarlo

Volver arriba