Preparación para el parto

Qué pasa si el bebé no se encaja

 
Yurisbeth Zanotty
Por Yurisbeth Zanotty. 25 mayo 2023
Qué pasa si el bebé no se encaja

Cuando el bebé no se encaja durante el proceso de parto se puede prolongar el trabajo de parto, puede dificultar el parto vaginal, provocar distocia de hombros o cambiar el plan de parto. El bebé comienza a acomodarse en el canal de parto alrededor del octavo mes de embarazo, metiendo la cabeza y entrando en la pelvis.

Por lo general, esta etapa no comienza antes de las semanas 33 o 34, y en algunos casos no ocurre hasta que llega el momento del parto. Al hablar de que el bebé no se encaja, nos referimos a que durante el proceso de parto, el bebé no desciende adecuadamente hacia la pelvis de la madre en posición cefálica (con la cabeza hacia abajo). En este artículo de paraBebés, te contamos qué pasa si el bebé no se encaja y cómo hacer para que se encaje.

Índice

  1. Por qué mi bebé no se encaja
  2. Qué pasa cuando el bebé no se encaja
  3. Cómo hacer para que el bebé se encaje

Por qué mi bebé no se encaja

Generalmente, cuando se trata del primer embarazo, el bebé se encaja entre la semana 34 y 36, aunque algunas veces no lo hace hasta el momento del parto. Si se da el caso de que el bebé se encaja muy temprano con respecto a la fecha de parto, es normal experimentar dolor e incomodidad en la pelvis, incluso dificultad para caminar, ganas de orinar y barriga baja.

¿Qué pasa si el bebé no se encaja? Cuando el bebé no desciende en posición cefálica hacia la pelvis de la madre esto puede causar preocupación. Esto puede ocurrir debido a varias razones que veremos a continuación:

  • La forma de la pelvis de la madre.
  • El tamaño del bebé es demasiado grande para la pelvis de la madre.
  • La posición y movimientos del bebé. En este artículo verás cuáles son las posiciones del feto en el vientre materno antes del parto.
  • Las contracciones uterinas son insuficientes para obligar al bebé a encajar.
  • Si el primero parto o no: cuando se ha tenido hijos con anterioridad, el parto tiene lugar pocas horas después del encajamiento, pues las paredes uterinas están más distendidas y el bebé tiene más espacio para moverse y descender.
  • Oligohidramnios o niveles bajos de líquido amniótico: en estos casos, el cordón umbilical puede comprimirse durante el trabajo de parto y afectar la frecuencia cardíaca fetal.

Qué pasa cuando el bebé no se encaja

Cuando los bebés son muy grandes o tardan mucho en descender hacia la pelvis de la madre, esto puede provocar complicaciones en el parto. Concretamente, cuando el bebé no se encaja durante el proceso de parto, puede ocurrir lo siguiente:

  • Trabajo de parto prolongado: si el bebé no se encaja, el trabajo de parto puede prolongarse, ya que el descenso del bebé hacia la pelvis puede ser más lento o no ocurrir de manera natural. Esto puede hacer que el parto sea más largo y agotador para la madre.
  • Dificultades en el parto vaginal: si el bebé no se encaja adecuadamente y no desciende hacia la pelvis, puede dificultar el parto vaginal. Esto puede llevar a que la madre tenga dificultades para dilatar completamente o para hacer progresar el parto. Además, existe un mayor riesgo de sufrir desgarros o lesiones durante el parto si el bebé no está en una posición óptima.
  • Distocia de hombros: en casos más raros, cuando el bebé no se encaja correctamente y la cabeza ya ha salido pero los hombros quedan atascados detrás del pubis de la madre, se puede producir una situación llamada distocia de hombros. Esto puede ser peligroso tanto para la madre como para el bebé y puede requerir intervención médica inmediata.
  • Cambio de plan de parto: si el bebé no se encaja y persisten las dificultades o riesgos para la madre o el bebé, el equipo médico puede recomendar un cambio de plan de parto. Esto puede implicar una cesárea o el uso de instrumentos como fórceps o ventosas para ayudar a extraer al bebé.

Cabe recordar que el cuerpo de la mujer está diseñado para que el proceso de parto ocurra de forma natural, por lo que si has realizado ejercicios previos durante todo a gestación lo más probable se produzca el encajamiento.

Aun así, en caso de que el bebé no se encaje, el equipo médico a cargo de tu embarazo debe estar preparado para tomar vías alternas para que tu hijo/a nazca sin problemas. Las alternativas pueden ser realizar una cesárea o usar fórceps para ayudar a nacer al bebé, en lo que se conoce como parto instrumental.

Qué pasa si el bebé no se encaja - Qué pasa cuando el bebé no se encaja

Cómo hacer para que el bebé se encaje

Ante la duda de qué puedo hacer para que mi bebé se encaje, te recomendaciones realizar los siguientes ejercicios y adoptar las siguientes posiciones.

  • Practica la natación: este ejercicio acuático ayuda a que el bebé se encaje. Le permite relajarse y preparar los músculos para el parto.
  • Caminar es beneficioso porque hace que la pelvis se balancee, lo que ayuda a que el bebé se encaje.
  • Realiza varios ejercicios de fortalecimiento pélvico con una pelota de Pilates.
  • Haz sentadillas con una silla en frente en la que puedas sujetarte al subir y bajar.
  • Bailar ayuda al descenso de bebé y al encajamiento en la pelvis de la madre.
  • Mantén siempre una posición en la que la pelvis se incline hacia adelante, para lograr que el bebé se sitúe en posición cefálica.
  • Colócate en posición de cuclillas o a cuatro patas: si quieres que tu bebé se encaje, esta postura lo ayudará a colocarse correctamente en la pelvis antes del parto. Puedes mantener esta posición durante unos 10 minutos dos veces al día.

Si deseas leer más artículos parecidos a Qué pasa si el bebé no se encaja, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Preparación para el parto.

Bibliografía
  • Grillo C, Bautista A, Restrepo M. (2019). Atención del parto con feto en presentación pelviana: revisión de la semiología, el mecanismo y la atención del parto. Revista Colombiana de Obstetricia y Ginecología, 70(4).

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 2
Qué pasa si el bebé no se encaja