Compartir

He sangrado un poco, pero no me baja la regla: ¿señal de embarazo?

 
Por Sheila Peón. 22 julio 2020
He sangrado un poco, pero no me baja la regla: ¿señal de embarazo?

La mayoría de las mujeres sanas que se encuentran en edad fértil tienen la menstruación cada mes, siempre y cuando no se haya producido un embarazo. Pero en alguna ocasión, puede que aparezca un ligero manchado en la ropa interior o en el momento de ir al baño, que no llega a ser tan abundante como un sangrado de regla, creando cierta confusión, sin saber de qué se trata exactamente o si será un síntoma causado por algún problema de salud.

En este artículo de paraBebés vamos a ver las causas por las que se puede producir un sangrado vaginal leve, cuáles son las diferencias entre el sangrado de implantación y la menstruación y cómo se puede saber si ese sangrado es embarazo o regla. ¿Que hayas sangrado un poco, pero no te baje la regla, es señal de embarazo? Lo veremos a continuación.

Sangrado o manchado

Antes de nada, primero debemos diferenciar entre un manchado y un sangrado, ya que si acudimos al servicio de urgencias o a cualquier centro médico, nos van a preguntar cuál es nuestro caso. Varían sobre todo en la cantidad:

  • En un manchado se pueden apreciar como mucho unas cuantas gotas o una mancha en la ropa interior.
  • Mientras que un sangrado es más abundante, necesitando una compresa para que no llegue a traspasar las prendas de ropa.

Causas de un sangrado leve

Un sangrado leve en la zona íntima de una mujer puede tener muchas causas. Vamos a ver las más frecuentes:

  • Cambios hormonales. Sangrar en una etapa del ciclo en la que aún no toca la regla, suele ser más frecuente en chicas adolescentes o a medida que la menopausia va acercándose. También puede ocurrir si se toman pastillas anticonceptivas o si se utiliza el DIU.
  • Diversas afecciones o problemas en el aparato reproductor. En este apartado nos podemos encontrar el síndrome de ovario poliquístico, cáncer, infecciones, pólipos, fibromas, inflamación del cuello del útero, cirugía reciente o biopsias en esta parte del cuerpo o alguna herida producida en la vagina y/o los labios de la vulva, entre otros.
  • Cambios en el estilo de vida. El ciclo menstrual puede verse alterado y producir sangrados cuando no debería, si de repente se realiza ejercicio físico excesivo, cambios drásticos de alimentación, pérdida o ganancia de peso en un periodo corto de tiempo o estar sometido a mucho estrés. Si tu caso puede ser este último, te recomendamos el siguiente artículo sobre la gestión del estrés.
  • Tratamiento con fármacos anticoagulantes (aquellos que previenen la formación de coágulos).

Durante el embarazo también pueden aparecer sangrados, que unos no tendrán mayor importancia y otros son producidos por causas más graves, por ello, ante cualquier sangrado durante el embarazo hay que acudir siempre al médico. Vamos a ver las causas de un sangrado durante la gestación:

  • Sangrado de implantación.
  • Cambios hormonales propios del embarazo.
  • Tras tener relaciones sexuales, ya que la zona está mucho más sensible y vascularizada (provista de más vasos sanguíneos). En este artículo hablamos sobre las relaciones sexuales en el embarazo.
  • Infección de orina.
  • Amenaza de aborto.
  • Aborto espontáneo.
  • Embarazo ectópico. Sucede cuando el óvulo fecundado se implanta fuera del útero, generalmente en las Trompas de Falopio. Se tiene que tratar rápidamente, ya que puede ser grave para la salud de la mujer.
  • Embarazo molar. Es aquel en el que el óvulo ya fecundado anida en el útero pero no consigue desarrollarse.

 

Sangrado de implantación

Para muchas mujeres es difícil poder distinguir entre lo que es menstruación y el sangrado de implantación, produciendo una gran duda: ¿habrá embarazo? Pero no hay de qué asustarse ya que, como vamos a ver a continuación, distinguirlo de una regla normal es más fácil de lo que parece. A continuación veremos las características del sangrado de implantación para que sea más sencillo diferenciarlo de la regla.

Cuando se produce

Este aparece de 21 a 24 días después de haber comenzado la última regla.

Cómo es

En el caso del sangrado de implantación, es un sangrado mucho menos abundante que la menstruación, y no aparecen coágulos. Suelen ser unas gotitas que observarás en tu ropa interior, de color más oscuro (marrón-rojizo).

Cuánto dura

Generalmente, dura un día o dos, y como máximo tres, pero no es lo habitual.

Sangrado de implantación o regla

Cada mujer conoce perfectamente cómo es su regla y qué características tiene, por ello, cualquier cambio en ella se nota enseguida. El sangrado de implantación no tiene nada que ver con la regla, ya que este se produce porque el óvulo fecundado anida en la pared del útero (el endometrio, el cual se desprende durante la menstruación) y, al implantarse, puede llegar a romper algunos vasos sanguíneos de la zona, produciendo este manchado.

He sangrado un poco, pero no me baja la regla: ¿señal de embarazo? - Sangrado de implantación

Cómo saber si es regla o embarazo

Mancho, pero no me termina de bajar la regla, ¿puedo estar embarazada? Para saber si ha bajado la regla o se está embarazada, habrá que prestar atención a los acontecimientos y a los cambios en nuestro cuerpo.

Menstruación

Se trata de menstruación si cumple la mayoría de estas características, aunque no necesariamente todas:

  • El sangrado aparece 28 días después de la última regla (en el caso que la mujer sea regular).
  • Ese sangrado es abundante, lo suficiente para necesitar la utilización de compresas, tampones o copas menstruales.
  • Dura varios días, dependiendo de cada mujer varía entre 4 y 7 días por lo general, a diferencia del sangrado de implantación que normalmente aparece un solo día.
  • No se han mantenido relaciones sexuales, y si se han mantenido se ha utilizado protección.

Embarazo

En cambio puede tratarse de embarazo si:

  • Aparece un pequeño manchado a los 21-24 días después de la última regla.
  • Se observa un sangrado que no se parece a una regla normal, en cuanto a la cantidad y a su duración, o que el día que aparece no corresponde para nada con la fecha prevista de regla.
  • Se han mantenido relaciones sexuales sin protección.
  • Hay un retraso en la menstruación.
  • Se acompaña de dolor y sensibilidad en los pechos, a veces también aparecen náuseas, cansancio, entre otros.

Pero debemos recordar que la única manera para estar seguros completamente de si existe o no embarazo, será realizarse una prueba de embarazo o acudir al médico.

Si deseas leer más artículos parecidos a He sangrado un poco, pero no me baja la regla: ¿señal de embarazo?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Concepción.

Bibliografía
  • Caroppo, N. y Salgado, S. (2018). ¿Se puede menstruar estando embarazada? ¿A qué se debe el sangrado?
  • Medline Plus (2018). Sangrado vaginal a comienzos del embarazo.
  • Medline Plus (2018). Sangrado vaginal o uterino.

Escribir comentario sobre He sangrado un poco, pero no me baja la regla: ¿señal de embarazo?

¿Qué te ha parecido el artículo?

He sangrado un poco, pero no me baja la regla: ¿señal de embarazo?
1 de 2
He sangrado un poco, pero no me baja la regla: ¿señal de embarazo?

Volver arriba